Crónica y fotos del Primavera Sound 2024 - Parc del Fòrum (Barcelona), 29 y 30 de mayo de 2024

Primavera Sound 2024 (I y II): pletóricos conciertos de Phoenix, Vampire Weekend y Amyl & the Sniffers

Datos del Concierto

Primavera Sound 2024

Bandas:
Stella Maris + Phoenix + Arab Strap + Mannequin Pussy + Amyl and the Sniffers + Vampire Weekend + Pulp
 
Fecha: 29 y 30 de mayo de 2024
Lugar: Parc del Fòrum (Barcelona)
Promotora: Primavera Sound
Asistencia aproximada: 29.000 y 60.000 personas

Fotos

Fotos por oficiales evento

Un año más nos citamos en el festival de música más importante de Europa. El Primavera Sound es el pistoletazo de salida de todo el panorama festivalero del año. El símil más directo del prestigioso Coachella norteamericano. 22 ediciones no exentas de grandes logros y algún que otro fallo técnico. 2024, una edición encabezada por una de las musas del pop mundial, Lana del Rey. Junto a la diva, bandas de estilos tan dispares como unos Justice consagrados en primera línea de la electrónica synthwave, los padrinos del indie más chamber The National, nuestros amados Deftones o la gran solista del folk rock PJ Harvey.

Todo arrancaba con una jornada inaugural con el plato fuerte de los franceses Phoenix junto con una de esas propuestas que hacen grande a festivales como el que nos ocupa, Stella Maris. Mientras que estos últimos sacudieron el recinto con un espectáculo “religioso” con invitados sorpresa como Albert Pla e incluso un paso de semana santa en el que vimos la resurrección de una Carmen Machi pletórica. Para algunos un grotesco y esperpéntico espectáculo, para otros una experiencia inexplicable.

Por su parte la banda indie de Versalles Phoenix convirtió el Amazon stage en un templo barroco del que despacharon algo más de una hora de algunos himnos que les han encumbrado en la cima del indie pop actual. Y no es ninguna sorpresa, pues la banda encabezada por el irrepetible Thomas Mars nos regalaron un concierto de esos que recuerdas durante años. Basando su poderío en el magistral Wolfang Amandeus Phoenix (2009) que cumplía esta semana los 15 años de vida, los galos despacharon calidad y alegría sin contemplaciones.

Arrancando ya con un plato fuerte como “Lisztomania” y cerrando con la icónica “1901”, Phoenix repasaron gran parte de su legado con 16 canciones todas ellas imprescindibles. A comentar la decapitación a lo Guillotine de Thomas en manos de un misterioso encapuchado que más tarde se destapó con la sorpresa de ser Ezra Koenig, el líder de unos Vampire Weekend que actuarían el jueves. Con Ezra sobre el escenario, guitarra y micro en mano, la banda encaró la recta final con la preciosa “Tonight”, “1901” y una “Identical” que cerró el show.

Fotografía:Christian Bertrand

El jueves caluroso y húmedo nos reunía tempranito. Un jueves marcado por la tríada de cabezas de cartel formado por Vampire Weekend, Pulp y Justice. Un jueves marcado por el incomprensible solape entre Pulp y Deftones (por favor amigos organizadores, cuidad estos solapes). La primera banda marcada en rojo en los horarios de la jornada fueron los escoceses Arab Strap. El veterano combo que combina esos spoken words con el canto de corte escocés para ese slowcore / indie arrasó en el escenario Cupra al ritmo de sus más logradas piezas como “Strawberry Moon”, “Girls for Summer” o “Turn Off the Light”.

Mucha expectación para ver a los pujantes Mannequin Pussy en el escenario Plenitude. Quizás no lograse conectar con la banda pese a que en directo los he disfrutado mucho e incluso publiqué la reseña de su último disco, pero no logré superar el primer tercio del concierto con lo que poco os puedo contar de ellos. Y de camino a Mordor pudimos disfrutar del imprevisto concierto de Cariño en el pequeñito escenario de Aperol Spritz, el trío nacional despachó sus hitazos de carácter indie punk frente a una multitud que abarrotaba la zona chill del festival.

Y sin darnos cuenta íbamos a presenciar el ¡cuarto! concierto de Amyl & the Sniffers. Tras el gran sabor de boca que nos dejó en el pasado Cala Mijas 2023, las ganas de ver a Amyl destrozar el universo en el escenario grande eras importantes. Y vaya si lo logró. Vestida con sus peores galas, con esa actitud punkarra que la está encumbrando como la nueva diva punk del panorama, y derrochando carisma y actitud, Amyl es una artista total. Una hora de violencia sonora y visual sin contemplaciones para regalarnos uno de los mejores conciertos del fin de semana.

Fotografía: Eric Pamies

El camaleónico y delicioso indie de los neoyorquinos Vampire Weekend regresaba al festival tras su única actuación de 2008. Dos mundos separan ambas bandas. La grandilocuencia y la calidad que atesora la banda de Ezra en la actualidad les convierte en una de las más respetadas del panorama indie. Tras su deslumbrante nuevo disco publicado hace unas semanas, ver a los vampiros en directo era más que una obligación. Fieles a su público al que nunca defraudan, desplegaron todos los recursos posibles para hacer de su concierto una experiencia imposible de olvidar.

La banda lucía un precioso decorado y una rica instrumentación, algo necesario para interpretar las piezas de su brillante último disco. Para el gozo del público, la banda ha reacondicionado sus clásicos para introducir todos estos nuevos instrumentos (trompetas, saxofón…). Pese a echar en falta alguna de sus grandes canciones, pues ya no caben tantas en un repertorio de festival, Vampire Weekend no se olvidó de ninguna de sus etapas. “Unbelievers”, “Cape Cod Kwassa Kwassa”, “This Life”, “Diane Young”, “A-Punk” y “Harmony Hall” fueron las más celebradas mientras que “Capricorn”, “Classical”, “Connect” y “Gen-X Cops” debutaban mostrando que esta banda ha renacido más poderosa que nunca.

Fotografía: Sergio Albert

Tras un precioso concierto de esos que mantienen tu sonrisa en tu rostro sin tregua, llegaba el momento más esperado del día (para muchos claro). Por un lado en Amazon stage actuarían Deftones, por otro lado en Mordor, Pulp. La colección de camisetas de ambas bandas que pudimos contemplar a lo largo de la jornada nos permitieron corroborar que un solape así no tendría que ser posible. Nosotros decidimos ver a los británicos, con el corazón partido, eso sí. Pero la apuesta final fue para Pulp.

Puntuales y con un escenario soberbio destinado sobre todo a la máxima visibilidad de su inmaculado frontman, Pulp saltaban de forma solemne sobre el escenario Santander para regalarnos una noche mágica. La banda más compleja y completa del britpop con todo lo que estos adjetivos conllevan, no son una banda fácil para los amantes de los hits directos. Pues quizás tienen solamente tres o cuatro canciones de estas características. Lo suyo es el trabajo de procesado lento. El sexagenario Jarvis Cocker, impoluto con su traje a medida, sus gafas de pasta y su pelo poco cuidado entró de forma mística interpretando la épica “I Spy”.

No faltaron himnos de una generación ya pureta como “Disco 2000”, el binomio “Weeds”, “F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E.”, o “Do You Remember the First Time?” con la que Cocker nos preguntaba quién de nosotros les vimos en la Celeste hace casi treinta años. Como no podía ser de otra forma, “Common People” fue la vencedora de la noche cantada a pulmón por decenas de miles de asistentes que veían cómo una de las canciones más amadas del pop rock de todos los tiempos era ejecutada con maestría por unos veteranos Pulp con un mensaje aún muy vigente. Larga vida a Pulp.

Fotografía: Eric Pamies
Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 965 Artículos
Rock en todas sus extensiones