Crónica y fotos del concierto de Jelusick - Sala Bóveda (Barcelona), 21 de septiembre de 2021


Jelusick arrasa en Bóveda al ritmo de los hits de su carrera

Datos del Concierto

Bandas:
Jelusick
 
Fecha: 21 de septiembre de 2021

Lugar: Sala Bóveda (Barcelona)
Promotora: RRS Promo / Eclipse Group

Asistencia aproximada: 90 personas

Fotos

Fotos por Susana Masanés

Tras más de año y medio en dique seco (que se dice pronto) ya era hora de volver a entrar a una sala para asistir a un concierto. La propuesta de un show eléctrico como anunciaba la promotora en una pequeña sala como Bóveda, en el que la proximidad y tranquilidad de estar sentados sí son de agradecer, fue decisivo a la hora de animarnos a pasar una noche de martes fuera de casa. Se anunciaban a la venta 90 localidades y no fue hasta el día del concierto que consiguieron colgar el cartel de sold out. El recién anunciado nuevo fichaje de Whitesnake, Dino Jelusick, era el reclamo indiscutible de la noche. 

Dino es de esa generación de músicos que a base de colaboraciones y apariciones en múltiples proyectos acabas echándole el ojo para no perderlo. Además de sus indiscutibles dotes como cantante, también es multinstrumentista (teclados, bajo, guitarra y batería), cualidades que no ha pasado por alto un David Coverdale que está a punto de finiquitar su banda y que después de 50 años tiene a bien hacer lo que realmente le apetezca. Seguro que darle un pequeño empujón a este artista va a ser uno de sus últimos actos bondadosos, y así de paso, como el que no quiere la cosa, consigue salvar la papeleta en lo que a las voces se refiere (¡que se le ha visto el plumero!). Y es que, si escuchas a Dino en alguna de sus versiones de Whitesnake, oirás a un clon de Coverdale rejuvenecido y en plena forma, y eso no se le escapa a nadie… (¡a él tampoco!).

Dino venía a presentar su nuevo proyecto como simplemente Jelusick (JSK) en esta pequeña gira europea llamada Healer Tour acompañado por Ivan Keller (guitarrista, ex compañero en su anterior banda Animal Drive), Luka Brodaric (bajo) y Mario Lepoglavec (batería).

“Healer” es el único tema que ha dado a conocer de su próximo trabajo, así que el propósito de esta gira no era tanto el presentar nuevo repertorio como sí consolidar sus trabajos anteriores tanto en Animal Drive como en Dirty Shirley (banda que comparte con el guitarrista George Lynch), sin olvidar esas grandes versiones con las que le gusta sorprender. No sabemos bien en qué ha quedado su encontronazo legal con su antigua discográfica Frontiers Music, la cual le reclamaba exclusividad en sus lanzamientos discográficos y que tardó menos de dos días en retirar unilateralmente el video del tema “Healer” debido a la situación confusa en la que se encuentran. Hoy en día sí podemos encontrar de nuevo este video colgado (en las redes del artista, por ejemplo), por lo que se atisba algún principio de acuerdo con Frontiers, alentado por el anuncio inesperado del fichaje de Jelusick por Whitesnake, banda que también pertenece en la actualidad al mismo sello. Esperamos que consigan poner sus asuntos en orden porque a este joven artista ¡le queda mucha cuerda!

Jelusick salieron al escenario casi puntuales encarando el tema “Goddamn Marathon” (el primero del álbum Bite! de Animal Drive) con una pista pregrabada de teclados y un sonido en el que la batería dejaba al resto de instrumentos prácticamente inaudibles. Suerte tuvimos del vozarrón de Dino para hacernos obviar lo evidente, que aquello no pintaba bien de buen principio, y gracias al gancho del tema (que ya está pensado en clave de apertura) la cosa tuvo su pase. Sin apenas dar respiro, le siguieron otros dos temas más del mismo álbum, “Had Enough” yFade Away” (con unos coros brutales por parte del batería), dejando claro que estaban allí para sacarle buen partido a la noche. Poco a poco el sonido fue mejorando, siendo muchas veces el propio Dino el que iba dando pistas al ingeniero.

Llegó el momento de detenerse para interactuar con el público y dar paso a la primera de las versiones de la noche, nada más ni nada menos que un “Burn” que sonó como su nombre indica, explosiva. Hay que tenerlos bien puestos o ser un incauto para versionar este tema, me decanto por la primera opción en este caso. Dino no solo dio el callo a las voces, sino que aquí le tocó pluriempleo al teclado para poder bordarlo (¿qué sería este tema sin ese interludio instrumental?). Después de este subidón le llegó el turno al tema estrella del tour, “Healer”, el adelanto de ese nuevo trabajo que entendemos no verá la luz hasta que se aclaren las cosas con su antigua discográfica Frontiers Music. Si sigue en la línea de este tema, ¡lo esperaremos el tiempo que sea necesario, que la cosa promete! “Here Comes the King” es un tema muy heavy a lo Black Sabbath que sonó estupendamente, pues la voz de Dino tiene muchas similitudes a la de Dio. Y ya puestos en esa tesitura, la siguiente en aparecer en escena fue directamente la versión “Heaven and Hell”, la cual aprovecharon para hacernos cantar un poco y así tomarse un pequeño respiro. “Higher” vino a continuación, un tema conceptual progresivo en el que Dino asume tres roles distintos con sus voces y que resultó muy interesante en directo precisamente por esa diversidad de paisajes que transmite.

Llegó el momento en que la banda abandonó el escenario para descansar y dejar el protagonismo a Dino, que a solas con su teclado y gracias a un medley de Whitesnake, empalmó pasajes de los temas “Looking for Love”, “Is This Love” y “Love Ain’t no Stranger”, pidiendo la colaboración del público en diversas ocasiones. Con semejante atmósfera relajada no desentonó en absoluto la balada “Father” que vino a continuación, a la que acabaron uniéndose el resto de los miembros de la banda cuando el tema así lo requirió. Tocaba animarse un poco y la escogida fue la divertida “Dirty Blues” de Dirty Shirley, un tema muy enérgico que encajaría más en la etiqueta rock que no blues.

De nuevo Dino nos demostró esa capacidad innata que tiene de combinar voz y teclados sin despeinarse. “Bad to the Bone” fue la siguiente en caer, tema bastante comercial pero contundente, compuesto en solitario por Dino Jelusick antes de sus andaduras con Animal Drive. “Stormbringer” subió las revoluciones al máximo (¿cuántos guiños llevamos ya a David Coverdale llegados a este punto?). Durante este tema sucedió una de las múltiples anécdotas de la noche, en mitad del solo Dino desconectó sin querer la guitarra, motivo por el cual se disculpó y volvieron a reanudar dicho solo como si no hubiera pasado nada, seguido también por un solo del bajista y otro del batería, momento de lucimiento para todos ellos. Dino lleva una banda muy joven pero muy solvente, llena de energía y que sabe transmitir su entusiasmo por lo que hace. Y Dino en sí es puro espectáculo, modula la voz como le da la gana, a veces asemejándose a Coverdale, otras a Dio, otras a Jorn, y a un sinfín más, ¡tremendo! Si a eso le sumas su habilidad al teclado (entre otros instrumentos) y su buen hacer como frontman, ahí tienes un artista en mayúsculas al que definitivamente no hay que perderle la pista. ¡Va a dar guerra! En el siguiente tramo de la noche se dio un repaso a los únicos dos trabajos de Animal Drive, con temas propios como son “Tower of Lies (I Walk Alone)”, “Deliver Me” y “Devil Took My Beer Away” (del álbum Bite!) y las versiones “Uncle Tom’s Cabin” de Warrant y “Monkey Business” de Skid Row (del EP de 2019 Back to the Roots).

En algún momento de la noche debió de producirse un extra de motivación por parte de la banda porque se notó un tramo final del concierto un tanto improvisado en el que iban añadiendo temas y temas para regocijo de los asistentes, como ocurrió con la versión de “Smoke on the Water” donde cantante y batería se intercambiaron los papeles de forma bastante notable, y el siguiente “The Look” de Roxette en el que Dino consiguió hacer bajar a su guitarrista al foso para tocar buena parte del tema allí entre los asistentes. Dino venía de tocar tres días antes en el festival Guitare en Scène en Francia junto a Gus. G. y John Norum, de ahí que escogiera temas de bandas en las que han participado estos guitarristas para finalizar la velada, como fueron los dos siguientes “Bark at the Moon” de Ozzy Osbourne y “Scream of Anger” de Europe.

Al final, nos regalaron nada más ni nada menos que 22 temas repartidos en más de dos horas de concierto, muchos de ellos versiones, pero es lógico teniendo en cuenta de que se trata de una banda joven con poco material propio (seguro que en un futuro revertirán esta situación).

En los tiempos que corren en los que por desgracia seguimos viendo a diario suspensiones de conciertos, lo de Jelusick ha sido como un oasis en medio del desierto.

Setlist:

Goddamn Marathon (Animal Drive)
Had Enough (Animal Drive)
Fade Away (Animal Drive)
Burn (Deep Purple cover)
Healer (Jelusick)
Here Comes the King (Dirty Shirley)
Heaven and Hell (Black Sabbath cover)
Higher (Dirty Shirley)
Looking For Love + Is This Love + Love Ain’t No Stranger (Whitesnake medley)
Father (Animal Drive)
Dirty Blues (Dirty Shirley)
Bad to the Bone (Dino Jelusick)
Stormbringer (cover de Deep Purple)
Tower of Lies (I Walk Alone) (Animal Drive)
Uncle Tom’s Cabin (Warrant cover)
Monkey Business (Skid Row cover)
Deliver Me (Animal Drive)
Devil Took My Beer Away (Animal Drive)
Smoke on the Water (Deep Purple cover)
The Look (Roxette cover)
Bark at the Moon (Ozzy Osbourne cover)
Scream of Anger (Europe cover)