Midnight Spell – Sky destroyer

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 8 de enero de 2021
Discográfica: Iron Oxide Records
 
Componentes:
Paolo Velázquez - Voz
The Hammer - Guitarra
Denver Cooper - Guitarra
Cam Martell - Bajo
Brian Wilson - Batería

Temas

1. Blood for blood (4:11)
2. Between the Eyes (3:44)
3. Lady of the moonlight (4:29)
4. Midnight ride (2:59)
5. Mercy (4:34)
6. Sky destroyer (3:36)
7. Cemetery queen (6:14)
8. To the stars (5:58)
9. Headbang ‘til death (5:24)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Midnight Spell – Sky destroyer
Todos los discos de Midnight Spell – Sky destroyer en Amazon


Florida, mediados de 2017. Brian Wilson, que aún no se había sumado a las filas de Yngwie Malmsteen, se une al guitarrista The Hammer, quien formó parte de bandas como Predator o Masticator, con la firme convicción de crear una banda de puro y arrollador heavy metal.

Tras trabajar durante unos meses en los primeros temas de su repertorio, deciden que es hora de consolidar una formación total, y para ello reclutan a Cam Martell como bajista, a Denver Cooper a la guitarra y a Paolo Velázquez, que será quien se encargará de las voces.

Con la formación completada, en abril de 2019 publican Between the Eyes, una demo de cuatro temas que, pese a tener una producción algo pobre, deja bien claro el estilo que la banda quiere hacer y por dónde van a ir los tiros con estos chicos.

Y llegamos a este 2021, en el que la banda presenta su primer larga duración, al que bautizan Sky destroyer y en el que, esta vez sí, ponen toda la carne en el asador. Abre el disco “Blood for blood”, toda una declaración de intenciones de lo que han venido a hacer: traer de nuevo la esencia más heavy de cuero y tachuelas tan presente hace unos años que, aunque nunca se fue del todo, a veces parece estar demasiado ausente.

Para apuntalar esta idea en la mente de los más incrédulos, entra sin tregua “Between the eyes”, primer tema de la comentada demo, grabada en condiciones mucho más favorables. Guitarras desgarradoras, con un solo de The Hammer que parece decir “no hemos venido sólo para pasar el rato”. Acaba el tema con una apisonadora como batería para dar paso a “Lady of the moonlight”, donde suavizan su potencia para coquetear ligeramente con el hard rock.

El relax, como no podía ser de otra manera, no dura demasiado, y “Midnight ride” entra como un puñetazo en el estómago sin avisar. Riffs demoledores y una batería que no se toma ni un respiro hacen de este un tema que, si la vida fuera justa, sonaría cada fin de semana en todos los bares heavies de cada ciudad.

“Mercy” es un tema instrumental, en el que la banda aprovecha para desplegar todas sus aptitudes, tanto técnicas como compositivas. Escuchando el aire thrasher que desprende , uno no puede evitar acordarse del sonido de los ochenta de bandas como Rumble Militia, Green Jelly o, por supuesto, Anthrax.

Retoman el puro heavy metal con la canción que da nombre al álbum, “Sky destroyer”, que comienza como un cañonazo y no deja de ir hacia arriba hasta culminar bien alto para dar paso a “Cemetery queen”, donde vuelve a quedar claro que a Midnight Spell, además de los grandes del heavy, también les ha dejado huella el thrash metal más clásico.

Llega “To the stars”, también incluida en Between the Eyes, con un Paolo en un registro de voz bastante menos agresivo del que ha usado durante el resto del disco, dejando patente que, a quien sabe lo que se hace, todo le viene bien.

Y cierra este debut “Headbang ‘til death”, una guinda del pastel con unas guitarras que nos retrotraen a los primeros W.A.S.P. Y, como no podía ser de otra manera, con una segunda mitad de canción en la que vuelve a volcar toda su potencia, acabando el álbum cual traca de petardos, que es lo que esta gente mejor sabe hacer.

Así que estamos ante un disco que todo amante de los ya bastante lejanos ochenta debería conseguir, porque va a saborear la esencia de esa época en cada compás.

Avatar
Sobre Puti Allin 42 Artículos
Melómano empedernido desde la más tierna infancia (lo de tierna es un decir). Todo lo demás que haya que contar, lo contaré sin problema en presencia de mi camarero.