Snowblind – Breakin’ out

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 29 de enero de 2021
Discográfica: Rata Mutante records
 
Componentes:
Pablo Vélez - Guitarra, voz
Mark Noize - bajo
André Laverde - Batería

Temas

1. Right to rock (5:06)
2. Under blood red skies (4:23)
3. Riot (4:07)
4. Succubus (6:28)
5. Breaking Out (4:11)
6. Kiss of death (4:26)
7. Explosive love (5:18)
8. Snowblind (6:30)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Snowblind – Breakin’ out
Todos los discos de Snowblind – Breakin’ out en Amazon


Hoy de nuevo cruzamos el charco, esta vez para ir hasta Medellín, lugar de nacimiento de Snowblind, un joven power trio de hard rock/sleaze con muchas ganas de hacer ruido. Aunque la banda debutó en septiembre del año pasado, menos de seis meses después han publicado un segundo trabajo, Breakin’ out*, compuesto por ocho temas puros y afilados, salpicados con lo mejor de la esencia de varios subgéneros, cuya unión nos ha dejado un fruto absolutamente recomendable.

*[He de corregir esto, pues no es correcto. El primer álbum de Snowblind o publicó la banda de forma autogestionada en 2017. En septiembre de 2020 la banda firmó con Rata Mutante Records, que se encargó de distribuirlo y publicarlo en varias plataformas]

Inaugura el disco “Right to rock”, un chute de energía equipado con todo lo que un buen tema debe tener, dejando constancia desde el primer segundo de que son una apuesta segura; y, para evitar escepticismos, se encargan de reforzar esa idea en “Under blood red skies”, donde sacan a relucir todo el carisma del sleaze más pegadizo, recordando en todo momento (al menos a mí), a los primeros Crashdiet. Y teniendo en cuenta que los suecos son una de mis principales debilidades, a mí ya me tienen ganado.

Se torna el ambiente un poco más heavy en la instrumental “Riot”, que entra arrollando, con unas guitarras punzantes como principal arma, las cuales no dan tregua en ningún momento, y que sirven como comité de bienvenida a “Succubus”, todo un alarde de buen heavy rock sin florituras innecesarias, en la que juegan constantemente con los cambios de ritmo a su antojo.

“Breaking out” suena de nuevo más sucia, más callejera. Sigue llevando la vara de mando la guitarra, con sus continuos solos afilados y sus pesados riffs.

Decididos a no bajar el listón bajo ningún concepto, la banda arremete con “Kiss of death”, directa como un proyectil, a la vez canónica y personal, que da paso a “Explosive love”, igual de chula y macarra pero con un carácter más cargado de matices ochenteros, recordando a veces a los grupos más duros del glam rock.

Con aire casi marcial entra “Snowblind”, encargada de despedir el álbum. Elegante y natural. Y cargada de potencia en su tramo final, para que nadie se quede con la sensación de que se han despedido a media máquina.

Breakin’ out es un disco que va a gustar a todos los oídos, sean más propensos al heavy, al hard rock, al glam o a cualquier otro género que se te ocurra, la banda los ha metido en una batidora y el resultado no podría haber sido mejor. Si me dicen que van a seguir al ritmo de un disco cada seis meses, yo no tendría ningún problema.*

*[Aunque es cierto que no tendría ningún problema con semejante ritmo, me remito a la corrección de arriba para volver a aclarar que el anterior disco de la banda se lanzó en 2017]