Crónica y fotos del concierto de The Hives + Bratakus - Sala Razzmatazz (Barcelona), 4 de octubre de 2023

Este muerto está muy vivo: The Hives presentan disco en una Razzmatazz abarrotada

Datos del Concierto

Bandas:
The Hives + Bratakus
 
Fecha: 4 de octubre de 2023
Lugar: Sala Razzmatazz (Barcelona)
Promotora: Live Nation
Asistencia aproximada: 2.000 personas

Fotos

Fotos por Live Nation España

El pasado 4 de octubre fue un día intenso en cuanto a conciertos. Mientras el Sant Jordi explotaba con la visita de Blink-182, en el barrio de Marina recibíamos a The Hives, en una Razzmatazz (como de costumbre), que finalmente también llegó al sold out.

Los suecos ya actuaron el año pasado, pero en esta ocasión tenían una buena excusa para volver tan pronto. Presentan su primer disco en diez años, el flamante The Death of Randy Fitzsimmons (2023). Ya hacía demasiado tiempo que Renfe no me hacía una de las suyas, y este día, un retraso de media hora fue lo justo para perderme a las teloneras Bratakus, así que sintiéndolo mucho tendremos que pasar directamente a hablar del quinteto de blanco y negro.

The Hives

Con una sala abarrotada y expectante, los hermanos Almqvist y compañía nos ponían los dientes largos durante unos 15 minutos de más, mientras sus pipas ninja se aseguraban de que todo estuviera en orden sobre el escenario. Por fin sonaba la marcha fúnebre que usan de intro en esta gira y aparecían al ritmo de «Bogus Operandi». El público no se lo pensaba dos veces en corear ese «Like I Say!», demostrando que las canciones nuevas tuvieron tan buena acogida como el resto de su catálogo.

Volvían al pasado con los clásicos «Main Offender» y «Walk Idiot Walk», siempre muy efectivos, pero hicieron un buen uso del material nuevo con hasta seis de sus cortes. «Rigor Mortis Radio» fue bien recibida a pesar de ser algo más calmada, y el pogo estalló con la movidita «Good Samaritan».

El escenario restaba sin ningún tipo de decoración, recuerdo su concierto de 2012 con esas letras gigantes formando el nombre de la banda encima de las tablas. Parece que han decidido tirar por el minimalismo y solo ponen el telón de fondo con su nuevo logo. Incluso los amplificadores parecen escogidos como si viajaran apretados en una furgo. No es muy habitual ver a una banda de este calibre tocando con combos en vez de cabezales y pantallas. Pero es algo que ya les va bien para su sonido garage.

Momentazo importante con «Hate to Say I Told You So» que siempre revoluciona al personal, empalmada con la nueva (pero con espíritu viejuno) «Trapdoor Solution». Genial temazo punkarra de 1 minuto que parece salido de Barely Legal (1997).

La energía que desprenden siempre es contagiosa, y se nota que llevan décadas en el negocio por lo bien que se mueven sobre el escenario. Niklas le daba a los coros a toda máquina y no dejaba de lanzar púas entre canciones, mientras que Pelle no paraba quieto, yendo continuamente de lado a lado, subiéndose a los extremos y chocando esos cinco con la gente de las «gradas» de Razz. También se lanzó al público en un par de ocasiones, como de costumbre. Tuvo también trabajo extra, con una cumpleañera que le pedía que le dibujara su próximo tatuaje. Parece que la chica acabará con el escudo y la «H» de la banda en algún lugar del cuerpo.

Muy buen final del set principal con también algo viejo y algo nuevo. La bailonga «Two-Timing Touch and Broken Bones» precedió a una gran «Countdown to Shutdown» con la que se iban entre vítores. Evidentemente quedaba algo más, aunque los bises con la más sosilla «Come On!» y la obvia «Tick Tick Boom» nos dejaron con bastante hambre.

En total, tocaron una escasa hora que se terminaba cuando parecía que iba a llegar subidón total. Yo creo que un grupo de esta enjundia podría dar un poco más, en especial en una gira con entradas agotadas en casi todas las fechas. ¡Qué tampoco están tan viejos! Sea como sea, el directazo que tienen es incuestionable. No hay muchas bandas de rock en el panorama capaces de enganchar tan rápido a la gente y hacer semejante espectáculo sin necesidad de efectos o trucos escénicos.

Setlist The Hives:

Bogus Operandi
Main Offender
Walk Idiot Walk
Rigor Mortis Radio
Good Samaritan
Go Right Ahead
Stick Up
Hate to Say I Told You So
Trapdoor Solution
I’m Alive
Smoke & Mirrors
Two-Timing Touch and Broken Bones
Countdown to Shutdown

Come On!
Tick Tick Boom

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 353 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.