Entrevista a Elias Ferreres, director de Chroma Nation y del Catalonia Extreme Winter Festival

Hemos entrevistado a casi todas las bandas y, para poner la guinda final, entrevistamos también al organizador de todo el cotarro. Elias Ferreres es quien está detrás del Catalonia Extreme Winter Festival que llega por fin este fin de semana y también detrás de Chroma Nation, que aún y joven ya es una de las promotoras más afamadas de Barcelona en los últimos tiempos. Ser promotor pequeño es una tarea que a muchos nos fascina, pero que no es nada fácil, y en esta entrevista Elias nos cuenta algunos de los tejemanejes que hay detrás de su trabajo.

SofN: ¡Hola, Elías! Antes que nada, muchas gracias por dedicarle un tiempo a contestar estas preguntas para Science of Noise a pocos días de la celebración del Catalonia Extreme Winter. Supongo que irás de culo con los últimos preparativos. ¿Todo listo para el festival? ¿Algún contratiempo de última hora?

Siendo sincero, rara vez no hay contratiempos de última hora, pero lo cierto es que siendo un evento en el que trabajo a año vista a día de hoy me atrevo a decir que lo tengo bastante bien atado. Solo nos queda ver la respuesta del público y cumplir con una buena realización para la que este año somos varias personas.

SofN: En Science of Noise ya hemos ido hablando bastante de las bandas que van a participar en esta edición del Catalonia Extreme Winter, pero creo que sería interesante que nos comentaras qué fuiste a buscar tú en cada una de ellas cuando las contrataste y qué esperas que ofrezcan al público que se reúna en la Sala Upload el penúltimo fin de semana de enero.

A la hora de contratar las formaciones intento que tengan una cierta sinergia entre ellas. La edición de este año viene marcada por la experiencia de los tres anteriores (dos CEW‘s y la precuela Catalonia Under Darkness Fest), en el que he acabado apostando por una jornada de dos días, que no acabará tarde ni empezara excesivamente pronto, que priorizará calidad a cantidad, con un fuerte apoyo hacía la escena nacional y con un par de nombres de peso para llamar la atención fuera de Catalunya. En su suma, un cartel que ofrecerá a los amantes del género dos días de brutalidad, oscuridad y mucha calidad.

SofN: Liarse a montar un festival de dos días de música black y death metal underground en Barcelona es una empresa, sobre el papel, bastante arriesgada, pero que visto lo visto parece funcionar bastante bien. ¿Qué te motivó a lanzarte a ello en un primer momento y cómo valoras la evolución del festival y su implantación en la ciudad después de tres ediciones? ¿Cómo ha respondido el público tanto en ediciones anteriores como en la venta de entradas previa de ésta?

Me considero una persona muy activa en este sentido y muy tirado adelante a ideas y propuestas así que cuando se planteo el hecho de que no existía un »festival» como este, decidí probar tirarlo adelante. Evolución ninguna, cada edición ha tenido un formato único a la búsqueda de una fórmula que me permita traer un cartel de calidad y a la vez que me permita por lo menos no acabar en números rojos. La respuesta del público, ya se sabe, por redes sociales siempre suelen mostrar mucho interés y eso, aunque a la hora de la verdad no tengamos una conversión tan realista en afluencia como me gustaría. Veremos este año como queda. ¿Habrá cuarta edición? 🙂

SofN: ¿Qué banda crees que puede ser la gran sorpresa de la edición de este año?

Yo apostaría por Necroracle en el más puro sentido de »sorpresa». Es un grupo de mucha calidad que muy pocos hemos podido escuchar de forma previa y que sin duda darán de que hablar. Al no disponer de nada editado (de cara al público), la gente tendrá que valorarlos por su directo en el que tengo muchas esperanzas.

SofN: ¿Cómo te gustaría que creciera el festival? ¿Te gustaría poder mantener este formato tan cercano o por el contrario preferirías crecer en tamaño y dar más peso a bandas internacionales de renombre?

Personalmente me gustan más los formatos cercanos en los que puedes escuchar y valorar cada propuesta por si misma que no los festivales reventados de afluencia y de bandas. Si es cierto que me gustaría dar más peso a las bandas internacionales de renombre, aunque en su justa medida ya que al final no puedes olvidarte de las raíces y de la gente que te ha apoyado para que tú sigas ahí montando. En relación al crecimiento, el CEW como tal, aspira a llegar a ser una cita reducida para un máximo de trescientas personas en la que quiero meterle más decoro en la producción y en la experiencia, pero no tiene unas perspectivas mayores.

SofN: Imagínate el cartel y la ubicación de tu Catalonia Extreme Winter soñado. ¿Qué ocho bandas (o más) llevarías y cuál sería tu recinto perfecto?

Personalmente, mi sueño es llegar a producir un evento en Poble Espanyol ya que lo considero prácticamente mi segunda casa. Combinando su aforo, con la posibilidad de un segundo escenario con Upload, sería increíble. En relación al cartel, mover más de dos mil personas en extremo… ufff… mucho tendría que meditar.

SofN: Detrás del Catalonia Extreme Winter está Chroma Nation, una de las promotoras más activas de Barcelona en los últimos años, empeñada en acercar lo mejor del metal extremo a nuestras salas. Explícanos cuando y cómo nacísteis como promotora y qué te motivo a meterte en este mundo no siempre agradecido. ¿Cómo valoras estos años y vuestro crecimiento? ¿Ha valido la pena el riesgo?

Chroma Nation nació en 2015 como mi proyecto personal tras romper lazos con mi anterior compañero con el que operábamos bajo el nombre de Eventroca. Llevo en este mundillo desde los diecisiete años prácticamente y, aunque como bien dices es francamente desagradecido, no deja de ser mi pasión la producción de eventos. En estos años la evolución que más destaco es el tener más vista para saber con quien vale la pena trabajar y con quien no, que sumado a una menor paciencia hacia las gilipolleces del entorno, me aproxima más a la imagen típica de un promotor que mira por sus propios intereses y no tanto a la ONG como cuando empecé, que por contentar y confiar acabé prácticamente en la ruina.

SofN: ¿Cuáles son vuestras ambiciones como promotora a largo plazo? ¿Dónde te gustaría llegar?

La sola idea de ganarme la vida en esto es mi máxima ambición. A fin de cuentas, me puede la experiencia, el viajar, el conocer gente y el acabar produciendo eventos para disfrute de la gente y del mío propio. Si pudiera simplemente tener un salario fijo de ello, me dedicaría profesionalmente y encantado de la vida.

SofN: ¿Cuánta gente estáis detrás de Chroma Nation?

Gente, mucha. A fin de cuentas puedo montar lo que monto gracias a muchos apoyos, ahora a recalcar especialmente a mi hermano Andreu y mi compañero Àlex Hidalgo.

SofN: Muchas veces nos quejamos de que la gente llena un festival veraniego tras otro pero no responde ante los shows pequeños en sala, y aún así, cada vez hay más conciertos. ¿Estás de acuerdo con esto? ¿Cómo crees que es la cultura musical y de conciertos del público barcelonés?

Bueno, son experiencias diferentes. Si que es cierto que cada vez hay más conciertos, la bajada de ventas de los CD’s han hecho que el directo sea el principal input económico para las bandas, que ahora salen más de gira que antes. La cultura barcelonesa es incierta, nunca sabes que te vas a encontrar, si bien es cierto que géneros como el extremo o el gótico tienen unos estándares de asistencia fija, algo que otros géneros no gozan.

SofN: Los promotores son muchas veces los grandes chivos expiatorios de los que todo el mundo se queja ante cualquier cosa que pueda ir mal en un concierto o festival, desde el precio de las entradas, al sonido, el cartel o a las fechas. Por un lado, ¿crees que esta mala fama está justificada? Y por otro, siendo la mayoría de gente que viene a los conciertos de Chroma Nation gente con una cultura y bagaje musical elevado que sabe perfectamente que tu trabajo es de todo menos fácil… ¿te has encontrado con muchas de estas críticas injustificadas? ¿Cuáles son las que te han parecido más hilarantes?

Hay de todo, pero sí, hay promotores que la cagan en las fechas, en el cartel o hasta en la producción no calculando bien los tiempos, las pruebas de sonido o las peticiones de equipo de las bandas, todos hemos pasado por eso. Críticas me las he encontrado siempre y al final tras quemarme mucho por atenderlas he pasado a una actitud más enfocada al »ir haciendo» y quien quiera venir, que venga. Hilarantes me las he encontrado especialmente con el CEW, si apuesto por nacional, porque meto nacional, si meto internacional, no apoyo lo nacional, si acaba tarde, no vamos por que acaba tarde, si empieza pronto, no vamos por que empieza pronto, si son muchas bandas… o si son pocas… no sé, al final lo dicho, quien quiera venir que venga, si la cosa no funciona ya tomará el relevo otro cuando me cansé, pero hasta entonces, seguiré luchando y tirando adelante mis ideas.

SofN: ¿Qué es lo más difícil de ser promotor musical extremo en una ciudad como Barcelona? ¿Y qué es lo más difícil de montar el Catalonia Extreme Winter?

Me considero promotor a secas, o en todo caso, promotor de música alternativa si queremos atinar un poco más. Lo más complicado es acertar con las propuestas ya que un grupo que el año pasado estaba en boca de todos, de golpe puede no ser gusto de nadie, tienes que estar muy al día de estos cambios. Del CEW lo más complicado es la logística de aviones y todo el engorro de los transportes de los músicos.

SofN: ¿Cuáles han sido los momentos más satisfactorios al frente de Chroma Nation? ¿Qué bandas estás más orgulloso de haber traído? ¿Qué bandas te han causado una mejor impresión, tanto como personas como por su directo?

Para mi lo mas satisfactorio es irme de gira y en este sentido me quedo con una experiencia reciente cuando bajé con el tour-bus de Gaahls Wyrd, en el que me acogieron genial, me invitaron a beber y a unirme a ellos en la charla.

Orgulloso me siento de casi todos mis conciertos, recalcando algunos Gaahls Wyrd, Orphaned Land, King Dude, Kampfar, Psychonaut 4, Lacrimas Profundere y TYR. Y como personas y directo, King Dude y Lacrimas Profundere.

SofN: ¿Y por el contrario, hay algún concierto o banda en el que albergaras grandes esperanzas y que luego se ta hayan caído al suelo, ya sea porque hayan sido tirando a imbéciles como personas o porque su directo o poder de convocatoria resultó estar muy por debajo de lo que esperabas?

Es un punto delicado, y es que prefiero no dar nombres, pero en calidad humana por lo menos cuatro formaciones con las que he trabajado como Chroma Nation me provocan bastante asqueo. Al final, ellas salen perdiendo, no somos muchos los que nos dedicamos a esto y solemos estar en constante contacto, por lo que todo acaba volviendo.

SofN: ¿Cuál ha sido para ti el mejor concierto que habéis montado este año 2017?

Me quedaría con el de King Dude junto a Dune Rats. Este concierto fue muy especial para mi. Lo que eran dos propuestas muy dispares, entre ellos se organizaron, compartieron equipos y se mostraron un constante respecto y apoyo.

Por contra el público que vino expresamente por King Dude se mostró crítico con Dune Rats, mientras que los de Dune Rats o vieron el concierto, o salieron a tomar el aire y charlar tranquilamente. Me dan mucha rabia estas actitudes, trabajo en el ámbito del metal, principalmente en el metal extremo y no por ello desprecio otras propuestas de otros géneros. En fin…

SofN: Explícanos un poco qué conciertos tenéis programados en los próximos meses, y también si puedes contarnos algo que aún no esté anunciado. ¿Cuál de ellos esperas con más ganas?

Ahora a lo pronto y con mucha ilusión, aparte del CEW tengo la gira de Pink Turns Blue junto a Hapax, la gira de Pestilence, la de Venenum, la de Profanatica y así pendiente de anunciar, pues poca cosa, trabajo a cuatro meses vista y no me he puesto a cerrar nada de mayo aún, estoy a la espera de ver como arranca el año.

SofN: Los que fuimos al Iberian Warriors Metal Fest pudimos ver como también estabas metido en su organización. ¿Cuál es (o era) tu nivel de implicación en el festival zaragozano?

Bueno, principalmente apoyo logístico y producción. Fue una gran experiencia de muchísimo trabajo y situaciones un tanto surrealistas, pero que se suma a la experiencia del »porque estás en esto».

SofN: El festival ha cambiado recientemente de manos, dejándolo Héctor y tomando las riendas N-Events, un cambio que ha supuesto que la edición prevista para primavera de este año se haya cancelado y se vuelva a las fechas de setiembre, presumiblemente con un cartel totalmente distinto. ¿Qué ha ocurrido? ¿Seguirás involucrado con la organización?

Como dice la frase, poderoso caballero es don dinero y en este sentido N-Events ha decidido simplemente comprar la marca del festival y tirar ellos con su próxima realización. Dejando de lado mi opinión a este hecho, mi implicación personal con el festival es dada por mi respeto y compañerismo hacía Héctor Herrero por lo que, no estando el, poco o nada me ata a dicho festival. Veremos en que queda todo y si se hace.

SofN: Al hilo de eso, en los últimos tiempos han ido naciendo multitud de pequeños festivales como el propio CEW, el Iberian Warriors y muchos más, no solo en verano sino durante todo el año. ¿Por qué crees que hay ese auge y qué hace que la gente se anime a montarlos?

Bueno, atiende a la »festivalitis», creo que hace más ilusión por regla general asistir a conciertos con el mal llamado titulo festival (a partir de cuatro bandas) que a los conciertos de club.

SofN: Creo que muchos fans del rock y del metal llevan un pequeño promotor dentro, pero muy pocos se atreven a echarse la manta a la cabeza y liarse a montar conciertos, por miedo a pérdidas económicas o a no disponer de la infraestructura o los conocimientos necesarios. Sin ánimo de crearte competencia, ¿qué les dirías para darles ese empujón que necesitan?

Que se pongan a ello y se dejen de tonterías. Si quieres hacer de promotor, prueba y error, es como se aprende. Si quieres montar bajo la premisa de ganar siempre, métete en una oficina con tu salario fijo, sé el típico agente que solo vende bandas o monta conciertos solo con breaks (en los que olvídate de traer nada tocho). Por otro lado, si te gusta la aventura, lánzate, contrata tus primeras bandas, imprime tus primeros flyers, pega tus carteles, dale por saco a amigos y familia, negocia con salas y puede, y solo puede que así salga bien.

SofN: Una curiosidad: en las últimas semanas desde la página de Facebook de Chroma Nation habéis sorteado tres lotes de merchandising que daban para llenar un armario. Superada la rabia de que no me haya tocado a mí… ¿de dónde sacasteis todo eso?

A base de tiempo y un cierto afán de coleccionismo, especialmente de la mano de Àlex Hidalgo, que tiene mas experiencia en ello que yo. Si que es cierto pero, que hemos tratado de hacer las cestas acorde a algunas de las bandas con las que hemos trabajado o hemos estado en sus conciertos haciendo promoción de algún evento de estilo cercano nuestro.

SofN: Bien, pues esto es todo. Desde Science of Noise os deseamos muchísima suerte tanto con el Catalonia Extreme Winter como en las múltiples giras que montáis este 2018. ¡Nos vemos en el CEW!

Avatar
Sobre Albert Vila 872 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.