Entrevista a Quimi Montañés y Jónatan Dolcet de Legion (I): ‘La gente no esperaba la reunión de Legion, y entiendo que no la esperaran por mi pasado’

Tener a los Legion de vuelta es algo que posiblemente nadie esperaba a estas alturas. Pero sí, tras 30 años de espera Quimi y Jónatan vuelven con un EP, con un concierto y con varias sorpresas que iremos desvelando en esta serie de entrevistas ya que un poco la cosa se nos fue de las manos y estuvimos hora y media larga con ambos…

Legion fueron junto a Fuck Off las primeras bandas de thrash metal inspirado por grupos europeos y norteamericanos y se atrevieron a cantar en inglés y practicar un estilo que, en España, ni estaba ni se le esperaba. Esa aventura contuvo tres discos y muchas aventuras que iremos viendo, algunas realmente alucinantes.

Pero vamos a centrarnos primero en la actualidad: su EP y su retorno. También podemos hablar largo y tendido de sus inicios, sus influencias y ese fenómeno que significó su gran hit que ha quedado para la historia: “Mili KK”.

Hola Quimi y Jónatan… Ante todo, gracias por la exclusiva y por estar aquí: Han pasado 30 años… así que la pregunta es clara: ¿Por qué vuelven ahora Legion?

Jónatan: (Risas) Bueno… han pasado 30 años porque yo he estado haciendo otras cosas que me impedían el volver al mundo de la música. Lo que estaba haciendo me impedía compaginar ambas cosas y me absorbía casi todo el tiempo. Cuando finalmente dejé mi “otra cosa” nunca pensé que podría llegar a volver a Legion. Ha sido totalmente inesperado puesto que ya creía que difícilmente pensaba que podríamos recuperar el nivel que tenía en el pasado.

El año pasado surgió esta posibilidad de que nos volviésemos a reunir para hacer algo, nos reunimos, vimos que había química y que la cosa funcionaba. Así que… ¿Y por qué no? La idea era hacer un concierto de reunión y luego poder hacer alguna “cosa chula”. Y ha surgido esta posibilidad en nuestro camino… Ni más ni menos. Me gustaría añadir que fue Toni de Dark Rail Records quien nos animó a hacer este retorno y de ponernos como reto el volver a llenar la sala Razzmatazz en Barcelona.

Quimi: Sí, Jónatan y yo hemos tenido muy buena relación a lo largo de todos estos años. Nos veíamos de uvas a peras, pero nos veíamos… Vimos la posibilidad y decidimos ponernos a hacer algo. Ha sido como cuando empiezas de cero, es lo que pasa en cualquier grupo que empieza, y así ha sido. Un poco como en los viejos tiempos… (risas)

Legion vuelven con un EP titulado Legionized en el que hay un tema de cada uno de vuestros discos, una versión de Billy Idol, una intro con un título con mucho mensaje y con un sonido espectacular. El sonido de la batería está muy mejorada, por ejemplo. ¿Estamos ante el inicio de algo muy grande o si mas no… algo muy esperado? Bueno, si te digo la verdad… es justo lo contrario: ¡la gente no lo esperaba!

Jonatan: No lo esperaban y no lo esperaban por mi parte. Y lo entiendo. Cuando empecé a estudiar teología y me dediqué a lo que me dediqué y Legion quedó en el pasado. Nunca hubo intención de recuperarlo, principalmente por la falta de tiempo. Aunque lo de músico es un poco como ir en bici: no lo pierdes nunca. Pero volver a la bici para hacer grandes premios o distancias largas ya es otra cosa. Hay que recuperar la forma y eso implica tiempo y esfuerzo.

Pero ya que estamos en ello hemos querido grabar alguna cosa bonita, que suene bien y que nos haga justicia. Hemos querido hacer una canción de cada disco a pesar de que nuestro tercer y último disco ya sonaba medianamente bien. Lo grabamos en Tampa (Florida), y a pesar de la masterización sonaba bastante bien. Lo que sí tengo muy claro es que este EP va a sonar mejor que todo lo que hemos hecho en el pasado.

La versión de Billy Idol es una canción que ya habíamos grabado en 1992, pero la discográfica de Idol no nos dejó puesto que cambiábamos las letras casi por completo. No nos daban permiso. Hemos tirado hacia adelante puesto que es una canción inédita, y ya que no había tiempo material para componer nada, lo mejor era grabar una canción que nunca había escuchado nadie, algo inédito de Legion. Y además, hemos hecho la canción muy nuestra pues le hemos dado un toque muy thrasher.

Es por eso que es “Level Yell” y no Rebel Yell”…

Jónatan: (Risas) Exacto. Pero es que la letra no tiene que ver en nada a la original. Es sobre un tío que asalta la casa de un amigo suyo para robarle. Y si apuntas a un tío con una recortada no haces un grito “rebelde” (Rebel), haces un grito de “nivel” (Level).

Quimi: Cuando volvimos con la banda pensamos que lo mejor sería grabar algo para demostrar que estamos en forma y de que podemos sonar actuales. Del “Rebel Yell” decirte que nos habíamos quedado con la espinita clavada pues ya la habíamos grabado en Estados Unidos. Pensamos que era el extra, y más pudiéndola grabar en condiciones.

Me gusta lo de poner un tema de cada disco, pero supongo que no habrá sido nada fácil elegir una de cada trabajo… ¿Por qué estas canciones y no otras?

Jónatan: La de nuestro segundo trabajo la teníamos muy clara: tenía que ser “Eternal Youth”. Tengo que decir que pensamos con nuestra versión de Queen, pero como ya estaba la versión de Billy Idol era mejor no hacer el “We Will Rock You”. Del tercero yo había pensado alguna diferente, pero Quimi tenía muy claro que tenía que ser “They Call Me War”, y perfecto para mí. Es un temazo. Del disco debut pensábamos también en “Possessed”, pero finalmente optamos por “Lethal Liberty”. Era la que abría ese primer trabajo. En fin, creo que todo fue bastante unánime.

Quimi: Vale que “They Call Me War” no es la más representativa del segundo disco, pero la hemos adaptado y suena más moderna y Jónatan sacó un riff a la mitad del tema para que fuera todo mas diverso. Creo que las cuatro canciones pueden representar perfectamente lo que puede ser a día de hoy Legion.

Lo habéis grabado en el Kitflus Sounds con Rob Rub y con Maor Applebaum en la masterización… Pinta un poco que esto va en serio…

Quimi: Hemos estado en el estudio Kitflus pero también toca decir que lo grabamos un poco con prisas y con un presupuesto muy ajustado. Para cuatro temas tampoco necesitas muchos días, pero la cosa se complicó y sí necesitamos unos días más. pero en general todo fue bastante rápido. Lo que nos ha llevado más tiempo ha sido la mezcla y ahora estamos a la espera de que nos llegue el master. Maor Applebaum es muy profesional, un gran tipo y ha demostrado muchas ganas de colaborar con el grupo. Y en la mezcla se lo ha curado mucho Rob Rub, ha tenido en cuenta todas nuestras aportaciones. Todos estamos muy contentos de cómo está quedando.

Jónatan: Sí, estamos muy contentos ya que Rob le ha puesto mucho cariño, tiempo y ganas a todo. Y esos detalles como que te diga que a sus 14 años tenía nuestros discos… pues claro, eso implica sentimentalismo y conexión. Y lo mejor de todo es que tiene muy buen rollo con Applebaum. Creo que a finales de esta semana ya tendremos alguna cosa definitiva, pero siguen trabajando en ello.

Pues pensándolo un poco hay aquí tres generaciones de música catalana implicadas: Kitflus (Iceberg) de los 70, vosotros de los 80 y 90 y vuestro productor de ahora, que era un crío cuando vosotros empezabais… No está mal.

Quimi: Sí, pero Kitflus puso el estudio, no colabora ni toca en el EP.

Antes cuando un grupo español tocaba muy bien se decía eso de “no parecen de aquí”. Lo triste es que lo sigo oyendo a día de hoy por mucho de que los grupos de aquí hayan mejorado muchísimo… ¿Cuántas veces oísteis en España eso de “parecen de fuera”?

Jónatan: La verdad es que “que parecíamos de fuera” nos lo dijeron en Tampa, en 1992. Estuvimos 20 días allí e íbamos a comprar al supermercado los cuatro juntos. Y un día nos encontramos un tío en el supermercado que llevaba una serpiente colgada del cuello. Marc Pagès habló con él ya que tenía el inglés mas fluido del grupo. Y nos dijo que no parecíamos de Barcelona, que parecíamos norteamericanos. Pero… cuando nos escuchaban en los discos… como que no colaba (risas).

Quimi: Sí que nos pasó en conciertos por España. Mucha gente asumía aquí que nosotros íbamos a tocar por Europa, dábamos esa sensación… Pero realmente solo salimos fuera para grabar el tercer disco. Siempre hicimos la Península. Y teníamos amigos que nos decían al grabar nuestro primer disco que sonábamos muy internacionales y que podíamos haber salido fuera de gira.

Terminasteis mal con la discográfica creo, pero en un principio os promocionó muchísimo. ¿Se llamaba PDI?

Jónatan: Sí, primero fue GBBS, luego uno de sus directivos se fue a PDI y grabamos el segundo y el tercero con ellos. GBBS inicialmente tenía a El último de la fila, los inicios de Albert Pla y bandas de renombre. Había dinero allí.

¿Qué tal la relación con otra de las bandas míticas de thrash metal catalanas de la época: Fuck Off, que eran compañeros de sello discográfico creo también, no?

Quimi: Yo juraría que entraron a grabar su segundo disco con PDI. A día de hoy yo tengo muy buena relación con prácticamente todos los Fuck Off y he colaborado recientemente con algunos temas que ha grabado uno de sus guitarristas. Están preparando un disco y creo que el grupo se llamará Barbarian.

Lethal Liberty irrumpe en 1989, justo en el momento ideal y se os compara con los Metallica del principio. Puede que Metallica ya fueran muy grandes, pero obviamente sí que hay mucha conexión en cuanto a estilo. ¿Fueron el Kill ‘Em All y Ride the Lightning fuentes principales de inspiración de Legion?

Jónatan: A ver… yo creo que no se nos comparó, porque compararte con Metallica son palabras mayores, pero sí que la influencia está allí. Es un grupo que a mí me marcó. Yo venía de Led Zeppelin y AC/DC, Judas Priest, Rainbow y los grupos de metal tradicionales. Pero cuando escuchabas el Kill ‘Em All y el Ride the Lightning decías: “¿Pero esto que es? ¿Qué está haciendo esta gente?”. Y claro la influencia se nota.

Especialmente a la hora de enfocar las voces principales de los temas, riffs aparte, que también tienen mucha influencia. Digamos que la comparación era inevitable… pero también era buscada. En el segundo disco ya nos quisimos desmarcar un poco más y el tercero queda a medias entre los dos. Ya era Legion con mucha más personalidad, pero la influencia de Metallica está clara. Y no lo veo como algo negativo.

Quimi: Para mí Metallica es una súper-banda, me encantan, pero nunca me he sentido personalmente influenciado por ellos. Hay otros grupos que me gustan mucho más como pueden ser Megadeth o Pantera. Posiblemente nos compararan con Metallica por la imagen de Jónatan y hay alguna similitud en la voz. A eso añádele el boom de Metallica a nivel mundial, y claro, pues te comparaban. Y hay riffs que se parecen, pero por mi parte, no tengo influencia de Metallica.

Pero cuando irrumpe Legion no había nada que sonase a thrash metal en la Península Ibérica. O si más no nada con cierto nivel. Yo recuerdo de mis tiempos de instituto el ver en las carpetas que se forraba la gente el logo de Legion al mismo nivel de bandas internacionales. Era el momento ideal.

Jónatan: Sí que es cierto que rompimos la escena estatal pues más allá de Barón Rojo y Barricada no había nada diferente y que te sonase más a algo europeo o norteamericano. Rompimos la pana.

Quimi: Ni más ni menos. Los grupos que había entonces hacían un rock n’ roll más clásico. Sí que Fuck Offsalieron antes que nosotros, pero, por lo que sea… nosotros gustamos más, vendimos más discos y llenamos más salas.

Jónatan: Bueno… No es que salieran antes, pero sí que grabaron antes que nosotros. Legion y Fuck Offnacen casi al mismo tiempo. Seis meses después de ellos sale nuestro primer disco. Nosotros no escuchamos a Fuck Off y decidimos hacer ese estilo. No sucedió así. Legion teníamos nuestra historia y yo ni les había escuchado ni les había visto en ese entonces. Lo que si había amigos comunes y gente del negocio en contacto con ambos y vimos que ambas bandas intentábamos hacer cosas diferentes a las habituales en este país.

Quimi: Piensa que alguna vez habíamos hecho algún concierto conjunto con Fuck Off. Dos o tres veces seguro que lo hicimos. Compartimos conciertos en Castellón, en Barcelona y… puede que en algún otro sitio.

Toca hablar de “Mili KK”, que fue el gran éxito de grupo: La ponían en las discotecas y era la única cantada en castellano. He oído a muchos fans decir que “era la menos currada, pero también la que más molaba”. ¿Sin el éxito de “Mili KK” no hubierais llegado tan alto?

Jónatan: Lo de “Mili KK” fue buscado… Era decir: “cantamos en inglés, pero estamos aquí”. Sabíamos que a la gente de este país les gustaba Barricada y este tipo de rock, así que buscamos hacer algo de este estilo. Pero cuando digo estilo quiero decir algo que suene nacional, con cierta contundencia, pero… A ver, digamos que los temas en castellano siempre han tenido un tono más rock ‘n’ rollero. Y la digitación y la manera de ejecutarlo era haciendo staccato y con un sonido muy contundente. Nunca sabremos si sin “Mili KK” igual no hubiésemos tenido el mismo éxito, pero es innegable que es una canción que nos abrió muchas puertas.

Quimi: “Mili KK” no deja de ser otro tema más de Legion, que por circunstancias que se dieron, triunfó. Nuestra discográfica nos decía que si cantáramos en castellano venderíamos mucho más y llenaríamos mucho más. Pero eso lo decidía Jónatan, y decidió que mejor en inglés. El éxito de “Mili KK” también es porque en esos días estaba la mili y era un tema que tocaba de muy cerca a la juventud. Y el estribillo era comercial, así que todo confluyó. Pero pensar a Legion sin “Mili KK” es como imaginarnos sin cualquier otra canción. Para nosotros es una más, como cualquier otra, pero tuvo su éxito debido a las circunstancias. Era un himno de rebeldía y pasó a ser un hit.

Jónatan: Y yo añadiría que “Mili KK” fue la banda sonora de la viñeta de El Jueves del dibujante Ivà. Él fue el inventor de Mili KK.

Ahora recuerdo en las puertas de los lavabos de institutos y bares escrito lo de “Mili KK”. Ya que estamos me gustaría hablar de la mili porque hay gente que no se hace a la idea de lo que era eso… Hacer la mili implicaba perder un año de tu vida (tus 18 años) para ir a hacer maniobras en el ejército español, ¡pero para un heavy había algo peor! TE CORTABAN EL PELO.

Jónatan: ¡Aquí lo has clavado! Y mira que yo lo he llevado corto durante muchos años, pero ahora me lo he dejado más largo. Pero que en esos tiempos te cortaran el pelo era LA MUERTE. Y yo me hice objetor de conciencia para no tener que pasar ese trauma. Era una KK, nunca mejor dicho.

¿Quimi, tú hiciste la mili?

Sí la hice, cuatro meses y luego me libré. Pero me cortaron el pelo… ¡Y por cierto! Fui peluquero en la mili (risas). Pero por tener los pies cóncavos me libré tras cuatro meses.

Pero a ver… ser peluquero en la mili es como esquilar una oveja. No hay mucho secreto… Pasabas la máquina y punto.

Ser peluquero en la mili significaba no hacer nada: Ni guardias ni “imaginarias”, ni armas ni nada… No hacía nada. Yo pelaba los soldados y arreando. Luego tenía mi guitarra e iba a mi rollo. A mí me dijeron: “Si te haces peluquero estás rebajado de todo”. Y yo: “Collons! Pues me hago peluquero”. Hice la mili en Córdoba y luego fui para Sevilla.

Madre mía… Suerte que ahora nos lo hemos quitado de encima, pero eso era dantesco… Entrabas en un sorteo junto a todo de desconocidos de todas partes y te podía tocar cualquier sitio de España, incluyendo Ceuta y Melilla.

Quimi: ¡Era insoportable! Tenías que estar allí “a la orden” y cuadrarte porque allí aparecía un subnormal que sólo pensaba en armas, en matar y en la guerra, y claro… si eres anti todo eso pues es que no puedes. ¡Pero yo me libré!

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 992 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.