5 intros de batería para alucinar según… Science of Noise

La batería. La fuerza. El beat, como dicen en inglés. Quizá el instrumento que más llame la atención cuando alguien empieza a escuchar metal, por lo diferente que es respecto a otros estilos. Más presencia, más fuerza y pegada. Kits más grades, con más timbales y platos. Y el doble bombo, que no puede faltar.

Si ya estás dentro del mundillo, a veces, puede pasar desapercibida, ya que con contadas excepciones, no suele ser protagonista de la canción, eso se deja para la voz y la guitarra. Pero una buena batería que vaya más allá de marcar bombo en 1 y 3 y caja en 2 y 4 no solo da un plus, sino que te puede hacer estallar la cabeza.

Hoy os traemos 5 intros de canción a ritmo de batería que, por algún motivo u otro, les han gustado a los redactores. Y a ti, ¿cuál te gusta?

 

«My Sharona» por Beto Lagarda

Artista: The Knack
Álbum: Get the Knack (1979)
Autores: Doug Fieger y Berton Averre
Batería tocada por: Bruce Gary

No es una linea de batería acojonante, pero sí es imprescindible citar «My Sharona» como una de esas piezas que todos conocemos aún sin saber el nombre de la banda que la compuso. The Knack, sí, así se llaman. ¿Quién no ha bailado y candado al ritmo de esta pieza mítica de la última hornada de los 70?

Para muchos, The Knack son una de esa bandas one hit wonder, pero bueno, quizás podemos discrepar. El problema es que el potencial de «My Sharona» eclipsó toda la discografía de la banda de Los Ángeles. Además de su intro de batería que todos conocemos, la canción cuenta con un estribillo de los que marcan escuela y un solo de guitarra genial en el tercio final de la canción.


«Overkill» por Jaime Arjona

Artista: Motörhead
Álbum: Overkill (1979)
Autores: Lemmy Kilmister, Phil «Animal» Taylor y Eddie Clarke
Batería tocada por: Phil «Animal» Taylor

Aparece a toda pastilla nada más poner el álbum en el reproductor con Phil Taylor como protagonista. Tiene una de las introducciones de batería más potentes de la historia del rock y cuando entra Lemmy con las notas de bajo y Eddie con la guitarra, se convierte en una puta hostia en tu careto. Se dice que Howard Tompson, el responsable de Bronze Records en aquellos tiempos, no se decidió en dar una oportunidad a Motörhead hasta que no les vio en directo y se quedó sorprendido por la potencia de Kilmister, Clarke y Taylor, un power trio para patear culos y chafar cabezas.

El macarra de Philthy Animal» Taylor nunca fue un virtuoso de las baquetas; tampoco lo necesitaba, todo eso lo sustituía con mucha actitud y si hacía falta tocaba hasta con el cuello roto o con la muñeca maltrecha después de una pelea. Taylor era un puto animal y a ver si nos queda claro a todos de una jodida vez: ¡¡¡Motörhead ni hacían heavy metal, ni speed metal, ni punk!!! “We’re Motörhead and we play rock ’n’ roll”.


«First Strike Is Deadly» por Israel Merc

Artista: Testament
Álbum: The Legacy (1987)
Autores: Alex Skolnick, Greg Christian, Eric Peterson y Steve Souza
Batería tocada por: Louie Clemente

Lanzada originalmente en el álbum debut de la banda en 1987, The Legacy es un trabajo formidable lleno de creatividad y salvajes riffs, pero no estamos aquí para hablar del trabajo de la guitarra sino de la batería de Louie Clemente, especialmente en este tema que tiene uno de los mejores intros de percusión que hay en el género.

En The Legacy funge como el sexto corte del plástico y Louie Clemente se lució en esos golpes que le asesta a la batería haciéndolo un tema que sientes que te golpea en el rostro sin más que decir. Por alguna razón fue elegida para liderar su recopilatorio de 2001 que, precisamente hace alusión a este tema –First Strike Still Deadly-, con John Tempesta detrás de la batería esta vez, demostrando su poder y guardando respeto a la grabación original.

Claro que el sonido de 2001 ayuda infinitamente a la regrabación, pero no desprecio ni de broma la original. Tanto Clemente como Tempesta son (y fueron, en el caso de Louie) excelentes en lo suyo.


«The Audience Is Listening» por Susana Masanés

Artista: Steve Vai
Álbum: Passion and Warfare (1990)
Autor: Steve Vai
Batería tocada por: Chris Frazier

La primera idea que nos puede venir fácilmente a la mente cuando se habla de intros de batería memorables es la de Alex Van Halen en «Hot for Teacher» (1984). Sin embargo, intentando huir de esta elección fácil, me he decantado por un tema bastante a imagen y semejanza (en esencia, que no en detalle), «The Audience Is Listening» de Steve Vai, cuya intro ejecuta el batería Chris Frazier. Puede que Chris Frazier sea un batería no tan conocido como Alex Van Halen y es por ello que vale la pena reivindicar su figura, pues su trabajo tanto en Passion and Warfare (1990) con Vai como con otros artistas con los que ha colaborado (Doug Aldrich, Whitesnake, Foreigner) es de notable calidad. Es evidente que virtuosos como Steve Vai deben escoger con sumo cuidado sus músicos acompañantes si quieren llevar a buen término sus composiciones intrincadas, y en el caso que nos ocupa, Chris Frazier demuestra que da la talla sobradamente.

Retomando el tema de las coincidencias entre ambos temas, mi percepción es que Steve Vai quiso rendir un pequeño homenaje hacia Van Halen cuando compuso «The Audience is Listening». Situemos la escena en su contexto adecuado. Passion and Warfare aparece justo en el año 1990, momento en el que Steve Vai había abandonado las filas de David Lee Roth (curiosamente, vocalista encargado de «Hot for Teacher») y ya militaba como guitarrista en Whitesnake. Es evidente que Vai se inspiró en «Hot for Teacher» para desarrollar la idea de esta canción, pues las similitudes van desde la temática (vivencias escolares), hasta muchos de los elementos utilizados en el videoclip (sin ir más lejos, la aparición de los dobles infantiles de los músicos protagonizando momentos hilarantes). Ambos temas se inician con sendos discursos por parte de adultos (la madre de Waldo, alumno protagonista del videoclip de «Hot for Teacher» y la profesora de un mini Vai que acude a la escuela para presentar «The Audience is Listening» ante una clase), seguidos de esas increíbles intros de batería puestas en el preciso instante en que dejamos atrás los parlamentos para dar paso a la música. Me he tomado la molestia de escuchar la duración de cada una de ellas y ¡sorpresa!, ¡coinciden! Pero ¿cuál es la razón de ser de la intro de «The Audience Is Listening»? Mini Vai se está presentando ante su audiencia, mientras la profesora reacciona a sus comentarios y primeros acordes. Todo esto sucede durante estos 20 segundos de intro de batería en los que Chris Frazier se esfuerza tras los parches por darle fuerza y animación a la escena. Echemos un vistazo al diálogo que se produce en ese momento entre Vai y la profesora (porque no tiene desperdicio y augura lo que está por llegar):

Vai: When I grow up, I’m gonna be a famous Rock’n Roll guitar player
Teacher: Love it. EH, HE, HE, go ahead.
Vai: And this is my whammy bar. And it’s gonna be loud.
Teacher: Don’t you think that’s a bit loud? Boys!!! It’s getting too loud!

A partir de aquí, ya os podéis imaginar como continua la cosa. Un ritmo trepidante de batería y un Vai desbocado con su wah-wah hacen las delicias de unos alumnos que enloquecen con la música y acaban escapando de clase. La profesora, impotente ante tanta desobediencia y amarrada a una silla, profetiza a Vai un futuro desolador en prisión (toda una visionaria).

Puede que hayan intros más sonadas, más épicas o más técnicas que ésta, pero a simpatía, ¡fijo que ninguna le gana!


«Painkiller» por Xavi Prat

Artista: Judas Priest
Álbum: Painkiller (1990)
Autores: Glenn Tipton, K.K. Downing y Rob Halford
Batería tocada por: Scott Travis

Si hablamos de intros de batería, hay una que destaca por encima de todas, y esa es la que Travis se marca en el «Painkiller». Esa intro es es todo un monumento a todo: al propio instrumento, a la canción (no hacen falta más de un par de segundos de ese terremoto para saber qué estás escuchando) y a género. Es una oda a un instrumento muchas veces maltratado, una reafirmación absoluta de los tambores y una exhibición técnica que no puede dejar dudas.

He escuchado a baterías mejores que Travis tocar la intro, bien en una versión de la canción, bien como solo (me vienen a la cabeza los ex Angra Confessori Priester), y no es lo mismo. El punto que el americano le encuentra hace que esa intro, tocada como él la toca, sea especial (aunque los otros claven los mismos beats).

Su importancia es tal que, en cualquier concierto, cuando van a tocar el tema, dejan al batería solo, que saca un micro y pregunta si están listos. A la que empieza, ya se sabe que el mundo se derrumba.

Esta es LA intro de batería. Y lo es por todo.

(En el camino se quedó «Where the Rain Grows» de Helloween).

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 257 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.