Canciones perfectas: «Oh, Well» de Fleetwood Mac

Introducción

Cuando en 1969, apareció el single “Oh, Well” de los británicos Fleetwood Mac, algunos periodistas especializados de aquel periodo definieron dicha canción como un cruce entre el ya asentado rock-blues y otro estilo naciente, el cual prometía mucha tener mucha pegada: el heavy metal (el cual desarrollarían, ya en sus formas más puras, muchas otras bandas a lo largo de los años 70; como todos conocemos).

Aspectos distintivos

Dos aspectos realmente característicos de dicho sencillo son lo veloces, decididas, pegadizas, sueltas y vibrantes que suenan las guitarras de Danny Kirwan y de Peter Green; ademas de la técnica vocal de parada y arranque de este último. Esa llamativa manera de cantar a capella del mismo Green influyó precisamente al mismísimo Robert Plant, para su desnuda intro vocal del tema “Black Dog” (1971), de Led Zeppelin.

Letra traducida

«I can’t help about the shape I’m in / No puedo evitar como estoy hecho
I can’t sing, I ain’t pretty / No puedo cantar, no soy guapo
And my legs are thin / Y mis piernas son flacas
But don’t ask what I think of you / Pero no me preguntes lo que pienso de ti
I might not give the answer that you want me to / puede que no te dé la respuesta que deseas
Oh, well! / ¡Oh, bien!

Now when I talked to God, I knew he’d understand / Cuando hablé con Dios, sé que lo entendió
He said: Stick by me / Él dijo: Quédate a mi lado
And I’ll be you guiding hand / Y yo seré la mano que te guíe
But don’t ask what I think of you / Pero no me preguntes lo que pienso de ti
I might not give the answer that you want me to” / puede que no te dé la respuesta que deseas.

Oh, well! / ¡Oh, bien!»

Posible significado de los versos

El tema podría venir a significar que alguien ve de sí mismo sus propios defectos pero que ese alguien opina, muy sinceramente, que las otras personas también están lejos de la perfección. Después se refleja que Dios había prometido ayudar, ya de antes, al narrador pero no significa que el primero tampoco vaya a decirle al segundo todo lo que quiere escuchar. Dicho protagonista terrenal repite esas enseñanzas a sus semejantes.

Otra interpretación distinta de los versos iniciales podría ser sobre alguien que solo ve las cosas superficiales y que más vale que no le preguntes como te ve él a ti porque su respuesta podría no ser la esperada.

Según el padre de la criatura sónica, Peter Green, la primera estrofa la colocó en esa posición delantera para llamar la atención del oyente y que éste luego se fijara en la segunda parte del fraseo, donde el cantante expresa su creencia en un Ser Superior. Una visión más fría la ofreció el batería Mick Fleetwood (también co-fundador del grupo), el cual reveló que aquellos segundos versos se debieron a que su compañero de banda se había introducido, de lleno, en un extraña religión que practicaban una comuna de hippies alemanes, con drogas de por medio.

Todo aquello añadió cierta carga de enigma alrededor de la figura del mítico guitarrista londinense.

Composición

El mismo Peter Green (por cierto, ex componente de John Mayall and Bluesbreakers) no se conformó, en absoluto, con que esta canción que había ideado, de dos minutos y medio de duración, toda su banda la supiese tocar, de memoria, para los directos; así que Green apreció, muchísimo más, una medieval, sosegada, larga, compleja e instrumental segunda porción del corte, la cual compuso él mismo para la Cara B, del sencillo. En dicha Parte 2, de seis minutos, (en mi opinión, bastante monótona esta suite) suenan la guitarra flamenca, el violonchelo y la flauta del propio Green y el piano de Jeremy Spencer. Ambas piezas complementarias aparecieron en posteriores reediciones del LP Then Play On, de 1970.

Peter Green declaró a la revista Rolling Stone que dichas dos partes de la canción, representan sus dos extremos, tan salvaje como él mismo puede ser.

Lanzamiento

La discográfica Reprise Records fue la que decidió que la algo más accesible primera parte del tema se editase como sencillo, algo que sorprendió a Green, el cual esperaba que la compañía eligiese la tonada de la propia banda “When You Say”, compuesta por su jovencísimo compañero de banda Danny Kirwan.

Entonces, el batería Mick Fleetwood y el bajista John McVie (también ambos ex Bluesbreakers), le apostaron 8 libras a Peter Green a que ese rock-blues algo raro, llamado “Oh, Well (Parte 1)” sería un fracaso total como single.

Sin embargo, en realidad, el par de miembros de la sección de ritmo erraron completamente en su pronóstico: la tonada obtuvo un amplísimo éxito en las listas y fue continuamente radiada por las emisoras de FM; circunstancia que el propio Green tampoco esperaba, quizás debido a las negativas predicciones previas de sus compañeros. Este tipo de agrias tensiones del cantante y guitarrista con Fleetwood y McVie facilitaron que Peter comenzase a no estar a gusto en el seno del grupo y desease abandonar el proyecto.

Sin embargo, a pesar de que el propio Peter Green, efectivamente, se marchó de la banda en 1970 (también, en parte, debido a que le sentaron mal dos asuntos: convertirse en una celebridad y el tomar demasiado LSD) y de que el sonido de Fleetwood Mac comenzó entonces a mutar, poco a poco, hacia el pop-rock con la inclusión de la teclista Christine McVie, se dio la situación de que “Oh, Well” fue el único corte de la época inicial del grupo que se conservó para sus conciertos posteriores. En consecuencia, los guitarristas sustitutos del propio Green, como primero Bob Welch y luego Lindsay Buckingham, tuvieron que aprenderse los acordes de este tema durante el resto de los años 70.

Listas

Esta prestigiosísima tonada fue número 1 en Holanda, número 2 en Inglaterra y Francia, número 3 en Bélgica y número 5 en Alemania e Irlanda. Aunque no pasó del puesto número 55 en Estados Unidos, en realidad, fue el único tema de los Fleetwood Mac de la primera la época (es decir, la que lideraba Peter Green), que se introdujo en el Top-100 de las oficiales listas norteamericanas.

Versiones

De la infinidad de versiones publicadas, despuntan las de The Rockets (1979), Joe Jackson (1991), Jimmy Page and The Black Crowes (en directo, en 1999), Tom Petty and the Heartbreakers (en directo, en 2007), Billy Gibbons and Co. (2012), Haim (2014) o Deep Purple (2021).

Matizar que existe una banda catalana de “covers” que se llama así, Oh Well, precisamente debido a esta canción; de la cual también hicieron ellos, por supuesto, una adaptación en el año 1999. Es un terceto procedente de Mataró, concretamente.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 22 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.