Entrevista a Ricard Fuster, director del Igualada Rock City

‘No creo que haya más seguidores de rock y metal en Igualada que en otras ciudades del mismo perfil’

Llega la sexta edición del festival “Igualada Rock City” englobado dentro de la Fiesta Mayor de la ciudad de Igualada y, como persona que vive en ella, me pongo en contacto con Ricard Fuster Valls, uno de los organizadores de todo este asunto, y también amigo mío desde el siglo pasado, ¡imaginaos que lo conocí con pelo corto! Y ahora en lo referente a cultura, es todo un icono de la ciudad, con su pelo largo y liso cual indio norteamericano…sí, se nota que hay un poco de envidia en lo del pelo, ¿no? Volviendo a lo que nos trae hoy, hablaremos pues de los grupos que podremos ver, un poco de “memorabilia” de los certámenes anteriores y expectativas del festival de cara al futuro.

SoN: Buenas Rikki, muchas gracias por tu tiempo y para poder explicar a los “noisers” como es este festival que cada año va a más y se ha hecho con todo un nombre dentro del panorama musical catalán. ¿Cómo lleváis los preparativos?

RF: En primer lugar, muchas gracias a Science of Noise por el interés en nuestro pequeño festival. En lo referente a los preparativos, decir que publicamos el cartel definitivo del IRC ‘18 la semana pasada en las redes sociales y obtuvimos muy buena respuesta. A parte, estamos hablando con la empresa que se encargará del tema de la sonorización e iluminación del evento para concretar los aspectos técnicos, y con el ayuntamiento para asuntos logísticos relacionados con el backstage y la barra.

SoN: Es ya la sexta edición del festival IRC, ¿Cómo ultimáis todos los detalles y que esperáis este año?

RF: Es importante la comunicación. Hablamos con toda la gente involucrada en el festival. Reuniones, correos electrónicos, llamadas… Y de la sexta edición esperamos que sea igual de buena o mejor que la del pasado año, que nos fue francamente bien, tanto a nivel musical como de público.

SoN: He comentado que cada año el IRC crece sustancialmente, ¿os esperabais estar así en tan pocos años? De seguir así, ¿Cuáles son los objetivos digamos a medio o largo plazo? ¿Crees que traer a Crisix la edición anterior, ya con un caché importante dentro del metal nacional, fue el empuje definitivo para el festival?

RF: Cuando el nombre de Crisix aparece en cualquier sitio, la atención que pone la gente en ese sitio se dispara. Con ellos, además de ’77, Quaoar y Viva Belgrado, fue el año con más repercusión y con más público de los 5 que llevamos. Definitivamente, fue un empuje muy positivo, pero también una presión añadida, ya que el nivel musical fue muy bueno y ahora no podemos bajar el listón.

Y respecto a los objetivos a largo plazo, nos gustaría crecer y poder traer bandas internacionales que atraerían más gente al festival, especialmente gente de fuera de la ciudad. Pero con el apoyo económico que recibimos actualmente por parte de las instituciones lo veo muy complicado. Tenemos un modelo presupuestario que combina los ingresos procedentes del ayuntamiento con las aportaciones privadas en forma de patrocinio para hacer frente a los gastos. Pero no es suficiente para llegar a este objetivo de traer bandas internacionales que conllevan un coste más elevado que los grupos nacionales por razones de caché, transporte, alojamiento…

SoN: Empezasteis siendo un festival en una sala cerrada y previo pago de entrada para, actualmente, hacerlo en una de las plazas de la ciudad y abierto para todo el público ¿Por qué esta evolución?

RF: Porque en la actualidad, y en ciudades como la nuestra, son pocas las personas dispuestas a pagar 15€ o 20€ por la entrada de un festival de rock y metal con grupos jóvenes y que no sean muy populares. Si vienen Iron Maiden o Metallica a un festival grande, la gente paga lo que sea sin rechistar, pero a los grupos noveles de casa prácticamente nadie les da una oportunidad si hay que pasar por taquilla. En cambio, si el festival es gratis y en días señalados, es más fácil que la gente se acerque a ver los conciertos y descubran nuevas bandas que también merecen su atención. Es triste pero la cosa está así. No sé qué estrategia tienen pensada los organizadores de grandes festivales, pero cuando los grandes nombres que todos conocemos lo hayan dejado en 10 o 15 años, veremos con que nombres van a convencer al público para que pague más de 100€ por entrada.

SoN: Mira, esto último lo he pensado un millar de veces. Está bien que los jóvenes escuchen lo clásico, como Scorpions, Judas Priest, Iron Maiden, Guns n’ Roses, Slayer y un largo etcétera. Pero, aparte de los organizadores de grandes festivales, es como ciertas reconocidas emisoras de música rock, que las escucho y me dan ganas de suicidarme, porque me hacen sentir constantemente “viejo”, ya que lo más nuevo que se oye es de, como mucho, hace quince años y encima siempre las mismas canciones. Son ellas (como hacen otras emisoras con el pop o el reggaeton) las que tendrían que poner, aparte de las grandes bandas, no sé, cosas actuales -y dentro de un límite comercial- grupos como Avenged Sevenfold, Ghost, Trivium o Bullet for My Valentine, que tienen muchos seguidores y se pueden considerar (salvando épocas) los Guns o Kiss actuales. Opinas pues como yo, ¿se da demasiado “bombo y platillo” a gente que hace más de cuarenta años que está sobre el escenario y demasiada poca, ya no a grupos noveles, si no a los propios “top” modernos? Es que da la sensación como si quisieran vendernos -espero que sin quererlo- que el rock murió en los 90. ¿Tan difícil es poner rock actual, estatal e internacional, en las radios comerciales?

RF: Está claro que no debemos olvidar los padres de todo esto, y los clásicos deben sonar en los grandes medios y deben estar presentes en los carteles de los grandes festivales, pero de forma equilibrada con las nuevas bandas, que precisamente son las que más necesitan el apoyo de estos medios y eventos para poder darse a conocer al gran público y poder dedicarse a la música de forma profesional. Si no hay un cambio en esta tendencia que discrimina claramente a las muchísimas bandas jóvenes y de calidad que existen, no habrá relevo a largo plazo y acabaremos como los del jazz, tocando en pequeños locales oscuros para unos cuantos “connoisseurs”. Ya me lo imagino: 80 personas en un cutre garito viendo a Mastodon o Crisix en 2035 y comentando que estos tíos casi lo consiguieron. Si acaba pasando será un drama para muchos músicos que a pesar del talento y el esfuerzo no podrán vivir de la música.

SoN: Antaño, alguna que otra tertulia musical, hasta altas horas de la noche, habíamos hecho, aunque tú siempre has sido más de rock y yo soy más de metal tirando a extremo, los que somos más metaleros, te estamos muy agradecidos de que siempre traigas grupos de estilos variopintos ¿Cómo empezó todo y de donde vino la idea de hacer un festival de estas características, y no hacer uno sólo con grupos de rock, para entendernos?

RF: Para mí, el rock va desde Elvis Presley y Chuck Berry hasta Burzum o Fear Factory. He crecido escuchando metal, grunge, hard rock, punk, rock progresivo, rockabilly… me encanta la diversidad de estilos que engloba el rock. Es cierto que también escucho soul, jazz, pop, country, funk y música clásica, pero el festival se llama Igualada ROCK City, porque la intención es llenar la ciudad de música rock -en su más amplia acepción- durante un día.

SoN: Hablando de estilos diferentes, este año tenemos desde rock de estilo 70’s, pasando por punk, heavy y metal extremo, en su vertiente black, ¿Cómo lo hacéis para escoger un grupo u otro, es decir, como enfocáis y decidís que género llevar al festival?

RF: Hago el cartel que me gustaría ver como público. Lógicamente, lo más importante es que me guste la música de los grupos que traigo al IRC. Pero también me fijo en otros aspectos: la capacidad que tienen para difundir su música con los medios actuales, si son currantes o son de los que sacan el disco y esperan que el mundo se rinda a sus pies, me fijo en su actividad en redes sociales, si son constantes y si giran con cierta frecuencia. Estamos en una época en que -por suerte o por desgracia- los músicos deben hacer más cosas que componer música, grabarla y defenderla en directo. Me fijo mucho en como llevan los aspectos de comunicación y negocio (si es que hay negocio).

SoN: Ya sé que a nivel infraestructura y ubicación puede sonar a quimera, pero, ¿te imaginas en un futuro un IRC al estilo del Rock Fest o Resurrection Fest, en Igualada?

RF: Me encantaría, pero es prácticamente imposible. Estos festivales tienen dos bazas muy importantes: los emplazamientos adecuados y un importante apoyo económico de las instituciones. Viveiro es un lugar precioso con un ayuntamiento que en los primeros años sentó las bases del festival a nivel económico. Y el Rock Fest tiene la misma suerte a nivel de apoyo financiero público, además de un emplazamiento muy cercano a una gran capital tan atractiva como es Barcelona.

SoN: A nivel personal, ¿Qué tres grupos te gustaría poder traer? ¡Puede ser cualquiera eh! Vivo, muerto, súper banda o underground.

RF: ¿Solo tres? A ver. Vamos a hacer un poco de ciencia ficción: Black Sabbath, Iggy Pop y Guns n’Roses. Y añado Faith No More. Y Ghost por poner un grupo más joven.

SoN: Mmm…Ghost, creo que podrías ir cogido de la mano a un concierto suyo, con nuestro “Master & Commander”, Albert Vila, gran fan de ellos. ¿Nos das a entender que son probablemente tus tres (más los dos extras) grupos favoritos? ¿Si no es así, cuáles son?

RF: Estos están vivos y si pagas el dineral que piden casi seguro que vendrían a tocar a la Catalunya profunda (risas). No puedo citarte sólo a tres porque hay muchas bandas que son mi vida: Alice Cooper, David Bowie, Pearl Jam, Soundgarden, The Beatles, The Doors, Kiss, Elvis Presley, The Rolling Stones, Slayer, Ramones, Nirvana, Misfits, Alice in Chains, Metallica, Stray Cats, Mötley Crüe, Queen, Led Zeppelin, Nine Inch Nails, Lynyrd Skynyrd, Megadeth, Journey, Pink Floyd, Sex Pistols, Tom Petty, The Cult, Motörhead, Janis Joplin, King Crimson, AC/DC, Blind Melon, The Who, Aerosmith, Van Halen, Jane’s Addiction

SoN: Si es que hay un tipo de música para cada momento. Yo que soy de tralla y me gusta estar al día y escuchar grupos actuales, el rock estilo 60’s y 70’s que no me lo quite nadie, y sin ir más lejos, con Sabina o Clapton soy muy feliz. Pero me estoy yendo por las ramas. Volviendo al IRC ¿Crees que este formato de festival, englobado en la fiesta mayor, sería posible en otras ciudades? A ver, conozco muchos de nuestra generación que pillamos la buena época rock y metal y nos hizo descubrir un gran mundo, pero ¿qué hace Igualada especial para poder tener un IRC y que triunfe? Vale que tenemos un buen puñado de fans del metal “old school” (con su local “La Catedral del Heavy”, y gracias a vuestra “Associació Rock City” también tenemos conciertos para todos los gustos en la sala “Rec On Fire” pero ¿tan ambiente rocker, alternativo, metal -llámalo como quieras- crees que tenemos aquí?

RF: Creo que hay la misma cantidad de seguidores del rock y el metal en Igualada que en otras ciudades del mismo perfil. Pero supongo que en los últimos tiempos se han juntado los astros y en nuestra ciudad han aparecido muy buenas bandas (con Crisix a la cabeza) junto con gente con las ganas, la motivación y la constancia necesaria para montar eventos relacionados con esta música. Puede que haya más iniciativa que en otras ciudades, pero estoy seguro que en todas las poblaciones hay suficientes seguidores de esta música para que los ayuntamientos junto con los ciudadanos puedan poner los recursos económicos y humanos para organizar conciertos o festivales de este estilo.

SoN: Aparte de hacer llegar música rock y metal a Igualada con vuestra “Associació Rock City”, también te has encargado de que en nuestra ciudad volvamos a tener un cine, donde aparte de las novedades, muy acertadamente se emiten clásicos atemporales. ¿En qué fregados más estás? ¿Dormir, lo que se dice dormir, tienes tiempo?, o ¿haces como los elfos, dormir con los ojos abiertos en tus momentos libres?

RF: jajajaja… la verdad es que duermo menos de lo que desearía. Y la culpa es que siempre estoy con movidas en la cabeza relacionadas con la música y el cine. También es cierto que antes organizaba más conciertos, pero ahora al llevar el Ateneu Cinema de Igualada ya no me queda tanto tiempo como antes. Hacer que un cine sea rentable en una ciudad que hace dos años no tenía cine no es fácil. Pero de momento lo estamos consiguiendo y la respuesta de la gente tanto en número como en sensaciones es muy buena. Soy feliz de poder decir que me gano la vida con el cine y la música. Haciendo lo que me gusta.

SoN: No lo has comentado, pero te tengo que felicitar ya que en octubre esperas tu primer hijo. Yo, que ya tengo un par, te puedo decir que tu tiempo libre o de ocio se te va a acortar -y mucho-, y hay días que les harías la “sillita eléctrica” pero les coges cariño y ya no los puedes devolver. Cómo digo yo, ahora sí que sabrás que es tener un concierto diario de punk, con el caos y destrucción total que conlleva. ¿Supongo que ya antes de que nazca le has puesto música de Mr. Big, Queen o Boston, solo por poner algunos, aun así, ya te has hecho a la idea de que tendrás en breve un “Little Richard”, y el cambio que conlleva en tu vida diaria?

RF: Conforme va creciendo la barriga de mi mujer me doy cuenta que la cosa va en serio. Por las noches, cuando el crío se mueve más y parece que vayamos a reproducir la escena de Alien en el salón de mi casa, es cuando soy más consciente de que muchas cosas van a cambiar en mi vida! Bromas aparte, estamos muy felices con el desafío de ser padres. Lo haremos tan bien como podamos. De momento, a parte de ponerle música en casa, el peque y su placenta ya han asistido a conciertos de King Crimson, Guns n’Roses y Pearl Jam. Espero que no nos salga reggetonero!!!

SoN: Esperemos que no, ¡por favor! Aunque ya se sabe, “En casa de herrero, cuchillo de palo” jajajaja.

Pues muchas gracias Rikki por todo, esperemos que el certamen de este año sea, en lo referente a impacto, mejor que el del año pasado, pero menor que el del próximo año. Que tenga una recepción por parte del público excelente y yo ya estoy deseando hacer la crónica y poder ver y oír a los míticos “La Banda Trapera del Río”, con su garage rock con toques punk, los bilbaínos “The Wizards” y su estilo occult rock, el black metal progresivo/atmosférico de “Foscor” y el heavy metal de “Blaze Out”. ¡Larga vida al Igualada Rock City!! Y en lo personal, que te vaya todo muy bien y aprovecha el poco tiempo que te queda de vida hasta octubre jo jo jo. ¡Nos vemos como muy tarde en el IRC!! Un abrazo muy fuerte.

RF: Muchas gracias Dídac por esta divertida entrevista. Espero que los “noisers” también disfruten leyéndola. Y felicidades a Science of Noise por este magnífico primer año de vida. De vez en cuando leo vuestros artículos y se nota que os gusta la música y sabéis de lo que habláis. Dais cabida a estilos y categorías de grupos muy diferentes, y lo explicáis con rigor y un tono cercano y entretenido. Un abrazo. ¡Nos vemos en el IRC!

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 29 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.