Levara – Levara

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de mayo de 2021
Discográfica: Mascot Records
 
Componentes:
Jules Galli – Voz
Trev Lukather – Guitarra
Josh Devine - Batería

Temas

1. Heaven Knows (3:05)
2. Automatic (3:55)
3. Ever Enough (4:10)
4. On for the Night (4:07)
5. Allow (4:21)
6. Can’t Get over (3:28)
7. Chameleon (3:28)
8. Ordinary (3:33)
9. Just a Man (4:08)
10. No One Above You (3:41)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Levara – Levara
Todos los discos de Levara – Levara en Amazon


Posiblemente no hablaríamos de esta banda, ni tendría una espectacular producción ni una discografía tan potente detrás si no fuera porque en este trío está Trev Lukather, hijo de Steve Lukather de Toto. Pero también te invito a que pases por alto este dato y disfrutes ampliamente del contenido del disco pues parece que el yogurín ha vivido y mamado de música desde la cuna, y que este trío empieza con un altísimo nivel. Yo me he dado cuenta de este dato después de haber escuchado el disco muchas veces y a la hora de escribir esta reseña… por lo que no estoy contaminado por los prejuicios.

Estamos ante un material de hard rock moderno y pop sumamente actual, accesible y melódico, con buenas ideas, pero con el hándicap de una cierta repetición de esquemas. De todas formas, el grupo suena excepcionalmente y como trío de músicos lucen y ofrecen un material más que interesante con dejes de hard rock clásico, rock de estadio, elementos progresivos muy trabajados y algo de post grunge. ¡Está aquí todo un ex batería de One Direction (Josh Devine)!

Han grabado vídeos de bastantes temas por lo que no han reparado en gastos. Gilles canta de maravilla y muestra de ello está en “Ever Enough”, un medio tiempo que discurre algo plano. Su voz no es rotunda, pero la modula a su antojo. Al inicio del disco hay dos de los mejores temas de la obra como son “Heaven Knows” y “Automatic”. Hay efectos de teclado y loops de fondo envolviendo un verso + puente + estribillo, hechos con delicadeza y clase. Ambas canciones son lo mejor de este disco debut.

Juegos de ecos y coros en “On for the Night” con acústicas y un muy buen trabajo de Josh Devine a la batería. La presencia del trabajado bajo es audible y con muchos detalles que aquí presentan. En “Allow” hay una entrada más tribal para deambular en el pop artesano que va más allá de la radio-fórmula y que dota de elegancia a la composición. La verdad es que Jules Galli realiza un gran trabajo vocal en todas las canciones. Temas que se mueven entre los tres minutos y los cuatro.

Pegadizo estribillo para “Can’t Get Over” con un gran Jules en los detalles con gorgoritos incorporados y una onda muy positivista y lograda. Otro de los singles es “Chameleon” si bien a estas alturas la repetición esquemática de los temas empieza a lastrar el álbum. “Ordinary” conecta con el pop de los 80 de pedigrí. Influencias negras y cierto gusto compositivo por los estribillos trabajados al puro estilo Mr. Big.

Épica pop en “Just a Man” con mucha exigencia vocal. Posiblemente el tema más complejo a las voces, salpimentado con efectos y detalles en coros que van del agudo al grave. El problema es que están instalados en la balada-medio tiempo y repiten los esquemas hasta la saciedad. De todas formas, Lukather hace uno de los grandes solos del presente disco y demuestra que ha heredado las maneras de su laureado padre. Finalizan con “No One Above You”, una balada con todas las de la ley. Extra de almíbar y ecos de guitarra presentes.

No es un disco que remueva consciencias ni que siente cátedra, pero sí implica llevar al grupo a una casilla de salida en un puesto elevado. Levara tienen mimbres para grandes cosas. Demasiado pop para el rock y demasiado rock para el pop. Están en una tierra de nadie que pronto deberán definir pues apuntan unas maneras excelentes en terrenos demasiado superfluos. Hay que agitar la coctelera y darle a esto una personalidad pues no es Mr. Big, pero están por encima de la media de bandas que empiezan.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 625 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.