Jared James Nichols – Jared James Nichols

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 13 de enero de 2023
Discográfica: Black Hill Records
 
Componentes:
Jared James Nichols - Voz, guitarra

Temas

1. My Delusion (2:26)
2. Easy Come, Easy Go (4:17)
3. Down the Drain (3:28)
4. Hard Wired (4:00)
5. Bad Roots (3:29)
6. Skin 'n Bone (3:23)
7. Long Way to Go 2:47)
8. Shadow Dancer (5:04)
9. Good Time Girl (2:34)
10. Hallelujah (3:06)
11. Saint or Fool (3:54)
12. Out of Time (4:33)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Jared James Nichols – Jared James Nichols
Todos los discos de Jared James Nichols en Amazon


Con nada más que una Gibson Les Paul colgada del hombro, guitarra de la que es embajador por cierto, un amplificador cálido al máximo y un micrófono encendido y listo, Jared James Nichols produce el tipo de rock que rasga, ruge y rueda sin piedad y sin filtros.

Jared debutó en la escena en 2015 con su disco Old Glory & The Wild Revival y siguió con Black Magic en 2018, disco que contiene la genial «Honey Forgive Me», su pieza más conocida. Recientemente, lanzó el EP Shadow Dancer (2021) y colaboró a principios de este año con Maggie Rose y Joe Bonamassa.

Jared James Nichols fue producido, diseñado y mezclado por Eddie Spear (Slash, Rival Sons) y grabado en directo en los Blackbird Studios y Sienna Studios. Fiel reflejo del espíritu de su electrizante puesta en vivo. Las sesiones de grabación sucedieron en un momento crucial para Nichols, quien casi nunca volvió a aprender a tocar ya que había abandonado la guitarra meses antes con un brazo roto. Después de la cirugía, que le regaló con una placa y 16 tornillos en el brazo derecho, se esforzó con diligencia y determinación para recuperar el uso de su brazo y su habilidad con la guitarra.

El disco arranca con “My Delusion”, una canción con mucha guitarra, un gran corte de blues con una aroma a rock moderno muy interesante. “Down the Drain” es una canción con una fuerte aroma a Soundgarden. Es evidente aquí la influencia del grunge en todos los aspectos, tanto musicales como de interpretación de las letras y la estética. “Down the Drain” fue uno de los singles lanzados a finales de año que tuvo un gran feedback tanto en medios como en los seguidores del solista.

La hipnótica “Hard Wired”, el primer single del disco, nació de una jam session con Tyler Bryant y Graham Whitford. En ella vemos una sublime trabajo de guitarra, apoyada por una incansable batería que sustenta con orgullo las extravagancias que salen de la mano de Jared James.

Otra destacable es “Hallelujah”, inspirada en Black Sabbath. Una canción con un riff pesado de estilo más doomie que contrasta con la cálida voz de Jared James. El disco culmina con la emocional «Out of Time», un sentido y doloroso tributo a su difunto padre.

Jared James Nichols ha dejado ya de ser un secreto en el rock. El solista de manos prodigiosas y cálida voz es un portento y en este disco se consagra como una de las figuras más luminosas del blues rock actual.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 707 Artículos
Rock en todas sus extensiones