Clutch – Pure Rock Fury: 20 años de su disco más ecléctico e infravalorado

Ficha técnica

Publicado el 13 de marzo de 2001
Discográfica: Atlantic Records
 
Componentes:
Neil Fallon – Voz, guitarra
Tim Sult - Guitarra
Dan Maines - Bajo
Jean-Paul Gaster - Batería

Temas

1. American Sleep (4:19)
2. Pure Rock Fury (3:22)
3. Open Up the Border (3:45)
4. Careful With That Mic... (3:27)
5. Red Horse Rainbow (5:58)
6. The Great Oudoors! (3:47)
7. Smoke Banshee (3:34)
8. Frankenstein (5:42)
9. Sinkemlow (3:55)
10. Immortal (3:39)
11. Brazenhead (6:28)
12. Drink to the Dead (5:59)
13. Spacegrass (Live) (7:31)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Clutch – Pure Rock Fury: 20 años de su disco más ecléctico e infravalorado
Todos los discos de Clutch en Amazon


¡Ay mis Clutch! Volvemos a encontrarnos en un aniversario. Siempre es una buena excusa para recuperar sus discos más antiguos y para afianzar nuestra relación de amor personal. ¿Qué haría de mi vida sin Clutch?

Hoy viajamos en el tiempo para aterrizar en 2001. Los de Maryland estaban trabajando en el sucesor de Jam Room(2001), uno de sus trabajos más flojos de su carrera. En este álbum, Neil Fallon interpreta la voz principal y aporta ocasionalmente sus virtudes de guitarrista e incluso se anima con el órgano (“Careful With That Mic”), Tim Sult tocó la guitarra, Dan Maines el bajo y Jean-Paul Gaster la batería.

Vale la pena señalar que parte de este álbum se grabó en vivo en el club Smoke Banshee de Washington DC. Luego se sobre grabó en el estudio, por lo que tiene un sonido muy crudo.

En Pure Rock Fury (¡menudo título, si señor!) vemos a Clutch en su momento más pesado y sucio. Con su mezcla de influencias que se hizo más grande y más ecléctica en el transcurso de la década de 1990, estaban obligados a intentar mezclarlas con un sonido que era más oscuro, con más groove y más metálico que en sus predecesores.

Éste disco contiene piezas de altísima calidad con mezclas que van del stoner rock funky del que son abanderados a momentos más groovy e incluso bluesy. La faceta más metálica y más distorsionada también aparece en muchos momentos produciendo ese feeling ecléctico que he comentado con anterioridad.

Éste trabajo es de procesado más difícil que la mayor parte del material reciente de Clutch y muestra cómo pueden dominar un sonido oscuro y seguir sonando tan fuera de control y divertidos como siempre. Esta combinación de funk, riffs metálicos y viscosidad de sludge no es común en el rock pero provoca que este disco sea totalmente adictivo y que el efecto de headbanging sea constante.

Y hablando de riffs, este disco podría ser un manual de como ejectuar riffs distorsionados con estética blues de calidad asombrosa. Las canciones muestran a Clutch experimentando con varios métodos diferentes para conseguir su ritmo, poniendo distorsión, riffs y una actitud sencilla y divertida para trabajar como las armas principales de Clutch.

Pure Rock Fury comienza con una serie de riffs turbios y maravillosos que ponen todo su peso en el rock. Cada canción hace uso de la distorsión y es consistente en el ritmo mientras mantiene la letra divertida y surrealista habitual en Clutch.

“American Sleep” da el pistoletazo de salida de un disco compuesto por doce canciones y una versión exquisita de “Spacegrass” en directo, pieza que sirve como cierre colosal del disco. Casi una hora de salvajes riffs y un impecable Fallon cantando en su estilo casi de predicador.

La canción que abre el disco es una de las más pesadas del disco y establece correctamente el tono de todo el disco. “Pure Rock Fury” es La Canción del disco, el corte homónimo es sencillamente magistral y contiene un trabajo inmaculado del trío de instrumentistas. La siguiente canción, “Open Up The Border”, presenta una batería increíble de Gaster y más trabajo vocal excelente de Neil.

“Careful With That Mic …” que ha sido interpretada como un ataque a la escena del rap metal, es una de las canciones más diferentes del catálogo de la banda. La letra es sumamente crítica y el trabajo interpretativo de Neil rapeando es para tener en cuenta.

A partir de este punto nos topamos con la cara más funk de Clutch, ya que escuchas un fuerte trasfondo grave, tambores go-go y un uso intensivo de fuzzbox y efectos wah-wah que saturan la música y te dan ganas de balancearte. «Brazenhead» es puro stoner funky y es probablemente la canción más divertida del disco. «Red Horse Rainbow» muestra un sonido más épico y mezcla ritmos fuertemente distorsionados con ritmos de blues.

Como siempre, rescatar cualquier disco de Clutch es disfrutar sin límites durante 45-60 minutos. Y posiblemente después de la escucha le darás a otro disco sin piedad. Pure Rock Fury es un disco algo discriminado pero muy potente y efectivo, un disco dinámico y variado. No será su obra cumbre pero, ¿acaso Clutch tienen un mal álbum?

 

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 396 Artículos
Rock en todas sus extensiones