Entrevista a Frost, batería de Satyricon

‘Con nuestro nuevo disco, nos hemos expandido en todas las direcciones’

Antes de descolgar el teléfono para marcar el número de Frost he de confesar que no las tenía todas conmigo, ya que el batería de Satyricon tiene fama de ser un tío difícil y algo arrogante, y yo aún soy un poco novato en estas lides. Pero, al contrario, Kjetil-Vidar Haraldstad (que así se llama el interfecto cuando no ejerce de blackmetalero de culto) resultó ser un personaje la mar de agradable. Se gusta lo suyo, sí, y tiene una musicalidad curiosa en su voz, pero siempre desde el respeto y la simpatía.

Más que él, el problema resultó ser una conexión telefónica bastante precaria, y por culpa de los altibajos en la calidad del sonido la conversación no fué tan fluida como me habría gustado. Aún así, el tiempo que teníamos asignado se nos hizo bastante corto, dejándome incluso con algunas preguntas en el tintero. Frost nos explicó con pasión lo que le parece Deep Calleth Upon Deep, el nuevo álbum de la banda, el significado de la polémica portada de Edvard Munch, el estado del black metal noruego, la gira de Nemesis Divina del año pasado y la que estan a punto de empezar y les llevará a Madrid y a Barcelon. Vamos allá.

SoN: Hola Frost, ¿cómo estás? Muchas gracias por dedicarle este rato a contestar nuestras preguntas. Me imagino que debéis estar hasta el tope estos días con la salida del disco y las preparaciones para la gira…

¡Hola! Estoy muy bien. Y sí, estamos muy ocupados, ¡por fuerza! (risas)

SoN: Estáis a punto de publicar vuestro noveno disco, llamado Deep Calleth Upon Deep. ¿Qué queréis decir con este título y cuál es el estado espiritual de la banda tras él?

Trata de cómo el álbum proviene de las más profundas entrañas de nuestro ser, en comunicación con el oyente. Es un disco que requiere conciencia y atención, pero que sentimos que tiene un potencial inmenso tanto atmosféricamente como musical y espiritualmente.

SoN: Incluso antes de la publicación del disco la gente ya ha estado hablando de él con bastante pasión por culpa de la portada, que es muy diferente a lo que habíais hecho hasta ahora. ¿Por qué escogistéis este sketch de Edvard Munch y qué opinas de la controversia que se ha generado con ella?

Satyr tuvo la oportunidad de dar un vistazo a un catálogo que contenía varios trabajos desconocidos de Munch. Nos lo enseñó el diseñador gráfico de nuestro disco, que tenía acceso a él ya que estaba trabajando para una exposición del pintor noruego. Había una gran cantidad de dibujos que nunca había visto antes, y el último de todos los que pudo ver era uno llamado “El beso de la muerte”. Satyr me contó que tan pronto vió el dibujo, supo que estaba delante de la portada de Deep Calleth Upon Deep. Fué así de inmediato y así de potente. Tuvo una conexión personal muy especial con él.

Así que me la enseñó, y lo primero que pensé es que se trataba de un trabajo brillante con el que tampoco estaba familiarizado. He estado en un par de exposiciones sobre la obra de Munch, pero nunca ví este dibujo en concreto, así que verlo ya fué algo excitante por sí mismo. Me gusta muchísimo, y es sencillamente increíble ver lo bien que encaja con el disco y su espíritu. La clásica tensión entre vida y muerte está capturada de una forma muy muy particular en este dibujo. Hay una gran sensación de movimiento y creo que también existe un paralelismo muy fuerte con la dinámica y la fluidez que tiene el disco. También es muy oscura y muy espiritual, extraordinaria y aterradora. Es bastante simple, directa e impactante, pero también es elegante, expresiva y conmovedora. Y especialmente, es intrigante y fascinante. Así que, básicamente, es todo lo que creemos y deseamos que sea Deep Calleth Upon Deep.

SoN: Wow. Debo admitir que no estaba especialmente convencido sobre la portada, pero con esta explicación tan completa, ahora lo entiendo todo.

Me alegro de oírlo.

SoN: En cada uno de vuestros discos hay una evolución muy clara respecto el anterior. Nunca es lo mismo, pero nunca es tampoco algo totalmente diferente, sencillamente evoluciona y fluye. ¿Qué crees que ha evolucionado, tanto musicalmente como mentalmente, desde vuestro último disco hasta ahora?

Creo que a veces la evolución en Satyricon ocurre a pequeña escala y otras a veces a mayor escala. Pienso que esta vez ha ocurrido en una escala inmensa, más que nunca antes. No siento que Deep Calleth Upon Deep sea una continuación de nuestro álbum anterior, sino que es muchísimo más. Es un álbum que, en muchos aspectos, contiene algo de todo lo que constituye a Satyricon como banda, y a la vez es un paso decidido hacia una nueva dimensión o hacia un nuevo nivel. Hay más vida y más profundidad, y creo que es, de lejos, el disco más severo que Satyricon ha hecho jamás. Nos hemos expandido en absolutamente todas las direcciones, y creo que este disco, de una forma u otra, lleva a la banda a un sitio totalmente nuevo.

SoN: Hay una canción en vuestro álbum anterior llamada “Phoenix”, en la que contábais con la colaboración de Syvert Høyem, cantante de Madrugada. Se trata probablemente de la única canción que contiene solo voces limpias de toda vuestra carrera, lo que creo que sorprendió a bastante gente. Personalmente me encanta esa canción, creo que tiene una ambientación preciosa y es muy emotiva. ¿Considerásteis continuar experimentando con voces limpias u otros cantantes invitados en este álbum?

Sí, y tanto. A nosotros también nos gustó mucho como quedó esa canción, así que consideramos hacer algo parecido también en una o dos canciones de Deep Calleth Upon Deep, esta vez con otros cantantes. Pero descubrimos que la voz de Satyr ejerciendo todo el rato de voz principal, combinado con las voces de tenor que hemos añadido en un par de temas funciona muy bien y le dá un aire muy distinto a las canciones. Esta voz tenor añade algo muy profundo, muy emotivo y muy atmosférico al resultado final sin tener que abrir el campo de la canción mucho más allá. Esto tampoco va a ser algo particular de este álbum, ya que creo que seguiremos haciéndolo en el futuro. En todo caso, estamos abiertos a intentar cualquier cosa que sintamos y que nos guste o que consideremos apropiado para incluir en Satyricon o en el disco en el que estamos trabajando.

SoN: El black metal es un estilo en evolución constante que ha expandido sus límites ampliamente a lo largo de los años. Ahora tenemos post black metal, depressive black metal, progressive black metal, atmospheric black metal y un puñado de subestilos más… ¿Estás al tanto de lo que se hace en la actualidad dentro del género? Siendo Satyricon uno de los pioneros… ¿qué opinas sobre el estado del black hoy en día?

Sinceramente, he de decir que no sigo la escena contemporánea. Ni tengo tiempo para ello ni, si quieres que te diga, tampoco mucho interés. Trabajo en unos locales de ensayo y estoy rodeado de musica intensa, oscura y extrema desde primera hora de la mañana hasta que me voy por la noche la mayoria de los días, así que cuando llego a casa lo que intento es descubrir un poco qué es lo que ocurre ahí fuera. (risas)

SoN: Parece a decisión sana, sí. (risas)

Sin duda. Así es como está la situación, y si quiero escuchar algo prefiero ponerme quizás algo de música clásica. Quiero escuchar algo totalmente diferente para poderme evadir emocionalmente o, sencillamente, relajarme un poco, algo necesario para seguir funcionando bien después. Imagino que ésto contesta más o menos tu pregunta. Si encuentro algo que me gusta de verdad siempre estoy muy abierto a profundizar en ello, pero por el momento no tengo mucho que decir en este sentido.

SoN: Yo mismo viví en Noruega durante un par de años, y es increíble como todo el mundo que tenga más de cuarenta años tiene un pequeño metalero dentro, ya sea metal más clásico, black metal o lo que sea. De todas maneras, no veo que esto ocurra con las nuevas generaciones, que a lo mejor tienen unos gustos más estándards. ¿Crees que Noruega es aún el baluarte del metal que solía ser?

Sí, sigo creyendo honestamente que lo somos. A parte de lo que hacemos con Satyricon, que es nuestra voz, la escena sigue siendo fuerte. Muchas de las bandas antiguas siguen en activo, y la verdad es que tampoco veo muchos pretendientes al trono. Además, muchas de las bandas que han aparecido en los últimos años estan formadas por gente que ya lleva muchos años en la escena, solo que han encontrado nuevas bandas o nuevos nombres para lo que hacen.

SoN: Estáis a punto de empezar la gira europea. ¿Qué podemos esperar de ella? ¿Cómo estáis preparando los conciertos y el setlist? ¿Supongo que estará basado en el nuevo álbum, como es habitual?

Sí, definitivamente lo estará. No publicamos un nuevo álbum para tener una excusa para salir de gira a tocar temas viejos. Siempre ponemos todo nuestro corazón y toda nuestra alma en nuestros discos, y siempre nos exigimos mejorar, así que el nuevo álbum va a dejar una huella muy fuerte en los conciertos. También cubriremos la historia de la banda muy bien, claro, nunca vamos a dejar de hacer eso, pero creo que el sentimiento que define Deep Calleth Upon Deep es también el sentimiento que define a Satyricon en 2017, con lo que eso, necesariamente, también va a tener un gran impacto en los shows que vamos a dar. Tenemos un respeto profundo por las nuevas canciones y la manera que van a liderar nuestro directo. Hemos puesto mucho esfuerzo en ser capaces de tocarlas de una manera muy especial, de forma que la actitud y el feeling que se generen en el escenario sean los correctos. Así que espero que los conciertos sean fantásticos. Creo que estarán llenos de energía, espíritu y actitud. Probablemente sonaremos mejor de lo que hemos sonado nunca y estamos ansiosos para empezar.

SoN: ¡Y yo también! La gira va a empezar tan solo un par de días después de que el álbum salga a la venta. ¿No tenéis miedo de que la gente no haya tenido tiempo a escucharlo y no se sienta aún lo suficientemente identificado con las canciones? ¿Por qué lo habéis hecho así?

Bueno, de una forma u otra… ¿por qué no? Es un buen momento para empezar la gira, ya que tenemos mucha actividad este otoño. Primero está la gira europea y después tenemos que prepararnos para viajar a suramérica y girar allí también. Al volver tenemos algunos conciertos en nuestro país y en 2018 continuaremos girando. Así que esta gira europea es básicamente el inicio de una gira mundial de soporte a este disco, y queríamos salir a la carretera tan pronto estuviera publicado.

SoN: En esta ocasión las bandas que lleváis como teloneras son algo sorprendentes. Solo he escuchado unas cuantas canciones de Fight the Fight, así que no los conozco en profundidad, y soy muy fan de Suicidal Angels, pero ambas bandas estan bastante lejos de vuestro estilo. ¿Cuál ha sido la razón para conformar un cartel tan diverso y por qué exactamente estas bandas?

Encontrar teloneros apropiados no es algo trivial. Tienen que ser bandas que estén dispuestas a salir de gira y que entiendan de qué va el juego. Normalmente tienen que haber publicado un disco recientemente y tienen que ser capaces de llevarlo al directo con éxito. A nosotros no nos importa mucho el tipo de música exacto que toquen siempre que sean una banda que tenga sentido para nuestro público y que sea capaz de dar conciertos excelentes. Y sabemos que ambas bandas son jóvenes, están hambrientas y lo dan todo en directo. Y también sabemos que entienden de qué va esta gira y que la van a respetar. Así que estamos contentos con que vengan con nosotros.

SoN: Suicidal Angels son fantásticos en directo. Los he visto un par de veces y son brutales. Serán un buen calentamiento para vosotros.

Eso es lo que esperamos también.

SoN: El año pasado hicistéis una gira especial de homenaje a Nemesis Divina. Pienso que a día de hoy estáis musicalmente bastante lejos de esa época, y la prueba es que soléis tocar un solo tema de ese disco en vuestros conciertos (“Mother North”). ¿Cómo te sentiste en esa gira? ¿Te vinieron a la cabeza algunos recuerdos especiales?

Sí, trajo algunos recuerdos, lo que es bastante interesante. Hay muchas partes y muchas escenas de ese álbum que prácticamente habíamos olvidado por completo, así que tuvimos que reaprenderlas de nuevo. Y algunas de ellas fueron bastante complicadas de descifrar y averiguar, así que tuvimos que recuperar las viejas cintas de los másters, escuchar cada instrumento varias veces y descubrir qué es lo que está grabado ahí, cosa que en algunos momentos fué bastante duro, ya que sencillamente no nos acordábamos de nada. (risas)

Así que nos metimos mucho en el disco otra vez y de golpe empezamos a recordar cosas que habíamos olvidado hacía tiempo. Nos empezamos a sentir y a funcionar de una manera parecida a lo que lo hacíamos veinte años atrás, cuando estas canciones fueron creadas. Para lo bueno y para lo malo, de hecho, ya que hubo sorpresas positivas y negativas en este sentido. Lo que nos gustó especialmente es que llegamos a sentir mucha de esa energía salvaje, cruda y juvenil que tiene Nemesis Divina, así que hacer esto durante un tiempo, tocar de nuevo todos esos temas en directo, estuvo bien, fué fascinante y diferente. Pero me alegro de que lo hiciéramos solo durante un periodo corto. Dimos solo unos pocos conciertos de aniversario donde tocamos el álbum al completo y ya está. Habría sido muy extraño hacerlo durante mucho tiempo, girar con ese set o dedicarle mucha atención. Pero pienso que hacer esos shows estuvo bastante bien, y creo que nuestros fans también lo apreciaron.

SoN: Eso iba a decir: ¿notásteis una reacción especial en los fans en comparación con un concierto normal?

Sí. Noté muchísima gratitud, una profunda sensación de gratitud de muchísimos fans que probablemente habían estado esperando esto durante mucho tiempo. Y creo que también fué algo interesante para la gente que no nos conocía aún cuando se publicó Nemesis Divina, que tuvieron la oportunidad de vivir algo desconocido y un poco extraño. Pero mucha gente pareció apreciarlo de todas maneras.

SoN: ¿Crees que hay algun otro álbum de Satyricon que tenga un impacto similar en vuestra carrera y que querréis celebrar y homenajear de la misma manera algun día?

Bueno… de una forma u otra supongo que podríamos haberlo hecho con todos nuestros álbumes, pero no nos gusta ser tan retrospectivos. Estamos un poco en contra de esa idea desde un principio, y tampoco te creas que teníamos nada claro el hacerlo con Nemesis Divina, ya que queremos centrar nuestros esfuerzos y nuestros pensamientos en el presente y en el futuro, no en el pasado como muchas otras bandas. Pero ese álbum tuvo un gran impacto tanto en los fans como en nosotros mismos, así que sentimos que quizás debíamos honorarlo de alguna manera, hacer algo especial y marcarlo adecuadamente. Pero no creo que vayamos a hacer nada similar con ningun otro disco, no.

SoN: Si tuvieras que escoger una sola canción que creas que contiene lo que es la esencia de Satyricon a día de hoy, ¿cuál sería?

Ufff! (risas)

SoN: Sé que es una pregunta difícil… (risas)

Es mucho más que difícil, es imposible. Sinceramente no creo que se pueda hacer, y quizás es mejor que ni tan siquiera lo intente, porque si lo hago quizás me arrepienta después y piense que tenía que haber escogido otra. Así que si no contesto, no me podré arrepentir. (risas)

SoN: ¡Es una buena manera de mirarlo! (risas)

Pienso que Satyricon es una banda con tal diversidad de expresiones que es imposible escoger una canción que explique realmente toda la historia. Si consideras Deep Calleth Upon Deep, por ejemplo, creo que el gran valor que tiene este álbum es la manera como está constituido por las diversas canciones. El espíritu del disco necesita de todas estas canciones para ser completo, y si faltara cualquiera de ellas sería como un ser herido o una persona a la que le falte un brazo o una pierna. Así que todas tienen que estar ahí para que el álbum esté completo, y no siento que escoger una sola canción que lo represente sea posible. Muchas veces pienso en este disco como un individuo y las diferentes canciones como partes de este individuo. Una canción puede ser la cabeza, otra un brazo y otra la espalda. Todas necesitan estar ahí y no pueden realmente ser comparadas ni confrontadas en temas de calidad, ya que no es así como funciona.

SoN: Y supongo que algo similar pasa con vuestra carrera al completo. Todos vuestros discos tienen sentido en conjunto, no es como que puedas escoger uno de ellos y decir: “Éste es el álbum”.

Sí, exacto. Puedes pensar de nuevo en el ser humano. Si le arrancas la cabeza no podrás ser capaz de ver el mismo individuo. No es tan fácil.

SoN: Y si pudieras diseñar una gira formada por las cuatro bandas que quisieras, siendo Satyricon una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Uuuhh.. (suspiros). ¡Necesito algo de tiempo para pensar! Hay muchas cosas que tendría que tener en cuenta. ¿Deberían ser bandas actuales o puedo recuperar bandas históricas? Creo que es muy difícil, y no estoy seguro que pueda darte una respuesta a ésto tampoco, siento decepcionarte de nuevo (risas).

SoN: ¡Te perdono! Bueno, y éstas han sido mis preguntas. Muchas gracias por tu tiempo y por las respuestas tan detalladas que has dado, te lo agradezco sinceramente. Os deseo lo mejor de cara a la recepción del nuevo disco y también con la gira que estáis a punto de empezar.

Sí, muchas gracias. Supongo que te veré en algun concierto en España, ¿no?

SoN: Y tanto que sí, ¡en Barcelona!

Perfecto. Bien pues, hasta entonces que todo vaya bien y que tengas una muy buena noche.

SoN: Igualmente, ¡muchas gracias!


English version: 

SoN: Hello Frost, how are you? Thank you very much for dedicating some time to answer our questions. I guess you are very busy these days with the release of the new album and the preparations for the tour…

Hello! I am fine. Yes, of course, we are really busy. Necessarily! (laughs)

SoN: You are about to release your ninth album, which is called Deep Calleth Upon Deep. What do you mean with that title and what is the spiritual state of the band behind it?

It deals with how this album comes from the deep recesses of our beings, communicated to the actual listener. It is an album that requires awareness and attention, but we also feel that has a very large potential attmospherically, musically and spiritually.

SoN: Even before the release of the album people has been talking about it quite passionately because of the cover, which is very different from anything you have done before. Why did you choose this sketch by Munch and what do you think about the controversy that has been generated around it?

Satyr got to look at a big catalog of some unknown Munch works that was showed to us by the graphic designer of the album, which he had hold of because he was working for a Munch exhibition. So Satyr got to see this and he thought there were a lot of great works he hadn’t seen before, and the very last one that he got to see was this one called “The Kiss of Death”. And well, he told me that as he saw the picture, he saw himself staring at the cover of “Deep Calleth Upon Deep”. It was that inmediate and it was that strong. It was a very special connection also on a personal level.

So he showed me, and I thought it was a brilliant work of Munch that I wasn’t familiar with either. I had been at a couple of Munch exhibitions but never saw that one, so it was exciting in itself to actually see the picture, I like it a lot, and it is just amazing how well it fits this album. The classic tension between life and death is captured in a very very particular way in that picture. There is a sense of motion in it and I think it has a strong parallel with the dynamic and flow of the album. It is also very dark and very spiritual, it’s uncanny and frightening. It’s quite simple, direct and hard hitting, but also elegant in a way, and very expressive and soulful, and specially very intriguing. So basically, in a wishful sense it is everything that the album is about.

SoN: Wow, I must admit that I wasn’t that convinced myself with the cover but with such great explanation now I understand everything.

I am glad to hear that.

SoN: In every album of your career there is a very clear evolution from the previous one. It is never the same but it’s never totally different either, it just evolves and flows. What do you think it has evolved, musically and mentally, from your previous self titled album until now?

I think that sometimes evolution happens on a small scale in Satyricon, and sometimes on a greater scale. And I think that this time around it actually happened on a grand scale, more than ever before. I don’t feel that Deep Calleth Upon Deep is a continuation of the self titled album, I feel that it is actually much more. I think that in many ways it is an album that has something of absolutely everything that constitutes Satyricon as a band, but and the same time is quite a big step into new dimension or into a new level. There is more life and more depth to it, and I think it is by far the most severe album that Satyricon has ever done. We have expanded in absolutely every direction, and I think that this album kind of brought Satyricon to a whole new place.

SoN: There is one song in your previous album, called “Phoenix”, in which you had a collaboratioon of Syvert Høyem from Madrugada, and I think it might be maybe the only song with full clean vocals in your whole career, which I guess surprised several people. I really love that song myself. I think it has a beautiful vibe and it is very emotional. Didn’t you consider to experiment further with clean vocals or with other guest vocalists in this new album? I know it didn’t happen but, did you think about it?

Yes, definitely. We liked how that song came out very much too, so we did consider doing something like that for a song or two on Deep Calleth Upon Deep as well, but with different vocals this time. But we found out that it truly works well with the combination of Satyr’s vocals constantly being lead vocals but also having some tenor vocals added to it, which we have done in a couple of songs on Deep Calleth Upon Deep and gives the song a very different flare. This tenor vocals add something very deep and emotional and very atmospheric, without really opening the field of the song a lot much. Not something that is very local to this album, something that we will be doing again in the future. We are up for everything that we feel and we ourselves like for our music, and we consider to be right for Satyricon or for the album we are working on.

SoN: Black metal is a style in constant evolution that expanded its boundaries a lot over the years, and now we have post black metal, depressive black metal, progressive black metal, atmospheric black metal, etc… Do you follow the new stuff that is happening in the genre? You were one of the pioneers… what do you think about the place black metal has gotten to now?

I honestly don’t follow the contemporary scene. I don’t find myself finding much time for it, nor is there much interest at the end of the day. I work in a rehearsal place and I am around very intense and dark and hard and edgy music from morning until evening most of the days, and when I come home the first thing I am trying is to find out what might be happening out there (laughs)

SoN: Yes, sounds like a sane option! (laughs)

Definitely. So this is how the situation is, and if I want to put on some music I put on some classic stuff maybe, I want to listen to something quite different that makes possible for me to be transported to a different place emotionally or otherwise get to chill out, because sometimes that’s just necessary in order to function. So this pretty much answers your question I suppose. If I encounter anything that I really like I am always very open to follow that, but as of now, I don’t really have that much input to come with.

SoN: I myself lived in Norway for a couple of years, and it was amazing to see how everybody that was over forty had a small metaller within themselves, either classical metal, black metal or whatever. But I don’t see this really happening with the newer generations, which maybe they have a more standard taste. Do you think that Norway is still the stronghold it used to be for metal?

Yes, I honestly think that we are. A part from what we actually do with Satyricon, which is our voice, the scene is still strong. Many of the old bands are still active out there, and I don’t actually see that many pretenders to the throne. Also, many of those bands that have emerged in the later years are always constituted by people that has actually been in the scene for a long while, only that they have found new bands or new names for what they do.

SoN: You are about to start your european tour also. What are we to expect about from it? How are you preparing the concerts and the setlist? I guess it is gonna be based in the new album like usual?

Yes, we will do definitely that. We don’t release an album to have an excuse for going on tour and play old songs. We always put our heart and soul into a new album, and we demand ourselves to get better, so of course now, with the album out, it will put a strong mark on the shows. We will cover the history of the band very well, definitely we will never stop doing that either, and I think that the feeling that defines Deep Calleth Upon Deep is also very much the feeling that defines Satyricon in 2017, and I think that this will also have a great impact on the shows that we play. We have deep respect for the new songs and how they are to lead the front live. We put a lot of effort in being able to perform them in a special way, so the attitude and the feeling becomes right to perform them. So I expect the shows to be great, I think they are gonna be full of energy, spirit and attitude. We will probably sound better than ever and we will look forward to it.

SoN: Me too, actually. The tour will actually starts just a couple of days after the release of Deep Calleth Upon Deep. Aren’t you afraid that people won’t have time to listen to it and won’t feel the same level of identification with it? Why are you doing it that way?

Well, in one way I might say, why not? It is a fine time for starting the tour, since we have lots of activity this fall. First there is the european tour and then we have to get ready to travel to South America and tour there. When we come back we have shows lined up here in our country, and when 2018 starts we will continue doing touring. So this tour in Europe is basically the start of a world tour with this record, and we definitely wanted to go on tour as soon as the album was released and just get going.

SoN: This time your support acts are a bit surprising. I have heard only a few songs from Fight the Fight, so I don’t really know them, and I am a big fan of Suicidal Angels, but both bands are quite far away from your style and also from each others styles. What was the reason behind such diverse line up and why exactly those two bands?

Finding appropiate support bands is often not a trivial matter. They have to be bands that are willing to tour and understand the game, they usually need to have an album out at the time and they need to be able to pull it off. To us it doesn’t really matter exactly what type of music it is as long as they are a band that will make sense for the people in the crowd and as long as those bands are going to deliver. And we know that both of these two bands are young and hungry and they definitely put a lot of themselves into their live shows. And we know that they understand what this tour is all about and will respect the tour. So we are fine having them come along with us.

SoN: For sure Suicidal Angels are great live, I have seen them a couple of times and they kill… they will be a nice warm up for you.

That’s what we hope too.

SoN: Last year you did the Nemesis Divina tour. I think that now you are musically quite far away from those days, and the proof of it is that normally you only use to play one song from it live (“Mother North”). How did that tour feel? Did it bring back some special memories for you?

Yes, it did bring back some memories, which is quite interesting. There were a lot of parts and a lot of scenes from that album that we had almost forgotten about, and we had to learn them all over again. And there were a few of those that were actually very tough to figure out, and we had to listen to the old master tapes and listen to each different instrument and actually find out what was recorded, which was actually very hard in some cases, because we simply didn’t remember (laughs). So we got a lot into it again and suddenly we started to remember things that were long since forgotten, we were starting feeling and functioning the way we were doing it twenty years ago, when those songs were created. For good and for bad really, there were positive and negative surprises in that respect. What was a little cool about it is that we got to feel a lot of that wild and quite youthful raw energy that Nemesis Divina had, and doing that for a while and performing those songs was fine, was fascinating and also different. But I am glad we only did it for a short while. We had this little string of anniversary shows were we performed the whole album and that was it. It would have been very weird to do it for a long time, to do full tours and to dedicate a lot of time doing that. But having that string of shows was quite fine I think, and I believe our fans appreciated it as well.

SoN: Yes, that’s what I wanted to ask too: did you feel a special reaction from the fans in comparison with a normal show?

Yes, I really felt a lot of gratitude, a deep sense of gratitude from very many fans who probably have been looking forward to this for a very long time and I also think it was very interesting for people that weren’t around when Nemesis Divina came out, and they got to experience something that probably felt a little unknown and a little weird, but many people seemed to appreciate it nonetheless.

SoN: Do you think is there any other album of Satyricon that has a similar impact in your career and that you will eventually want to celebrate it in the same way someday?

Oh, yeah, well. In one way we could have done it with all the albums, but we don’t really like to be that retrospective. We are a bit opposed to the idea in the first place, and we were a bit uncertain if we would do it with Nemesis Divina also, because we really want to think about the present and the future, not the past like so very many other bands. But this one album had such a strong impact on so many fans and the band alike, and we felt that perhaps we should honor this one, to do some thing out of it and mark it properly. But I don’t think we will do anything similar with any other album.

SoN: If you had to choose one single song that you think it holds the essence of what Satyricon is today, which one would it be?

Ufff! (laughs).

SoN: I know it is a difficult question (laughs)

That’s more than difficult, that’s impossible. Honestly I don’t think it can be done, and perhaps it’s better that I don’t even try, because if I do maybe I will regret it afterwards and think I should have been chosing a different song. If I don’t answer at least I have no regrets. (laughs)

SoN: That’s a good way to look at it! (laughs)

I think Satyricon is a band with such diverse expression, so actually impossible to choose one song that really tells the whole story. If you consider Deep Calleth Upon Deep, for instance, I think that what is perhaps the one greatest asset of the album is exactly how it is constituted of the different songs. The spirit of the album needs all these different songs to be complete, and if any one song is missing it would be like a wounded being or a person missing an arm or a leg or something. So they really all need to be there for the album to feel complete. So to pick one song that represents the whole thing feels impossible. I often think of this album as an individual and the different songs are different parts that constitute that individual. One song might perhaps be the head, another might be an arm and another one might be the back. They all really need to be there and they can’t really be compared or held up against each other in terms of quality either, because that’s not really how it is functioning.

SoN: And the same might happen with the whole of your career somehow. All albums make sense together, it’s not like you just pick up an album and say “this is the album”.

Yes, exactly. You can think the human being thing again. It is like if you take the head off you won’t be able to have the same individual. It is not that easy.

SoN: If you could put up a tour with any for bands you wanted, being Satyricon one of them, which ones would you choose and why?

Uuh (sighs). I need some time to think! There would be very many things to consider. Would they only need to be current bands or I image I would be able to bring back bands from history. It is really difficult, and I am not sure if I can actually give you the answer to that neither, sorry to disappoint you again (laughs).

SoN: I forgive you! Well, those were all my questions! Thank you very much for your time and for your thoughful answers, I truly appreciate it. I wish you the best with the reception of the new album and also with the tour that it is about to start.

Yeah, well, thank you a lot. I guess I will be seeing you in a show in Spain, isn’t it?

SoN: Definitely you will, in Barcelona!

Perfect! Well, until then be all well and have a great evening.

SoN: You too, thank you very much!

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 491 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.