Adam and the Hellcats – Claws Out

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 12 de abril de 2021
Discográfica: Cargo Records
 
Componentes:
Adam Feasey - Voz, guitarra
Christina Ahlayer - Coros
Steve Gibbons - Guitarra
Martin Woodman - Guitarra
Jaz Fox - Bajo
Tony Fasey - Batería
Steve Long - Teclados

Temas

1. She's a Vampire (4:56)
2. Queen and Country (4:08)
3. Traitor (4:04)
4. Cover Band (4:26)
5. Bending the Knee (6:00)
6. Welcome to the Madhouse (5:03)
7. Spice of Life (4:53)
8. The Ballad of Mary Jane (6:05)
9. House of Straw (5:45)
10. It's Cider Time! (3:09)
11. Before the Bomb (4:15)
12. Tomorrow Is Another Day (3:18)
13. Starlight (9:20)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Adam and the Hellcats – Claws Out
Todos los discos de Adam and the Hellcats en Amazon


Tres años les ha costado, pero por fin los británicos Adam and the Hellcats ven publicado su primer trabajo. Aunque las ediciones físicas aún se harán esperar unos días, ya podemos disfrutar de este personal Claws Out (2021), compuesto por trece temas en los que se aprecian briznas de varios grupos, de diversas épocas y estilos, sin llegar en ningún momento a encasillarse, dando como resultado una adictiva macedonia musical de la que no podremos apartar la oreja.

El octeto se presenta con “She’s a Vampire”, cargada de chulería ochentera, en la que ya se hacen evidentes la importancia de los coros en la formación y la intención del grupo de interpretar los estilos clásicos con un punto distinto.

El hard rock se vuelve más potente en “Queen and Country”, adornada con la presencia de unos pegadizos teclados y coronada por una rabiosa voz femenina cargada de personalidad.

Sigue la misma línea “Traitor”, donde los focos ponen su atención en gran parte en las guitarras y los breves pero electrizantes solos.

El ambiente se torna un poco más pesado en “Cover Band”, con unas distorsiones que le dan un carácter marcado por la fuerza, que va aumentando muy paulatinamente durante todo el corte.

Una pegadiza melodía, acompañada por una voz lírica, nos dan paso a “Bending the Knee”, que pisa con firmeza y atrapa irremediablemente, tanto por sus estrofas crudas como por su envolvente estribillo.

“Welcome to the Madhouse” da un giro hacia sonidos que pueden recordar al industrial o al new metal, sin llegar a adentrarse completamente en esos terrenos, todo ello apoyado en la atmósfera tétrica que el título nos hacía presuponer.

Es el momento de la inclasificable “Spice of Life”, que consigue sonar a la vez pop y arrolladoramente poderosa, con unos pasajes pegadizos a los que es inútil resistirse, a la que sigue “The Ballad of Mary Jane”, en la que los de Bristol siguen sonando únicos, creando un tema de punk melódico al que se atreven a dar una personalidad casi épica gracias al trabajo de Steve con el teclado.

Continúan las fusiones inesperadas en la acústica “House of Straw”, donde la guitarra se acompaña de dos voces, una femenina y una masculina, acercándose el tono de la segunda al rap americano, dando otro curioso  resultado.

La banda saca su faceta más británica con “It’s Cider Time! “, en la que de nuevo se hace protagonista el punk, esta vez aliñado con un poco de espíritu folk, ofreciendo un tema tan cañero como fiestero,  antes de retomar los sonidos más duros en “Before the Bomb”, en la que asoman las influencias hardcore de la formación, evidentes de nuevo en la contundencia de las guitarras.

Con unos ritmos que me hicieron pensar inmediatamente en Michael Monroe y su forma de mezclar melodías pegadizas con acordes inspirados en el punk primigenio, entra “Tomorrow Is Another Day”, dispuesta a animar a todos los presentes antes de poner punto final al disco, de lo que se encarga la polifacética “Starlight”. Rebosante de sentimiento y cantada por las dos voces al unísono, la primera mitad de la canción tiene ese inconfundible sabor a  canción de despedida, hasta que entra la velocidad para bajar la persiana a lo grande, con unos solos brillantes y toda la banda dando lo mejor de sí.

Sin miedo a encontrar géneros y buscando la forma de dotarlos de un sonido propio, Adam and the Hellcats han logrado sacar un trabajo diferente y original, en el que queda reflejado la calidad de sus miembros y, ante todo, las ganas de hacer las cosas a su manera.

Avatar
Sobre Puti Allin 64 Artículos
Melómano empedernido desde la más tierna infancia (lo de tierna es un decir). Todo lo demás que haya que contar, lo contaré sin problema en presencia de mi camarero.