Canciones perfectas: «La Cantata del Diablo» de Mägo de Oz

Hubo un tiempo en el que Mägo de Oz eran el grupo de cabecera de miles de rockeros metaleros no solamente en España. Hoy, para la mayoría de antiguos fans, Mägo de Oz es algo parecido a un recuerdo del pasado, de nuestra juventud. Su existencia en nuestras vidas reside solo en la nostalgia. Hubo un tiempo en que La Leyenda de la Mancha(1998), Finisterra (2000) y los dos primeros Gaia (2003 y 2005) eran adorados como si hablásemos de Metallica o AC/DC.

¿Qué queda hoy de esa formación que nos invitó a cantar en masa los nuevos himnos del hard rock y metal nacional? Casi nada. No voy a entrar en disputas con nadie y lo siento si alguien se ha sentido ofendido. Pido disculpas. Hace 20 años yo era fan de Mägo de Oz, pero por méritos propios de la banda, hoy les aborrezco. Aún así, de vez en cuando tiro de nostalgia, bebo de los recuerdos de mi adolescencia y me apetece cantar alguna de esas canciones con las que crecí.

Mi último encuentro religioso con la banda fue en 2005 con Gaia II: La voz dormida.

Gaia II: La voz dormida

El epílogo de una carrera destinada al fracaso. Epílogo pues a partir de este disco todo fueron despropósitos. Aunque tampoco fue algo increíble antes de este disco. Pero la combinación de folk celta y la música progresiva fue un buen acierto. Pero personalmente lo que siempre me gustó de Mägo de Oz fue su capacidad de hacer obras conceptuales. Y con Gaia empezó a descalabrarse la idea.

Gaia II fue un disco demasiado denso. Doble disco con 17 canciones para un total de 109 minutos era demasiado y el constante lanzamiento de discos sin sustancia vendidos como caras B como Resacosix en Hispania (1999), Feliz Navidad Cabrones (1999) o Belfast (2004) acabó por agobiar a los fans de dudosa lealtad. Y yo fui uno de ellos. Pero Gaia IIcontiene canciones muy meritorias e incluso hay un par de ellas que rozan la perfección. “Diabulus in musica” y “La cantata del Diablo (Missit me Dominus)” son dos de las mejores canciones de toda la carrera de la banda.

La cantata del Diablo (Missit me Dominus)

“La cantata del Diablo (Missit me Dominus)” es el nombre de la canción más épica que nunca ha compuesto Mägo de Oz. Con 21:10 minutos de duración, esta canción cierra de forma magistral Gaia II: La Voz Dormida y no por nada se ha convertido en la favorita de muchos fans alrededor del mundo. Incluso he leído por la red que para muchos de los amantes del heavy metal está considerada como la mejor canción de metal de habla hispana.

Hasta catorce músicos e intérpretes ponen sus habilidades musicales para crear esta magnífica suite. Voy a enumeraros con su aportación, creo que todos merecen un puesto en este artículo:

Txus di Fellatio: Batería y coros.

José Andrëa: Voz principal

Leo Jiménez: Voz y coros.

Víctor García: Voz y coros.

Aurora Beltrán: Voz de Gaia y coros.

Mohamed: Violín.

Carlitos: Guitarra solista.

Jorge Salán: Guitarra solista.

Frank: Guitarra rítmica y acústica.

Fernando Ponce: Flauta traversa, whistle y pito castellano.

Sergio Cisneros “Kiskilla”: Teclados y sintetizadores.

Javier Ferreiro: Caxixi.

Bieito Romero: Gaitas irlandesa y escocesa.

Patxi Bermúdez: Bodhram y tamboril.

Historia

En esta canción se narra las ultimas horas de Azaak. Una azteca capturada en la conquista de las Indias condenada a morir en la hoguera por reusarse a renunciar a su dios Gaia. Renunciar a su dios y a bautizarse en nombre de Jesucristo el Salvador. En esta historia intervienen los inquisidores, Azaak e incluso la madre Gaia de la que tras esto Azaak formaría parte, al igual que alma Echegaray de la primera parte de la trilogía de discos Gaia. Al final de la canción se lee «El Salmo de los Desheredados – El Dios de los Tristes» que es una crítica directa a la Iglesia y a Dios.

La canción es el episodio final de una historia que arranca con la canción «En nombre de Dios». Esta otra canción se encuentra como cierre del primer disco de Gaia II. En ésta, las dos nativas se narran el motivo de su captura. También narra el motivo, una de ellas le cuenta que ha recibido una carta de su amado que le envía unos versos que mas tarde se convertirán en la canción de «Desde mi cielo» porque el sabe que la muerte le aguarda.

La famosa “La posada de los muertos» no es más que una vieja leyenda que la otra prisionera nativa cuenta a la otra. Justo en ese momento el celador se queja y de ahí sale la canción «Mañana empieza hoy». «Creo» es la respuesta de la protagonista cuando su captores le preguntan sobre sus creencias.

En cuanto al tema que nos ocupa, encontramos una primera parte cantada. Se presenta en formato de un narrador que describe la última noche de la protagonista. Gran trabajo en los recursos vocales con un in crescendo de instensidad que muere en un pasaje de guitarras pausadas. Los dialogos entre la protagonista y el obispo se van continuado acompañadas por bellos pasajes de flauta y violín. También encontramos algunos versos cantados en el idioma de la iglesia cristiana, el latín.

Uno de los momentos más intensos es cuando vuelve a hablar el obispo y la melodía se vuelve muy agresiva. Entonces se van intercalando las voces de los dos cantantes de forma antifonal hasta que cantan al unisono , haciendo referencia a la no libertad de expresión religiosa en aquella época. Todo esto se funde en un discurso final que actúa como brutal crítica a la iglesia y al Dios cristiano.

En los diálogos de El Conquistador podemos ver como hace referencia a la condena de Azzak en versos como:

«En nombre de la única religión
dictamos sentencia y te condenamos
a la piadosa purificación
del fuego y del dolor,
en manos de Dios tu debes poner
tu alma, tu hacienda y todos tus pecados,
acepta a Cristo y encomiendate
pues pronto darás cuentas a él»

todo esto hace referencia a la condena a de Azzak al no querer renunciar a sus creencias. En otras estrofas interpretadas por Los Conquistadores, estos tratan de imponerle su religión a Azzak. Éste, al negarse, muere en la hoguera dejándolo todo en cenizas.

Y lineas mas adelante se oye una voz mas femenina que representa a su diosa Gaia que viene para salvar o recoger su alma. Más adelante escuchamos a la propia Azzak promulgando que su maldición caería sobre la iglesia que la condeno a morir en aquella hoguera.

Al final de la canción podemos escuchar «El salmo de los desheredados». Se trata de un tipo de oración entre atea y creyente por lo que expresa. Ésta es una crítica a la iglesia, una gran relexión sobre la religión y el Dios de los cristianos.

Padre Nuestro, de todos nosotros;
de los pobres, de los sin techo,
de los marginados y de los desprotegidos,
de los desheredados
y de los dueños de la miseria,
de los que te siguen
y de los que en ti ya no creemos.

Baja de los cielos,
pues aquí está el infierno.
Baja de tu trono,
pues aquí hay guerras, hambre, injusticias.

No hace falta que seas uno y trino,
con uno sólo que tenga ganas de ayudar,
nos bastaría.

¿Cual es tu reino? ¿El Vaticano?
¿La banca? ¿La alta política?
Nuestro reino es Nigeria, Etiopía, Colombia, Hiroshima.
El pan nuestro de cada día
son las violaciones, la violencia de género,
la pederastia, las dictaduras,
el cambio climático.

En la tentación caigo a diario.
No hay mañana en la que no esté tentado
de crear a un Dios humilde, justo.
Un Dios que esté en la tierra,
en los valles, los ríos,
un Dios que viva en la lluvia,
que viaje a través del viento
y acaricie nuestra Alma.

Un Dios de los tristes, de los homosexuales.
Un Dios más humano…

Un Dios que no castigue, que enseñe.
Un Dios que no amenace, que proteja.
Que si me caigo, me levante,
que si me pierdo, me tienda su mano.
Un Dios que si yerro no me culpe
y que si dudo me entienda.
Pues para eso me dotó de inteligencia,
para dudar de todo.

Padre Nuestro, de todos nosotros,
¿por qué nos has olvidado?
Padre Nuestro, ciego, sordo y desocupado,
¿por qué nos has abandonado?

Como curiosidad, el riff está “robado” a Iron Maiden. Podéis encontrar ciertas similitudes al riff principal de la canción “Hallowed Be Thy Name” del disco The Number of the Beast. No se trata de un episodio de espolio aislado, hay varios en la carrera de Mägo de Oz.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 330 Artículos
Rock en todas sus extensiones