Conociendo a los fotógrafos de Barcelona (IX)

WILLY

Seguimos con nuestra serie de fotógrafos, y lo hacemos con otro de los nuestros. Se hizo un nombre como uno de los grandes del underground catalán al frente de Bloc N Roll (donde ya le hicimos una entrevista, por cierto),pero cuando esta revista decidió cerrar hace unos meses, Guillem, conocido por todos como WIlly, dio el salto a nuestra revista. Y voy a contaros algo: todo el mundo me decía que las fotos de Willy son brutales, pero no es hasta que está con nosotros y las miro con más detenimiento que me doy cuenta de verdad: lo son, y mucho. Su capacidad para captar las expresiones y los detalles que ocurren encima de un escenario tiene poco parangón. Y los que lo conocéis, estaréis de acuerdo conmigo en que, además, es un tío encantador. ¿Qué más quieres?

SofN: ¡Hola! Antes que nada, muchísimas gracias por participar en esta serie de entrevistas, en las que queremos dar a conocer a la gente la gran cantidad de fotógrafos magníficos que tenemos hoy en día en Barcelona y cercanías y que muchas veces se mantienen en un cierto anonimato de cara al público en general. ¿Cómo estás?

Muy bien, gracias. Muy agradecido de que hayáis pensado en mí para estas entrevistas.

SofN: ¿En qué tipo de conciertos y salas podemos verte habitualmente? ¿Cuáles son tus estilos favoritos?

Habitualmente estoy en las salas de Barcelona y alrededores: Razzmatazz, Be Good, Apolo, Estraperlo… pero también en sitios más polivalentes como el Kasal de Joves de Roquetes, el Ateneu L’Harmonia en Sant Andreu. Depende más del grupo que toca que de la sala.

SofN: ¿Cuándo te empezaste a interesar por el mundo de la fotografía y, especialmente, por la fotografía de conciertos? ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Pues la verdad es que mi interés por la fotografía es la consecuencia de distintas fases de mi vida. Por un lado, estuve trabajando varios años como autónomo haciendo videos, sobre todo de espectáculos pero también para empresas o asociaciones. Hubo un momento que me cansé y lo dejé. Estaba frito de editar videos en casa. Cambié la cámara de video por la de fotos y así mataba el gusanillo audiovisualista cuando me apetecía.

Por otro lado, a mí siempre me ha gustado ir de conciertos pero llegó un momento en que la mayoría de mis colegas cada vez iban menos, por lo que un día pensé en llevarme la cámara de fotos a los conciertos como acompañante. Me lo pasé genial y así hasta hoy.

SofN: ¿Cuál fue el primer concierto en el que hiciste fotos? ¿Cómo fue la cosa?

A finales de 2011 hice fotos a un par de conciertos del grupo de un amigo mío que se llamaban Pool para que tuvieran un recuerdo. La cosa fue un desastre, claro jajaja. Ni había buena luz, ni tenía un mínimo de equipo y para que engañarnos tampoco había la chispa necesaria. Cuando necesitas estar más pendiente de cómo manejar la cámara que lo que quieres captar es chungo.

En noviembre del 2011 hice a Skatalites en la Sala Apolo con mejores condiciones y bueno, algo mejor salió la cosa.

SofN: ¿Cómo ha evolucionado tu equipo desde entonces hasta ahora? ¿Qué cámaras y objetivos usas a día de hoy?

Lo jodido de la fotografía para conciertos es que necesitas un buen equipo porque las condiciones acostumbran a ser extremas: mucho movimiento y poca luz. A mí la fotografía no me da ni para comer ni para el material. Tengo mi trabajo y las fotos son un a más a más, por lo que tampoco quiero hacer una gran inversión en el equipo pero si tener algo decente. Actualmente tengo una Canon 6D y un Sigma 24-70 que pide la jubilación. Mi última adquisición ha sido un tele Tamron 70-200 que no está nada mal.

SofN: Durante este tiempo ¿a cuántas bandas crees que habrás foteado? ¿Te viene a la cabeza alguna anécdota que creas que pueda resultar especialmente interesante o divertida de contar?

Cada año hago unas 150 bandas más o menos y llevo siete años yendo a conciertos con la cámara…. Pues sale un buen pico!

Pues como anécdota te puedo contar una en un festival hardcore en El Masnou, el Ankla Fest, donde tocaban Blowfuse, The AntiPàtiks, 24 Ideas y más bandas. Había un escenario enorme con una rampa bestial para acceder al escenario. Uno que tiene poco acceso a fotografiar desde atrás, decidí subir y tirar la foto. Después al bajar, resbalé y me pegué un leñazo guapo con la cámara al cuello. Le di un toque al objetivo y por suerte solo se rompió el cristal de la lente protectora. El objetivo se salvó pero el toque dañó la rosca por lo que nunca más pude ponerle protección. Aún vive, jejeje. Imagínate todo el mundo mirando al escenario y tu te pegas el talego de la vida, por suerte ya había bajado un poco y solo me vio una pareja que estaba detrás del escenario que me echaron un cable. Después de la torta, recogí mis cosas, me subí en la moto y para casa. Ya tenía suficiente.

SofN: ¿Qué bandas o artistas recuerdas haber disfrutado más de fotografiar? ¿Por qué?

Pues tengo un gran recuerdo de un Festival que se hizo solo una edición en Benicassim, el Costa del Fuego. Los cabezas de cartel eran Guns n’Roses, Marilyn Manson, pero también tocaban Opeth, Katatonia, Berri Txarrak, Toundra, Cancer Bats… fue un festivalazo y me fui a cubrirlo para Ovella Negra Rock justo cuando empezaba. Me hizo mucha ilusión. Fue mi último festival durmiendo en tienda jajaja.

Y de artistas pues me flipa fotografiar a Bunbury! Imposible que te salga una foto oscura. El tipo, te gustará o lo odiarás pero es el rey del escenario!

SofN: Y por el contrario, ¿qué conciertos han sido los peores a los que has tenido que ir, ya sea por el artista, las luces u otras características técnicas o logísticas?

A las bandas que no me dicen nada ya no las voy a fotografiar, así que lo que llega a ser un tostón para mi es ir a fotear a bandas de post-rock, que tocan a oscuras o de espaldas…. Al final estás todo el concierto para intentar sacar algo y ni saco buenas fotos ni puedo disfrutar del concierto a mi bola.

SofN: Existe la concepción que muchas veces un fotógrafo es alguien introspectivo, tímido, solitario e incluso socialmente poco hábil, que insiste en poner el foco en los demás para sacárselo de él mismo. Quizás es un poco estereotipada, pero ¿te identificas con esta descripción? ¿Cuáles crees que tienen que ser las características de un buen fotógrafo de conciertos?

Como tod@s, tenemos nuestros días más sociales y menos. Yo no soy la alegría de la huerta ni el tipo más simpático y hablador pero hay gente que tiene la facilidad de sacar al Willy más sociable y eso mola.

El mejor fotógrafo es el que pasa desapercibido, aunque dependiendo de la sala puede ser complicado. Aun así, cuando no hay foso reservado para l@s fotógraf@s procuro ser de los primeros en entrar en la sala para coger mi sitio e intento no moverme mucho ni estar todo el concierto haciendo fotos (dicho de otro modo, tapando al que se lo ha currado y ha llegado de los primeros para estar a primera fila) y si necesito pasar o ponerme en algún sitio concreto lo hago con respeto. No cuesta nada y la gente, por lo general, lo entiende. Paso, hago mi foto y te “devuelvo” el sitio.

También te digo que seguramente molestamos menos que l@s que se pasan el bolo grabando con el móvil, jejeje.

SofN: ¿Te dedicas a la fotografía de forma profesional? Más allá de los conciertos, ¿qué otros tipos de fotografía haces?

Aunque he currado de muchas cosas, soy profe de Primaria y trabajo en escuelas desde hace casi quince años. Desde el primer día me tomé la fotografía como una afición y es una suerte porque ganarse la vida con la fotografía no es fácil.

Antes de hacer fotografías de conciertos iba con la cámara todos lados: excursiones, celebraciones, viajes… Era el colega que pasaba las fotos después del jolgorio. Ahora, prácticamente solo la llevo a los conciertos y a algún viaje o evento especial. De hecho, ni con el móvil saco fotos. Intento disfrutar estos momentos plenamente, al igual que cuando voy a los conciertos intento disfrutar la fotografía.

SofN: ¿En qué medios o con qué eventos colaboras actualmente o has colaborado en el pasado? ¿Cómo ves la relación entre el fotógrafo y los medios o los promotores? ¿En qué crees que debería mejorar esta relación según tu punto de vista?

Empecé en la web Ovella Negra Rock, que también era un programa de radio. Pero al poco de entrar, Benjamín Amorín cerró la parada. Con ellos descubrí la movida de la previa, pedir la acreditación, esperar hasta el último día para saber si te lo concederán y todas estas historias. Después me animé y monté la web Bloc’N’Roll (www.blocnroll.cat) que duró un poco más de cinco años y que compartí la mayor parte del tiempo con Dani Navarro. Me molaba mucho llevar la web, porque hacía más o menos lo que quería. En principio estaba dedicada al rock en general (sobretodo metal i punk) pero como me molan estilos muy distintos acabó saliendo cosas de hip hop, cantautores… una buena mezcla. Pero lo que te comentaba antes de las movidas con las promotoras me quemó un poco. Yo quería ir a tirar fotos y no escribir previas y crónicas… Al final nos acabamos centrando en conciertos donde el contacto era directo con las bandas. Ahora mismo estoy colaborando con una peña bastante maja que se llaman Science of Noise y también he puesto las fotos a las bonitas palabras de Luis Benavides para Mondo Sonoro.

Está claro que aquí cada uno tiene sus intereses: los medios, las promotoras, los fotógrafos profesionales y los amateurs. Supongo que como todas las cosas es importante empatizar con el resto de gente. Yo entiendo perfectamente a la promotora que no me acredita para un concierto porque se lo ha pedido un montón de gente y no todo el mundo puede entrar. Igual que eso, pienso que el fotógrafo profesional no debe ver a los amateurs como intrusos que les quitamos el trabajo. Digo yo!

SofN: ¿Crees que el trabajo de fotógrafo de conciertos está valorado en el ámbito barcelonés? ¿Qué tipo de iniciativas o acciones crees que hacen falta para mejorar eso?

¿Valorado por quién? Yo me siento valorado por la mayoría de bandas que fotografío de la escena catalana, donde recibo más feedback. Y con esto ya soy feliz. El otro día, por ejemplo, en el Actitud Fest, Funu de Moksha me decía que en unos años todo el archivo fotográfico que estamos creando será muy valioso emocionalmente. Pues con eso ya me vale! La cuestión es contribuir: los que montan los bolos, las bandas, los que están en la barra, l@s foter@s…. Cada un@ pone su granito de arena.

SofN: ¿Cuál es tu sala o recinto favorito en Barcelona o Catalunya para hacer fotos? ¿Por qué? ¿Y el que menos te gusta?

Depende del técnico de luces jajaja, pero la Sala Apolo sería la más guapa para mi. Y la que menos diría que Bóveda.

SOfN: Me gustaría pedirte que escogieras y adjuntaras una sola foto que hayas hecho y de la que te sientas realmente orgullos@ y comentaras qué es lo que la hace especial para ti.

Pues esta pregunta es realmente difícil…. Mira, elijo esta del Concert per la Llibertat que se celebró el año 2013. No la elijo por la fotografía en si, sino por lo que representa ya que por un lado está tomada en el Camp Nou, donde nunca me imaginé hacer una foto (aunque por casualidades de la vida también fotografié la presentación de Cesc Fábregas cuando lo fichó el Barça). En ese momento coinciden en el escenario, aparte de Lluís Llach que se subía a los escenarios después de muchos años, todos los participantes del concierto: l’Elèctrica Dharma, Maria del Mar Bonet, Fermín Muguruza, Peret… También me mola la escenografía que había con todo de escaleras… Igual me lo pides otro día y te digo otra.

SofN: ¿Qué crees que distingue tus fotografías de las de los demás? ¿Qué intentas buscar y cuáles son tus trazos característicos? ¿Cuáles son tus trucos, tanto personales como técnicos, para crear esas diferencias?

Decir que me diferencia de los demás es difícil. Quizás una diferencia podría ser que en muchos conciertos soy el único fotógrafo que estoy ahí. En estos casos más que diferente es que soy único, jajaja.

Intento buscar un momento original del artista ya sea un gesto, un salto o un grito y últimamente estoy trabajando las composiciones entre dos figuras. Por ejemplo ver un sujeto en segundo plano y en primero la mano en el mástil de la guitarra.

SofN: ¿Cuáles son tus referentes en el mundo de la fotografía? ¿Y cuáles son tus fotógrafos favoritos de la escena barcelonesa?

La verdad es que hay un montón de cracks en Barcelona haciendo fotos. Y es difícil quedarse con algunos poco nombres pero te daré los nombres que había elegido para unas sesiones que se iban a hacer sobre fotografía de conciertos.

El fotógrafo de conciertos por excelencia de Barcelona es Xavier Mercadé. Cada noche está en uno (o más) conciertos. Los ha retratado a todos y no se le escapa una. Es genial acertando el momento del disparo.

De Irene Serrano me encanta como consigue iluminar cada fotografía. Cada artista parece una escultura. Todas sus fotos merecen ser posters!

También me flipa los encuadres de Quim Cabeza y como resalta al músico respecto a lo que le rodea. Sus fotos deberían ser las portadas del álbum en directo del grupo.

Después está el particular estilo de Sergi Vila. Si ves sus fotos, parece que cada concierto haya sido una auténtica batalla.

Pero diría maravillas del trabajo de un@s cuant@s más: Desi Estévez, Rosario López, Silvia Diez, Mario Olmos, Eric Altimis, Clara Orozco

SofN: Por lo que he podido comprobar yo mismo, existe una excelente relación entre la comunidad barcelonesa y catalana de fotógrafos: honesta, accesible y sin especiales competitividades. ¿Estás de acuerdo? ¿Te has encontrado a algún imbécil por los fosos?

L@s fotógraf@s no somos ni más ni menos que otro colectivo de currantes y entiendo que hay de todo. Hay con quien te tomarás una cerveza después del concierto o con quien tendrás una agradable conversación durante la espera. Habrá el que es más divo y habrá el que le da igual si se te planta delante. Yo estoy contento de tener a un@s cuant@s con los que nos podemos tomar una cerveza y charlar de algo más que de fotografía.

Respecto a lo último que preguntas te diré que tuve en un concierto durante un buen rato a un fotógrafo que no paraba de disparar y que tenía el flash enfocando hacia un lado porque no necesitaba la luz. Así que cada disparo era un fogonazo en la cara. Acabé hasta las pelotas y pensaba: -Tio, sabes de sobra que estás dando por el saco! Apaga el puto flash si no lo necesitas! No está mal si esto es de lo peor que me ha pasado, jajajaja!

SofN: ¿Cuáles son tus pasiones más allá de la fotografía y la música?

La fotografía y los conciertos ya ocupan gran parte del espacio que tengo para mis aficiones por lo que no me queda demasiado espacio para buscarme más. Hasta hace unos años te diría que viajar y el cine. Ahora, con dos peques en casa, me conformo en meterme en el mundo de las series, pero tanto como llamarlo una pasión, no sé….

SofN: Bueno, pues esto es todo. Por favor déjanos la dirección de tu página web y de tus redes sociales por si alguien te ha descubierto hoy y tiene ganas de profundizar. Y si quieres añadir algo más, adelante. ¡Muchas gracias por tu tiempo y nos vemos por los fosos! 🙂

Muchas gracias Albert y resto del equipo de Science of Noise. Estáis majaras para dedicaros a hablar de nosotros, pero bendita locura la vuestra. Un placer y aquí estamos para lo que necesitéis!

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 491 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.