5 temazos rockeros de Jefferson Airplane según… Txus Iglesias

Os invitamos a sumergíos en el vibrante paisaje sonoro de la década de los 60 con Jefferson Airplane, una banda que definió el espíritu rebelde y la innovación del rock de la era. Desde himnos psicodélicos hasta provocativas odas sociales, descubrid con nosotr@s los cinco temas más rockeros y emblemáticos que catapultaron a Jefferson Airplane a la cima del movimiento contracultural.

 

«Somebody to Love»

Álbum: Surrealistic Pillow (1967)
Discográfica: RCA Victor
Autor: D’arcy Slick

The Great Society fue la banda donde, inicialmente, se enroló esa giganta musical que es la vocalista Grace Slick, entre 1965 y 1966, junto a su marido Jerry Slick (batería) y el hermano de éste, D’arby (guitarra); el cual, precisamente, fue quien compuso esta canción. En consecuencia, éste último observó, en 1966, que el amor libre en San Francisco no era tan positivo y que éste generaría celos y divisiones, así que escribió el tema “Someone to Love” (empezó titulándose con esta ligera variante); el cual podría hablar de lealtad, afecto verdadero y monogamia, aunque con actitud más adulta y auto-dependiente y no tanto de sentimiento adolescente como en otras piezas musicales de los años 60 como, por ejemplo, “I wanna hold your hand” (1964), de The Beatles.

Se ha de tener en cuenta, además, que al propio D’arby Slick le acababa de dejar su novia, en el año 66 y es posible que fuese a ella a quien se dedicase el tema. Parece que dicha chica le solía mentir al músico y a éste se le quebró el corazón por ello, así que entonces él anotó versos como: “¿No necesitas a alguien a quien amar?”

El sobrio y minimalista tono folkie del único single oficial de The Great Society quizás provocó que esta misma canción pasase un tiempo sin que, prácticamente, se la conociese más allá de los clubs de la propia San Francisco.

Cuando abandonó esta agrupación de “La Gran Sociedad”, en 1966, entonces la propia Grace Slick se llevó consigo dicha tonada y acto seguido, ingresó como vocalista en otra banda que la había influido a ella misma, previamente: Jefferson Airplane; aquí junto a Marty Balin (voz), Paul Kantner (guitarra rítmica), Jorma Kaukonen (guitarra solista), Jack Casady (bajo) y Spencer Dryden (batería). De tal modo, todos ellos grabaron una más veloz, fornida, luminosa y pegadiza versión del tema, además de efectuar un leve cambio al título renombrándolo como “Somebody to love” y convirtiendo dicha pieza en un arrollador e inmortal éxito, en el año 1967; alcanzando, incluso, el número 5 de las listas de Estados Unidos y el número 1 en Canadá.

Además de lo anteriormente comentado sobre una letra de amores y desamores, otras interpretaciones de los oyentes también asociaron algunos versos de la propia tonada (parte central ésta, por cierto, del primordial álbum Surrealistic Pillow) con la marihuana o también con el conflicto del Vietnam. Por lo tanto, es éste rock psicodélico uno de los más esplendorosos himnos de los sonoramente singulares Jefferson Airplane (y por extensión, adoptado por el movimiento hippie); el cual, además, este combo de San Francisco tocó en festivales legendarios como Woodstock, Altamont o Monterrey, entre 1967 y 1969.

Grupos tan dispares entre sí como The Lambrettas (1982), The Ramones (1993), W.A.S.P. (1996), Boogie Pimps (2003), Kasabian (2003), Turbowolf (2012) o Black Oak Arkansas (2023); entre otros muchos, también hicieron una adaptación a sus respectivos estilos; dando así una idea de lo inoxidable y universal de “Somebody to love”; la cual, además, fue elegida por la revista Rolling Stone entre las 500 Mejores Canciones de todos los Tiempos.


«Volunteers»

Álbum: Volunteers (1969)
Discográfica: RCA Victor
Autores: Paul Kantner y Marty Balin

Escrito por el guitarrista rítmico Paul Kantner y el vocalista Marty Balin, el dinámico, directo y quejoso rock “Volunteers” (1969) supuso un claro llamamiento revolucionario a grupos de gente pacifista para que se posicionasen contra la guerra del Vietnam y la intervención de Estados Unidos en la misma. En definitiva, una manera de ser patriota sin tener que recurrir a las armas; siempre según el criterio de Jefferson Airplane; un concepto éste que levanto una considerable polvareda sociológica, en el año 69, ya que dicha actitud chocó frontalmente con la parte de la población norteamericana partidaria de lo contrario: acudir a la necesaria batalla al otro lado del planeta. En otras palabras, esta reivindicativa tonada de los “voluntarios” refleja una agria e intensa disparidad de ideologías entre beligerantes tradicionalistas de mediana edad y reformistas que clavaban la bandera pacifista; todo ello dentro de la Norteamérica de aquella franja temporal.

En concreto, al propio Marty Balin le brotó la idea para la escritura de la canción cuando se despertó de la cama debido a un sonido de cubos de basura en la calle y cuando él miró hacia la calzada, observó un camión de los llamados “Voluntarios de América”; el cual es como una especie de Ejército de Salvación, dentro de los propios E.E.U.U.. A partir de ahí, Balin fue enfocando los versos hacia una dirección política y después, le pasó dicha idea a Paul Kantner; creando éste último la parte musical de este corte.

Matizaremos que en principio, la canción que da título al LP iba a denominarse, precisamente, “Volunteers of Amerika” (aquí la letra “k” era utilizada por los grupos de ideología izquierdista para expresar un claro desacuerdo con el los mandatarios estadounidenses de los años 60) pero como se negó a ese “préstamo” la propia organización caritativa y religiosa mentada antes, finalmente, se acortó dicho encabezamiento de la tonada y del disco a solamente “Volunteers”.

Por ejemplo, el oesteño piano del prestigioso sesionista Nicky Hopkins, la siempre resplandeciente y agreste guitarra de Jorma Kaukonen, la enérgica manera de entonar del propio Marty Balin o el impagable apoyo de la primorosa voz de Grace Slick, contribuyen todos ellos, decisivamente, a la condición de adherente canto altisonante que es “Volunteers”.


«The Ballad of You and Me & Pooneil»

Álbum: After Bathing at Baxter’s (1967)
Discográfica: RCA Victor
Autor: Paul Kantner

Este excelente, nervioso, atropellado, irisado y deliciosamente extraño rock psicotrópico contiene en su título la curiosa palabra “Pooneil”, la cual es una especie de contracción “2 x1” que hace una referencia al osezno de ficción Winnie-The-Pooh (ya que al compositor y guitarrista Paul Kantner le agradaba este personaje) y al cantautor folkie Fred Neil (autor original del tema “Everybody’s Talkin’”, por ejemplo) del cual también el mismo Kantner era seguidor.

Señalaremos que algunas partes de la letra de “The Ballad of you and me and Pooneil” se hallan tomadas, literalmente, de los poemas infantiles “Halfway Down”, “Solitude” y a “Spring Morning”; pertenecientes los tres al libro Cuando éramos muy jóvenes (1924), del escritor británico A.A. Milne; precisamente, el mismo creador de los cuentos sobre el previamente citado plantígrado de peluche, en 1926.

Por otro lado y como detalle añadido, comentaremos que al final de la segunda estrofa, la mítica Grace Slick pronunció el término armadillo, simplemente, porque le agradó como quedaba.

Jefferson Airplane en sus conciertos en directo, llegó a alargar hasta los 20 minutos este mismo tema sobre todo a través de las improvisaciones del espectacular guitarrista Jorma Kaukonen y los solos de bajo de Jack Casady. Agregaremos que la espontánea “The Ballad of you and me and Pooneil”, de 1967 (perteneciente ésta al maestro LP After Bathing at Baxter’s); parece tener una segunda parte con la pieza “The House at the Pooneil Corners”, publicada un año después en el álbum Crown of Creation, en 1968, por parte de la propia banda de San Francisco.


«We Can Be Together»

Álbum: Volunteers (1969)
Discográfica: RCA Victor
Autor: Paul Kantner

“We Can Be Together”, de 1969, se alza como un afilado, fresco y emocional rock con sabor a himno de comuna hippie, donde el rebelde sexteto de San Francisco convoca un hermanamiento entre la gente joven acerca de oponerse, de modo agresivo, a las fuerzas del orden. Así pues, al igual que en la titular “Volunteers” sobrevuela también, en estas otras estrofas, un crudo y tenso conflicto entre civiles de distintas generaciones norteamericanas; donde como telón de fondo, se halla la contienda de Vietnam. A ésta misma la apoyaba la gente más mayor de Estados Unidos, en aquel momento y dicho colectivo más veterano despreciaba a los muchachos contraculturales, los cuales hallaban en total desacuerdo con el aludido conflicto bélico en Oriente, en los años 60; apuntalamos de forma ecuánime.

Acerca de la explosiva letra de “We Can Be Together”, destacaremos que resultó la primera ocasión en la historia, siempre dentro de una canción de rock, que se pronunció el término motherfucker (o sea, “hijo de su madre” vaya; y es que artistas como, por ejemplo, Axl Rose no fueron los primeros en cantar éste tipo de términos). Esto mismo del “taco”, el cual entonan los cantantes Grace Slick y Marty Balin, recalcamos que fue precursor en la televisión pública americana cuando Jefferson Airplane interpretó la propia “We Can Be Together” en el popular programa Dick Cavett Show; emitido éste a escala nacional, (en prime time, concretamente, nada menos) en Estados Unidos, en Agosto de 1969. La anécdota es que, supuestamente, desde dirección de la cadena le pidieron al mismo presentador Dick Cavett que hiciera un descargo de responsabilidad antes de la controvertida actuación de los propios Airplane pero el propio Cavett decidió asumir esa presión ante los correctores.

En concreto, la incendiaria frase aludida de antes dice, de modo completo: “Against the wall, motherfucker” (es decir, “contra la pared, hijo de… ¡piiiiiip!”) en referencia burlesca, tal vez, a las redadas policiales contra libertarios y manifestantes, a finales de los años 60 y es que el compositor Paul Kantner se inspiró en el nombre de una facción anarquista y radical de Nueva York, fundada en 1967 y, al mismo tiempo, en una expresión semejante utilizada por los llamados Panteras Negras, desde Oakland (California). Apuntar que tanto en el formato de single como en la letra escrita contenida en el LP Volunteers (por cierto, considerado éste uno de los 500 mejores discos de la Historia, según Rolling Stone Magazine), la propia palabra motherfucker sí que padeció cierta censura, aunque el asunto trascendió históricamente de todos modos.

Esclareceremos que debido al formidable éxito que estaba obteniendo Jefferson Airplane hasta ese año 1969, RCA Records otorgó entonces un total control artístico a Grace Slick, Marty Balin, Paul Kantner y compañía para expresarse sin filtros y de ahí, la agresiva y reivindicativa letra de esta canción con, por ejemplo, vocablos soeces como el comentado. Sin embargo, aunque es posible que la propia discográfica acabase teniendo reticencias hacia toda esa libertad expresiva de Jefferson Airplane, finalmente el mismo sello RCA acabó cediendo a la edición de “We Can Be Together”; la cual expresaba fraseos tan agitadores y contestatarios.


«Hey Fredrick»

Álbum: Volunteers (1969)
Discográfica: RCA
Victor
Autora: Grace Slick

A través de su teatral, potente y magnético modo de cantar, la insigne guerrillera Grace Slick demuestra durante la sensacional, profunda y muy completa “Hey Fredrick” (1969), que ella se erige como una de las pioneras damas dominantes del más supremo rock and roll, junto a su buena amiga Janis Joplin. Aquí, los guitarrísticos punteos del gran Jorma Kaukonen y la diestra colaboración al piano de Nicky Hopkins secundan de modo sumamente atractivo a la emperatriz-cantante Grace; para luego liderar los propios Kaukonen y Hopkins la magistral “rockerización” de la virtuosa segunda parte, ya instrumental, de la propia tonada de 8 minutos de duración.

Acerca de la interpretable parte textual de “Hey Fredrick”, emergieron todo tipo de especulaciones y teorías acerca de que la propia Grace Slick leyó alguna obra de Friedrich Nietzsche y después ella escribió el título de la canción bajo ese reflejo o, tal vez, en homenaje al nombre del propio filósofo alemán.

Por otra parte, la escurridiza y lírica letra podría tratar sobre las creencias de esa indetenible vocalista de Illinois, llamada Grace Slick, sobre las primeras relaciones sexuales y amorosas o también sugerir un estilo de vida descontrolado y excesivamente hedonista, lo cual puede provocar un derrumbe psíquico. Sin embargo, el verso inicial “o te vas o ve todo el camino dentro, mira a lo que te coges, regresa en una lanza del silencio…” quizás, podría entenderse como una posible referencia a la intervención de Estados Unidos en la guerra vietnamita: un temática ésta siempre presente en el aclamado LP Volunteers, de 1969, y en buena parte de la carrera de Jefferson Airplane; como explicamos antes, en varias ocasiones, de modo siempre objetivo.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 45 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.