Canciones perfectas: «Comfortably Numb» de Pink Floyd

Retomo mi aventura con las canciones perfectas con la que para mi es la canción más genial del catálogo de Pink Floyd, “Comfortably Numb”.

Ubicada dentro del mastodóntico proyecto conocido como The Wall, la canción ocupa la décimo novena posición dentro del disco doble. Con una longitud de 6:22 minutos, ésta es la más larga del disco que acabó con la ruptura insalvable de la legendaria banda británica.

Curiosamente, siempre enfocamos The Wall como el proyecto de Roger Waters. Que sin duda lo fue, evidentemente. Pero el destino propició que “Comfortably Numb”, la mejor canción del doble disco, fuese ideada musicalmente por David Gilmour.

El magnífico guitarrista creó un esbozo con el ritmo de la canción. Una muestra que en un principio quería incluir en su próximo proyecto en solitario. David tocó la canción a Roger y éste acabó convenciendo al guitarrista para que su demo se desarrollara dentro del guión de The Wall. David la pulió y Roger le versó unas de las letras más inspiradas de la carrera de Pink Floyd.

En la demo original de David, la melodía era cercana a la versión final del coro. Los versos estaban en la clave de Mi menor (una progresión de Mi menor, Mi mayor, Do mayor, Mi menor y Mi menor de nuevo), en vez de Si menor, como en la versión final. Además, la demo no contenía la secuencia de acordes para la línea de estribillo final «I have become comfortably numb».

Temática

Mucho tiempo se especuló sobre la temática de la canción. Se intuía que trataban sobre el acercamiento a las drogas. Pero Roger lo aclaró comentando que tratan sobre un pasaje de fiebre del propio bajista en su infancia. Como adulto, volvió a sentir esa sensación de nuevo, entrando en estado de delirio, donde se sintió de cierta manera desconectado de la realidad.

Explicó Roger años más tarde:

«Recuerdo haber tenido gripe o algo así, con una infección, y aparte una temperatura altísima, y estaba delirando. No era como si las manos «parecieran globos», pero si parecían demasiado grandes, atemorizantes. Mucha gente piensa que esas líneas son sobre la masturbación. Dios sabe porqué.»

Si vamos un poco más allá en la indagación del término, Comfortably Numb es la sensación que se da cuando se toma medicamentos psiquiátricos para calmar la depresión o la ansiedad. Desafortunadamente cuando se tiene carencias en la formación de la infancia es muy difícil reponerse a las tragedias en la adultez. En la película de The Wall el protagonista pasa por una crisis en su paso a la edad adulta debido a que en su infancia vivió el abandono de su padre por ir a la guerra y la sobreprotección que le hizo su madre.

Podríamos extrapolar el significado y tampoco sería descabellado acertar viendo el contexto general de The Wall. Personalmente opino que la canción trata de la pérdida de ideales y sueños de un niño, de un joven. Cuando la madurez y el choque de realidad que supone tu primer contacto con la vida adulta, momento en el que entras en el sistema y no te queda más que conformarte con ello. Pero vamos, solo es una interpretación personal.

Música

Si hay algo sobrecogedor en “Comfortably Numb” son el duo de solos de guitarra que esconde. Considerados por fans, artistas y medios como dos de los mejores solos de la historia del rock. Sin ser unos solos prodigiosos en cuanto a técnica, su mayor virtud es el empuje que da el sentimiento del artista. Pues David siente, en el fondo de su corazón, que ese solo tiene que ser atemporal. Y así se siente, así se vibra. Un par de solos que emocionan como ningún otro solo existente en Pink Floyd.

Es así incluso cada vez que Gilmour lo toca en directo. He tenido el placer absoluto de ver este genio interpretar en directo “Comfortably Numb” y es evidente que él y su guitarra se fusionan para ser un solo ente con vida.

No el balde, el último solo ha sido escogido como el 4º mejor solo de todos los tiempos en la prestigiosa revista Guitar World. El 5º mejor solo para Gibson.com, el 2º para la revista Classic Rock y el 4º en Wikipedia.

La 1969 Fender Stratocaster de color negro es la guitarra utilizada en “Comfortably Numb”. David la compró en 1970 en Nueva York tras el robó que sufrió la banda a principios de año. Ésta pasó a ser la guitarra principal de la banda durante la década de los 70, su época dorada.

Por otro lado, Roger Waters interpretó la pieza con su bajo Fender Precision Bass Black con un cuello nuevo de arce Charvel del 1978.

Nick Mason ocupó la batería y Richard Wright el órgano, dos piezas elementales e insustituibles en Pink Floyd. Lee Ritenour puso unas ayudas de guitarra acústica y el fondo de la canción viene adorando por The New York Orchestra.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 574 Artículos
Rock en todas sus extensiones