El regreso de Hora Zulu

El panorama rock-metal nacional está repleto de nombres y más nombres, algunos de ellos incluso ilustres. Distinguidos y de nobles familias, más no de familias nobles (esos son otros menesteres de los cuales ellos rehuyen) son los granadinos (¡granaínos, copón!) Hora Zulu, una banda que funde raíces y tradición con el metal más actual, dando como resultado una coplas la mar de «apañás» y pegadizas, oiga. Aitor Velázquez (voz), Paco Luque (guitarra), Álex Bedmar (bajo) y Javier Cordovilla (batería). Unos mozos que, lejos de escaquearse, siempre están orgullosos de estar en el lugar a estar.

Discografía:

Han pasado ya seis años desde la presentación del último álbum de estudio de Hora Zulu, Siempre Soñé Saber Sobre, Nadie Negó Nunca Nada, seis años en los que los granadinos han trabajado en proyectos personales (Pangloss, Vúfalo) y durante los cuales la banda entró en un estado de letargo solo interrumpido por muy contadas actuaciones entre los años 2016 y 2017.

Este año 2018 vuelven a la carga. Su nuevo single verá la luz el próximo 6 de marzo y, de momento, ya han anunciado una fecha exclusiva en Granada para el 7 de abril, donde presentarán el adelanto del que será su próximo trabajo de estudio, cuya salida al mercado está todavía por confirmar. En palabras de la propia banda:

No queríamos abrir la boca sin tener algo interesante que decir, pero ahora lo tenemos. Hora Zulu está en el estudio dando forma al nuevo trabajo de la banda. Tenemos una cita para rendir cuentas de todo este tiempo en silencio y después de seis años, volver a presentar material nuevo en directo. Y será en casa, el próximo sábado, 7 de abril en la Sala Industrial Copera, en Granada.

Gracias, salud y felicidad para todas y todos.

Horarios:
21:00 – Apertura de puertas
21:30 – Hora Zulu

Las entradas ya están a la venta a través de la web Ticketea y, físicamente, en Discos Bora Bora.

Anticipada: 16.50 €
Taquilla: 20.00 €

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 361 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.