Rivers of Nihil – The Work

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 24 de septiembre de 2021
Discográfica: Metal Blade Records
 
Componentes:
Jake Dieffenbach – Voz
Brody Uttley – Guitarra, teclados
Jon Topore – Guitarra
Adam Biggs – Bajo, voces
Jared Klein – Batería, voces

Temas

1. The Tower (Theme from "The Work") (4:30)
2. Dreaming Black Clockwork (6:39)
3. Wait (4:05)
4. Focus (4:54)
5. Clean (6:08)
6. The Void from Which No Sound Escapes (6:43)
7. MORE? (3:25)
8. Tower 2 (1:58)
9. Episode (7:29)
10. Maybe One Day (7:03)
11. Terrestria IV: Work (11:29)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Rivers of Nihil – The Work
Todos los discos de Rivers of Nihil en Amazon


El cambio ya es una realidad en Rivers of Nihil. Los que acudan aquí buscando death metal técnico de alta escuela saldrá escopeteado hacia otros lares, pues poco rastro queda de esa banda virtuosa que destrozaba todo a su paso. Muy lejos queda Monarchy (2015), no en tiempo, pero si en propuesta.

El camino iniciado en un bestial Where Owls Know My Name (2018), que dejó enamorado a todo ecléctico de la manada, sigue firme bajo los pasos de unos músicos de calidad contrastada. Ese disco era perfecto de principio a fin basándose en la brutalidad y la técnica. Las progresiones elegantes y complejas empezaron a despuntar allí y cobran ahora una nueva dimensión.

The Work es entonces un disco progresivo con elementos death metal. La experimentación es un recurso usado a menudo en este nuevo largo disco. Algo más de una hora de duración puede ser algo duro de escuchar hoy en día, pero si algo saben hacer bien estos norteamericanos es copar tu atención de principio a fin.

Y muestra de ello es si os acercáis a su obra maestra titulada “The Void from Which No Sound Escapes” que cuenta con un chelo a cargo de Grant McFarland y el saxo de Zach Strouse. Esta canción es la que mejor resume el concepto musical de Rivers of Nihil. Todo tiene cabida si sabes jugar bien tus cartas. Y Rivers of Nihil tienen ahora la mejor mano.

Entremezclar voces calmadas y melódicas con guturales extremos es para muchos una aberración. Pero los de Pennsylvania lo hacen con una harmonía increíble. Escuchad la deliciosa “Wait” y disfrutad de un juego de voces brutal. Incluso aquí podrás escuchar muchas, muchas influencias de The Wall de Pink Floyd.

Canción tras canción, Rivers of Nihil van atrapando al oyente que no se atreve a escapar sin escuchar la próxima pieza. Quizás como único pero que puedo argumentar es la necesidad obligada de la banda de alargar algunas de las canciones que tendrían mucho más potencial sin algún pasaje más ambiental. Pero es un mal menor.

En cuanto a arreglos, en The Work tenemos un trabajo inmenso llenando huecos con coherencia. La producción es solamente correcta teniendo en cuenta la ambición que la banda ha logrado plasmar en esta hora de nueva música.

Según parece, The Work logra encarnar las ideas, melodías y atmósferas más profundas del quinteto. No cabe la menor duda de que no han salido del estudio sin dejar el disco tal y como lo estaban soñando. Se nota el mimo y la mano dura pero encariñada de los artistas. Pues todos ellos trabajan excelentemente para y por el disco.

Cuando unos fans del metal extremo y de Pink Floyd se atreven a fusionar estilos es cuando aparecen cosas como este disco. Delicadeza y rudeza en partes iguales, bien entrelazas y ambientadas. A Rivers of Nihil les sale bien la jugada pero, creo que aún necesitan pulir algo su nueva línea estilística.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 493 Artículos
Rock en todas sus extensiones