Bring Me the Horizon – Post Human: Survival Horror

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 30 de Octubre de 2020
Discográfica: Autoproducido - digital
 
Componentes:
Oliver Sykes – Voz
Lee Malia - Guitarra
Matt Kean – Bajo
Jordan Fish – Teclados
Matt Nicholls – Batería

Temas

1. Dear Diary, (2:44)
2. Parasite Eve (4:51)
3. Teardrops (3:35)
4. Obey (3:40)
5. Itch for the Cure (When Will We Be Free?) (1:26)
6. Kingslayer (3:40)
7. 1x1 (3:29)
8. Ludens (4:40)
9. One Day the Only Butterflies Left Will Be in Your Chest as You March Towards Your Death (4:03)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bring Me the Horizon – Post Human: Survival Horror
Todos los discos de Bring Me the Horizon en Amazon


Nunca me creí capaz de disfrutar un disco de Bring Me the Horizon, pues siempre he considerado a la banda de Sheffield muy sobrevalorada. Ni siquiera en su etapa más core les consideré unos “grandes” del género. Y, sobra decir, que sus últimos experimentos como Amo (2019) son horribles.

Aún así, este final de año me he atrevido a escuchar su último trabajo titulado Post Human: Survival Horror. ¿Motivo? Parecía que han sacado un conejo de la chistera… todos los medios internacionales han hablado maravillas de este EP… ¡se le tenía que hincar el diente! Y bueno, lejos de decepcionarme una vez más, Post Human: Survival Horror me ha impresionado en cierta manera.

Pero voy a ser realista y franco, es un trabajo interesante e incluso lo puedo considerar notable pero no más. Lo que más me ha atraído es su resultado del todo ecléctico. El trabajo es ambicioso, pues los británicos se han atrevido a verter en los 32 minutos de duración de Post Human: Survival Horror una o varias pinceladas de todos los géneros que han abarcado a lo largo de su tortuosa carrera.

En otras palabras y hablando en plata, metalcore alternativo en su faceta más electro-industrial. ¿Queda suficientemente claro?

Lo que más miedo me ha dado antes de iniciarme en este nuevo mundo de contrastes era como asimilar las colaboraciones presentes en 4 de 9 canciones. Por un lado encontramos a Yungblud (pop rock – indie – pop rap – electropop), también encontramos dos colaboraciones con Babymetal (J-Pop – trance metal – djent – alternativo), una con Nova Twins (rap rock – industrial) y finalmente con Amy Lee (¿gótico? – ¿nu metal? Siempre me ha costado situar a Amy y/o sus Evanescence en el organigrama metalero). ¿Cómo enfocamos todo este mestizaje? Pues ni idea, simplemente, me dejo llevar. Y tras 32 minutos la satisfacción es ligeramente satisfactoria.

En “Dear Diary,” encontramos una buena canción electro-industrial con un buen trabajo de Oli en las voces, tanto en los guturales como en las limpias. La canción es corta, menos de 3 minutos. Pero es directa, intensa des de el primer segundo. “Parasite Eve” es demasiado irregular, es como un intento de sonar a lo Ghostemane pero sin su esplendor. “Teardrops” tiene el sonido alternativo de los 90 de bandas como Linkin Park, una canción más popy con estribillo de fácil gancho.

En “Obey” encontramos la colaboración de Yungblud que, lejos de quedar horrenda, queda interesante. La canción de por sí tiene potencial, y el paso de Yungblud por la canción ni aporta ni resta, con lo que…¡bien!. Y entonces llegan las dos colaboraciones con Babymetal. Antes de nada tengo que decir que no soporto a esta banda, ni comprendo en hypeque hay alrededor de ella. Dicho esto, mi neutralidad con estas dos canciones viene ya desprestigiada. Total, son horribles.

“1×1” con Nova Twins no aporta nada nuevo al disco, una canción totalmente omitible. “Ludens” es interesante con un buen equilibro de estilos pero se deshincha poco a poco pese a que el tramo final es consistente. Y llegamos al cierre con la colaboración de Amy Lee, “One Day the Only Butterflies Left Will Be in Your Chest as You March Towards Your Death”. Si, éste es el nombre de la canción que por cierto no pega mucho aquí. Una canción melódica con pianos, incluso minimalista. Demasiado rompedora.

¿El mejor disco de BMTH? Pues no, francamente. Es ambicioso y ecléctico, es enérgico y batallero. Pero tampoco lo voy a considerar un disco puntero en algún aspecto. No me va a hacer redescubrir sus discos antiguos. Como nos tienen acostumbrados, una de cal y una de arena.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 348 Artículos
Rock en todas sus extensiones