Crónica y fotos del Wacken:World:Wide - Wacken (Wacken), 1 de agosto de 2020

Wacken 2020 edición confinada (IV): Kreator + Sabaton + Hämaton + Lordi + Mister Misery + Motörhead + Powerwolf + Judas Priest

Datos del Concierto

Wacken:World:Wide

Bandas:
Kreator + Sabaton + Hämaton + Lordi + Mister Misery + Motörhead + Powerwolf + Judas Priest
 
Fecha: 1 de agosto de 2020
Lugar: Wacken (Wacken)
Promotora: Wacken Open Air
Asistencia aproximada: personas

Fotos

Fotos por

Wacken es el único festival del mundo que podría funcionar sin conciertos. Si montan una barbacoa de cuatro días pueden meter unas 40.000 personas perfectamente.” (Jordi Tàrrega)

El sábado cuenta con una tripleta exclusiva de alto voltaje: los shows exclusivos de Sabaton y Kreator por un lado, que son 100% Wacken. Además de ellos hay el de Hämaton, y aunque a muchos les pueda parecer sorprendente que a este grupo se le dé tanto bombo hay que recordar un par de cosas. Siempre han contado con ellos en Wackeny han sido el grupo que más ha peleado y se ha revelado contra la situación de parón forzoso por pandemia. En parte, todo este tinglado virtual que disfrutamos ha sido por el espíritu de lucha de Hämaton. Judas Priest, Motörhead y Powerwolf de archivo son el otro gran reclamo.

La siesta ha dado al traste con mis opciones de ver a Budderside… En fin, tengo un disco allí desprecintado todavía y era la oportunidad perfecta para que me sedujeran. Tocará esperar pues…

Imágenes de wackeneros cultivando su propio barro desde todas las partes del mundo y demás ocurrencias armadas con cerveza son una recurrencia constante en los entreactos. Se agradece también ese saludo de Alan de Primordial desde Dublín.

Mister Misery y su horror metal payasil

Vistosa y contundente propuesta de horror metaldesde Suecia de la mano de Mister Misery. La primera banda que te viene a la mente son Avatar, pero quizá más por pintas que por otra cosa. En “Legion” tiran de voces limpias y se acercan a agrupaciones como Avenged Sevenfold. Se agradecen esos coros imperfectos dando toda la veracidad a su directo. No son nada fáciles esas segundas voces para un tema complejo de composición y de ejecución. Caritas de payasos malos en la sala de ensayo mientras suena el piano de “Tell Me How”. Indagaré en ellos, me han convencido.

Powerwolf reinando en la cima de Wacken 2019

Para el 30 aniversario del festival Powerwolf descargaron con luz solar ofreciendo un gran show del que algún video hay por la red. En “Amen & Attack” prueban las gargantas de los presentes y les preguntan si se saben sus letras. Single tras single con su teclista desatado y con el siempre simpático Attila atacan “Diamonds Are a Girl’s Best Friends”. Conocí a Powerwolf en Wacken de 2008, en la carpa. Fue un show pasable, pero entretenido. Cuando supe que eran los excomponentes de Red Aim todo me cuadró. Con Bible of the Beast vi que lo iban a petar, pero cuando escuché “Sanctified with Dynamite”, por vez primera, si que ya vi que el grupo sería enorme. Fuego y crucifijos luego para “Stossgebet”. No sé si grabaron DVD oficial, pero la actuación es impecable se mire por dónde se mire.

Judas Priest rememorando ese gran concierto en 2015

Estuve en el concierto de 2015 y el disco Redeemer of Souls era la excusa para una gira en la que mantenían el nivel tras tantos años. Temas como “Dragonaut”, “Redeemer of Souls” o “Halls of Valhalla” apuntaban que el grupo quizá no era capaz de conseguir un disco entero de calidad, pero sí de firmar cuatro temas resultones y pegadizos. ¡Cuán equivocados estábamos! En Firepower callaron más bocas que en toda su carrera. Aquí hay también espacio para temas poco habituales como “Devil’s Child” o “Jawbreaker”. Con la cámara cercana puedes ver los ojos pintados de Halfordo los coros de Scott Travis. Están elegantes, con un derroche de luces y tonos preciosos y dando todo el protagonismo a lo estrictamente musical. Faulkner encaja a la perfección y Rob se calza una americana plateada en “Turbo Lover”.

El show está recortado y nos quedamos sin “Victim of Changes” o “Redeemer of Souls”, pero para paliarlo hay “Beyond the Realms of Death”. Apoteósica canción con un Halford dando la talla. Travis presenta el “Painkiller” ya con la moto sobre escena y el fin de fiesta viene con “Living after Midnight”. Objetivamente, y sin ninguna duda razonable posible han sido y serán la mejor banda de heavy metal, pero esperad al aniversario de Painkiller para que entremos a fondo en ello.

Hämaton tienen su (merecido) momento de gloria

Fuego en la cabeza, pinturas de guerra, pirotecnia… y punk rock germano. Eso definiría un poco el espectáculo de Hämaton que año tras año se van haciendo un hueco en la escena germana. Alemania posee un micromundo musical de lo más rico y variado. Mucho más allá de lo que nos llega hay allí un sinfín de bandas de enorme calidad. A pesar de las pinturas y los disfraces de gladiador, o de abeto con luces en pieles de nobleza nonagenaria, si no dominas la lengua de Corinna Larsen difícilmente vas a llegar a entender gran parte de lo que supone la experiencia Hämaton. Mantuvieron un fondo trasero con una calavera y las iniciales de FCKCRN, uséase: Fuck Corona, su leitmotiv para el directo.

El presentador del festival les entrevista antes y luego aparece con las pinturas de su cantante. El grupo fue el primero en negarse a quedarse de brazos cruzados debido a la pandemia y su voluntad por innovar queda recompensada en este directo en Wacken junto a Sabaton y a Kreator. ¡Casi nada! Torfrock, J.B.O, Santiano, Freiwild, Bohse Onkelz… hay tantas bandas alemanas que uno descubre en esas santas tierras que sólo por eso ya vale la pena perderse en Wacken.

Kreator confinados siguen siendo Kreator

Nunca fallan en directo así que estaba claro que no iban a fallar tampoco en un show confinado. Directo serio y sobrio de los de Essen con un Mille Petrozza como siempre muy metido en el personaje ya desde “Violent Revolution”. Ese tema, en su día, marcaba que el grupo volvía a lo grande y a hacer lo que el mundo esperaba de ellos. La gran noticia es ver a Frédéric Leclecq al bajo. Todavía le recuerdo cuando le conocí tocando en Heavenly… ¡de Heavenly a Kreator hay un trecho! Su directo es matador, como suelen hacer siempre, pero el hecho de tocar en un sitio tan especial y de forma tan especial hace que te quedes en los matices. Dan en una primera parte mucha cancha al material más reciente con “Phantom Antichrist”, “Hail to the Hordes” o “Satan Is Real”. Las imágenes añadidas de un satanás horrendo me parecieron totalmente prescindibles. Si a estas alturas Kreator pretende dar miedo con la figura de Satán…

Van colocando piezas más memorables como “Extreme Agression” y sorprende ver la forma en la que se encuentra Mille. Parece más joven que hace una década. El combo suena con la precisión de un reloj y sólo les recuerdo “malos shows” cuando la electricidad les falla y sus instrumentos no se oyen. Saxon y Kreator son lo más fiable que existe dentro del grupo de los metales nobles. Relativa sorpresa ese “Awakening of the Gods” del EP Flag of Hate y un tremendo final en el que avisaban que caían clásicos. “People of the Lie”, especialmente “Betrayer” y una intensísima “Pleasure to Kill” dieron carpetazo a un show impactante. No les hacía falta hacer este concierto pues si una banda ha tocado mil veces en el festival son ellos. Lo hicieron para dar algo más a su público y se lo agradecemos. El nivel de Kreator desde que volvieron con Violent Revolution es insultante. Os recomiendo encarecidamente que os hagáis con este directo. Hay que verlo.

Sabaton siguen de dulce

“En el festival con doble escenario llevabais un tanque aquí podéis tener 30 si queréis… – Sí de hecho los tenemos…” (Tommy Johanson de Sabaton)

Era probablemente el gran show del festival confinado. Estos suecos se apuntan a todo y a pesar de que haya una legión de haters que vean en ellos a una banda entrometida en la cima, que nunca creó nada propio, hay que darles las gracias por mil cosas. Contestan a todas las entrevistas por mucho que el medio sea pequeñísimo, han tocado en dos escenarios en Wacken (sólo lo había hecho Savatage) o se atrevieron a sustituir a Manowar en el Hellfest cuando no había nadie para tocar esa noche. Y en cuanto a lo musical hay muy buenos mimbres y a singles nadie les gana. Tocaron de seis discos e incluyeron “Bismarck”. Nunca puede faltar tampoco el “Primo Victoria”.

No pude estar pendiente del show pero si vi sus vestidos de camuflaje gris y negro, Joakim dándolo todo en “Panzerkampf”, cascos colgando en la trinchera que llevaban en el escenario o un ejército de tanques en la final “To Hell and Back”. Pude ver ese inicio con “Ghost Division” y tuve la impresión de que volvían a cumplir sin problemas. El grupo está cohesionado y se les ve felices de lo que han conseguido. Participan en los coros y en la entrevista inicial no estaba Brodén, que posiblemente era lo esperable. Hay sensación de equipo y de que van a continuar haciendo las cosas muy bien. Lo que ya no tengo tan claro es si la fórmula da para mucho más.

Motörhead de 2011, su último gran Wacken

Allí estábamos en otro de sus muchos Wackens y otra vez sentando cátedra. Luego vendría el que suspendieron y su retorno al año siguiente era Lemmy ya una sombra de lo que había sido. Murió con las botas puestas, de eso no hay duda. Wackenfue como el Rainbow, una segunda casa. Bajo su sombrero vaquero y tras sus gafas asoman las míticas dos verrugas y el grupo está matador tirando de temas del Wörld Is Yöurs. No es el concierto completo pero hay esos grandes momentos como son el “Bomber” con el avión descendiendo y las míticas “Killed by Death” o el “Going to Brazil” dedicada a la gente de Sepultura. Un directo crudo que finaliza con un “Overkill” alargado y en el que Phil Campbell tiene espacio para su solo. No falta el “Ace of Spades” y la concurrencia enloquece con unos Motörhead que en esos días creímos eternos.

Wacken 2021 nuevos grupos para el año que viene

Para presentar a las bandas de la próxima edición la organización se ha trabajado un corto de terror de siete minutos muy de serie B. Algo que se pueden permitir, aunque el cartel ya estaba filtrado de antemano. Por el momento no hay nada que me haga decidirme a volver allí a no ser que vuelva Savatage. Hace años que espero un golpe de efecto, aunque el festival es tan grande que no lo necesita. A muchos les puede parecer una aberración lo que diga, pero Wacken podría funcionar sin conciertos. Si montan una barbacoa de 4 días pueden meter allí 40000 locos sin problemas.

Lordi nos enseñan Romanieva

Muy divertido e interesante ha sido el fin de fiesta con un reportaje de Lordi en su tierra natal: Romanieva. En la Laponia profunda conviven Santa Claus y el señor Lordi y en el video coinciden. Este fanático de Kiss nos hace un amplio recorrido por su tierra y la extraña conexión que posee el círculo polar ártico con el hevay metal. El 90% de la gente que allí aparece posee una banda de metal en cualquiera de sus muchas vertientes. Pubs, locales de ensayo, bibliotecas públicas con infinidad de discos de rock y personajes dignos de estudio. Dan ganas de ir allí las próximas navidades.

Lordi han perdido su estrella y viven instalados en la intrascendencia tirando de shows justitos como el último en Calella. Nos regalan un trío de temas en los que suenan bastante mejor que en sus últimos directos. Todos van vestidos en el local y terminan con la cansina “Hard Rock Hallelujah”. Afortunadamente recuperan el “Get Heavy” con el que les vimos nacer. Estarán en el próximo Wacken y todo apunta que van a hacer algo muy especial con un castillo de la bruja. Necesitan un golpe de efecto y temas al nivel que sus tres primeros discos. Nos vemos en 2021, lo que no está tan claro es que pueda ser en Wacken.

 

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 443 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.