Anti Flag – 20/20 Vision

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 17 de enero de 2020
Discográfica: Spinefarm Records
 
Componentes:
Justin Sane - Voz, guitarra
Chris Head - Guitarra
Chris #2 - Bajo, voz
Pat Thetic - Batería

Temas

1. Hate Conquers All (2:47)
2. It Went Off Like a Bomb (2:23)
3. 20/20 Vision (2:27)
4. Christian Nationalist (2:44)
5. Don't Let the Bastards Get You Down (2:50)
6. Unbreakable (3:09)
7. The Disease (2:56)
8. A Nation Sleeps (2:17)
9. You Make Me Sick (3:01)
10. Un-American (3:11)
11. Resistance Frequencies (2:54)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Anti Flag – 20/20 Vision
Todos los discos de Anti Flag en Amazon


Gran concierto se marcaron Anti Flag en el Estraperlo, y en parte, fue por los grandes temas nuevos que aportó en el set este nuevo y potente trabajo. 20/20 Vision alude a la visión perfecta y viene acompañado por la cara de Donald Trump tachado por los símbolos del grupo. Grupos tan activos y protestatarios como Anti Flag no pueden quedarse ajenos a la que cae y esta obra nos vuelven a avisar del peligro de las élites del poder en connivencia con la política o de la deriva que puede conllevar el virar hacia una teocracia. Un aviso a navegantes que dispara con bala al neofascismo emergente que se contagia por todos los rincones de un planeta que parece no aprender del pasado o pecar de tener una memoria de pez. A diferencia de sus anteriores discos veo un material más inspirado y generalizado. De los dos anteriores destacaban un par de temas en sobremanera, aquí la calidad es común denominador en todos los temas.

En octubre del pasado año ya nos regalaron “Christian Nationalist”, con la que abren su actual gira cada noche. Tema muy melódico y sólido, con pegada y melodía, tirando hacia la vertiente más comercial. Un medio tiempo que engancha rápido y en el que las voces de Chris #2 y Justin sobresalen. Es el gran activo del combo de Pittsburgh, contar con dos brillantes cantantes. Otra icónica y que fue lanzada como single es la primera de esta obra: “Hate Conquers All”, en la que encontramos fragmentos de los discursos incendiarios de Trump. El monstruo naranja inspira un tema combativo, directo, y, sobre todo, contundente. Toda la potencia la ponen esas abrasivas guitarras de los dos cantantes. El combo de Pennsylvania juega un poco a ser Bad Religion en “It Went Off Like a Bomb” con grandes resultados. Melodía y dosis de punk californiano con guitarras muy melódicas.

En el terreno más personal me quedo de largo con dos temas estupendos, directos y puramente melódicos. Por un lado, está “Don’t Let the Bastards Get You Down”, muy hímnica y divertida y orientada al desparrame, el canto hooligan y a lanzar cervezas a escenario. La otra joya la lanzaron en tierras catalanas y fue uno de los mejores momentos de la velada: “Unbreakable”. Gran himno luminoso que está a medio camino entre el punk marca de la casa y el rock’n’roll sucio de los 90. La línea vocal y la estructura del tema es muy Backyard Babies. Las guitarras acústicas te introducen al tema que da título al disco con mucha clase y rebajando las pulsaciones. En general ha salido un disco muy melódico que contrasta bastantes con sus inicios mucho más agresivos. Y otra que gustó, y mucho, en el Estraperlo badalonés fue “The Disease”, otro ejemplo de que es este disco hay muchos futuros clásicos. Hay un interludio con voces distorsionadas y coquetea con el pop de forma desacomplejada, pero la canción es rotunda.

Si echáis de menos su vena más contundente y combativa lo mejor que puedes hacer es atacar el “A Nation Sleeps” en la que Pat Thetic da una buena lección de comandar la nave a grandes velocidades. Curiosa es “You Make Me Sick” con esos sonidos de acople, y sin estar mal, baja un poco el listón sonando algo tópica, aunque esos coros “uoo, uoo” siempre te animan la tarde. Vuelven las acústicas en la templada e hímnica “Un-American” que resulta otro de los más grandes logros del compacto. Atención a los juegos percusivos de Pat y a un teclado casi imperceptible que adorna la mezcla final. Parece que el final del disco es lo que más intenta desmarcarse de lo habitual en el grupo. Sorprenden los vientos de “Resistance Frequencies” para dar color y festividad al adiós con muy buen rollo. Sólo les falta confeti.

Ya no están en una multinacional, pero por este material muchas discográficas matarían, lástima que los tiempos vayan cambiando. Hay aquí un gran equilibrio entre punk y melodía, y sí, se inclina más hacia lo comercial, pero las canciones son dignas de aplauso y mejoran en bastante el material de sus dos anteriores obras. De todas formas, tampoco hay grandes cambios respecto a American Fall y American Spring. En el libreto están las letras y comentarios sobre cada canción para que puedas unir protesta e ideología en un grupo tan combativo como necesario para estos tiempos tan oscuros. Nunca se habían metido directamente con gente en concreto y siempre desde una perspectiva global, pero está claro que Trump y Mike Pence se han esforzado para ser blanco de las iras del cuarteto. Gran momento en directo y en estudio.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 497 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.