Avenged Sevenfold – Sounding the Seventh Trumpet: 20 años de su ¿fallido? debut

Ficha técnica

Publicado el 31 de enero de 2001
Discográfica: Good Life Recordings / Hopeless Records
 
Componentes:
M. Shadows – Voz, guitarra, teclados
Zacky Vengeance – Guitarra
Justin Sane – Bajo, piano
The Rev – Batería, voz

Temas

1. To End the Rapture (1:24)
2. Turn the Other Way (5:36)
3. Darkness Surrounding (4:49)
4. The Art of Subconscious Illusion (3:45)
5. We Come Out at Night (4:44)
6. Lips of Deceit (4:09)
7. Warmness on the Soul (4:19)
8. An Epic of Time Wasted (4:18)
9. Breaking Their Hold (1:11)
10. Forgotten Faces (3:26)
11. Thick and Thin (4:15)
12. Streets (3:06)
13. Shattered by Broken Dreams (7:08)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Avenged Sevenfold – Sounding the Seventh Trumpet: 20 años de su ¿fallido? debut
Todos los discos de Avenged Sevenfold en Amazon


¿Fallido?

Para muchos es el peor disco de la banda. Una banda novel haciendo lo que hace una banda novel: un disco debut que gustará a unos y desagradará a otros. Personalmente me incluyo en el sector de los que disfrutan de este disco como de cualquier otro de Avenged Sevenfold.

O sea que, ¡de fallido nada!

Avenged Sevenfold

Siglo XXI, el metal pedía a gritos un relevo generacional. Se necesitaba una revolución interna para buscar a los ansiados sucesores de las bandas históricas venidas a menos por motivos evidentes. La falta de ideas para crear nuevas obras maestras y la edad empezaban a causar mella en la mayoría de bandas legendarias. El nu metal no acababa de ofrecer esas bandas lanzadas al estrellato y los nuevos revivals sabían a más de lo mismo bajo diferente nombre.

En ese momento nació un subgénero que acabaría estallando en la cara a la comunidad metal, el metalcore. Odiada por el ¿80%? de las masas. Desprestigiada por esa estética moderna lejos de las chupas de parches y tachuelas, con gorras, camisetas de tirantes y dilataciones gigantescas. Los breakdowns, los guturales o las voces limpias… todo parecía irritar al true metal.

Y por aquel entonces nació una banda en forma de cuarteto. En 1999 con M. Shadows, Zacky Vengeance, The Rev y Matt Wendt nació el primer lineup de Avenged Sevenfold. Wendt dejaría la banda antes de la grabación de Sounding the Seventh Trumpet, con Justin «Sane» Meacham de Suburban Legends asumiendo el control del bajo.

Sounding the Seventh Trumpet

En noviembre de 2000 y con $ 2,000 de presupuesto, la banda ingresó a Westbeach Records Studios. Los cuatro adolescentes tenían ganas y abordaron las sesiones con destreza. Por ejemplo, The Rev grabó todas sus partes de batería en una sola toma.

Hay cierta confusión en la fecha de lanzamiento, enero o julio de 2001, da igual. Pero el disco vendió 300 copias en su primera semana, nada mal siendo debutantes y desconocidos. La primera piedra estaba colocada, y con la adesión final de Synyster Gates a la alineación, el grupo comenzó a crecer.

Grabaron una nueva versión de metal de «To End the Rapture» con Gates en la guitarra principal. La pista fue destacada por su EP Warmness on the Soul. Sintiendo que estaban en algo bueno, la banda luego grabó todas las otras canciones con Gates a la cabeza mientras preparaban un relanzamiento a través de Hopeless Records para marzo de 2002.

El título Sounding the Seventh Trumpet toma su nombre del Libro del Apocalipsis, específicamente haciendo referencia al capítulo 11 y al sonido de la última (séptima) trompeta, que muestra el fin del mundo.

Estilísticamente, la banda lució todas sus influencias en el disco. Hay tanto de heavy metal como de hardcore. Es sin duda su disco más pesado hasta la fecha, llenándolo con guitarras resonantes, riffs ingeniosos y voces más ásperas de su trayectoria. Aunque no es el más cohesivo de los álbumes de Avenged Sevenfold, Sounding the Seventh Trumpet muestra la brillantez inicial de un grupo que encuentra su base. Hay una mezcla de metal underground y hardcore que los estaba influenciando en ese momento y algunas pistas que mostraban más musas de rock y metal convencionales que influirían en sus últimos trabajos.

La canción que más destaca en éste debut es sin duda “Warmness on the Soul”, una de las mejores baladas de la banda, que no tienen pocas por cierto. Curioso es ver como una banda tan joven y novel se arriesgan con una balada de este calibre.

Pero no todo el potencial del disco reside en una balada. La intro “To End The Rapture” presenta credenciales de M.Shadows, “Turn The Other Way” hace lo propio con un dinámico The Rev en la batería y los primeros guturales del disco. Una canción de corte hardcore clásico.

«Darkness Surrounding» es pura locura colectiva, una canción que aún no logro encasillar y siempre acabas afrontándola de diferente manera. Quizás demasiado ecléctica para ser comprendida con claridad. «The Art of Subconsciente Illusion» es hardcore punk melódico que por momentos recuerda incluso a Bad Religion.

Aunque también tenemos piezas flojas como «We Come Out at Night». Esta canción tiene a M.Shadows completamente gutural para la mayoría de sus voces y la banda proporcionando un respaldo frenético, aunque hay una ruptura melódica.

Sounding the Seventh Trumpet es un debut imperfecto de una banda imperfecta. Pero la perfección aburre, y el poderío de Avenged Sevenfold residirá en su dinámica expansiva, en sus ganas de crecer. Su camino no será recto pero si será suculento. Y salta a la vista su estatus actual tras 20 años de su debut. Hoy encabezan los macro festivales en el mundo entero.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 439 Artículos
Rock en todas sus extensiones