Repaso al Hellfest 2018 (V): grandes bandas del escenario The Valley

Fotografía: Hellfest

The Valley es posiblemente el escenario más fetiche del Hellfest. Grandes nombres copan habitualmente todo el cartel del escenario y la mayoría no necesitan presentación alguna. Vamos a tratar de escoger nuestras diez preferidas:

Neurosis

Neurosis es posiblemente la banda más fetiche en esta nueva edición del festival francés. Hace ya tres décadas que estos alquimistas del sonido exploran el metal desde todos los ángulos, rompiéndolos uno después del otro. Sin límites, su vanguardista y única mezcla de sludge, post-hardcore y punk les otorga un estatus legendario y les permite estar siempre por delante de la competencia.


Amenra

En boca de todos este pasado 2017, en parte a su brillante último trabajo Mass VI (2017), los belgas encabezan la última noche del festival. Tendrán que competir para robar fans a los omnipresentes Iron Maiden, pero seguro que miles de fans entrarán al Valley para degustar el sludge de Amenra, banda que personifica mejor que nadie una fuerza colectiva capaz de amalgamar, traducir en emociones viscerales y así magnificar los componentes de las diversas corrientes de la música extrema.

 


Corrosion Of Conformity

COC es una de las bandas más longevas en tocar (y encabezar) el Valley este año 2018. Con más de treinta años de carrera a sus espaldas, la banda de Pepper Keenan presentará su nuevo y esperado trabajo, No Cross No Crown (2018), con el que la banda americana nos muestra su regreso a lo más alto del género.


Eyehategod

Eyehategod ha estado en marcha durante tres inquietantes décadas en un ambiente hostil y corrupto, el de la industria musical. Los de New Orleans, confrontados con muchas galeras (sin dinero, diversas adicciones, salud a media asta, desastres naturales, etc.), todavía están allí, sonríen, armados con un sedimento ahumado, calórico y repugnante, blues adulterado que no pueden dejar de ser insensibles. Una experiencia digna de ser visionada en directo.


Crowbar

Con su música sludge pesado, doom y consonancias de blues, deslizándose en territorio hardcore, el cuarteto de New Orleans escribió las letras de la nobleza de un género del cual sentó las bases junto con sus vecinos Melvins, Eyehategod y Acid Bath. La música de Crowbar es, a veces, paquidérmica, a veces enérgica, pero siempre cargada con un surco que mueve los intestinos.


Dead Cross

Mike Patton (Faith No More, Mr. Bungle, etc.) y Dave Lombardo (ex Slayer) unidos en un súper grupo. Desde 1998, la pareja ya inició una colaboración dentro de otro súper grupo, Fantômas, llevando el metal a tierras que nunca se había explorado anteriormente. En 2017 se rodean de Justin Pearson (The Locust, Retox) y Michael Crain (Retox), entonces saltan las alarmas en la cabeza de los fanáticos de la música enrevesada. La locura creativa de estos cuatro nos ofrece Dead Cross, una especie de Faith No More under amphets, una versión hardcore de Fantômas, un sonido punk que sublima una vez más sublimada por la increíble tesitura del señor Patton. Un grupo con un enorme potencial cuya peculiaridad solo se corresponde con la seriedad del proyecto.


Baroness

Rojo, azul, verde, amarillo, púrpura, etc. todas las tonalidades que sirven de firma a los álbumes de Baroness y que ilustran perfectamente el árbol musical del grupo de Savannah. Un universo colorido donde el lodo incorpora elementos progresivos y extremadamente aéreos. Capaz de cabalgatas épicas pesadas como vuelos psicodélicos, Baroness juega con los pilotos de la montaña rusa. Un impulso emocional que viene a demostrar que detrás de una fachada de gran dureza se esconde un corazón tierno y lleno de sentimientos.


Kadavar

Fue suficiente con su primer álbum, lanzado en 2012, para convertir a los barbudos y peludos alemanes de Kadavar en los líderes del movimiento de hard rock de los 70… y los tyres álbumes posteriores no les han hecho bajar de su status. Hay que decir que el sonido retro del trío (Lupus, Dragon y Tiger, sí, son sus nombres y no los últimos héroes de la moda en el patio de recreo) es una verdadera invitación a escapar del siglo XXI. Un rock clásico sin pretensiones, un sonido primitivo y crudo cargado de fuertes riffs y marcado por una psicodelia exacerbada. Deliciosamente vintage y maravillosamente cálido.


Celeste

Nihiliste(s) (2008), Misanthrope(s) (2009), Mortes Née(s) (2010), Animale(s) (2013), Pessimiste(s) (2016), Infidèle(s) (2017); tantos álbumes que hacen que la historia de Celeste suene como suena: negativa, oscura, destructiva y bestial. Todo un verdadero teatro de ruido de lujo. A la vanguardia de la escena del black metal, el cuarteto empuja constantemente los límites de la oscuridad. Con Celeste, el sol nunca sale. Más frío, más oscuro, más opresivo que nunca, el sonido único y reconocible de los de Lyon se esfuerza por explorar aún más la monstruosidad de la oscuridad. Si ya has perdido la esperanza en la vida, Celeste está aquí para darte la bienvenida con los brazos abiertos.


Grave Pleasures

Anteriormente conocidos como Beastmilk, Grave Pleasures es un quinteto estrafalario y extravagante de Finlandia… con un cantante británico a la cabeza (el fenomenal Mat McNermey), responsable de la entrega de lo que él llama punk apocalíptico. La música de la banda es de rara intensidad: estremecedora, visceral, embriagadora, siniestra, rasposa. No es realmente el tipo de grupo al que se le confiarán los entretenimientos musicales de su boda, sino un entrenamiento que descubrirá con urgencia cuando quieras pensar de manera diferente.