Canciones perfectas: «Hijo de puta hay que decirlo más» de Marlo Brando (feat. Claudio Brando & El Loco de las Coles)

«¡Hijo de puta! Qué sonoridad. Es el alfa y el omega de la vulgaridad.»

Una web musical especializada en rock y metal puede incluir otros géneros, como aquellos relacionados con artistas que han marcado la historia de la televisión en España, como es el caso de los chicos de La hora chanante.

Aquí somos mucho de diversificar contenidos, pues creemos que ello puede atraer a personas con gustos musicales variados. Además, los miembros de La hora chanante, como Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, y compañía, han tenido una influencia significativa en la cultura de nuestro país, incluyendo la música. Han participado en parodias y sketches relacionados con la música y han creado personajes que se han convertido en parte de la cultura pop. Esto crea una conexión cultural que justifica la inclusión de su trabajo en una web musical como la nuestra… pero es que aunque no fuera así, otra cosa que también nos caracteriza es que estamos aquí para hacer, simple y llanamente, lo que nos salga de nuestros huevos morenos, como diría el José Luis Moreno de La hora chanante.

«Hijo de puta hay que decirlo más». Palabras mayores. Si bien no se puede considerar un «hito» en la historia de la televisión española en el sentido de eventos históricos o logros significativos en la industria, sí dejó, como decía, una huella en la cultura pop española y es ampliamente recordada y citada en conversaciones y redes sociales. El programa La hora chanante y sus sucesores, como Muchachada nui, tuvieron un impacto en la comedia y la cultura televisiva de su época, y la canción en cuestión es uno de los más claros ejemplos de su influencia en nuestra sociedad.

La hora chanante

La hora chanante es un programa de televisión español que se convirtió en un fenómeno de culto durante su emisión en la cadena de televisión Paramount Comedy (ahora Comedy Central) en España. El programa se caracterizó por su humor absurdo, surrealista y a menudo irreverente. Fue creado por Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas y Julián López, quienes también fueron los principales actores y guionistas del programa.

El origen de La hora chanante se encuentra en un espacio radiofónico llamado Chanante que se emitía en la emisora Onda Madrid a principios de la década de 2000. El programa de radio era una plataforma para el humor de Joaquín Reyes y sus amigos, quienes realizaban sketches cómicos y parodias de canciones populares. La radio les brindó la oportunidad de experimentar y perfeccionar su estilo humorístico, que más tarde se convertiría en una parte integral de La hora chanante.

En 2002, el equipo trasladó su humor al formato televisivo con la creación de La hora chanante. El programa se estrenó en Paramount Comedy y rápidamente ganó seguidores debido a su estilo único y a menudo provocador. Presentaba una mezcla de sketches, parodias de personajes famosos y situaciones absurdas que hicieron que el programa se destacara en la televisión española.

Uno de los segmentos más icónicos de La hora chanante fue «Celebrities», donde los miembros del equipo imitaban a celebridades españolas y extranjeras en situaciones extravagantes y cómicas. También parodiaban programas de televisión y películas populares.

Los Monty Python tuvieron una influencia significativa en La hora chanante, especialmente en su enfoque del humor absurdo y surrealista. Los miembros del equipo detrás del programa eran/son admiradores declarados del célebre sexteto británico de humoristas compuesto por compuesto por Graham ChapmanJohn CleeseTerry GilliamEric IdleTerry Jones y Michael Palin, y tomaron inspiración de su estilo cómico para desarrollar su propio programa. Si bien La hora chanante desarrolló su estilo único, es innegable que los Monty Python allanaron el camino para el tipo de comedia surrealista que caracterizó a ambos programas.

El éxito de La hora chanante llevó a la creación de otros proyectos humorísticos por parte del equipo, como Muchachada nui y Museo Coconut. Estos programas continuaron con el estilo humorístico característico del grupo y atrajeron a una base de seguidores leales… entre los cuales seguro que estás tú.

De La Mancha al Cielo

Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas y Julián López son figuras destacadas en el mundo del humor en España y han tenido una gran importancia en la evolución del humor español en las últimas décadas. Su contribución ha sido significativa por varias razones:

Estos cuatro comediantes han sido pioneros en la introducción de un estilo de humor fresco y original en España. Su enfoque absurdo y surrealista rompió con los moldes tradicionales del humor español, que a menudo se basaba en el chiste fácil y el estereotipo. Su humor inteligente y vanguardista abrió nuevas posibilidades creativas para la comedia en el país.

A lo largo de sus programas, como La hora chanante y Muchachada nui, han creado una amplia variedad de personajes icónicos que se han convertido en parte de la cultura popular española. Sus parodias y caracterizaciones de celebridades y personajes ficticios son recordadas y citadas por generaciones de espectadores.

El trabajo de Reyes, Sevilla, Cimas y López ha influenciado a una nueva generación de comediantes en España. Han allanado el camino para que otros comediantes exploren diferentes estilos de humor y enfoques cómicos, lo que ha enriquecido el panorama humorístico del país.

Estos comediantes han demostrado su versatilidad al trabajar en una variedad de medios, incluyendo la televisión, la radio, el teatro y el cine. Su capacidad para adaptarse a diferentes formatos y llegar a audiencias diversas ha contribuido a su éxito sostenido en la industria del entretenimiento.

La disposición de este grupo para experimentar y asumir riesgos en sus proyectos ha sido clave para su éxito. Han llevado el humor a lugares inesperados y desafiantes, lo que les ha permitido mantenerse relevantes y mantener el interés de su audiencia a lo largo del tiempo.

En resumen, Los 4 de La Mancha son figuras importantes en el humor español debido a su capacidad para renovar y enriquecer la comedia patria, crear personajes memorables y abrir el camino para comediantes posteriores. Su influencia en la cultura pop española es innegable, y su legado perdurará en la historia de la comedia española.

El célebre gag

El 2 de febrero de 2002 se estrenó el primer episodio de La hora chanante en Paramount Comedy… y solo lo vieron cuatro gatos. De hecho, la audiencia fue tan penosa que ni tan siquiera alcanzó unos mínimos para ser medida, de modo que se le adjudicó un 0% de share.

La segunda temporada se estrenó el 7 de enero de 2023. Y es en este primer programa, presentado por Margaret Thatcher, en el que aparece el número musical de «Hijo de puta hay que decirlo más».

La hora chanante: el disco

Aunque «Hijo de puta hay que decirlo más» sea el tema más célebre del programa, no es el único que tuvo repercusión. En cuanto a la música, incorporaba segmentos musicales en sus episodios, a menudo de manera humorística o satírica. Los humoristas del programa solían crear parodias de canciones populares, imitar a famosos músicos y presentar sketches musicales cómicos.

Uno de los personajes más conocidos del programa, El Gañán, interpretado por Ernesto Sevilla, a menudo participaba en segmentos musicales humorísticos. Además, el grupo de humoristas creó canciones originales para el programa que se ajustaban al tono cómico y surrealista del programa.

Pues bien, todas estas canciones —que no son pocas— fueron recopiladas en el año 2006 por la propia Paramount Comedy en formato vinilo. «Vivo con tu madre»/«Vivía con tu madre» y «Estoy fatal de lo mío», ambas interpretadas por El Payaso (Joaquín Reyes), o «¿Dónde vas tunante?», célebre versión del «Violently Happy» de Björk interpretada por Joaquín Reyes dentro de la sección Testimonios —en la que es una de las entregas más recordadas—, además de la sintonía del programa interpretada en diferentes estilos musicales, son quizá las más célebres.

La letra

«Bueno, no permitáis que la palabra hijo de puta desaparezca de nuestras vidas, de nuestras calles, de nuestras escuelas…

Hijo de puta, hay que decirlo más
Hijo de puta más
Hijo de puta, hay que decirlo más
Hay que decirlo más

¡Hijo de puta! Qué sonoridad
Es el alfa y el omega de la vulgaridad
Cuando lo dices te quedas guay
Porque hi-jo de pu-ta no tiene rival

Gilipollas es más coloquial
¡Y
cabronazo reconozco que no está nada mal!
Pero hi-jo de pu-ta es especial
Porque es un concepto como mucho más global

Hijo de puta, hay que decirlo más
Hijo de puta más
Hijo de puta, hay que decirlo más
Hay que decirlo más

¿Hey, qué me habéis llamado?
¡Hijo de puta!
¡Más alto, joder!
¡Hijo de puuutaaa!

Hijo de puta… para saludar
Hijo de puta… cuando te devuelven mal
Hijo de puta… cuando quieres faltar
¡Hijo de puta! ¡En plan hermandad!

Hijo de puta, hay que decirlo más
Hijo de puta más
Hijo de puta, hay que decirlo más
Hay que decirlo más»

Análisis de la letra

Antes de analizar la letra del tema en cuestión, creo que es de recibo ver de qué es tamos hablando exactamente.

La expresión «hijo de puta» es un término vulgar y ofensivo en español que se utiliza para insultar a alguien. Su origen es antiguo y se remonta a varios siglos atrás. La expresión se basa en la idea de deshonra o desgracia hacia la madre de una persona, y es una forma de insultar tanto a la persona a la que se dirige como a su madre.

El término «puta» se refiere a una prostituta o a una mujer que se considera promiscua o inmoral desde una perspectiva cultural conservadora. Por lo tanto, llamar a alguien «hijo de puta» implica acusar a su madre de ser una prostituta o de tener una conducta sexual inmoral.

Dado que esta expresión es vulgar y ofensiva, se recomienda evitar su uso en la comunicación cotidiana y optar por expresiones más respetuosas y constructivas cuando se necesite expresar desacuerdo o descontento con alguien.

Especial atención a este último párrafo, pues ahí radica el quid de la cuestión…

«Bueno, no permitáis que la palabra hijo de puta desaparezca de nuestras vidas, de nuestras calles, de nuestras escuelas…«

Antes de que la canción dé inicio, Marlo quiere dejar claro que eso de «optar por expresiones más respetuosas y constructivas» no va con él, y que él es claramente del Team Hijo de Puta. Quiere dejar claro que esta expresión ha de formar parte de nuestro ADN desde bien pequeñ@s.

«¡Hijo de puta! Qué sonoridad
Es el alfa y el omega de la vulgaridad«

Aparte de lo ofensivo de la expresión, el protagonista quiere dejar claro lo bien que suena eso de «hijo de puta». Cuando alguien dice que algo es «el alfa y el omega», está haciendo referencia a que ese algo es el principio y el fin de algo, abarcando la totalidad o la esencia de un tema o situación. Esta expresión proviene de la Biblia, específicamente del Libro del Apocalipsis, en el que se dice: «Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.» En este contexto religioso, se utiliza para describir a Dios como el principio y el fin de todas las cosas, lo que significa que Dios es eterno y omnipotente.

En un sentido más general, cuando se utiliza esta expresión en la conversación cotidiana, se está haciendo referencia a algo que es fundamental, completo o esencial en un determinado contexto. Por ejemplo, si alguien dice que la expresión «hijo de puta es el alfa y el omega de la vulgaridad», significa que ese insulto/expresión es fundamental y abarca toda la información. En resumen, la expresión «el alfa y el omega» se usa para enfatizar la importancia o la integridad de algo en un contexto específico.

«Gilipollas es más coloquial
¡Y
cabronazo reconozco que no está nada mal!
Pero hi-jo de pu-ta es especial
Porque es un concepto como mucho más global»

En lugar de utilizar expresiones vulgares y ofensivas como «hijo de puta», hay quienes opinan que es recomendable emplear un lenguaje más respetuoso y constructivo al expresar desacuerdo, enfado o frustración hacia alguien. En este sentido, «gilipollas» y «cabronazo» quizá sean insultos algo más aceptables y moderados, si bien no son tan del agrado del bueno de Marlo, aunque reconozca que tienen su qué.

El uso de un lenguaje respetuoso y constructivo promueve una comunicación más efectiva y mantiene un tono civilizado en las interacciones, lo que a menudo conduce a soluciones más positivas y menos conflictos. Además, evita ofender innecesariamente a los demás y contribuye a un ambiente de respeto mutuo en la conversación. Pues bien, todo esto, nuestro protagonista se lo pasa por el forro de los cojones.

«Hijo de puta… para saludar
Hijo de puta… cuando te devuelven mal
Hijo de puta… cuando quieres faltar
¡Hijo de puta! ¡En plan hermandad!»

Hacia el final de la canción se nos presentan toda una serie de situaciones en las que, según Marlo, es adecuado y casi obligado decir «hijo de puta», como cuando te encuentras a un colega por la calle y le saludas, cuando vas a comprar algo y te dan mal el cambio o cuando, simple y llanamente, quieres insultar a alguien. Es, en palabras de nuestro protagonista, una expresión que crea hermandad. Pero, ¿es esto cierto?

No, la expresión «hijo de puta» no es algo que cree hermandad ni fomente relaciones positivas entre las personas. De hecho, es una expresión vulgar y ofensiva que suele causar conflicto y malestar en quienes la escuchan. Utilizar este tipo de lenguaje puede alienar a las personas, generar resentimiento y dañar las relaciones interpersonales.

En lugar de crear hermandad, el uso de expresiones ofensivas tiende a socavar la comunicación y el entendimiento mutuo. Fomentar relaciones saludables y positivas se basa en el respeto, la empatía y la comunicación efectiva. Utilizar un lenguaje respetuoso y constructivo es fundamental para establecer conexiones significativas con los demás y evitar conflictos innecesarios.Pues bien, todo esto, nuestro protagonista se lo pasa por el forro de los cojones. Pues bien, todo esto, una vez más, nuestro protagonista se lo pasa por el forro de los cojones.

Los célebres freestyles

Al finalizar la canción, el primo de Marlo, Claudio, solicita interpretar un freestyle, a lo cual acceder muy gustosamente Marlo.

El término «freestyle» se utiliza en varios contextos, pero en general, se refiere a la improvisación creativa en un campo específico, como la música, la danza, el rap, el deporte y otros. La naturaleza exacta del freestyle varía según el contexto, pero en esencia, implica la capacidad de crear y realizar en el momento sin una planificación previa o una estructura fija. Aquí hay algunas interpretaciones comunes del freestyle en diferentes áreas:

En la música, especialmente en el hip-hop, el freestyle se refiere a la improvisación de letras y ritmo en tiempo real. Los raperos improvisan versos y rimas sobre temas específicos o al azar, a menudo en competencias de rap conocidas como «batallas de freestyle». También se puede aplicar a músicos que improvisan solos de instrumentos en géneros como el jazz.

Pues bien, tomando como punto de partida el final de «Hijo de puta hay que decirlo más», Claudio (aka Julián López) se arranca con su freestyle

«Voy por la calle con una chica guapa
Me monto en su coche, me lleva a su casa
Ya en su portal, me saco la pita
¡Se lo toma mal!
Se acabó la cita»

La narrativa de este primer freestyle parece describir una situación en la que alguien está saliendo con una chica atractiva. La persona menciona que van juntos por la calle y que luego entran en el coche de la chica, y finalmente llegan a su casa. Sin embargo, la situación se vuelve incómoda cuando, al parecer, el narrador intenta iniciar una actividad sexual («me saco la pita»), pero la chica reacciona negativamente o se siente incómoda («¡Se lo toma mal!»), por lo que da por finiquita la cita… y seguramente la relación.

El fragmento parece explorar temas de comunicación y consentimiento en una relación o encuentro íntimo. Puede interpretarse como una reflexión sobre la importancia de respetar los límites y las señales de la pareja, así como la necesidad de mantener una comunicación clara y respetuosa en situaciones íntimas.

Acto seguido, Marlo le pregunta al El Loco de las Coles (aka Ignatius Farray) si quiere interpretar él uno, y obviamente no sabe decir que no, aunque entre mal y a destiempo:

«Mi gran amor es una mula con sombrero
La trato bien porque soy un caballero
Es una belleza, no le veo ningún pero
Y al ponerse burra, me patea el trasero»

Este segundo freestyle utiliza metáforas y humor para describir una relación amorosa o una experiencia personal. «Mi gran amor es una mula con sombrero» es seguramente una metáfora inusual para describir a la persona amada. Comparar a alguien con una «mula con sombrero» es una forma de resaltar la singularidad y la peculiaridad de esa persona en la vida del narrador. Puede sugerir que la relación es inusual o diferente de las convencionales. El narrador afirma que trata a su «gran amor» con respeto y cortesía, lo que indica que a pesar de la peculiaridad de la relación, muestra consideración y educación hacia esta persona. A pesar de la descripción inusual al principio, el narrador elogia la belleza de su «gran amor» y afirma no encontrar defectos en ella. Esto podría indicar un profundo aprecio y amor incondicional hacia esta persona. Pero la cosa se tuerce hacia el final: «Y al ponerse burra, me patea el trasero». Esta línea introduce un giro humorístico en el fragmento. Mientras que las descripciones anteriores eran positivas, aquí se revela que, cuando la persona amada se excita («ponerse burra»), tiene una reacción inusual y posiblemente incómoda al pegar al narrador («me patea el trasero»). Esto añade un elemento cómico o irónico a la descripción.

En conjunto, este fragmento parece jugar con la idea de una relación amorosa que es única y especial para el narrador, a pesar de sus particularidades. La combinación de metáforas inusuales y humor puede servir para expresar la complejidad y la diversidad de las relaciones humanas, así como las dificultades que pueden surgir en ellas de manera ocasional.

Creo que Narcos (2015-2017) es una serie que no necesita presentación. Se trata de una serie de televisión dramática que se estrenó en Netflix en 2015. La serie fue creada por Chris Brancato, Carlo Bernard y Doug Miro, y se centra en la historia del tráfico de drogas en América Latina, en particular en la vida de los narcotraficantes colombianos más influyentes y en la lucha de las autoridades para detenerlos.

A lo largo de las temporadas, Narcos se centra en varios períodos y personajes clave de la historia del narcotráfico en Colombia, incluyendo a figuras legendarias como Pablo Escobar, el Cartel de Cali y el Cartel de Medellín. La serie mezcla elementos de drama, crimen, política y acción para contar esta historia épica y a menudo violenta.

La serie ha sido elogiada por su narración intrigante, actuaciones sólidas y su capacidad para retratar los eventos históricos de manera convincente. La serie se compone de varias temporadas, y cada una de ellas se centra en diferentes aspectos de la historia del narcotráfico en Colombia. La serie se convirtió en un gran éxito y generó una considerable base de fans.

Pues bien, con motivo del estreno de la tercera y última temporada (1 de septiembre de 2017), Netflix tiró de caspa y nostalgia y repescó «Hijo de puta hay que decirlo más» para promocionar su estreno a través de un vídeo promocional en el que aparecen Ernesto SevillaJoaquín Reyes e Ignatius Farray interpretando la versión caleña de su famoso sketch. ¡Brillante!

Las versiones de Presidente y La Monja Enana

Siempre que algo, lo que sea, triunfa en televisión, la repercusión es tremenda, por lo que no es de extrañar que el tema que aquí nos ocupa triunfara entre la juventud más moderna, tunante e indie de nuestro país, y un claro ejemplo de ello son estas dos versiones.

La carrera de Presidente fue corta, muy corta; de hecho, pasaron casi inadvertidos para el gran público. El proyecto del músico barcelonés John Caballés, anteriormente en Estéreo, solo publicó un LP La venganza de las chicas asesinas (2007) y un EP ¿Dónde fuiste Simón Jean? (2010). Con claras influencias de artistas nacionales como los grandísimos Los Piratas, facturaban un pop-rock compacto y sin fisuras que, lamentablemente, no tuvo demasiada repercusión.

Su estilo fresco impregna esta gran versión:

La Monja Enana es una banda de música indie pop y electrónica originaria de Barcelona que se fundó en 1997. El cuarteto es conocido por su estilo musical ecléctico y su enfoque en la mezcla de elementos electrónicos con melodías pop pegajosas.

A lo largo de su carrera, han lanzado varios álbumes y sencillos, y han participado en numerosos festivales y conciertos en España y otros países. Su música a menudo incorpora letras ingeniosas y temas variados, lo que les ha hecho ganar fans y presencia en la escena más indie.

Su electro-versión del hit de La hora chanante se puede encontrar en un recopilatorio editado por Subterfuge Records en el año 2006 llamado En plan travesti – Volumen final, en el que también colaboran artistas como Baba, Ciëlo o Borrachas Provincianas.

«Treat Your Mother Right» es una canción creada por el actor Mr. T, conocido por sus roles en la serie de televisión The A-Team (1983-1987) y la película Rocky III (1982). La canción se lanzó en 1984 como un sencillo y luego se incluyó en el EP de Mr. T titulado Mr. T’s Commandments (1984).

La letra de la canción enfatiza la importancia de mostrar amor y respeto hacia la madre. Mr. T transmite un mensaje sincero sobre los sacrificios que hacen las madres por sus hij@s y cómo merecen ser tratadas con amabilidad y aprecio. El estribillo, que dice…

«Treat your mother right, treat her right / Trata bien a tu madre, trátala bien»

… y sirve como un recordatorio recurrente del tema central de la canción.

El video musical que la acompaña presenta a Mr. T vestido con sus características cadenas doradas y su peinado mohicano, interpretando la canción mientras está rodeado de un grupo de niñ@s. El video refuerza el mensaje positivo de la canción, alentando a l@s espectadores a valorar y honrar a sus madres.

«Treat Your Mother Right» se convirtió en un artefacto cultural memorable y algo humorístico, con la entrega única de Mr. T y la pegajosa melodía de la canción contribuyendo a su popularidad. A menudo se cita como un ejemplo de la personalidad llamativa de Mr. T y sus esfuerzos para promover valores positivos y responsabilidad social a través de su música y apariciones públicas.

Conclusión

La canción «Hijo de puta hay que decirlo más» del programa La hora chanante es un ejemplo destacado de humor irreverente y satírico que caracterizó a este programa de culto. Los creadores de la canción y el programa lograron crear una sátira mordaz que desafió las convenciones sociales y culturales, utilizando la música como una herramienta para expresar críticas y observaciones humorísticas sobre la sociedad.

A través de su estilo único y letra provocativa, esta canción se convirtió en un punto de referencia dentro del legado de La hora chanante y sigue siendo apreciada por su audacia y su capacidad para hacer reflexionar a su audiencia sobre temas de actualidad, y continúan siendo influyentes en la comedia contemporánea.

¡Que viva Albacete, La hora chanante, l@s hij@s de puta y… Angelus Apatrida!

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 558 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.