5 joyas olvidadas difíciles de etiquetar

Los estilos y géneros musicales están muy acotados y salvo diferencias más que evidentes todos tienden a seguir unos clichés y unos cánones. Pero por suerte hay gente dispuesta a dejar de lado estos y centrarse en hacer la música que les sale de dentro. En este listado os voy a exponer cinco discos que para mí son complicados de etiquetar por moverse entre varios terrenos musicales. Os podéis llevar una grata sorpresa descubriendo alguno de estos grupos que seguro no os dejará indiferente.

Sobre todo fue a finales de los 90 y principios de 2000 que los grupos se vieron con la necesidad de experimentar y aquí tenéis el resultado. Hay muchos más pero estos son los que más me impactaron en su momento.

 

Elenium – Caught in a Wheel (2007)

Con un nombre así pensé que lo que encontraría en su interior sería una especie de metal gótico e incluso pensé que su cantante sería una chica, no sé, prejuicios de esos que uno tiene. Nunca había oído hablar sobre este grupo y la verdad que estuve enganchado mucho tiempo a su genial mezcla de death metal con toques melódicos y unos teclados que los acercan más al progresivo con una aura de misterio que lo envuelve todo.

Desde su intrigante introducción pasando por cada una de las canciones nos transportan a mundos etéreos y de fantasía demostrando lo grandes músicos que son. La verdad que no son muy conocidos y espero que con esta escueta revisión os pille el gusanillo de probar a ver que tal, la verdad que valen mucho la pena.

Su guitarrista es un portento de los riffs y los solos teniendo una exquisita ejecución dotando a las canciones de una fuerza y una pureza brutales gracias también a la gran producción con un sonido potente y equilibrado. Su bajista no se queda lejos y nos aporta unas buenas líneas que complementan a la perfección a los otros instrumentos siendo casi uno junto a la batería. El teclista aporta un punto de frescura destacando bastante y ofreciendo una manera diferente de integrar este instrumento en un grupo de estas características. Su cantante lo hace muy bien pero podríamos decir que es el que más desapercibido pasa aunque su labor es primordial. Alterna bastante de registro y eso es de agradecer.

Como he dicho, todo el disco es bueno pero podría destacar las canciones «The Escalator», «Of the Man who Died», «Caught in a Wheel» o la última «Velocity» pero todo el conjunto vale mucho la pena.


Covenant – Nexus Polaris (1998)

Estoy seguro que no voy a descubrir este disco para casi nadie y muchos lo tendréis bien encuadrado en un estilo. La verdad que después de su primer disco de puro black metal, oscuro, sencillo pero efectivo, el cambio que realizaron sacando este disco fue una sacada de chorra en toda regla. También fue debido a que el primero lo hicieron entre dos y este ya eran una banda al completo, y bueno, la inclusión de Hellhammer a la batería los hizo ascender al olimpo de los dioses.

Todas las canciones son realmente impresionantes y todos los arreglos que encontramos en ellas, tanto de coros como de teclados, guitarras, acordeones, piano, flautas, voces, etc. es para sacarse el sombrero. Se les puede encuadrar en el black metal pero es quedarse cortos. Cada una de las piezas que componen este puzzle son una maravilla de la composición por lo que estuve mucho tiempo enganchado a su adictiva música llena de influencias dentro y fuera del metal.

Lo que si puede chirriar a más de uno son las voces de goblin con las que nos obsequió su líder y también bajista Nagash pero tienen su encanto y el disco no sería lo mismo sin ellas. A destacar todas y cada una de las canciones pero me mojaré como antes y diré «Bizarre Cosmic Industries», «The Last of Dragons» y «Chariots of Thunder».

Si aún sois de los que no habéis catado esta maravilla id rápido a buscarlo y a disfrutarlo que sin duda indiferentes no os va a dejar ya que la maestría de todos ellos y la inspiración divina que tuvieron se ve plasmada en estos casi tres cuartos de hora maravillosos.


Hollenthon – With Vilest of Worms to Dwell (2001)

Este grupo no es muy conocido pero la verdad que en cuanto los descubrí me robaron el corazón con su especial mezcla de death metal melódico, folk y mucho toque sinfónico. Creado por gente de Pungent Stench, aunque mantiene algunas señas de identidad de estos, se distancian un poco y deja la experimentación para ir directos al grano. Se trata de su segundo disco y no tengo mucha idea cual fue la razón para comprármelo, pudo ser la portada, por alguna review o vete a saber.

Tienen ciertas similitudes con grupos como Septicflesh, Therion, Haggard y un largo etcétera pero siendo un poco más movidos en algunas partes con elementos que pueden chocar a las primera escuchas pero se trata de un disco lleno de calidad, buenos riffs y en definitiva buenas canciones. Saben añadir elementos más clásicos como solos que se acercan más al thrash o al heavy.

Todas las canciones son largas superando la gran mayoría los cinco minutos pero están repletas de diferentes pasajes que captan nuestra atención. También tienen unos elementos que me recuerdan a Einherjer por el tema folclórico, elementos orquestales que le dan ese toque mágico a su música.

Todo el disco es un conjunto en sí mismo pero podría destacar «Lords of Bedlam» por el dramatismo que desprende y donde combinan mejor todo lo que envuelve su música. Volver a escucharlo tras tantos años y ver que ha envejecido tan bien es genial. También destacaría «To Kingdom Come» y la última «Conspirator». Un curioso grupo a tener en cuenta.


Neglected Fields – Mephisto Lettonica (2000)

Desde la fría Letonia, concretamente desde su capital Riga son Neglected Fields y aunque su música la podemos encuadrar en el death metal técnico y progresivo hay muchos otros elementos que poco o nada tienen que ver. A finales de los 90 y principios de los 2000 quería adquirir todo lo que tuviese estas etiquetas y la verdad que dar con este disco fue un impacto para mí ofreciendo una visión diferente de lo que había podido llevar a mis oídos hasta ese momento.

Me impactó la portada por su colorido y todo lo que muestra y no recuerdo si había leído alguna cosa pero se vino conmigo. Guitarras exquisitas con grandes riffs y grandes solos aunque cabe destacar la labor de la base rítmica con un bajo y una batería que no había escuchado antes. El bajo es un instrumento que muchas veces pasa casi desapercibido pero en este grupo tiene un gran protagonismo como también lo tienen los teclados.

Un elemento bastante diferente al resto de grupos parecidos es la voz que es totalmente nasal con otras partes más susurradas. Es agresiva y queda de manera exquisita con el resto aunque puede ser un elemento extraño a las primeras escuchas.

Todas las canciones tienen algo especial y son bastante diferentes las unas con las otras así que es complicado destacar alguna por encima de otra. «Presentiment» es preciosa, una pieza instrumental con el bajo como protagonista en la que podemos apreciar la gran técnica que atesora Serhio con su bajo de seis cuerdas, todo un maestro. La primera «Solar» también es un buen ejemplo para apreciar su música al igual que la genial «The Human Abstract» con un genial riff principal.

Si te gustan grupos como Sadist, Wayd, Hieronymus Bosch o Atheist seguro que serán de tu agrado.


Atrox – Orgasm (2003)

Un disco con un nombre tan sugerente como es Orgasm seguro que contiene algo especial y ese fue el pensamiento que tuve al toparme con esta obra. Atrox provienen de Noruega y han ido variando bastante de estilo a lo largo de su carrera y también cambiado bastantes veces de formación solamente teniendo en sus filas en la actualidad a Eivind que se encarga de la guitarra y los samples.

En este disco, cuarto en su carrera, nos encontramos un grupo que mezcla el metal progresivo con el avantgarde que tan de moda empezó a ponerse en esa época gracias a grupos como Arcturus Ram-Zet. Lo más curioso de este disco es la voz que corre a cargo de Eivind la masculina y de Monika Edvardsen la femenina y también a los teclados. Y es la voz de Monika la que os va a dejar locos con sus gorgoritos y gritos que seguramente no habréis escuchado antes. La verdad que te dejan un poco descolocado pero cuando les pillas el gusto tienen su que.

La música es algo más clásica aunque los cambios de ritmo y los elementos vanguardistas y progresivos están latentes en cada una de las notas creando unas canciones muy dinámicas y entretenidas. Demuestran una gran maestría en cada instrumento y es una delicia para nuestros oídos.

Actualmente su música es bastante diferente y solamente usan la voz masculina aunque sigue siendo un grupo más que interesante. Si os gustan grupos como Madder MortemGreen Carnation y los nombrados anteriormente seguro que encontráis algo interesante en este Orgasm.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 310 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.