Ankor – White Dragon

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de abril de 2019
Discográfica: Rock Estatal Records
 
Componentes:
Jessie Williams - Voz
David Romeu - Guitarra
Fito Martínez - Guitarra
Julio López - Bajo
Ra Tache - Bateria, teclados

Temas

1. Holy Wolf (4:24)
2. Ghosts (3:11)
3. Hill Valley (3:54)
4. New Kingdom (4:15)
5. Walking Dead (3:30)
6. Fences (3:37)
7. Gravity (4:02)
8. Sail (4:14)
9. Automatic (4:14)
10. Nebula (4:26)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Ankor – White Dragon
Todos los discos de Ankor en Amazon


El pasado mes de abril Ankor lanzaron su nuevo álbum. Editado por Rock Estatal Records, la suma de estilos musicales he interpretativos se ven reflejados en White Dragon (2019), con el arte y descaro vocal de Jessie Williams al frente, mostrando sus registros más duros y dulces, con sus gritos y sus susurros, caminado por el rap hasta llegar al gutural; con las baterías de Ra Tache, que dan una vida orgánica encima de las programaciones electrónicas, y las guitarras de David Romeu y Fito Martínez que reparten crudeza, riffs y melodías afiladas que enganchan tras la primera escucha. Con el mismo David Romeu a la producción y mezclado en Nueva York por Dan Korneff (Paramore, A Day to Remember, Papa Roach) y masterizado por Ted Jensen (Green Day, Muse, Avenged Sevenfold), y contando con al colaboración de Julio López al bajo, Ankor nos presentan 10 canciones de mucho nivel.

El álbum lo abre “Holy Wolf» con una intro suave y atmosférica, con unos teclados que dan paso a la dulce voz de Jessie. El registro del tema se vuelve duro, con intercambio de registros vocales, pasando de la dulzura, al fraseo casi hablado, a los gritos, todo con un sentido y manteniendo a la canción en su sitio. Una buena manera de hacer un disco, ya que nos muestra por donde se moverán a lo largo del álbum, dejando claro que su salto de calidad es notable, y que nos encontramos ante un disco que marcará el presente y el futuro de la banda.

El primer single del disco, con un bestial videoclip, es “Ghosts”, que curiosamente tiene una estructura similar a la anterior, con una intro de piano para llevarnos a un tema donde la batería de Ra es la verdadera protagonista imponiendo sus golpes contundentes y también la manera de cantar de Jessie que con el gran trabajo de guitarras de David y Fito dan un resultado ideal. Un aire electrónico con unos coros de fondo, que se mezcla con guitarras potentes abre “Hill Valley”, quizás el tema más alternativo del disco aunque sin perder fuerza teniendo un punto bailable que encaja perfectamente. La parte metálica de la banda coge protagonismo en “New Kingdom”, con una estructura cercana a ritmos árabes jugando con las voces de Jessie, sabiendo usar todos sus registros vocales en casi todas las canciones sin hacerse repetitiva.

El segundo videoclip del disco, y seguramente su mejor tema de esta entrega es “Walking Dead”. Desde su inicio es potente, rápida, intensa y adictiva. Esa parada justo para que entre la voz es un gran acierto, con un estribillo que nos hará botar. Una parte suave y de nuevo la energía de unos Ankor en un gran estado de forma, incluyendo una parte cantada en castellano. En “Fences” nos da la sensación de que podría ser un tema suave, pero creo que es simplemente por que venimos de “Walking Dead”, pero la canción suena potente, con unos buenos riffs de guitarra bien afilados. «Gravity» tiene un aire más festivo, más positivo, con una melodía en el solo alegre con voces dobladas, de formato menos agresivo pero con mucha energía.

Un ejemplo de saber combinar estilos es “Sail”, donde nos ofrecen su parte más dulce y su faceta más dura, tanto en la voz de Jessie como en el sonido. Vuelven los pianos en “Automatic”, con un aire casi jazz o soul en su estructura de entrada, para crear el tema más pop del disco, sin perder nada de sonido duro, pero menos agresivo que la mayoría del álbum, como “Nebula”, que empieza con Jessie que parece que te habla a ti directamente, con esos arreglos electrónicos, con cierto aire épico con coros, y un in crescendo a lo largo del tema que, como cierre del álbum, encaja a la perfección.

Un disco de sonoridad actual pero cogiendo detalles del metal y la música alternativa más cañera de años atrás, creando unas canciones llenas de energía y fuerza, con un gran trabajo tanto vocal como instrumental, sin hacerse repetitivos ni predecibles, aunque seguramente no sonará en las emisoras de radio que dicen poner rock o música alternativa y no avanzan de lo que sonaba en lo 90. Destacar también la espectacular versión del álbum en vinilo, en edición splatter en azul y rosa, que sigue la línea de imagen de la banda actualmente.

Ray Molinari
Sobre Ray Molinari 122 Artículos
Adicto a los vinilos y a los directos. Fotografo allì donde no haya sol y suene buena musica, con ya mas de 25 años pisando salas de concierto, ha visto de todo en todas las salas. Coleccionista de lp's y 7" que acaban sonando en sus sesiones como dj