Entrevista a Gareth Millsted, batería de Lord Vicar: ‘Nos debemos a nosotros mismos salir de nuestra zona de confort’

Con la excusa de la visita de Lord Vicar a nuestros escenarios nos pusimos en contacto con ellos para poder conocer un poco más a este fantástico grupo de doom metal que desde la fría Finlandia nos inundan con sus lentas y largas canciones. Nuestro compañero Beto se puso en contacto con su batería Gareth Millsted y aquí tenéis el resultado. Doom on!

Español

Hola chicos, muchas gracias por vuestro tiempo, es un honor poder intercambiar algunas palabras con vosotros. ¡Vamos! ¿Cómo estás?

Bueno, acabo de regresar del pub, así que me siento bastante bien, gracias.

Antes que nada, quiero felicitarte por The Black Powder. Creo que es el mejor trabajo de Lord Vicar hasta ahora. Como banda, ¿cómo defines este nuevo álbum? ¿Qué nos puedes contar sobre las letras y las historias detrás de la música?

Creo que todos tenemos una opinión ligeramente diferente, así que no puedo decir cómo lo definimos como banda, pero personalmente lo veo como nuestro trabajo más completo hasta la fecha, las canciones son más poderosas, hemos realizado la mejor ejecución y la mejor producción que hemos tenido. Los temas líricos son generalmente bastante oscuros. Muchos tratan sobre el dolor que los humanos causan a otros humanos, particularmente a inocentes y niños. The Black Powder es la negatividad a la que la humanidad parece ser adicta, como una droga. Pero siempre hay una corriente de redención, o por lo menos ese escape del horror es posible. Así que siempre hay un rayo de esperanza, no importa cuán oscuro sea.

¿Qué me puedes decir sobre The Black Powder y su proceso de creación? ¿Alguna anécdota que merezca ser compartida con tus fans?

Inicialmente comenzó como una idea para un EP y un álbum, pero quedó claro que no iba a ser posible de esa manera. Sugerí que hiciéramos un álbum doble completo, como una antítesis de The Gates of Flesh, que deliberadamente estaba destinado a ser un álbum único. La primera canción que se escribió para este álbum fue «Levitation», que Kimi escribió hace mucho tiempo. Tenía un montón de riffs que estaban dando vueltas y sentí que tenían algunas buenas canciones. Hice demos y se los envié a Kimi. Finalmente, él vino a quedarse conmigo a Basilea y pasamos cinco días completos en mi local de ensayo trabajando con estas canciones. También trajo consigo demos para Saltpetre, Charcoal y Sulphur and Impact, que también estuvimos trabajando. Como resultado de esto, existe una versión demo casi completa del álbum con Kimi y yo haciendo voces, ¡pero eso nunca verá la luz del día! Después de esa sesión tuvimos ocho canciones sólidas, pero sentí que faltaba algo. Tuve una idea que originalmente escribí como una pieza acústica que pensé que podría encajar. Al final resultó que funcionaba mejor con guitarras pesadas, esta era la canción Descent y parecía encajar muy bien con el ambiente del álbum.

La grabación ocurrió en el sombrío invierno finlandés de principios de 2019 en Noise for Fiction Studio en Turku. Nos encanta este estudio y Joona, la ingeniera que dirige el lugar. Hicimos también The Gates Of Flesh allí. La grabación fue bastante fluida y la mayoría de las canciones estuvieron listas después de aproximadamente dos o tres tomas, sin dramas reales.

Realmente disfruté la canción de apertura. Es una obra maestra de 17 minutos de duración. Normalmente estas canciones se dejan para el final del álbum. ¿Cómo se te ocurrió poner una canción tan larga como una apertura?

Se sintió como una canción fuerte para abrir el álbum.

Lord Vicar tiene muchas influencias. Aunque el doom es vuestro estilo más notable, hay influencias de bandas como The Who y Led Zeppelin. ¿Cómo logras mezclar doom y hard rock de una manera tan delicada?

Todos somos principalmente fanáticos del rock y escuchamos muchas cosas que quedan fuera de los límites de doom, así que supongo que eso naturalmente influye en la forma en que sonamos. Para ser sincero, en mi opinión, la mayoría de las mejores bandas de «doom» eran simplemente grandes bandas de «hard rock» y tienen esa influencia común en las bandas clásicas que mencionas.

Este nuevo trabajo tiene algunas de tus mejores canciones «lentas», como la increíble «Nightmare». ¿Cómo surgió la idea de hacer canciones como esta, con estas características?

«Nightmare» es la canción de Kimi y muestra su amor por Ennio Morricone. Las letras son muy sencillas, creo, el mundo es de hecho una pesadilla para muchas personas. Temáticamente encaja muy bien en el contexto del conjunto y también creo que es importante tener diferentes texturas en el álbum para contrastar con los riffs pesados.

¿Qué diferencias hay en The Black Powder en comparación con Gates Of Flesh, Fear No Pain y Signs Of Osiris?

Bueno, todos los álbumes son diferentes. Ya describí The Black Powder y describiré a los demás para dar una idea de dónde están las diferencias.

Comenzando con Fear No Pain, que fue completamente escrito por Kimi y nunca tocamos las canciones juntos como banda antes de grabar. Y la grabación también se hizo por separado, hice la batería en Gales y envié los archivos a Finlandia para que los otros chicos pudieran terminar el álbum. La composición de las canciones es bastante sólida, pero creo que el producto final está un poco desarticulado y no me parece una banda.

Para mí, las cosas comienzan a ponerse interesantes con Signs Of Osiris. Los arreglos son un poco más progresivos y el contenido lírico es emocionalmente más profundo, cubre un terreno más interesante. Jussi y yo también contribuimos con material y grabamos todos juntos por primera vez, así que se sintió más como una banda. Sónicamente fue mejor también.

Fear No Pain, como mencioné anteriormente, se mantuvo deliberadamente en un solo vinilo. Queríamos un álbum más corto y al grano. El proceso de grabación fue un placer absoluto, Kimi y yo hicimos todo el seguimiento juntos en Noise for Fiction y probablemente fue la sesión de grabación más agradable que he hecho. No teníamos un bajista en ese momento, así que compartimos las partes de bajo aproximadamente 50/50. Grabamos en una gran sala en vivo con muchos micrófonos ambientales, a unos 20 o más metros de la fuente, por lo que hay una gran sensación de espacio y ambiente que no está presente en grabaciones anteriores. El material es muy fuerte y se mueve en territorios que no habíamos estado antes.

Dejemos de lado el estilo y hagámoslo más fácil: si tuvieras que elegir una canción de vuestro catálogo para presentar vuestra música a las personas que no la conocen, ¿cuál sería y por qué?

«Sign of Osiris Risen», sin duda. Absolutamente hermosa canción que me honra haber tocado. Realmente captura toda la amplitud del sonido de Lord Vicar, pero debes sentirte cómodo porque es un viaje un poco épico. Pero a pesar de todos los elaborados arreglos para mí, realmente se reduce a una canción de amor, y realmente se resuelve maravillosamente en la sección de guitarra limpia y despojada. La última línea de la canción lo dice todo.

Tu evolución como artista se ha moldeado a lo largo de estos años. Las ambiciones que Lord Vicar tenía al principio seguramente no tienen nada que ver con las actuales. ¿Qué ambiciones tiene la banda en 2020?

Sí, creo que tienes toda la razón. Cuando Kimi comenzó en Lord Vicar, fue continuar tocando doom después de la desaparición del Reverend Bizarre y creo que estaba volando muy deliberadamente la bandera del verdadero doom metal. Sin embargo, como mencioné anteriormente, todos tenemos gustos mucho más amplios y si pasas algún tiempo con nosotros, te darás cuenta de que pasamos mucho más tiempo discutiendo y escuchando otras cosas. Estas influencias se han infiltrado sutilmente y creo que ahora tenemos que ir más allá de los confines de doom. Con el talento que tenemos en la banda, particularmente con la incorporación de Richard al bajo, creo que nos debemos a nosotros mismos salir de nuestra zona de confort. Tengo que tener cuidado aquí, porque la realidad es que no vais a obtener jazz improvisado y experimentación electrónica en Lord Vicar. Si pones una guitarra en nuestras manos y dices escribir un riff, puedes apostar a que será algo pesado y sabático. Es a lo que naturalmente nos inclinamos, por lo que no puedo ver que nos alejemos demasiado, pero sí veo muchas posibilidades de ampliar nuestros horizontes.

Estar en una banda y salir de gira no es simplemente subir al escenario y tocar una hora y media con tus compañeros de equipo y «adiós». Al final sus parejas son como su familia, o su pareja, usted comparte el escenario, los viajes, las experiencias, las emociones … ¿Cuál es el mejor recuerdo de estos años «en familia»?

Es más como una familia que nunca. Kimi, Chritus y yo hemos estado en la banda desde el principio y tenemos muchos años de experiencias compartidas ahora. Hemos tenido nuestros altibajos a lo largo de los años, pero nos encanta pasar tiempo juntos cuando tenemos la oportunidad de tocar en conciertos y grabar. Richard y he sido amigo desde que éramos adolescentes y él conoce bien a mi familia, así que tenemos mucha historia. A Kimi y Chritus realmente les gusta y se ha adaptado muy bien a la familia Lord Vicar. Pides los mejores recuerdos, pero eso es muy difícil porque hay muchos. Estos son algunos de los aspectos más destacados, el primer concierto de Lord Vicar en Halle. Absoluta jodida carnicería. Las giras que hicimos cuando Sami tocaba el bajo, todos los grandes lugares y grandes espectáculos. Sami es un gran chico para tener alrededor, no paré de reír. Grabar los álbumes, particularmente Las puertas de la carne y El polvo negro. La última gira en mayo de 2019 con Thronehammer, para mí los 9 días más agradables que he hecho en el camino. Hay muchos, muchos otros.

El entorno da forma a las personas y, por los mismos principios, a una banda. ¿Cómo ha moldeado Lord Vicario Finlandia, cada uno de sus países?

Difícil de responder colectivamente porque todos vivimos en diferentes países y tenemos diferentes experiencias de vida. Desde que he estado en Lord Vicar, he vivido en el Reino Unido, Kuwait y Suiza. Obviamente, el Reino Unido ha tenido el efecto más profundo en mí y la herencia del rock y el metal del Reino Unido es indiscutible. Además de la música, me encanta la campiña inglesa, que varía desde los elegantes y rústicos pueblos del sur hasta las escarpadas colinas del norte.

En unas semanas vendrás a Barcelona, ​​el espectáculo será inaugurado por la banda local Black Lotus. ¿Los conocías de antes? ¿Qué opinas sobre su propuesta y actitud?

Desafortunadamente, no he oído hablar de ellos, pero no estoy muy en contacto con la escena en estos días. La familia, el trabajo y la música hacen que sea difícil encontrar tiempo para ver nuevas bandas. ¡Pero espero verlos cuando estemos en Barcelona!

Y para concluir, sin contemplaciones, ¿qué opinas del público español?

Tocamos en Barcelona hace unos años y, a pesar de ser un concierto absolutamente desastroso, la multitud nos dio una cálida recepción, ¡así que me gustan mucho los españoles!

Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos en unos días.

English

With the excuse of the visit of Lord Vicar to our stages we got in touch with them to know a little more about this fantastic band of doom metal that from the cold Finland flood us with its slow and long songs. Our partner Beto contacted his drummer Gareth Millsted and here you have the result. Doom on!

Hi guys, thank you very much for your time and just tell you that it is an honor to be able to exchange some words with you! Let’s go! How are you?

Well, I just got back from the pub, so feeling pretty good thanks!

First of all, I want to congratulate you for The Black Powder. I think that’s the best Lord Vicar work till’ now. As a band, how do you define this new album? What can you tell us about the lyrics and the stories behind the music?

I think all of us have a slightly different take on it so I can’t really say how we define it as a band, but personally I see it as our most complete work to date, strongest songs, best performances and best production we have had. The lyrical themes are generally quite dark. Much is about the pain humans cause to other humans, particularly innocents and children. The Black Powder is the negativity that mankind seems to be addicted to, like a drug. But there is always an under current of redemption, or that escape from the horror is possible. So there is always a glimmer of hope, no matter how dim.

What can you tell me about The Black Powder and its creation process? Any anecdote that deserves to be shared with your fans?

It initially started as an idea for an EP and an album, but it became clear that it wasn’t going to be feasible for that to happen. I suggested we make a full double album, as an antithesis to The Gates of Flesh which was deliberately meant to be a single album. The first song which was written for this album was Levitation which Kimi wrote a long time ago. I had a bunch of riffs that were kicking around and I felt they had the making of some great songs. I made demos and sent them out to Kimi. Eventually Kimi came to stay with me in Basel and we spent 5 solid days in my rehearsal room working through these songs. He also brought with him demos for Saltpetre, Charcoal and Sulphur and Impact, which we also worked through. As a result of this there exists an almost full demo version of the album with both Kimi and I doing vocals, but that will never see the light of day!!! After that session we had 8 solid songs, but I felt there was something missing. I had an idea that I originally wrote on as an acoustic piece that I thought might fit. In the end it turned out that it worked better with heavy guitars, this was the song Descent and it seemed to fit the mood of the album very well.

The recording happened in the bleak Finnish winter of early 2019 at Noise for Fiction Studio in Turku. We love this studio and Joona the Engineer who runs the place, we did The Gates Of Flesh there also. The recording went pretty smoothly most songs going down after about 2 or 3 takes, no real dramas.

I really enjoyed the opening track. It’s a 17-minute long masterwork. Normally these songs are left for the end of the album. How did you get the idea of putting such a long song as an opening?

It felt like a strong song to open the album with.

Lord Vicar has many influences. Although doom is your most remarkable style, you have influences from bands like The Who and Led Zeppelin. How do you manage to mix doom and hard rock in such delicate way?

We are all primarily rock fans and we listen to a lot of stuff that falls well outside the confines of Doom, so I guess that just naturally influences the way we sound. To be honest, in my opinion most of the best “Doom” bands were just great “hard rock” bands and have that common influence to the classic bands you mention.

This new work has some of your best “slow” songs, like the amazing “Nightmare”. How did the idea of making songs like this came through, with these characteristics?

Nightmare is Kimi’s song and it shows his love of Ennio Morricone. The lyrics are very straight forward I think, the world is indeed a nightmare for many people. Thematically it fits very well into the context of the whole and I also think its important to have different textures on the album to contrast with the heavy riffs.

What differences are there in The Black Powder when compared to Gates Of Flesh, Fear No Pain and Signs Of Osiris?

Well, all of the albums are different. I described The Black Powder already and I will describe the others to give an idea where the differences lie.

Starting with Fear No Pain, that was entirely written by Kimi and we never played the songs together as a band before recording. And the recording was also done separately, I did the drums in Wales and sent the files over for Finland so the other guys could finish the album. The songwriting is pretty solid but I think that the finished product a bit disjointed and doesn’t feel like a band to me.

For me things start to get interesting with Signs Of Osiris. The arrangements are a bit more progressive and the lyrical content is emotionally deeper, covers more interesting ground. Jussi and I also contributed material and we recorded all together for the first time so it just felt more like a band. Sonically it was better too.

Fear No Pain, as I mentioned previously, was deliberately kept to a single vinyl. We wanted a shorter, more to the point kind of album. The recording process was an absolute pleasure, Kimi and I did all the tracking together at Noise for Fiction and it was probably the most enjoyable recording session I have done. We didn’t have a bassist at the time so we shared the bass parts roughly 50/50. We recorded in a huge live room with many ambient mics, some maybe 20 or more meters away from the source so there is a great sense of space and ambience that isn’t present on previous recordings. The material is very strong and it moves into territories we hadn’t been before.

Let’s put the style aside and make it easier: if you had to choose a song from your catalogue to present your music to people who don’t know it, which one would it be and why?

Sign of Osiris Risen. Without doubt. Absolutely beautiful song that I am honoured to have played on. It really captures the full breadth of the Lord Vicar sound, but you have to get comfortable because it’s a bit of an epic journey. But despite all the elaborate arrangement to me it really boils down to a love song, and it really resolves itself beautifully in the stripped down clean guitar section. The final line of the song says it all.

Your evolution as an artist has been molded over these years. The ambitions that Lord Vicar had in the beginning surely have nothing to do with the current ones. What ambitions does the band have in 2020?

Yes, I think you are quite right. When Kimi started Lord Vicar it was to continue playing Doom after the demise of Reverend Bizarre and I think he was very deliberately flying the flag for true Doom Metal. However, as I mentioned earlier, we all actually have far wider tastes and if you spend any time with us you will realise that we spend a lot more time discussing and listening to other things. These influences have crept in subtly and I think that now we need to move beyond the confines of Doom. With the talent we have in the band, particularly with the addition of Richard on bass I think we owe it to ourselves to push outside of our comfort zone. I’ve gotta be careful here, because the reality is that you aren’t going to be getting improvisational jazz and electronic experimentation from Lord Vicar. If you put a guitar in our hands and say write a riff you can bet that it will be something Sabbathy and Heavy. It is what we naturally gravitate to, so I can’t see us straying too far, but I do see a lot of scope for widening our horizons.

Being in a band and touring so much is not simply going on stage and playing an hour and a half with your teammates and «good bye». In the end your partners are like your family, or your partner, you share the stage, traveling, experiences, emotions … What is the best memory of these years «in family”?

It’s more like a family than ever. Kimi, Chritus and I have been in the band since the beginning and we have many years of shared experiences now. We have had our ups and downs over the years, but we love spending time together when we get the chance to play gigs and record. Richard and I have been friends since we were teenagers and he knows my family well so we have a lot of history. Kimi and Chritus really like him and he has fitted into the Lord Vicar family very well.

You ask for the best memories, but that is so hard because there are so many. Here are some of the highlights, first ever Lord Vicar gig in Halle. Absolute fucking carnage. The tours we did when Sami was playing bass, all great locations and great shows. Sami is such a great guy to have around, I didn’t stop laughing. Recording the albums, particularly The Gates of Flesh and The Black Powder. The last tour in May 2019 with Thronehammer, for me the most enjoyable 9 days on the road I have done. There are many, many others.

The environment shapes people and, by same principles, a band. How has Finland, each of your countries land, have molded Lord Vicar?

Tough to answer collectively because we all live in different countries and have different life experiences. Since I have been in Lord Vicar I have lived in the UK, Kuwait and Switzerland. The UK obviously has had the most profound effect on me and the rock and metal heritage of the UK is indisputable. As well as the music I love the English countryside, which varies from the genteel, rustic villages in the south to the rugged hills of the north.

In a few weeks you will come to Barcelona, the show will be opened by the local band Black Lotus. Did you know them from before ? What do you think about their proposal and attitude?

Unfortunately I haven’t actually heard of them, but I am not very well in touch with the scene these days. Family, work and making music make it difficult to find time to check out new bands. But I look forward to seeing them when we are in Barcelona!

And to conclude, without contemplations, what do you think of the Spanish public?

We played Barcelona a few years ago and despite an absolutely fucking disastrous gig the crowd gave us a very warm reception, so I like the Spanish people very much!!!!

Thank you very much for your time. See you in a few days.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 263 Artículos
Rock en todas sus extensiones