Blind Guardian – The God Machine

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 2 de septiembre de 2022
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Hansi Kürsch – Voz
André Olbrich – Guitarra
Marcus Siepen – Guitarra
Barend Courbois – Bajo
Frederik Ehmke – Batería
Michael "Mi" Schüren – Teclados

Temas

1. Deliver Us From Evil (5:21)
2. Damnation (5:20)
3. Secrets of the American Gods (7:28)
4. Violent Shadows (4:17)
5. Life Beyond the Spheres (6:02)
6. Architects of Doom (6:20)
7. Let It Be No More (4:48)
8. Blood of the Elves (4:37)
9. Destiny (6:46)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Blind Guardian – The God Machine
Todos los discos de Blind Guardian – The God Machine en Amazon


Nos han hecho esperar, pero ha valido la pena… También reconozco que yo mismo os he hecho esperar con la crítica ya que el disco lleva tiempo fuera, pero merecía ponerle los cinco sentidos a la hora de escribir sobre él. Lo de publicar por publicar no va con SofN. Podemos resumirlo todo como que los bardos germanos completaron toda su metamorfosis orquestal con su anterior e incomprendido disco Legacy of the Dark Lands,del que confieso que no llegué a entrar, pero estoy seguro que tarde o temprano veré en él que es una maravilla.

Todo dio un giro en el A Night at the Opera, cuando los chicos dorados del power metal se fueron a lo barroco, al horror vacui pictórico traspasado a lo musical y a la sobreposición de capas y texturas. Y no estuvo mal, pero a fin de cuentas lo que la gente espera de ellos en directo es que toquen los clásicos, más directos y netamente metal. Con The God Machine hacen un parón en el camino y vuelven a lo que se espera de ellos. Y sí, es un gran disco. Esta vez: menos, es más.

Destapan el tarro de las esencias con la excelente “Deliver Us from Evil” en la que vas a poder a volver a reconocer a los Guardian de toda la vida. Doble bombo, estribillo a galope caballuno, juegos de coros y estructuras, y me atrevo a decir que va para clásico, y más con los juegos de guitarras dobladas, coreables inclusive, de Marcus Siepen y André Olbrich.

De entre lo más logrado y que merece ser tocado en directo está la genial balada “Let It Be No More”. Directa, intensa, sentida y bella, armada con acústicas y con un Hansi impresionante y sentimental. Obviamente hay esas capas de coros acompañando al líder, pero todo es natural y muy logrado, con un estribillo que puede ser cantado en directo por toda su parroquia. Hay unos leves arreglos de cuerda mandando las orquestaciones a tercera fila para aflorar el componente metálico.

Y la otra mayúscula que bien merece todas las atenciones es la trabajada y extensa “Secrets of the American Gods”. Un medio tiempo elaborado exquisitamente con una línea vocal muy evocadora y lograda, y después rematada con un largo estribillo, apoyado por orquestaciones que quedan por detrás del teclado, a cargo de Michael Schuren. El mar de coros acompaña con clase y el solo es templado y perfectamente integrado a lo que merece la composición, que irá sorprendiendo como antaño con esos sutiles y orgánicos cambios.

“Blood of the Elves” es un intento de acercamiento incluso a los discos primerizos, de velocidad endiablada, coros a lo “Banish from Sanctuary”, intentando dejar el esqueleto, dando todo protagonismo a las guitarras y jugando con los tempos y los elementos folk que siempre les han caracterizado. Material variado y adictivo como “Damnation”. Verás que hay letras y fragmentos que son un guiño al pasado, pero no suenan a refrito. Y es que si de algo pueden presumir Blind Guardian es que nunca cayeron en el autoplagio.

Definitivamente las guitarras y la veloz locomotora de Frederik Ehmke dominan este disco producido por todo un Charlie Bauerfiend. “Violent Shadows” intenta recrear los tiempos de “Valhalla”, y se acerca con ganas y por sonido. Velocidad y un estribillo muy de directo, puramente guardián ciego. Es de lo más directo y netamente metalero que han grabado en muchos lustros, siempre con la clase de Barend Curvois, que parece que no esté, y a las cuatro cuerdas tiene un trabajo técnico de aúpa.

“Life Beyond the Spheres” es muy probablemente el tema que más conecta con sus últimos discos, por ser un medio tiempo solemne, con muchos coros (menos audibles) si bien han dejado todas las orquestaciones en el cajón y son teclado y guitarras lo que ornamentan bien. Hansi vuelve a dar una lección vocal y de expresividad. Es un vocalista teatral por su voz, no por sus elegantes movimientos.

Y “Architects of Doom” retoma el estilo de componer de Imaginations from the other Side, algo que gustará a sus antiguos fans pues muchos somos los que vemos que allí llegaron a su cota más alta. El tema lo tiene todo lo que les ha hecho célebres y pinta como corte destinado a los directos. A pesar de ser extensa, pasa como un suspiro y, identificarás esas guitarras clásicas y esos dejes tan power. Melodía y fiereza se dan la vez con maestría.

Cierra con “Destiny”, buen final complementando el disco y demostrando que aquí no hay relleno, siendo un buen medio tiempo. Momentos atmosféricos, inspiración Queen, por momentos y muchos juegos de voces dando riqueza a un tema que cumple para terminar. Obviamente la inspiración sigue siendo toda de la literatura fantástica de Sapkowski, Neil Gaiman o Patrick Rothfuss.

Diré algo que parece que no queda muy de un fan de Blind Guardian, pero: después de 20 años me apetece ver sus canciones nuevas en directo… Han vuelto con ganas, certeros y con material capaz de volver a enamorarte por mucho que, obviamente, el tiempo ha pasado y ya no estamos en 1998. Han llegado al número 2 de las listas germanas, repitiendo la mejor posición que tuvieron con At the Edge of Time. Es algo anecdótico pues sus grandes discos apenas asomaron en las listas, pero sirve de indicador.

 

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1050 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.