The Offspring – Conspiracy of One: 20 años de su ruptura con el punk

Ficha técnica

Publicado el 14 de noviembre de 2000
Discográfica: Columbia Records
 
Componentes:
Dexter Holland - Voz, guitarra
Noodles - Guitarra, voz
Greg K - Bajo, voz
Ron Welty - Batería

Temas

1. Intro (0:05)
2. Come Out Swinging (2:47)
3. Original Prankster (3:42)
4. Want You Bad (3:23)
5. Million Miles Away (3:40)
6. Dammit, I Changed Again (2:49)
7. Living in Chaos (3:28)
8. Special Delivery (3:00)
9. One Fine Day (2:45)
10. All Along (1:39)
11. Denial, Revisited (4:33)
12. Vultures (3:35)
13. Conspiracy of One (2:17)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Offspring – Conspiracy of One: 20 años de su ruptura con el punk
Todos los discos de The Offspring en Amazon


Conspiracy of One fue el primer álbum de The Offspring en el siglo XXI. En este disco, la banda usó por primera vez su nuevo logotipo de la calavera en llamas. La ahora icónica ilustración de Alan Forbes ha aparecido desde entonces en no pocas camisetas, calcomanías, tatuajes… de hecho yo mismo aún conservo una sudadera con ese logo tras veinte años.

Éste disco cuenta también con la primera colaboración de The Offspring con el productor Brendan O’Brien (Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Rage Against the Machine). Conspiracy of One captura tanto la esencia pop-punk característica en los discos predecesores así como algunos experimentos de cruce de géneros.

El disco llegó a Platino, una hazaña que se llegó tan solo un mes después de su lanzamiento el 14 de noviembre de 2000. El álbum es mejor conocido por su principal sencillo «Original Prankster», una canción que rompió los esquemas en Billboard Top 100 y alcanzó el número 2 en las listas de éxitos alternativos de Estados Unidos. La canción y su travieso video a cargo del director Dave Meyers incluían una muestra funky de «Low Rider» de War y un cameo de la leyenda del hip-hop Redman.

El segundo sencillo del álbum, «Want You Bad», se pudo escuchar en la película American Pie 2 y en el videojuego Crazy Taxi 3: High Roller. Sobre el lanzamiento, Dexter Holland dijo:

«Cuando sacamos a Conspiracy of One en 2000, Bill Clinton todavía era presidente y el 11 de septiembre aún no había sucedido. Sin embargo, era obvio que las tensiones estaban aumentando en el Medio Oriente, y todos nosotros pudimos sentir que los actos de terrorismo estaban en aumento, tanto a nivel nacional como internacional. En los Estados Unidos, todos habíamos experimentado la tragedia del atentado con bomba en la ciudad de Oklahoma y recientemente habíamos detenido al Unabomber, mientras que a nivel internacional, hubo casos de terrorismo el ataque con gas sarín en Japón, los atentados suicidas con bombas en Chechenia y el bombardeo del USS Cole.

Se nos ocurrió que esta iba a ser una nueva forma de hacer la guerra en el futuro. Mientras que en el pasado, las naciones eran generalmente atacadas por otras naciones – ejército contra ejército – nos dimos cuenta de que el mundo estaba cambiando y que los ataques futuros contra nuestro país eran igualmente propensos a ocurrir por un individuo o un grupo pequeño … una «Conspiración de Uno». Por supuesto, no teníamos idea de lo que como nos esperaba el 11 de septiembre de 2001, o cómo nuestro título presagiaba lo que vendría «.

Conspiracy of One

Conspiracy of One llegó dos años más tarde del lanzamiento de Americana, el disco con el que millones de jóvenes entraron no solamente en The Offspring, sino en el circo del skate punk – pop punk. El listón era alto, muy alto. Y si bien la banda no logró el impacto de su predecesor, este pequeño cambio de rumbo alejándose del las canciones más punk y abrazando más el pop simplón, tuvo su resultado. Canciones fáciles de aprender y cantar, con gancho, ligeras. Escondidas tras una portada de lo más resultona. Todo era como abrir ese caramelo y ponértelo en la boca. El placer era asimilable con poca exigencia.

Sin tener el impacto de Americana, Conspiracy of One logró impactar con una juventud con diferente resultado. Muchos fans vieron el inicio del declive de una banda sin ideas. Otros (me incluyo), vieron el inicio de una metamorfosis. Todas las bandas del estilo acabaron rompiendo o simplemente vagando sin rumbo a partir del 2000. The Offspring aún siguen al pie del cañon y junto a Green Day, son los dos máximos exponentes del género.

«Original Prankster» está claramente diseñado como la nueva «Pretty Fly» aunque no está a la altura de la ridícula diversión que esa incluía. «Million Miles Away», te lleva de vuelta a las vibraciones «optimistas pero tristes» de algunos temas de de Ixnay. «Want You Bad» también es un sencillo muy sólido con un Dexter que lo interpreta con sinceridad. «One Fine Day» con aroma a Rancid es una buena canción, menos punk, más rock, más ska.

Tras unos años sin abrazar este disco, con la perspectiva del tiempo puedo afirmar que Conspiracy of One es un álbum más consistente de lo que alguna vez pensé. Incluso tiene algo más de madurez que Americana, pero no tiene los hits de su predecesor. Y seguramente este es el principal fallo del disco, todo él se mantiene en notable impacto sin tener el despunte necesario que dan los hits.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 325 Artículos
Rock en todas sus extensiones