Night – High Tides – Distant Skies

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 11 de septiembre de 2020
Discográfica: The Sign Records
 
Componentes:
Oskar Andersson – Voz y guitarra
Sammy Ouirra - Voz y guitarra
Joseph Max - Bajo
Linus Fritzson - Batería

Temas

1. Shadow Gold (3:52)
2. Burning Sky (4:00)
3. Crimson Past (3:12)
4. Falling in the Black (5:30)
5. Running Away (3:50)
6. Here on My Own (3:55)
7. Lost in a Dream (5:07)
8. Give Me to the Night (3:21)
9. Under the Moonlight Sky (4:10)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Night – High Tides – Distant Skies
Todos los discos de Night – High Tides – Distant Skies en Amazon


Vivimos en la era dorada del revival de los 70 y cada semana nos llegan trabajos de calidad inmensa, y como no podía ser de otra manera, de Suecia. Estos Night empezaron en 2012 tirando de NWOBHM, pasaron por las influencias ochenteras e incluso jugaron con material más disco para llegar al mismo punto en el que muchos han encontrado la nueva normalidad: Thin Lizzy y Blue Öyster Cult. Cuarto álbum y el primero que tengo oportunidad de escuchar. Retro rock de preciosa factura, con un vocalista excelente y mucho ángel compositivo. Ellos prefieren referirse a su trabajo y estilo como rock eléctrico a secas. Ha sido grabado casi en directo para transmitir toda la veracidad posible gracias a todo un tótem como es Ola Ersfjord quien ya ha trabajado con Primordial, Imperial State Electric y Dead Lord. La gracia de este grupo es que su base de NWOBHM les dota de unas guitarras muy maidenescas. Las voces también van dobladas, hecho que les eleva por encima de otros competidores.

Impresiona la calidad de “Shadow Gold” que retoma el camino de los 70 pero en el que encontramos unas guitarras dobladas muy de la escuela Maiden. Tema redondo con puentes y estribillo definidos y mucho gancho. “Burning Skies” va para himno de directo, otra vez con la brújula apuntando a la doncella y con unos juegos preciosos de guitarras. El trabajo de Oscar Andersson y Sammy Ouirra alas seis cuerdas y las voces es admirable. Un poco es la escuela Blue Öyster Cult. Y hablando de la ostra azul, se marcan una especie de homenaje a “Don’t Fear (The Ripper)” en “Crimson Past”, con un bello piano en otro temazo que completa un inicio avasallador. Gran colección de temas directos con las referencias claras y con su impronta personal. En “Falling in the Black” topamos con el corte más extenso, muy a lo Horisont esta vez. Joseph Max apuntala con el bajo en un medio tiempo eléctrico cargado de pasión y galones. Gran desarrollo final a base de guitarras.

Los 80 reviven en “Running Away”, otro corte que tiene referencias a Horisont de su última obra, pero también a los Hellacopters. Ese piano y esos coros tan de época endulzan el tema acercándose al soft rock de antaño. Hay momentos con carga de rock progresivo, pero luego te sorprenden con un solo sucio y directo marcando el carácter propio del grupo. Trote caballuno en “Here on My Own” y mucho feeling, capaz de engancharte desde la primera escucha, en una pieza que me ha recordado muy gratamente a los casi desconocidos Slough Feg. También hay aquí momentos instrumentales que les conectan con Hällas. El riff de “Lost in a Dream” es calcado al de “Owner for a Lonely Heart” de Yes, así que las referencias al rock progresivo vuelven a asomar con fuerza. Impresiona la calidad de las dobles voces, y si son capaces de clavarlo en directo… estaríamos frente a un grupo sencillamente espectacular.

Hay dos arreones finales de traca. Por un lado, un momento puramente Motörhead en la interpretación de “Give Me to the End”, otra vez dejando claros los referentes, pero a la vez, imprimiendo todo el carácter de Night. Tema adictivo, sucio, con una batería muy analógica y agresiva por parte de Linusy una guitarra con muchos detalles al “Ace of Spades”. Por el otro, un ejercicio puramente hard rock ochentero a medio camino entre el Bon Jovi más petardero y el Alice Cooper heavy-comercial. “Under the Moonlight Sky” es muy cercana a “Bed of Nails”. Gran fin de fiesta a un completo disco que enamora desde la primera escucha.

Si en los 90 vivimos esa invasión escandinava de rock sucio y sleazy y parece que ahora las hordas nórdicas están más que dispuestas a otra segunda oleada bajo la bandera del retro rock. Night son una banda más en el ejército invasor, aunque después de escuchar a muchas de las agrupaciones que se postulan como posibles primeras espadas estaríamos hablando de unos privilegiados. Si te va el estilo este grupo va a enamorarte de verdad. Nightlo tienen todo para encandilar a los amantes de esta vertiente que recupera el rock de época pues si unos tiran hacia Lizzy, otros a Fleetwood Mac, otros a Blue Öyster Cult y demás, ellos también, pero son las bandas de la NWOBHM la base de todo. Es decir: retro rock con un plus de heavy metal.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 443 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.