Crónica y fotos del concierto de José González and the String Theory - L'Auditori (Barcelona), 4 de octubre 2018

José González brilla con luz propia en el Festival Mil·lenni

Datos del Concierto

Bandas:
José González and the String Theory
 
Fecha: 4 de octubre 2018
Lugar: L'Auditori (Barcelona)
Promotora: Festival Mil·lenni
Asistencia aproximada: personas

Fotos

Fotos por Medios Oficiales

Una de las fechas más esperadas de la 20 edición del Festival Mil·lenni era sin duda alguna la visita del cantautor indie sueco José González con la orquestra The String Theory que actuaba en el prestigioso L’Auditori de Barcelona el 4 de Octubre. El Festival Mil·lenni nació a principios del milenio y recoge un ecléctico cartel apto para todos los gustos, arranca a principios de otoño y se extiende varios meses hasta bien entrada la primavera, se presentan una media de 50 conciertos aglutinados en las mejores salas y recintos de la capital catalana.

José González tiene una base de fans muy bien asentada aqui en nuestra tierra, hecho contrastable por sus continuos “sold out” en todas sus últimas visitas, esta vez llenando a rebosar un Auditori que esperaba espectante y nervioso el arranque del show programado para las 21.00h.

Previamente sonó por megafonia un breve memorandum de las normas del local, se prohibía el uso de dispositivos móviles y equipos de filmación / fotografía en todo momento, uso solo permitido para los profesionales. Como podia imaginar y como podíais esperar, varios asistentes se pasaron por el forro la norma, era más importante publicar un “stories” en Instagram para tener un prestigio “cool” dentro de su círculo de contactos que cumplir una norma básica y elemental, así como no molestar a tus obligados colindantes compañeros de concierto.

Sirve como crítica a la irresponsabilidad y como introducción a lo que en sí fue un sublime concierto de José González y la The String Theory Orchestra, fijaos que pongo “José y …” y no “José con …”, pues la orquestra no venía de paseo ni tan siquiera a acompañar al barbudo y despeluchado artista, sinó que venía como un complemento musical tan importante como el mismo José. Hasta veinte músicos liderados por un exhuberante director se repartían sobre el escenario: nueve de cuerda (violines, violas, guitarra eléctrica y violonchelos), cinco de viento (trompeta, flauta, clarinete, trompa y trombón), tres encargados de las más variadas percusiones, dos cantantes femeninas de coro y un músico tras los teclados.

Arrancando oficialmente la velada con una celebrada “Far Away” que nos puso las cartas sobre la mesa de como iba a evolucionar la noche, igual importancia para José e igual para la orquestra. El público, pese a lo comentado anteriormente, guardaba total silencio durante las interpretaciones para explotar de entusiamo a cada cierre de tema con vibrantes vítores dedicados a todos los artistas. Poco a poco el climax del evento llegaba a su punto álgido mientras se despachaban los mejores temas del artista, que ganaban un plus de dureza y espectacularidad que no poseen en las dulces composiciones plasmadas en los álbumes de estudio.

“Crosses”, “Abram” seguidas de una sublime y reivindicativa “The Forest”… la comunión artistas vs. público rozaba por momentos lo erótico. Aclamados rotundamente los temas “What if” o “Stories we build, stories we tell” que dejaban boquiabertos y emocionados a un gran sector de L’Auditori aunque el momento de máximo apogeo fue cuando se interpretó “Heartbeats”, sin duda uno de los temas más prestigiosos del sueco. Tras un amago de acabar el show llegó el bis con tres temas, la instrumental “Prism Part Blue” con José apaleando con ganas los instrumentos de percusión y resonancia, y un cierre soñado con dos de las gemas de la discografía del sueco: “Down the Line” y “Leaf Off / The Cave” con las que el público no pudo manterse sentado ni quieto y dejó como sala de fiestas la Sala 1 de L’Auditori.

Largos aplausos y muchas reverencias de unos agradecidos artistas, se cerraba una velada imaginada por muchos, soñada por otros pero con una efectividad y puesta en escena brutal, emocionante y vibrante. Todo músico logró bordar su papel, todo instrumento milimétricamente diseñado para ocupar el lugar deseado, efectos sonoros encajados a la perfección, un minimalista juego de luces que logró puentear perfectamente entre escenario y público, y un José González pletórico que demuestra una vez más que es y será tan grande como él mismo pueda llegar a imaginar.

Fotos oficiales José González (FB y Twitter).

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 33 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir