Yard Act – The Overload

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 21 de enero de 2022
Discográfica: Island Records
 
Componentes:
James Smith - Voz
Sam Shjipstone - Guitarra
Ryan Needham - Bajo
Jay Russell - Batería

Temas

1. The Overload (3:17)
2. Dead Horse (3:39)
3. Payday (2:55)
4. Rich (3:43)
5. The Incident (3:11)
6. Witness (1:21)
7. Land of the Blind (3:01)
8. Quarantine the Sticks (2:41)
9. Tall Poppies (6:22)
10. Pour Another (3:21)
11. 100% Endurance (3:46)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Yard Act – The Overload
Todos los discos de Yard Act en Amazon


Yard Act debuta con el magnífico The Overload (2022). El grupo de Leeds practica un sonido post punk singular. Al reproducir el primer tema, ya te puedes hacer una idea de por dónde van los tiros. The Overload viene repleto de canciones espontáneas; ideales para seducir a la audiencia. El apartado lírico nos presenta una serie de inquietudes comunes, de ámbito cotidiano, de la gente del pub de al lado y de sus alrededores. Estos chicos confían en lo que se traen entre manos y lo expresan con naturalidad y desparpajo.

En el primer corte, el cual da nombre al album, relatan:

«Fuck me, how am I supposed to cope?
In the age of the gentrified savage, there’s no hope.»

En “Dead Horse” nos describen la decadencia, o mejor dicho, la depresión y el conformismo de la sociedad de la Gran Bretaña, posterior al Brexit. Según Yard Act, los últimos bastiones están a punto de desmoronarse. El país continua cuesta abajo. James Smith, creador de todas las letras del grupo, canta…

«The last bastion of hope
This once-great nation had left is its humor.»

… y en la actualidad más bien parece ser una caricatura parcial. En este mismo tema dicen…

«The last bastion of hope
This once-great nation had left was good music.»

… cuando en la actualidad ni la nutren, ni la apoyan e incluso la ignoran. Esto es un tema a la orden del día y extendido. Continuamos con otra cita en el mismo track…

«Yeah, the last bastion of hope
This once-great nation has left is to converse
In a manner that will pacify, divide, and unite the room.»

… y hoy en día, desgraciadamente, triunfa la crispación, el insulto y las fake news.

La siguiente canción es “Payday”, y continua con el torbellino de spoken word. El estribillo machacón lo dice todo: “Take the money and run”. Ya vemos por dónde van las letras, aplicadas con humor y carga social, en formato casi de monólogo, fluyendo cual cascada. Críticas al consumismo como en “Rich”. Con sarcasmo denuncian un consumismo desmesurado y unas desigualdades notables. Por cierto, buenísima la línea minimalista del bajo. “Witness” es la canción más corta y más punk del disco. Parece como la mezcla en coctelera de unos lejanos The Jam agitados con The Clash.

En el tema “Land of the Blind”, parecen decir que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey, excepto si pierde su “jodida” cabeza. La melodía es adictiva, los coros balsámicos y el riff de guitarra pegadizo. La canción más larga es “Tall Poppies”, tanto de minutaje como de texto. Describe la vida y evolución del más guapo de la clase y talentoso futbolista. No os hago spoiler del desenlace. El título de canción más bailable del disco, se lo lleva “Pour Another”. Realmente tiene ritmo y cierto aire en el estribillo al gran David Bowie. El álbum finaliza con “100% Endurance”, es ideal para este cometido. Baja el tempo y se tranquiliza con un piano suave. En líneas generales, decir que la base rítmica facilita el trabajo al peculiar rapsoda.

El sonido general de The Overload es melódico y cristalino, pero si prestas atención, también se aprecian ciertas texturas y arreglos curiosos, como por ejemplo de percusión. Post punk nervioso con melodías impulsadas sobre todo con el bajo, y con minimalistas riffs de guitarra. En cuanto a la lírica, hay palabras a raudales. Notable debut el de Yard Act.

Avatar
Sobre Víctor Salas 27 Artículos
Me gusta la música en su abanico más amplio, las películas de terror con sus monstruos más famosos, y leer sorprendentes relatos.