Bonfire – Roots

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de febrero de 2021
Discográfica: AFM Records
 
Componentes:
Alexx Stahl - Voz
Hans Ziller - Guitarra
Frank Pané - Guitarra
Ronnie Parkes - Bajo
André Hilgers – Batería y percusión

Temas

CD1
1. Starin' Eyes (5:22)
2. American Nights (3:51)
3. Let Me Be Your Water (4:55)
4. The Price of Loving You (3:42)
5. Comin ́ Home (6:04)
6. Ready 4 Reaction (4:29)
7. Give It A Try (4:29)
8. Sleeping All Alone (3:39)
9. Who ́s Foolin ́ Who (3:42)
10. Why Is It Never Enough (4:03)

CD2
1. Fantasy (4:03)
2. When an Old Man Cries (5:29)
3. Love Don ́t Lie (5:42)
4. Lonely Nights (4:46)
5. Under Blue Skies (4:51)
6. You Make Me Feel (4:42)
7. No More (4:26)
8. The Devil Made Me Do It (3:25)
9. Without You (4:47)
10. Your Love Is Heaven to Me (3:29)
11. Piece of My Heart (2:49)
12. Youngbloods (3:46)
13. Our Hearts Don ́t Feel the Same (4:35)
14. Wolfmen (3:37)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bonfire – Roots
Todos los discos de Bonfire – Roots en Amazon


La pandemia definitivamente ha dado un tiempo inesperado y hay muchísimas bandas que han puesto todos sus esfuerzos y ganas en los discos desenchufados de calidad soberbia. Este Roots de los alemanes Bonfire es una muestra en forma de disco doble y en la que mantienen una guitarra eléctrica si bien es una obra eminentemente acústica, trabajada hasta el milímetro, y sumamente atractiva… aunque termina haciéndose un poco larga. Han añadido al final cinco temas nuevos interesantes siendo hard rock de quilates con una formación que de verdad que parece ser capaz de despegar la fogata. Aunque quizá tampoco necesitaba de 24 temas…

Posiblemente os diría que el disco es un cruce entre los unpluggeds de Gotthard, el de Michael Schenker (especialmente por las guitarras) y Scorpions, por lo que todo les queda cerca, en Centroeuropa. El grupo estaba en un gran momento con esta nueva formación y con Fistful of Fire del que no han podido dar concierto alguno debido a la crisis sanitaria global. Recodemos que Hans Ziller empezó en 1972 con un proyecto musical que se llamaba Cacumen y que con los años derivó a Bonfire, por lo que el recorrido es amplio.

Uno de los grandes detalles ha sido el meter guiños en forma de punteos de guitarra a himnos míticos y atemporales como pueden ser el “Layla” de Clapton o el “Hot Dog” de los Zeppelin. Incluso en ese brillante inicio con Moog adivino un pequeño, muy pequeño, homenaje a Royal Hunt. No todo tienen que ser viejas glorias… Los coros son magníficos, dobles voces y Alexx Stahl canta como los ángeles. Los cortes están cambiados de tempo respecto a las originales y hay belleza en medios tiempos y baladas como “American Nights”. En la batería encontramos a todo un viejo lobo del rock como es André Hilgers, contenido y preciso, dando lustro al legado del grupo. Aquí el guiño es doble, por un lado, el “Breaking the Law” de Judas y por otro el de “Black Night” de Led Zeppelin. Supongo que están claras las raíces del título…

Voces femeninas invitadas y guiños al “Sweet Home Alabama” en la poderosa “Let Me Be Your Water”, siempre con clase, pero con muchos momentos excesivamente almibarados. El piano es la base de “Comin’ Home” y la tremenda guitarra de Ziller en el fondo es lo que más brilla en el grupo junto con la excepcional y expresiva garganta de Stahl, que roza un nivel superior con subidas y muchísima expresividad vocal. Trallazos hard rockeros como “Ready for Reaction” mutan de piel ganando clase en trabajados ejercicios de adaptación al formato y el resultado es más que atractivo.

“Give It a Try” ha quedado muy americana si bien la guitarra de Ziller conecta con los trabajos Thank You en desenchufado de Michael Schenker. El inicio vocal de “Sleeping Alone” puede recordarte a las grandes bandas de hair metal, y bueno, pensad que Bonfire ha estado en todas las edades del heavy metal, por lo que beben de todo y están influenciados por todo. Es una de sus grandes composiciones y suena a Los Ángeles por mucho que sean ellos de Ingolstadt. A medida que avanza el disco hay un punto en el que los niveles de azúcar llaman a voces a la guitarra eléctrica con carga de insulina, si bien cortes como “Who’s Fooling You” te siguen convenciendo del alto nivel del trabajo.

Ya en el segundo disco el efecto novedoso y el impacto inicial va perdiendo fuelle, aunque en cortes como “Fantasy” mantienen la calidad. Exceso de medios tiempos y baladas como “When an Old Man Cries” muy a lo “Nightmare” de Schenker, especialmente en la guitarra, y con un fragmento de homenaje a “Fear of the Dark”. En “Why Is It Never Enough” contiene el guiño al “Paint It Black” de los Rolling Stones y contiene una rotunda demostración vocal de Stahl, la enésima. Muy grandes Ziller y Pané a las seis cuerdas a lo largo del disco si bien no hay que desmerecer la labor más oscura de Ronnie Parks al bajo. El unplugged avanza con mucho Moog y la bella “Love Don’t Lie” y esas voces dobladas. Quedaba por homenajear al “Stairway to Heaven”, y aquí lo hacen.

Enésima capa de almíbar en “You Make Me Feel” y algo de hartazgo compositivo que te hace pensar sobre si realmente esto necesitaba de un doble disco por mucho clásico que sea. Gran final con “No More” y “Devil Made Me Do It” (especialmente). Clasicazos de envergadura para un final que repunta el bajón final de contumacia en arreglos. Alexx vuelve a demostrar que muy probablemente ha nacido para estar en este grupo. Los temas eléctricos no están nada mal destacando la clase de “Piece of My Heart” y de la trabajada y afilada “Young Bloods”. En “Wolfsmen” se acercan a terrenos de sus compatriotas Axxis.

Puede que sea el disco ideal para entrar en lo que es Bonfire pues escuchando este disco sorprende que no atesoren un nivel mayor. Su faceta desenchufada es exquisita y dulce acercándose a Scorpions en cuanto a niveles de comercialidad. Vivimos el auge del desenchufado por los tiempos de confinamiento y de verdad que es lo mejor que nos ha traído la pandemia. Dudo que discos desenchufados hubiesen conseguido este nivel sin tener horas y horas de trabajo detrás. Ya sea en eléctrico o desenchufados, lo que sí que me ha quedado claro es que si vienen hay que ir a verles sí o sí.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 657 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.