Steel Panther – Heavy Metal Rules

Nuestra Nota


6 / 10

Ficha técnica

Publicado el 27 de septiembre de 2019
Discográfica: Steel Panther, Inc.
 
Componentes:
Michael Starr (Ralph Saenz) - Voz
Satchel (Russ Parrish) - Guitarra, coros
Lexxi Foxx (Travis Haley) - Bajo, coros
Stix Zadinia (Darren Leader) - Batería, coros

Temas

1. Zebraman (0:35)
2. All I Wanna Do is Fuck (Myself Tonight) (3:54)
3. Let's Get High Tonight (3:49)
4. Always Gonna Be a Ho (4:20)
5. I'm Not Your Bitch (4:05)
6. Fuck Everybody (3:40)
7. Heavy Metal Rules (3:47)
8. Sneaky Little Bitch (4:29)
9. Gods of Pussy (3:52)
10. I Ain't Buying What You're Selling (3:31)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Steel Panther – Heavy Metal Rules
Todos los discos de Steel Panther en Amazon


El hard rock, glam, etc empezó a gustarme tarde, cuando llevaba ya años enchufado al power y al heavy más clásico. Sería 2005 cuando me zambullí del todo en los 80, en lo que se refiere a hair metal, y con los años, descubrí que Steel Panther, más allá de ser una broma que lleva los típicos tópicos hasta la saciedad, hacían muy bien lo que hacían. Es decir, hard rock glamero americano de los 80. Pocos cantantes del estilo, durante estos años, la clavan tanto como el Sr. Starr, y Satchel me parece un guitarrista muy bueno. Así lo demostraron disco a disco, tema a tema. Canciones como “Party All Day”, “Fat Girl”, “The Burden of Being Wonderful” o “It Won’t Suck Itself” no tienen nada que envidiar a los grandes clásicos de hace tres décadas. Con este preámbulo, os podéis imaginar las ganas con las que cogí este nuevo lanzamiento de las panteras del metal, su quinto de estudio. ¿Resultado? Bueno, veamos…

Para empezar, rasa y al pie. La decepción es grande. A priori, el disco estaba destinado a copar alguna de las posiciones del top 5 anual, pero no, no va a estar. Me da la sensación de que han estirado la broma demasiado sin aportar nada. Sí, hay mucho “fuck”, “dick” y demás, pero en esta ocasión los temas no los acompañan. 10 temas (o nueve y una intro) en menos de 40 minutos es lo que nos dan, pero son esos minutos sin el vacile, sin la actitud, sin el buenrollismo al que nos tienen acostumbrados. Como una croqueta demasiado frita, eso es lo que me ha parecido este Heavy Metal Rules. Está buena, sí, pero no es lo que debería ser.

Quizá, tras la intro “Zebraman”, nos encontramos el único tema más o menos destacable, el ya conocido “All I Wanna Do is Fuck (Myself Tonight)”, que aún sin entrar en un top 10 de la banda, sí podría tener esos adjetivos que hemos mencionado un poco más arriba. El siguiente tema, “Let’s Get High Tonight” baja mucho el listón, a pesar del riff principal, que está bien. Pero la línea vocal se me hace tremendamente pesada y repetitiva, y el estribillo no pasará a la historia, desde luego. “Always Gonna Be a Ho” también la conocíamos, con su rollo balada-acústica pero sin llegar a la suela de los zapatos de, por ejemplo, “Community Property”.

El machaque vuelve con “I’m not your Bitch”, y aunque el fondo no está mal, no es suficiente como para hacerla brillar. Algo sí sube “Fuck Everybody”, quizá la otra canción con estribillo reconocible del disco. Y es que, siendo Steel Panther (como el estilo en sí) un grupo de grandes estribillos coreables, en este disco brillan por su ausencia. El homónimo al disco, “Heavy Metal Rules”, es prescindible. Ni el piano inicial, ni el riff posterior ni el estribillo me han llamado la atención en absoluto. Y mira que, con 15 años, iba por ahí diciendo ese título, a diestro y siniestro.

“Sneaky Little Bitch” parece que puede sacarte la sonrisa, pero de nuevo se queda a medio camino. Quizá solo el estribillo (qué paradoja) sobresale, pero parece como superpuesto. Otra que conocíamos, “Gods of Pussy”, y otra que pasará al cajón de las olvidadas. Quizá sea yo, pero no le encuentro el punto. Acabamos con “I Ain’t Buying What You’re Selling”, y de nuevo a la fórmula baladística-acústica. Muy inferior, incluso, a “Always Gonna Be a Ho”.

En definitiva, una de las dos grandes decepciones de lo que llevamos de año. Le falta gancho, velocidad, más vacileo y laca. No todo es “Satchel’s dick”. Eso no hace un buen álbum. Un disco lo hacen buenas canciones, y este Heavy Metal Rules, más allá de para preguntar si el death y el black se pueden bailar (tras ver una foto del grupo que decía que si una streaper no puede bailar un tema es que no es un buen tema) y agitar el gallinero que es Science of Noise, no aporta nada. Y no solo no aporta (sus otros discos tampoco eran innovadores, como cualquiera del estilo en pleno 2019), sino que hace peor las cosas.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 180 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.