Leather Boys – Born in the Seventies

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 1 de noviembre de 2020
Discográfica: The Fish Factory
 
Componentes:
Leather Rose - Voz
Leather Sex - Guitarra
Dirty Duke - Guitarra
Latin Lover - Bajo
Buddy - Batería

Temas

1. Rebirth (3:27)
2. Born in the 70´s (4:33)
3. Underground (4:23)
4. Don´t Cheat on Me (3:29)
5. Aphrodisiac Grape (4:03)
6. Fly Free (Blacksmith) (5:21)
7. Flower Power (2:46)
8. Stranded (3:35)
9. Scabs (5:07)
10. Sixes and Sevens (3:49)
11. St. Mary´s Dance (4:05)
12. Best I Ever Had (4:56)
13. To the Curb (3:42)
14. Reverb (3:05)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Leather Boys – Born in the Seventies
Todos los discos de Leather Boys – Born in the Seventies en Amazon


Asturias siempre ha sido una de las plazas fuertes del rock duro patrio y… afortunadamente, no todo es power metal. He tenido el inmenso placer de poderles reseñar ya Back in the Streets y el EP Decade of Decadence por lo que, encantado de seguir dando cuerda a esta banda de hard rock sleazy que consigue perfectamente el objetivo de entretener y convencer con su rock de raíces Guns N’ Roses o Hanoi Rocks. Añadiría también que son una de las bandas más potentes de lo que se mueve bajo la piel de toro, y si te va el estilo angelino con ese toque más punk a lo Junkyard… son tu banda. También toca decir que el combo ha tenido varios cambios de formación, quedando Leather Sex y Leather Rose como únicos supervivientes.

Disco desacomplejado, disfrutable, repleto de homenajes a referentes y con hasta 14 temas que no bajan el nivel y que demuestran que nos están ofreciendo lo mejor que han parido hasta la fecha. No son unos novatos precisamente, así que eso se nota. El único pero sería el acento de Leather Rose, pero ya siendo muy purista. Sorprende el nivel de canciones como la inicial “Rebirth” o “Born in the 70’s” por toda la frescura desplegada. Recordemos que es un estilo del que puede que ya lo hayamos oído todo, pero canciones como la que da título al disco demuestran que son pura electricidad y directo, además de tener en las letras muchos homenajes y guiños que siempre nos encantan.

En “Don’t Cheat on Me” hay su lado más oscuro, con mucha presencia del bajo de Latin Lover y un solo perfectamente integrado y resultón en un tempo muy AC/DC. Material directo y eléctrico como es el caso de “Underground” tirando de groove sólido e inmediatez. Atención al gran trabajo de arreglos en los coros en los que han contado con gente como Lazy Lane de Jolly Joker y Frank Suz de Alto Voltaje.

Otra vez abre el bajo para “Flower Power” en quizá el mejor tema del disco junto a las dos que abren fuego. Momento con las miras puestas en Skid Row en una sentida “Fly Free (Blacksmith)”, intensa y a medio tiempo. Otra de las que más brilla y más cuando viene acompañada de un videoclip en el que participa la guitarra del ex del grupo Leather Dangerous Dick. Suciedad y actitud en “Aphrodisiac Grape” con bellos adornos de guitarras y un riff potente de base. Hay incluso algún cascabel por parte de Buddy tras los parches y Leather Rose juega con voces dobladas, un recurso que bordaba Axl Rose.

“Stranded” cumple expediente y nos encarama hacia esa balada (¡ya tardaba!) que es “Scabs”. Tras la intro se convierte en un medio tiempo original en el que brillan las guitarras, plagada de coros funcionales y actitud. Lo mejor de “Sixies & Sevens” es el piano deudor de Quireboys y ese rollito más inglés que muestran dando su cara más feliz y encantadora y volviendo a demostrar que esta vez el tema coros ha quedado especialmente bien.

Les ha quedado un poco Rolling Stones “St. Mary’s Dance” por ese riff de guitarra base demostrando que esta tiene que caer sí o sí en directo, especialmente con ese solo de teclado añejo que le da un potente plus al tema. El rollo 60’s es siempre bienvenido y ese final acelerado la hace carne de directo. La sombra de los Aerosmith está más que presente a lo largo del disco.

Su lado más hímnico y evocador cae del lado de “Best I Ever Had” dotada de feeling y dorado estribillo. El nivel se mantiene con “To the Curb”, un tema en el que puedes ver definido bastante el estilo del grupo y el hecho de que tienen carácter y estilo propio, o si más no, van en su búsqueda. Finalmente (echábamos de menos la harmónica…) terminamos con esa salida instrumental que es “Reverb” y en la que la batería hace acopio del título.

Sé que estamos en tiempos de pandemia, pero reclamaría a Leather Boys para la próxima edición del Calella pues encajan como anillo al dedo y más portando un disco como Born in the Seventies. Se agradece enormemente que existan bandas de este estilo en nuestra geografía y más de la calidad de Leather Boys pues su forma de vivir el rock va más allá de los escenarios. El tiempo derivado de la pandemia y la reclusión forzosa ha sido fuente de inspiración para muchas agrupaciones que nos han regalado discos del nivel de este Born in the Seventies.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.