Canciones perfectas: «Antivist» de Bring Me the Horizon

¿Te pasas el día metido en tu habitación soltando mierdas en las redes sociales? ¿Crees que sin mover un puto dedo vas a poder cambiar algo? Si eres una de esas personas que apoya una causa o movimiento social a través de acciones simbólicas en línea pero sin involucrarse realmente en acciones significativas para el cambio, Bring Me the Horizon van a por ti. Eres un «slackvist» y no, no haces lo suficiente para apoyar las causas que dices apoyar.

El término «slackvist» es un juego de palabras que combina «slacker» (vago) y «activist» (activista), y se utiliza para describir a aquellos que se involucran en actividades políticas o sociales en línea, pero que no participan activamente en el mundo real. El término es a menudo considerado como algo despectivo, ya que implica que la persona está haciendo muy poco para apoyar una causa, y que su activismo es principalmente una forma de sentirse bien consigo mism@ sin realmente hacer nada concreto.

De todo ello se hicieron eco Bring Me the Horizon en uno de los temas, el número nueve, de Sempiternal (2013). Una banda que, a través de su música y letras, expresa su deseo de un cambio radical en la sociedad y la política, y llama a la acción y la resistencia contra la injusticia y la opresión.

Bring Me the Horizon Vs. El Mundo

Bring Me the Horizon experimentó un cambio musical significativo con el lanzamiento de Sempiternal en 2013. En este álbum, la banda se alejó del metalcore más pesado y agresivo de sus primeros trabajos y adoptó un sonido (mucho) más maduro y electrónico.

En Sempiternal, la banda incorporó elementos de música electrónica, rock alternativo y post-hardcore, creando un sonido más expansivo y atmosférico. Las canciones en este álbum también presentan una mayor variedad de estructuras, arreglos y letras más personales y reflexivas.

Este cambio musical ha sido ampliamente elogiado por los críticos y ha ayudado a consolidar la posición de Bring Me the Horizon como una de las bandas más innovadoras y emocionantes del rock contemporáneo. Desde entonces, la banda ha continuado experimentando con diferentes géneros y estilos, evolucionando constantemente su sonido y manteniendo a sus fans adivinando lo que vendrá después. Si están o no acertando, eso ya depende de nosotr@s.

No cabe duda de que estamos ante una de las bandas más influyentes y relevantes de las últimas décadas. Desde sus primeros trabajos de puro metalcore, la banda ha evolucionado constantemente, experimentando con diferentes géneros y estilos y creando un sonido único y distintivo que ha inspirado a muchas otras bandas y artistas.

Uno de los mayores logros de Bring Me the Horizon ha sido su capacidad de atraer a una audiencia amplia y diversa, que incluye no solo a fans del rock y el metal, sino también a fans de la música electrónica, el pop y otros géneros. Esto les ha ayudado a llevar su música a un público mucho más amplio y a impactar significativamente en la cultura musical.

Además de su influencia musical, los chicos de Bring Me the Horizon han sido unos defensores activos de temas importantes como la salud mental, la igualdad y los derechos de los animales. La banda ha utilizado su altavoz para crear conciencia y apoyar causas importantes, lo que ha inspirado a much@s seguidores a hacer lo mismo.

Evolucionar o morir. Así son Bring Me the Horizon, una banda cuya importancia y trascendencia van más allá de la música.

Sempiternal

Sempiternal, el cuarto álbum de estudio de Bring Me the Horizon, es fiel a su nombre: eterno. Aunque no es el mejor álbum de metalcore jamás escrito, quizá sí sea uno de los más importantes y trascendentales.

Bring Me the Horizon, un nombre tomado de una línea de Pirates of the Caribbean: Curse of the Black Pearl (2003), es una banda de metalcore proveniente de Sheffield, Yorkshire. Después de formarse en 2004, la voz de Oli Sykes, junto con el trabajo de guitarras liderado por Lee Malia, se han convertido en los dos aspectos más distintivos de la banda. En comparación con sus trabajos anteriores, como Suicide Season (2008), la banda ha pasado de ser del montón a mejorar constantemente. Tenían un sonido nuevo e interesante entonces, y ese sonido empezó a dirigirse en el año 2013 hacia una nueva y acertada dirección.

Sempiternal es, con mucho, el mejor y más celebrado trabajo de la banda. Es un álbum que trasciende los géneros de alguna manera y se aleja del sonido habitual de Bring Me the Horizon. Los breakdowns -pocos- están ahí, de eso no hay duda. Oli todavía se desgañita con todo su corazón, pero su actuación vocal representa una mejora con respecto a sus actuaciones vocales en álbumes anteriores.

Gran parte de la culpa de esta notable mejora se debe sobre todo a la incorporación de Jordan Fish a la banda, un chico para todo, pues toca los teclados, los sintetizadores, programa y mete samples y alguna que otra percusión… y hace algunos coros. Las teclas y la programación de Fish han dado como resultado que Bring Me the Horizon sea lo suficientemente accesible para los fans del metalcore más tradicional, pero también hacen que todavía exista la suficiente variedad como para que los fans más old school no se quejen demasiado.

Sykes incluso se permite cantar suavemente, de una manera incluso conmovedora, en pistas como la que abre el álbum, «Can You Feel My Heart», y la que lo cierra, «Hospital for Souls». Lo sorprendente es que lo hace magníficamente. Y aunque no tiene un portentoso rango vocal, demuestra que un vocalista no demasiado talentoso puede hacer música cautivadora.

Estamos, claramente, ante el comienzo de los BMTH 2.0, ante un nuevo inicio para la banda, y la instrumentación en todas las pistas hace que todo encaje. La única canción del álbum que parece una pista de relleno es precisamente esta que aquí analizo, «Antivist», una canción que desentona un poco con el ambiente general establecido por las canciones anteriores del álbum. De hecho, «Antivist» resta valor al sonido general del álbum por completo porque es una pieza mucho más directa que carece de arreglos y otros factores que contribuyen al sonido del resto del álbum. Aún así, quizá por eso mismo, porque es diferente al resto y mucho más cercana a los Bring Me the Horizon de los primeros años, se ha convertido en una de las favoritas del público, una de las más celebradas en sus directos. En cambio, la canción que mejor representa todos los nuevos elementos de la banda, es «And the Snakes Start to Sing», ya que comienza con el nuevo y suave canto de Sykes acompañado de un coro, pero termina con una mala lecha, eso sí, contenida.

El álbum, que en mi opinión es el mejor de la banda, no es ni mucho menos una obra maestra, pero definitivamente supuso un paso en la dirección correcta. Tiene riffs sólidos y es un esfuerzo enfocado en ser un álbum más cohesivo. Definitivamente no es tan pesado como sus trabajos anteriores, pero hay destellos de las raíces de la banda con canciones como «Empire (Let Them Sing)», que son una pura delicia sin filtrar, de principio a fin.

Como Bring Me the Horizon es, después de todo, una banda de metalcore, los breakdowns siguen estando ahí, aunque un poco descafeinados, nada revolucionarios. Todo el sonido del álbum podría describirse como una agresión implacable con toques de tranquilidad inesperada mientras Sykes escupe sus letras.

Los de Sheffield alcanzaron la mayoría de edad en 2013, y Sempiternal es un testimonio de eso. La voz de Sykes está en su mejor momento, ya sea cantando o gritando, y en general, el álbum suena diferente y majestuoso. Como ya decía al principio, Sempiternal fue una más que acertada elección de nombre para el álbum, porque este álbum perdurará.

«Antivist»

«Antivist», la número nueve de 11, es una pista sarcástica y furiosa que ataca frontalmente a los slackvists, al activismo de sillón o de salón, a esa manera de realizar activismo en línea, sin abandonar las actividades habituales, por lo general interactuando en las redes sociales. Si eres de l@s que participan en actividades en línea como dar «me gusta», «compartir» o «tuitear» sobre una causa en las redes sociales, firmas peticiones en Internet, copias y pegas un estado o mensaje en apoyo a una causa, utilizas los hashtags por encima de tus posibilidades, o cambias tu foto de perfil o el avatar para indicar solidaridad, no le gustas a Bring Me the Horizon. Así de claro.

En palabras del propio Oli Sykes:

«La canción trata sobre los «slackvists«; gente en línea que solo dice mierdas en Twitter y demás redes. Es un montón de mierda; la gente piensa que está ayudando a cambiar algo solo porque están sentados sobre sus gordos culos con ‘hechos’ mal informados. Creen que lo saben todo y que están ayudando en algo, cuando todo es una solemne idiotez.

La letra de ‘Antivist’ es bastante sarcástica, pero si quieres marcar la diferencia, tienes que hacer algo más que sentarte frente a tu ordenador. No está diciendo: ‘No te preocupes por el mundo’, está diciendo: ‘No creas que te importa el mundo y que eres mejor que las personas si lo estás jodiendo todo’. Si realmente crees en todo eso, tienes que levantarte y hacer más.»

En los escasos tres minutos que dura, la banda no deja títere con cabeza. Es, con diferencia, lo más potente y crudo contenido en Sempiternal.

Tras el crescendo guitarril inicial, nos topamos de golpe con el estribillo, y con éste el inicio de las hostilidades. El resto del tema es bastante simple y en parte repetitivo, pues el riff inicial se va repitiendo cada dos por tres con alguna que otra variación.

Lo que más destaca, con diferencia, es la segunda parte del segundo verso, la que acaba con ese glorioso:

«You can say I’m just a fool that stands for nothing
Well, to that, I say you’re a cunt»

Y acto seguido, el breakdown, el más feroz de todo el trabajo.

No sé qué pensáis vosotr@s, pero en mi opinión se ha convertido en uno de sus hits más celebrados en vivo y también una de las más esperadas, relegando quizá a la segunda posición a otros temarrales clásicos de la banda como «Diamonds Aren’t Forever» o «Chelsea Smile». La comunión banda-público que se logra con «Antivist» es dulce, muy dulce, aunque (casi) todo se reduzca a hacerle el «fuck you», la peineta de toda la vida, al prójimo.

La letra

«Middle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaI’m sick to death of swallowing every single thing I’m fed / Estoy harto de tragar cada cosa que me dan de comerMiddle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaYou think you’re changing anything? Question everything / ¿Crees que estás cambiando algo? Cuestiónalo todo

The world is a shit tip, your children are fucked / El mundo es una punta de mierda, tus hijos están jodidosThe ones you think guard you are out for your blood / Los que piensas que cuidan de ti van por tu sangreWell, our minds are battered and washed out with static / Bueno, nuestras mentes están maltratadas y lavadas con estáticaBut what exactly do you think you’re gonna do? / Pero, ¿qué crees que vas a hacer exactamente?

United we’ll fail, divided we’ll fall / Unidos fracasaremos, divididos caeremosWe’re fucked, but you’re making it worse / Estamos jodidos, pero lo estás empeorandoUnited we’ll fail, divided we’ll fall / Unidos fracasaremos, divididos caeremos
Give up ‘cause you’re making it so much worse / Ríndete porque lo estás empeorando mucho

Middle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaI’m sick to death of swallowing every single thing I’m fed / Estoy harto de tragar cada cosa que me dan de comerMiddle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaYou think you’re changing anything? Question everything / ¿Crees que estás cambiando algo? Cuestiónalo todo

Oh, give me a break you deluded, ill-informed, self-serving pricks / Oh, dame un descanso, tú, engañado, mal informado, egoístaIf you really believe in the words that you preach / Si realmente crees en lo que predicasGet off your screens and onto the streets / Escapa de tus pantallas y sal a la calleThere will be no peaceful revolution / No habrá revolución pacífica.No war without blood / No hay guerra sin sangreYou can say I’m just a fool that stands for nothing / Puedes decir que soy solo un imbécil que no representa nadaWell, to that, I say you’re a cunt / Bueno, a eso le digo que eres un capullo

Kick it! / ¡Dale!

United we’ll fail, divided we’ll fall / Unidos fracasaremos, divididos caeremosWe’re fucked, but you’re making it worse / Estamos jodidos, pero lo estás empeorandoUnited we’ll fail, divided we’ll fall / Unidos fracasaremos, divididos caeremos
Give up ‘cause you’re making it so much worse / Ríndete porque lo estás empeorando mucho

Middle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaI’m sick to death of swallowing every single thing I’m fed / Estoy harto de tragar cada cosa que me dan de comerMiddle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaYou think you’re changing anything? Question everything / ¿Crees que estás cambiando algo? Cuestiónalo todoMiddle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaI’m sick to death of swallowing every single thing I’m fed / Estoy harto de tragar cada cosa que me dan de comerMiddle fingers up if you don’t give a fuck / Levantad el dedo medio si no os importa una mierdaYou think you’re changing anything? Question everything / ¿Crees que estás cambiando algo? Cuestiónalo todo

Interpretación de la letra

«Antivist» es, con diferencia, la canción más política de la banda.

«Middle fingers up if you don’t give a fuck»

La peineta, el signo de rebelión por antonomasia. Muestra que no te importa y que no estás dispuesto a escuchar sus tonterías. En palabras del propio Sykes, es «la letra de mosher y más nu metal de todos los tiempos».

«I’m sick to death of swallowing every single thing I’m fed»

Aquí, la banda está insinuando que la sociedad empuja sus creencias, religión e incluso propaganda a pequeña escala por la garganta de las personas, y quieren liberarse del control de lo establecido.

«You think you’re changing anything? Question everything»

«United we’ll fail, divided we’ll fallWe’re fucked, but you’re making it worseUnited we’ll fail, divided we’ll fall
Give up ‘cause you’re making it so much worse»

Oli está siendo sarcástico, cuestionando si están tratando de cambiar el mundo, mientras lo único que hacen es dar por culo en Internet. Está claro que si quieres cambiar las cosas, tienes que hacer algo más que sentarte frente al ordenador. No se puede salvar el mundo simplemente haciendo tuits, tienes que actuar en el mundo real. Tienes que cuestionar todo, ir en contra de lo establecido y cuestionar a los políticos, hacer algo más aparte de ser un gilipollas.

«Oh, give me a break you deluded, ill-informed, self-serving pricksIf you really believe in the words that you preachGet off your screens and onto the streetsThere will be no peaceful revolutionNo war without bloodYou can say I’m just a fool that stands for nothingWell, to that, I say you’re a cunt»

Sykes critica a los llamados «activistas de sillón», aquellos que se quejan por todo y que pretender revolucionar las cosas sin mover un dedo. De ellos dice que son «delirantes», «ingenuos» y «egoístas».

El secuestro de Chibok: El slackvist elevado a la enésima potencia

El secuestro de las niñas de Chibok ocurrió el 14 de abril de 2014 en el estado de Borno, Nigeria. Un grupo extremista islámico llamado Boko Haram secuestró a 276 estudiantes de la Escuela Secundaria para Niñas de Chibok, de los cuales 57 lograron escapar durante la primera noche de cautiverio. El secuestro generó una gran conmoción mundial y una campaña de redes sociales bajo el hashtag #BringBackOurGirls, que llamó la atención sobre el incidente y presionó al gobierno nigeriano y a la comunidad internacional para que actuaran en consecuencia.

Durante las semanas posteriores al secuestro, el mencionado hashtag comenzó a ser tendencia mundial en Twitter a medida que la historia continuaba difundiéndose y tres semanas más tarde ya había atraído 2,3 millones de tuits. Uno de esos tuits provino de la Primera Dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, sosteniendo un cartel que mostraba el hashtag, publicado en su cuenta oficial de Twitter, ayudando a difundir la conciencia sobre el secuestro. Algunos críticos calificaron la campaña de slacktivism, particularmente cuando pasaron las semanas y los meses sin que se lograra ningún progreso en el rescate de las niñas secuestradas.

Durante varios años después del secuestro, las niñas fueron objeto de abusos, violaciones y conversiones forzadas al islamismo por parte de Boko Haram, que exigía la liberación de sus miembros detenidos a cambio de la liberación de las estudiantes. A lo largo de los años, algunas de las niñas han sido liberadas o han logrado escapar, pero hasta la fecha, más de 100 siguen todavía desaparecidas.

El secuestro de las niñas de Chibok puso en relieve la inestabilidad y la violencia en el norte de Nigeria y la lucha contra el extremismo islámico en la región. También reveló la falta de capacidad del gobierno nigeriano para proteger a sus ciudadan@s y llevar a cabo una operación efectiva de rescate. A pesar de los esfuerzos internacionales y del gobierno nigeriano para encontrar y rescatar a las niñas, el secuestro de Chibok sigue siendo un recordatorio de los peligros que enfrentan las mujeres y los niños en situaciones de conflicto y la importancia de proteger sus derechos humanos.

Conclusión

En general, la sociedad británica en 2013 era una sociedad en constante evolución, enfrentando desafíos económicos y políticos mientras lidiaba con la diversidad cultural y la continua lucha por la igualdad y los derechos humanos. ¿Pero luchando desde dónde? Desde las calles, ya os digo yo que no… con lo calentito que se está en casa con la mantita.

En plena era digital, es muy fácil «sentirse útil», pero es muy difícil «ser realmente útil», y Bring me the Horizon lo tenían (y todavía lo tienen) muy claro. eso sí, si te decides a dar el paso y salir a quemarlo todo, deja el lirio y la sonrisa en casa y al regresar exhausto al calor del hogar, que la sangre que manche el cuello de tu camisa no sea la tuya.

Sweet 10, Sempiternal!

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 556 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.