La reseña improbable: Within the Ruins – Black Heart

Ficha técnica

Publicado el 27 de noviembre de 2020
Discográfica: eOne Music / Good Fight Entertainment
 
Componentes:
Steve Tinnon - Voz
Joe Cocchi - Guitarra
Paolo Galang - Bajo
Kevin "Drummer" McGuill - Batería

Temas

1. Domination (3:57)
2. Deliverance (4:34)
3. Black Heart (4:35)
4. Open Wounds (3:58)
5. Eighty Sixed (5:03)
6. Devil in Me (3:33)
7. Hollow (3:55)
8. Outsider (4:15)
9. RCKLSS (4:28)
10. Ataxia V (6:12)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: La reseña improbable: Within the Ruins – Black Heart
Todos los discos de La reseña improbable: Within the Ruins en Amazon


¡Pues ya me ha vuelto a llegar la improbable! En esta ocasión, mi compa Dídac Olivé me enfrenta a Within the Ruins, una banda nueva para mí. Tras buscarlos un poco, me quedó claro que no son la típica banda de metalcore, pues entre los estilos que practican están también el progresivo, el deathcore o el djent. Así que para empezar, la cosa no pintaba mal del todo.

El álbum elegido es precisamente su último lanzamiento, Black Heart, que salió en 2020. Y empezamos con buen pie, con ese inicio thrasher de «Domination» y unas guitarras tan melódicas como enrevesadas. Yo me vuelvo loco con el technical death metal, y es una alegría ver que esta banda bebe bastante de este rollo. Tema completo, con los típicos breakdowns metalcoretas, pero con elementos de fondo que los hacen menos aburridos que de costumbre. Los solos de guitarra no escatiman en notas, y hasta parece que hacen una referencia al de «One» de Metallica si escuchamos con atención.

Seguimos con «Deliverance», el que es el primer videoclip, y inmediatamente nos da un feeling como de estar jugando al Tetris. Durante todo el disco, esas guitarras nos van ofreciendo sonidos que parecen sacados de videojuegos retro, y en esta pista recuerdan a los míticos bloques con unas melodías de aire ruso. También me gusta que apuesten por la tralla y los guturales por encima de todo, aun en los singles como «Black Heart», que tiene un estribillo bastante melódico. Esta también tiene un solo muy friki a lo Rings of Saturn.

«Open Wounds» está siendo una de mis favoritas, con los tupa-tupas a toda leche y algunas reminiscencias de grupos como Kataklysm. Dejan para el final los breakdowns con más guitarras de videojuego en una canción de pura tralla. Se nota que a esta gente le mete muchas ganas a toda la parte instrumental, y precisamente tenemos algunas pistas sin voz. En «Eighty Sixed» sacan su parte más djent, con esos golpes rítmicos característicos y se ponen creativos con las guitarras solistas. Incluso te cuelan por ahí la melodía de la pantera rosa a la que te despistas. Realmente hace falta más de una escucha para pillar todas las sutilezas.

Es posible que «Devil in Me» sea lo que más se acerque, junto a los otros singles, a un tema de metalcore comercial. Normalmente, son los estribillos demasiado pastelosos los que se cargan mi experiencia, pero en este caso y por suerte, no llegan a cortar el rollo. Algunos incluso le dan un toque de epicidad al tema.

Pero no hay duda de que las mejores son los deep cuts, las piezas en teoría menos accesibles, como «Hollow» o la ya mencionada «Open Wounds». Ahí vuelcan toda la crudeza de la que son capaces. Para el final del disco también tienen reservados golpes interesantes. La más lenta «RCKLSS» nos hace cambiar a un registro más groovie, y lo rematan con «Ataxia V» otra pieza instrumental donde dejan volar la imaginación. Se ve que en cada disco (empezando por el segundo) tienen una «Ataxia», formando una saga de, por ahora, cinco partes. Es posible que sea la canción más prog de este álbum, con un montón de matices y hasta pasajes de guitarras acústica más relajantes. Un finalazo, vaya.

Así que en resumen, si pensabais que iba a rajar de este Black Heart, creo que os voy a decepcionar. Me ha parecido un disco muy interesante, que toca varios palos que me encantan dentro del metal, y cuando se ponen coretas, es core del bueno. Así que Dídac, cuando Within the Ruins vengan de gira, ¡Ya tienes a alguien con quien ir a verlos!

Y para acabar, toca la nominación. Nuestro director, Albert Vila, se va a ver las caras con los piratillas de Alestorm. El álbum elegido es ni más ni menos que Back Through Time (2011), con el que empezaron a despuntar y el primero que escuché de Christopher Bowes y su tripulación. ¡A ver qué le parece!

Fotografía: Chris Klumpp
Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 352 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.