Red Hot Chili Peppers – Return of the Dream Canteen

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de octubre de 2022
Discográfica: Warner Records
 
Componentes:
Anthony Kiedis - Voz
John Frusciante - Guitarra, mellotron, sintetizador, coros
Michael Peter Balzary "Flea" - Bajo, piano, trompeta
Chad Smith - Batería

Temas

1. Tippa My Tongue (4:20)
2. Peace and Love (4:03)
3. Reach Out (4:11)
4. Eddie (5:41)
5. Fake as Fu@k (4:22)
6. Bella (4:51)
7. Roulette (4:57)
8. My Cigarette (4:24)
9. Afterlife (4:13)
10. Shoot Me a Smile (3:43)
11. Handful (4:01)
12. The Drummer (3:24)
13. Bag of Grins (5:05)
14. La La La La La La La La (3:57)
15. Copperbelly (3:44)
16. Carry Me Home (4:13)
17. In the Snow (5:55)
18. The Shape I'm Takin' (3:35)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Red Hot Chili Peppers – Return of the Dream Canteen
Todos los discos de Red Hot Chili Peppers en Amazon


Por si alguien se quedó con ganas de más tras los 70 minutos que dura Unlimited Love (2022), Red Hot Chili Peppers regresan mucho antes de lo esperado con un nuevo disco con sus respectivas 18 nuevas canciones. Es evidente que el regreso de John Frusciante ha propulsado la maquinaria compositiva de los californianos, pero… ¿a qué precio?

Recuperando las sensaciones que me quedaron en marzo tras repasar varias veces el esperado retorno de la formación más endiablada de los Chilis, puedo decir sin titubear que simplemente el disco ha quedado en el olvido. Entonces apareció la noticia que publicarían otro disco del que presentaron su horrible portada y “Tippa My Tongue”, su primer adelanto.

Las sensaciones fueron buenas aunque la esperanza de recuperar la mejor versión del cuarteto era una utopía. Semanas más tarde, nos regalaron “Eddie”, pieza con la que sí me volaron los sesos. Con un punteo inicial muy Californication (1999) y unos ritmos medio funkies medio alternativos, la canción apuntaba maneras. Pero no fue hasta la entrada de John Frusciante con un superlativo solo que dije “cojones, ostias, me cagoentó”. Menuda burrada de solo. Pero todavía había más: otro solo aún mejor. En aquél momento recuperé todas mis esperanzas en la alianza que nunca se debería haber roto. John, te quiero.

Con esta nueva idea en mi mente, la espera para poder catar por completo Return to the Dream Canteen (2022) se antojaba incluso larga. ¡Quién me lo habría dicho! Finalmente, y ya con el disco entre mis dedos, la degustación del décimo tercer disco de los angelinos iba a ser totalmente placentera. Ni siquiera comprobar que el disco esconde 18 pistas iba a arrugar mi deseo de escucharlo de pe a pa sin casi pestañear.

“Fake as Fu@k” nos invita a mover el esqueleto al ritmo de un funk moderno en el que Flea y John se lucen como antaño; menuda dupla. Arreglos de viento propulsan la canción a un nivel superior. “Bella” es un corte con el clásico sonido rockero de la banda adornado por un buen trabajo de Anthony.

En “Roulette” inciden con el suculento trabajo de cuerdas. Tanto John como Flea sustentan toda la canción en la que encontramos además un simple pero efectivo -y a la vez entregado- estribillo. “Afterlife” es un corte muy del estilo de los Red Hot más Millennials; letras veloces sobre una buena base melódica. Una canción muy agradable con un gran estribillo y un solo increíble de Frusciante, uno más en su lista. De las mejores del disco.

“The Drummer” y “Bad of Grins” siguen la senda de las buenas sensaciones. En ambas, el nuevo funk de los angelinos es luminoso como hacía lustros que no sonaban. Otras canciones que, simplemente, rellenan sin aportar mucho más que un agradable paseo por los umbrales del funk alternativo son “My Cigarette” (que incluye un saxo en su tramo final), “Handful”, “La La La La La La La La”, “Copperbelly”, “Carry Me Home”, “In the Snow” y “The Shape I’m Takin’”. Conforman una recta final que provoca algo de bajona al oyente.

Return of the Dream Canteen es un disco mucho más inspirado que Unlimited Love. Un disco más funk pero con un trabajo brutal a nivel compositivo y de guitarra. Por momentos, los Red Hot Chili Peppers recuperan parte de la esencia de décadas pasadas en las que no tenían más rivalt que ellos mismos. Con menos canciones, el disco sería mucho mejor. No acabo de entender esa necesidad de rellenar con temas mediocres… pero también es cierto que siempre lo han hecho.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 929 Artículos
Rock en todas sus extensiones