ZZ Top – Recycler: tres décadas desde que ZZ Top llevaron su coche al desguace

Ficha técnica

Publicado el 16 de octubre de 1990
Discográfica: Warner Records
 
Componentes:
Billy Gibbons - Voz, guitarra
Dusty Hill - Bajo, teclados, coros
Frank Beard - Batería

Temas

1. Concrete And Steel (3:45)
2. Lovething (3:20)
3. Penthouse Eyes (3:49)
4. Tell It (4:39)
5. My Head's In Mississippi (4:25)
6. Decision Or Collision (3:59)
7. Give It Up (3:24)
8. 2000 Blues (4:37)
9. Burger Man (3:18)
10. Doubleback (3:53)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: ZZ Top – Recycler: tres décadas desde que ZZ Top llevaron su coche al desguace
Todos los discos de ZZ Top – Recycler: tres décadas desde que ZZ Top llevaron su coche al desguace en Amazon


El bombazo que supusieron los barbas-largas en los 80 fue algo alucinante. De la mano de Eliminator y Afterburner, y jugando con instrumentos sampleados, se adaptaron como nadie a esa década nadando como pez en el agua en el mundo de los videoclips. Ese coche y esas llaves que te daban el pasaje al placer y al lujo quedaron como icónicos, pero, esperaron cinco años después del boom a sacar un siguiente disco, algo que, quizá, resultaría excesivo viendo los resultados.

Recycler cerraba la trilogía e iba con todo, hasta cuatro singles del disco había allí, pero… los tiempos estaban cambiando y ellos también. Intentaban tender puentes a su pasado, prescindían de los sampleados y un poco el título y la estética del grupo eran proféticos de que su etapa dorada tocaba a su fin. Un desguace de coches y el reciclaje como título dejaban patente que ese coche que tanto brilló en la anterior década ya no estaba para pasar la ITV de la gloria.

Lavado de cara al estilo de siempre

Su boogie rock con aromas del desierto y con acento hispano seguía luciendo como pocos y para nada es un mal disco, especialmente si gustas de su estilo. Soy de los que se quedan especialmente con ese “Concrete and Steel”, tan definitoria de su sonido y con ese groove inigualable. Es puro doble Z elevado a la máxima potencia. Un tema que no tuvo el recorrido que merecía y que me sigue pareciendo de lo mejor que han grabado nunca por mucho que se repita la fórmula. Lo más recordado de esta obra es ese “My Head’s in Mississipi”, un clásico de los barbudos que siempre asoma en directo. Esa cadencia marca de la casa y ese feeling con baterías con mucho reverb rememoran sus primeros tiempos y funciona de maravilla. Mantienen las referencias a Texas, aunque su cabeza está en el Mississipi.

Para la historia queda esa final “Doubleback” que entró en la banda sonora de Regreso al futuro III en la que el grupo hacía un bonito cameo. Hay varios montajes e Internet y la verdad es que encajaron a la perfección en esa película, siendo todo un plus para el álbum. “Give It Up” combina en el video las chicas guapas bailando en el vertedero y un hombre de hojalata creado a partir de deshechos mecánicos.

Una canción 100% Doble Z, pero aquí el problema de todo es que tiran de piloto automático sonando todo muy previsible y ya visto. Después de cinco años de espera la gente esperaba algo más. Lo que si era inesperado era el videoclip atómico de “Burguer Man”. Y el tema entra de maravilla con ese groove gentileza de Frank y Dusty. Uno de los videoclips más delirantes y frescos de esa era, tanto, que eleva el tema.

“Lovething” es otro buen momento con los aromas del desierto polvoriento y la voz de Gibbons. Se nota que la fórmula funcionaba y un poco se hacía uso y abuso de ella. Instalados en el medio tiempo se marcan el “Penthouse Eyes” repleto de feeling y con los coros de Dusty Hill tirando de base blues, pero potenciado con sus ingredientes habituales. En “Tell It” ya nos topamos con un primer bajón compositivo. En ningún caso hablaremos de relleno, pero sí de intrascendencia. Quizá sea el tema más sexy y cadencioso, muy insinuante. Funciona bien “Decision or Collision” con esa importante carga instrumental y la guitarra de Gibbons, que vuelve a lucirse en ese bluessobreproducido de “2000 Blues”. Batería y arreglos suenan muy 80’s por mucho que el tema dé un poco de aire de cambio al disco.

Veredicto

El disco llegó al platino y vendió bien pero el nivel bajaba respecto a sus dos anteriores obras y eso es una evidencia. Hay cierta linealidad compositiva, aunque el disco brilla en casi todos sus temas y se agradece ese retorno a las raíces del grupo. Los nuevos tiempos pedían cambios y poco o nada se parecía la escena respecto a 1985. Es música que invita a conducir y te alegra el día por mucho que sea un poco más de lo mismo. Al fin y al cabo, ZZ Top inventaron un sonido y han tirado de la misma fórmula toda su vida. Hay discos más logrados y legendarios. Pero recordemos que este Recycler cerraba su trilogía más lograda y que llegó al nº6 en Estados Unidos y al 8 en Gran Bretaña. Siempre es disfrutable.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 462 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.