Supersuckers – Play that Rock ‘N’ Roll

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 7 de febrero de 2020
Discográfica: Steamhammer / SPV
 
Componentes:
Eddie Spaghetti – Voz, guitarra, bajo
Marty Chandler – Guitarra, coros
Chris von Streicher – Batería, coros

Temas

1. Ain’t Gonna Stop (Until I Stop It) (2:49)
2. Getting Into Each Other’s Pants (2:44)
3. Deceptive Expectation (3:44)
4. You Ain’t The Boss Of Me (3:54)
5. Bringing It Back (2:35)
6. Play That Rock n‘ Roll (3:07)
7. That’s A Thing (2:20)
8. Last Time Again (2:55)
9. Die Alone (3:29)
10. Dead, Jail Or Rock N’ Roll (3:25)
11. A Certain Girl (2:06)
12. Ain’t No Day (4:15)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Supersuckers – Play that Rock ‘N’ Roll
Todos los discos de Supersuckers – Play that Rock ‘N’ Roll en Amazon


Vuelve Eddie Spaghetti al mando de los supermamones y lo hace con un discazo. Un poco nos sacamos ese mal sabor de boca que nos quedó después de ver ese descafeinado directo en Razzmatazz acompañando a Airbourne. Los Supersuckers molan, y en el negocio del rock n’ roll han sido siempre unos supervivientes, pero también unos privilegiados. Les sienta bien el formato trío y esta vez optan por tirar de rock sucio en la vertiente más Motörhead, las bases de Ramones, algunas salpicaduras de country, y se indaga en el glam rock, todo con muy buenos resultados. Hay muy buenos coros que navegan entre lo funcional y hooligan-melódico si es que existe tal etiqueta. Superan ampliamente sus dos anteriores obras y se atreven a mezclar tanto que les resulta un trabajo de lo más variado y atractivo.

En “Ain’t Gonna Stop” hay una declaración de intenciones y es un tema de esos hímnicos, de melenas al viento y pura festividad. Estribillo machacón y el cencerro de Chris von Streicher, añadido a los guitarrazos de un Marty Chandler que se marca un gran solo. La característica voz de Eddie transmite buenas vibraciones en otra píldora festiva como es “Gettin’ into Each other Pants”. Groove rockero de alto octanaje y unas guitarras con detallitos funky para lucir al final. El country es una parte importante en los Supersuckers así que en “Deceptive Expectations” hay evidencias, pero en mayor parte tiran de rock sureño en uno de los mejores temas del disco. Sorprenden para bien en esa monumental versión de Michael Monroe: “Dead Jail or Rock n’ Roll”. En directo les quedó triste y apagada, pero en disco te vuela la cabeza. Esta obra maestra del finlandés parece haber sido escrita para que los Supersuckers la tocaran. Una gran banda versionando una obra maestra, poco más podemos pedir. Las guitarras, eso sí, se acercan más a Motörhead que a los Hanoi Rocks.

Decibelios y pura actitud en joyas como la directa “Bringin’ It Back” de estribillo que penetra en tu materia gris a las primeras de cambio. En dos minutos y medio tienen tiempo de sobra para reiterarte que son una bandaza y que lo suyo es el rock n’ roll. El título del disco lo deja clarísimo. El bajo de Eddie atruena en “That’s a Thing”, adornada con palmas, pero cercana es espíritu al rock escandinavo de los 90. Quizá lo más oscuro del disco sea “Die Alone” para despedirse finalmente con la inspirada “Ain’t No Day Like Yesterday”. Es quizá el tema mas extraño y alejado de lo que ofrecen en esta obra, y funciona perfectamente. Incluso me atrevería a decir que hay cierta inspiración grunge (cabe recordar que esta gente estuvo en el sello Sub Pop). Posiblemente el tema más trabajado y con un estribillo que te lleva a Bowie.

Hay varios momentos puramente glammies, aunque sucios, y eso da colorido y feeling al disco. Uno de los ejemplos más evidentes son los escasos dos minutos de “A Certain Girl”, pero todo explota con “You Ain’t the Boss of Me”. Las raíces de Bolan y Gary Glitter son más que evidentes. Juguetones e irresistibles para luego tirar de la onda ramoniana, directos, sucios y con otro tema efectivo y potente. Pero como puedes ver, estamos hablando de un disco sumamente variado, este es el gran logro del combo de Spaghetti. El tema homónimo va para himno homenajeando en su letra a las influencias caídas como Lemmy y los Ramones, a medio tiempo, con un toque del sur y algo de blues. Toca ahora algo de los Mötor y lleva por título “Last Time Again” con la batería de von Streicher emulando a todos los baterías que pasaron por las filas del grupo de Kilminster. Imposible aburrirse con un disco así y más cuando el trío juega a ser Motörhead.

Destaca lo homogéneo de obra demostrando que Supersuckers tiran adelante después de tiempos oscuros. Disco a disco, año a año han ido dejando atrás los fantasmas del pasado para volver ese combo imbatible. Eddie superó el cáncer y sigue en plena forma, así que verlos con su propio directo en la inminente gira que nos visita puede ser de noche memorable. Todos los temas de Play that Rock n’ Roll pueden tener cabida pues dudo que desentonen entre los clásicos del grupo. Estamos hablando de la obra que nos gustaría que sacasen los Supersuckers. La autoproclamada mejor banda del rock n’ roll tiene argumentos sólidos para intentar convencernos: los mejores en los últimos 10 años. Acaba de empezar el año, pero este disco puede entrar en el Top 10 de 2020 perfectamente.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 467 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.