A Tercio Pelao – Hijos de la huerta

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 3 de marzo de 2021
Discográfica: Autoeditado
 
Componentes:
Sergio - Voz, guitarra
Fer - Guitarra
Oto - Bajo
Germán - Batería

Temas

1. Punkis de papel (2:56)
2. Alvalitro (2:18)
3. Más ruina será la muerte (4:09)
4. Dosis (3:47)
5. Kompañera (3:21)
6. Enganchados (3:20)
7. Farlopa (3:02)
8. Gent de vi i ganivet (4:03)
9. Hijos de la huerta (4:21)
10. Spb Hools (2:21)
11. No les pagan por pensar (5:23)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: A Tercio Pelao – Hijos de la huerta
Todos los discos de A Tercio Pelao – Hijos de la huerta en Amazon


Aunque hace poco más de un año que A Tercio Pelao sacaron su primer disco, hasta la primera semana de mayo de este 2021 no han publicado ningún videoclip, y ya que la publicación del álbum no se comentó por estos lares, aprovechamos que el Pisuerga pasa por Valladolid para dar un repaso a este Hijos de la huerta, compuesto por once temas apuntalados en el punk rock más puro, a veces combativo y a veces festivo, pero evidentemente trabajado con ganas, que eso siempre se acaba notando en el resultado final.

El primer corte que ofrecen los valencianos es “Punkis de papel”, de ritmos fiesteros pero cargada de irónica mala baba, a medio camino entre la crítica y la burla hacia lo que no merece la pena prestar demasiada atención.

Se ponen más serios desde el primer segundo de “Alvalitro”, sonando a punk con cierto regusto a heavy del más callejero, rápido y sucio, dando un giro inesperado a mitad de tema metiendo, por sorpresa y sin avisar, unos momentos funk al tema.

Uno de los momentos álgidos del trabajo llega pronto con “Más ruina será la muerte”, canción cantada a dos voces en la que encontramos una cuidada letra, un estribillo coreable y con gancho, y una composición general construida al detalle.

Para “Dosis” cuentan con la colaboración de Javi, de Días Sin Huella, banda a tener en cuenta por todo amante de la escuela de Extremoduro. Al tema, que se abre con unos versos del eterno Miguel Hernández, se le aprecia en cada pulsación una expresión en la que convergen la melancolía y la media sonrisa.

Una nueva colaboración, esta vez de Ana, vocalista en Fatiga, encontramos en “Kompañera”, de mensaje necesariamente reivindicativo, remarcado con un estribillo combativo y cargado de sentimiento.

Para los dos siguientes cortes la banda se aleja de su línea habitual y se arrima al metal sin ningún problema. Primero lo hacen con “Enganchados”, cuyo videoclip me ha servido de excusa para estar hoy hablándote del disco, y a continuación con “Farlopa”, en la que, scratch mediante, versionean un tema original de Vestigio, rematado con un último pasaje rematadamente hardcore.

Retoman su sonido más punk para ofrecernos, en su lengua materna, “Gent de vi i ganivet”, un homenaje a las calles de Benimaclet donde el cuarteto creció, antes de volver al castellano en el tema que da nombre al disco, “Hijos de la huerta”, en el que redoblan fuerzas, resultando un tema preñado de rabia sin tregua.

El nombre de su barrio vuelve a aparecer en “Spb Hools”, una oda a su equipo de fútbol, el Sporting Benimaclet, extrapolable (con su permiso) a todos los clubes humildes. Himno rápido y juerguista digno de esas pequeñas gradas donde lo más celebrado es el tercer tiempo.

Para rematar el disco el ambiente se pone de nuevo serio y visceral, cargado de intención con “No les pagan por pensar”, en la que la letra, tanto por forma como por fondo, vuelve a cobrar protagonismo, enmarcada en un punkcore al que es imposible resistirse, poniendo un punto final difícil de superar a un disco que ya de por sí tiene todo lo necesario para merecer nuestra atención.

Como más vale tarde que nunca, y más tratándose de proyectos tan elaborados como el que hoy nos ocupa, he de recomendar este Hijos de la huerta a todo aquel que sepa apreciar el punk cuidado y salido desde dentro. No defraudará a nadie.

Hijos de la Huerta

Avatar
Sobre Puti Allin 58 Artículos
Melómano empedernido desde la más tierna infancia (lo de tierna es un decir). Todo lo demás que haya que contar, lo contaré sin problema en presencia de mi camarero.