Praying Mantis – Katharsis

Nuestra Nota


7.25 / 10

Ficha técnica

Publicado el 28 de enero de 2022
Discográfica: Frontiers Music s.r.l.
 
Componentes:
Jaycee Cuijpers - Voz
Tino Troy - Guitarra
Andy Burgess - Guitarra, teclados
Chris Troy - Bajo
Hans in't Zandt - Batería

Temas

1. Cry for the Nations (4:55)
2. Closer to Heaven (4:09)
3. Ain't No Rock 'N' Roll in Heaven (2:46)
4. Non Omnis Moriar (4:16)
5. Long Time Coming (416:)
6. Sacrifice (5:11)
7. Wheels in Motion (5:32)
8. Masquerade (4:28)
9. Find Our Way Back Home (5:04)
10. Don't Call Us Now (5:53)
11. The Devil Never Changes (6:32)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Praying Mantis – Katharsis
Todos los discos de Praying Mantis – Katharsis en Amazon


No suelen fallar y no fallan los británicos Praying Mantis, banda que siempre mereció una mejor suerte, pero que nunca pudo llegar a desplegar su enorme potencial. Demasiado melódicos para la NWOBHM, con discos históricos y formados en 1973. La verdad es que los hermanos Troy disfrutan ahora de una estabilidad que nunca han tenido en muchas décadas. Ahora suelen girar por el circuito nostálgico, pero son capaces de ofrecer discos de un enorme nivel.

Este Katharsis me ha costado pues a nivel de singles y de entrada directa no posee el relumbrón que consiguieron en esa maravillosa obra que fue Legacy, aunque con las sucesivas escuchas vas entrando y quedando convencido ampliamente. El gran logro del grupo fue hacerse con los servicios del neerlandés John Cuijpers, vocalista que participó en su día en el proyecto Ayreon y que es un pura clase. Más allá de los grandes nombres que han pasado por el grupo, estoy seguro que los hermanos de origen barcelonés prefieren esta década de estabilidad y buenos mimbres.

De entre lo mas notable del disco encontramos ese single infalible que es “Cry for the Nations”, con esa entrada a piano que se acelera luego con el arreón de las guitarras y con el siempre efectivo Andy Burgess. Quizá sea más sinfónico que otras veces, pero es el tema que quedará en futuros sets. Doble bombo templado de Hans In’Zandt y la dorada voz de su gran vocalista que encara un estribillo potente.

Si continuamos con lo mejor de la obra hay ese “Long Time Coming” a guitarra doblada con ecos sureños y con un Cuijpers que se acerca a los tonos de Klaus Meine de Scorpions. Desenfadada, hímnica y con muchísimo gancho. Corte muy logrado y festivo a la vez que evocador. Apuesto a que va a entrar en los próximos sets del grupo… Luego toca destacar ese ejercicio folk que es “Don’t Call Us Now” a base de guitarras dobladas. Un poco toma riesgos y no van a lo obvio, por mucho que mantengan toda la esencia intacta. Teclados, sobredosis de coros y terrenos Tullianos.

Los terrenos más AOR siempre han sido tocados por el grupo y “Closer to Heaven” es un ejemplo palmario. Funciona a pesar de lo obvio y ya muy transitado. En “Ain’t No Rock ‘N’ Roll in Heaven” casi que pasa por un tema de los actuales Stryper, que tienen el heavy metal subido. Mucha electricidad y contundencia, pero cumpliendo y poco más. Lo mejor de “Non Omnis Moriar” es el patrón de batería y vuelve a estar a la altura de lo que esperamos de la mantis religiosa, aunque es un disco que para mí se aleja un poco de lo esperable, lo cual tampoco es malo.

Otro tema que sorprende es “Find Your Way Back Home” puesto que les ha quedado cercana a The Cult, especialmente por las guitarras de Tino y Andy, pero también por los arreglos de teclado, los coros y la voz del versátil Jaycee. El corte luce y convence, aunque… se va un poco lejos de lo que esperamos de la mantis. El medio tiempo intenso es “Sacrifice”, que es otra de las más destacables del álbum. Parches destensados y reverb a la vez que un gran trabajo en el puente y estribillo. Puedes ver de fondo el trabajo del bajo de Chris Try, que pasa desapercibido, pero es muy importante en la cohesión de todo.

Completan el disco con piezas como Wheels in Motion”, muy melódica y pausada a la vez que cumplidora, con ese riff de teclado a media canción que le da otro aire. “Wheels in Motion” viene más endurecida, armada con guitarras dobladas y teclado. Solemne e incluso hímnica, pero será la final “The Evil Never Changes” la que más sorprenda en sus casi siete minutos de duración. Gran final a la altura del grupo con esos grandes coros, toda la ampulosidad posible y una lección de guitarra final.

Praying Mantis nunca han tenido un disco malo, pero sí que han pasado por mil-y-una vicisitudes y cambios de formación. Como bien indica el nombre de Katharsis hay vientos de cambio en su estilo a pesar de que la base sea ese hard rock melódico y accesible de siempre. La formación es excelente, pero… para un servidor sus dos anteriores obras están por encima de esta. Van a estar de gira este 2022, así que allí estaremos pues son de los que no fallan.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 940 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.