5 canciones para dedicar a nuestros hijos según… Xavi Prat

Este top se me ocurrió back in 2019, cuando Mägo de Oz sacaron su Ira Dei (2019) y se suponía que entrevistar a Txus. Nos dio un plantón que, aún a día de hoy, no hemos podido recuperar, pero teniendo en mentes mis top 5 Vip, y viendo algunas de sus letras, quería preguntarle qué 5 canciones creía que eran aptas para un/a niñ@ como mi hija, que actualmente tiene tres años.

Pensando en ello, y viendo que mañana por la noche, y sabe Dios como, los Reyes Magos nos visitarán y nos dejarán regalos (si hemos sido buenos), me lanzo a hacerlo. Considero ese día, el 6 de enero, como el día predilecto de la infancia, con todo lo que ello comporta: ilusión, inocencia, alegría, etc, y como todo en la vida, quería plasmarlo en canciones. Cinco canciones que le dedicaría a mi hija. A priori, fácil, pero no quiero que lo sea tanto. Por una parte teniendo en cuenta que la violencia musical está vetada y que hay letras no aptas para infantes, el reto era, sin repetir grupo, escoger cinco temas que tanto por música como por letras quisiera cantarle a mi hija una y otra vez. Es decir, melodías facilonas, divertidas, alegres y letras en el mismo camino, o que hablen de la vida.

En el tintero se han quedado muchísimos grupos que por alguna razón no superaban, en mi opinión, a los escogidos. Edguy y Angra son un par de ejemplos. Vamos a ellos.

«Rise and Fall» (Helloween)

Álbum: Keeper of the Seven Keus pt II (1988)
Autores: Michael Weikath

Helloween, especialmente los Helloween de los Keepers, son la alegría de vivir. Ningún grupo ha plasmado esa fecilidad y alegría como los alemanes, padres del estilo. Ha habido varios que le han seguido la estela (propiamente el otro grupo de Hansen, Gamma Ray), pero no encuentro ninguno que transmita esas emociones como mis queridas calabazas. Tanto es así que podría hacer más de un top exclusivamente con canciones suyas.

Podría haber escogido casi cualquier canción de los dos Keepers, pues son la definición perfecta de lo que llegó a llamarse happy metal. Si me he decidido por «Rise and Fall» es, en un primer lugar, porque creo que la melodía y el ritmo son lo suficientemente suaves y potentes a la vez para que una niña de tres años la pueda integrar, no así como, por ejemplo, «I’m Alive» (otra que por letra debería estar aquí). Además me gusta reivindicarla, ya que parece que se quede en el olvido.

Líricamente me gusta porque habla de la vida. No, no todo es color de rosa, no siempre viviremos en el país de la piruleta (que nos lo digan, viendo como ha ido 2020), así que mejor estar preparados, disfrutar las cosas buenas que nos dé y saber afrontarla cuando nos vengan mal dadas.

¡Vivan los Keepers!


«Heaven in Black» (Axxis)

Álbum: Back to the Kingdom (2000)
Autores: Bernhard Weiss y Harald Oellers

Hace la tira de años, alguien me dijo «¿el buen rollito? Axxis, chaval, Axxis». Hombre, no creo que lleguen al nivel feliciando de otros grupos (de este y otros tops), pero indudablemente los alemanes tienden a hacer musica divertida, alegre, que despierta sonrisas y que saben plasmar perfectamente en directo (aún recuerdo su concierto en Madrid junto a Gamma Ray y Helloween).

«Heaven in Black», el tema, es uno de mis preferidos, aunque quizá musicalmente no sea el más alegre, como por ejemplo «Little Look Back». Aún así, la melodía abraza, da calor y te invita a dar saltitos por la calle, si no tienes vergüenza o te la pela lo que piense la gente.

Letrísticamente podría decir lo mismo que con su predecesora en este top, pues habla de la vida misma, de sus altibajos, de disfrutar el momento y de, cuando este no sea todo lo bueno, saber que la diversidad es positiva, aceptarla y potenciarla.  Un mensaje que debería ser universal.


«Lift U Up» (Gotthard)

Álbum: Lipservice (2005)
Autores: Steve Lee, Massimo Leoni,  Mary Susan Applegate, Fredrik Thomander, Anders Wikstroem, Heinz Habegger y Markus Probst

Recuerdo cuando descubrí esta canción. Pasaba una mala racha faldillera, viendo la salida muy oscura y el sol muy oculto tras las nubes. De repente unos toms empezarón a sonar y me enamoré del hard rock, un estilo que hasta entonces había ignorado.

El hard rock siempre ha tenido un punto divertido (a veces unido a macarra, otros a juerga, otros a sexy), pero creo que los suizos plasman en la que, para mí, es su mejor canción (de largo), esas ganas de saltar y sonreir. Cuando la descubrí, lo que he plasmado en el párrafo anterior, la escuchaba en bucle. Los trayectos de tren o metro eran una hora de «Lift U Up», y lo conseguían, conseguían levantarme el ánimo y que sonriera.

Esa emoción, ese «de todo se sale» (y más si eres un padre o madre y se lo cantas a tu descendencia, diciéndoles que los ayduarás en lo que haga falta), creo que es muy necesario en un mundo tan egoista, ultra competitivo y con tendencia a juzgar sin conocer. La vida es, o debería ser, felicidad y saltar a ritmo de los tambores.

Nunca agradeceré lo suficiente a Gotthard que llegase a mi vida en el momento y con la canción que lo hicieron. Y también un recuerdo a aquella desconocido de ojos verdes y su sonrisa en el metro.


«Hoy Toca Ser Feliz» (Mägo de Oz)

Álbum: Gaia II – La Voz Dormida (2005)
Autores: Carlitos, Frank y Txus

Decía en la introducción que este top se me ocurrió cuando preparaba una entrevista a Txus, así que era de esperar que alguna de sus canciones cayeran en este top. Como con Helloween, podría hacer uno, dos o tres tops exclusivamente con canciones de los madrileños, porque será lo que sea (tanto Txus como el grupo), pero canciones y letras del estilo tienen para parar un tren.

Esta no es la que más me gusta. De hecho me parece un poco hortera (más si vemos el video), pero:

1.- No es para mí, es para mi hija.

2.- Otros temas que me gustan más, como pueden ser «La Danza del Fuego» o «Molinos de Viento» van muy en la linea de los dos primeros tema de este top.

Creo que «Hoy Toca ser Feliz» lanza un mensaje de optimismo muy importante, de empoderamiento (eso de «tú puedes volar», por ejemplo), aunque ultra azucarado, y de diversión. La música le acompaña, como en los singles del grupo (al menos en los discos en los que les he seguido).

A mi pequeño terremoto le digo que sí, que si se lo propone puede volar y que, como dice el título, hoy le toca ser feliz.


«Kingdom of Heaven» (The Poodles)

Álbum: Metal Will Stand Tall (2006)
Autores: Jakob Karl Erik Samuelsson y Marcel Jacob

Decía anteriormente que el hard rock es divertido, y The Poodles son un clarísimo ejemplo. Si bien es cierto que muchas de sus letras son tirando a oscuras y relacionadas con el maltrato, en muchas otras hacen alarde de ese beunrollismo y alegría. La que ahora nos ocupa es, para mí, el ejemplo más claro de todos.

Escuchar el tema (sin prejuicios) y no sonreir me parece tarea imposible. La melodía te atrapa, te hace mover los hombros, te dibuja una sonrisa y espanta los nudos que la mente pueda hacerte. Es un tema para bailar, para abrazar y para cantar a grito pelao. Lástima que no sea un fijo en sus directos, pues creo que lo petaría mucho.

Letrísticamente me parece muy positiva, muy de «sé buena persona, tiene recompensa» (aunque normalmente nos cueste verlo). Si nos adentramos en la metafísica, vemos que nos habla de luz, de energía, de irradiar bondad, de ayudar al prójimo en un mundo que entre todos estamos tirando al carajo. Se trata de vivir y dejar vivir, en contra de lo que dijo Paul McCartney que luego versionó Guns n’Roses. Se trata de tender una mano, un puente y de no ser un cerdo egoista al que le da igual el prójimo.

No hace falta decir que yo, como cualquier progenitor, construiría un reino en los cielos para mi hija.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 272 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.