Entrevista a Quimi Montañés y Jónatan Dolcet de Legion (II): ‘Grabamos en Florida en el mismo estudio que Deicide y luego ellos sacaron un disco titulado Legion

Seguimos charlando con Quimi y Jónatan sobre los viejos tiempos en los que Legion era una banda que incluso aparecía por televisión, y eso les llevó a saborear lo que fue el fenómeno fan. Toca recordar los tiempos en los que hicieron tres fechas acompañando a un King Diamond en su mejor momento o el por qué el grupo nunca llegó a salir de la Península Ibérica.

Obviamente toca recordar al añorado baterista Pep Segura y a su exguitarrista Kisko y a los motivos por los cuales abandonaron la nave. Los nuevos fichajes para Labyrinth of Problems y la experiencia de ir a grabar a los Morrisound Studios de Tampa con los que coinciden con Deicide. Y finalmente la versión en formato trío de Legion en la que Quimi y Jónatan acaban tocando con El Boliche, baterista de Subterranean Kids.

En fin, vamos a temas más alegres del pasado: Sputnik y TV3 os entrevistan y hacen un vídeo de dos temas vuestros en play back: “Mili KK” y “Possessed”. Todo un hito que en la televisión catalana os dieran cancha. ¿Cómo vivisteis esa experiencia?

Jónatan: Bueno… realmente fue en la Televisión Española de la 2 en un programa que se llamaba Plàstic. Con TV3 fue por el programa Sputnik y con el tercer disco y tocamos “A Matter of Greed” y “Bag Full of Meat”. Fueron dos temas en playback, pero quedó muy potente. “Possessed” y “Mili KK” fueron para el Plàstic que en un principio era para sólo Catalunya y luego ya se hizo a nivel nacional. Pero creo que sólo se vio en Catalunya.

Quimi: Lo de Plàstic cuando lo hicimos nosotros era todo en catalán, pero esa misma grabación luego servía para España y para Catalunya. Y nos radiaron un par de veces con lo mismo, pero fue perfecto para el grupo.

Y con Lethal Liberty ejercéis de teloneros de King Diamond en tres fechas españolas… ¿Llegasteis a ver a King Diamond sin maquillaje?

Quimi: Sí… claro (risas). Él se maquillaba antes de salir a tocar, pero en las pruebas de sonido y después del concierto recuerdo perfectamente el haberlo visto. Y sus músicos eran muy amables y muy abiertos, muy del rollo americano: abiertos y guays. Allí no había ni estrellato ni ninguna tontería. Yo tengo un gran recuerdo de esos conciertos con King Diamond.

Pues girar con King Diamond en esos tiempos me parece uno de los grandes logros que tenéis como banda…

Jónatan: Grandes músicos, muy técnicos y con una música muy competente. Tenían un estilo muy personal y en esos tiempos estaban muy arriba.

Y cantando en inglés… tocabais en Madrid, Burgos, Razz 1 de Barcelona a petar, pero… nunca llegasteis a salir de España. ¿Os lo llegasteis a plantear en su día?

Jónatan: Estuvimos a punto de tocar en Francia, pero no recuerdo dónde exactamente. Diría que se suspendió y no recuerdo el motivo.

Quimi: Entre nosotros hablábamos que sería genial lo de salir a tocar fuera, pero para ello ya necesitabas que la discográfica fuera internacional. Si hubiera sido el caso o hubiere habido contactos pues se podría haber logrado. Pero es que necesitas promoción fuera para vender el disco fuera de las fronteras y eso no lo teníamos. Nadie nos conocía así que no había posibilidad alguna de salir.

Los dos últimos conciertos de Legion fueron en formato trío y con Boliche a la batería. El Boliche fue a mi escuela (o eso me habían dicho) y yo aprendí a tocar la batería en el local que él ensayaba, pero nunca le pude ver en acción. ¿Era realmente tan bueno como decían? ¡Mi profesor de batería alucinaba con él! (un recuerdo David Rosal allí dónde estés)

Jónatan: Sí, era muy bueno y supongo que sigue siendo muy bueno. Es que era un crack. Era brutal y tocábamos los tres, en formato trío. En los últimos tiempos de Legion hicimos un grupo de versiones que se llamaba Fireball y hacíamos versiones de Whitesnake, Black Sabbath, Deep Purple, Led Zeppelin… un poco de todos los clásicos, y él tocaba la batería con nosotros. Y cuando tocábamos el “Rock n’ Roll” de Led Zeppelin la tocaba igualita, la bordaba. Es que tocaba lo que quería. Como se suele decir: “gran batería y mejor persona” (risas).

Quimi: El Boliche tiene un sentido musical muy amplio y entonces jugaba a tocarte canciones, sólo con los ritmos de batería, y yo tenía que adivinarlas, y lo más fuerte de todo es que las podías reconocer sin necesidad de acordes o de melodía. Era un tío muy grande. Y es muy buena persona. Yo de hecho sigo en muy buena relación con él. Lo que ahora ha dejado de tocar thrash metal porque yo con mi banda, con Deldrac, le ofrecí de tocar, pero me dijo que ya no estaba para tocar tanta caña y tanto doble bombo. Pero en su momento era un máquina total.

Jónatan: Y su cultura musical era alucinante, tenía una mente muy abierta y una amplísima visión de todos los estilos: punk, hard-core, rock, metal… Era tremendamente abierto y polifacético en todos lo sentidos.

El éxito del momento fue tal que los fans perseguían al grupo en coche y había grupis, lo cual es sintomático de esos tiempos. Yo creo que ahora hay bandas muy exitosas aquí, pero lo que vivisteis vosotros nadie lo va a vivir ya. ¿Sois conscientes de ello?

Jónatan: Pues de grupis nada de nada… (risas) ¡Primera noticia!

Quimi: A ver… todo es a consecuencia de que adquieres un poco de fama. Sales por la tele, a la gente le gustan las canciones… y todo se encadena, todo lo que tú dices. Pero lo de que nos perseguían en coche yo no lo recuerdo. Sí que cuando íbamos a los sitios la gente te miraba y oías que decían: “¡Mira, esos son los Legion!”, pero es normal. Estás expuesto y a la gente que le mola esta música te reconoce. Sino no vendrían a los conciertos ni comprarían tus discos. Una cosa lleva a la otra… Es consecuencia de la publicidad y de que gustes. Así se crea el fenómeno fan.

Con Mind Training se hace un disco doble con el disco y un EP de cuatro canciones en castellano: Por la cara”. Entiendo que la discográfica intenta repetir el éxito de “Mili KK”, ¿fue así?

Jónatan: Exacto, fue así. Nos decían en la discográfica: “Entiendo que queráis cantar en inglés, pero hay que aprovechar el tirón del “Mili KK”. Intentad hacer algún tema en castellano, hagamos un EP en castellano”…

Quimi: Pero bueno, también nosotros quisimos hacerlo… Accedimos a hacer el doble disco, con una presentación muy bonita, pero lástima del sonido de ese trabajo… Por todo lo demás, está todo genial. Estaba todo muy pensado y bien trabajado, pero el sonido es para echar a correr.

Jónatan: La ironía de todo es que el disco grabado en castellano sonaba mucho mejor que el Mind Trainingen inglés. El sonido del EP Por la cara sonaba infinitamente mejor que el disco principal. También te diría que una de las canciones del EP en castellano “Dimite y Vete a Casa” es para mí una de las mejores de Legion. Me encanta esa canción. Tiene un riff brutal.

Tras Mind Training Pep Segura y Kisco abandonan la nave sin malos rollos. Siempre he oído que Pep era algo especial en cuanto a personalidad… ¿Por qué abandonaron ambos el grupo yendo las cosas tan bien?

Jónatan: No sé… es una cosa que le deberías preguntar a él… A mi me hicieron ya una entrevista hace muchos años, en 2007 o 2008 para una web llamada Metal4All, entrevistado por Tomeu Canyellas, un chico de Mallorca, y allí ya expliqué lo que pasó realmente. A Pep Segura (DEP) era alguien que ya conocía desde mis 14 años, un gran amigo. Pero era muy inestable y siempre se agobiaba. Después de grabar el primer disco, y especialmente después del segundo, tras un concierto, ya iba diciendo que iba a dejarnos. “¡Pero tío! ¿Cómo vas a dejar la banda?, ¡que nos vas a fastidiar! No hay baterías de tu nivel”. Y es que es verdad… en esos días sí que había gente que tocaba bien la bataca, pero del nivel de Pep no abundaban.

Kisko empezó a decir que en directo no sonábamos bien (y tenía parte de razón… ni en disco ni en directo sonábamos bien), que se cruzaban las guitarras, que las canciones rápidas no sonaban nada bien… Y que con su guitarra sola todo sonaría mejor y más limpio. Yo no quise ceder y nos quedamos Quimi, uno de los mejores guitarristas que existe en el mundo del rock, y un servidor. ¡Con Quimi hasta la muerte! (risas)

Quimi: Kisko como es una persona que de buenas es muy bueno, pero cuando tiene una idea personal sobre algo va a muerte con ello, y quería quedarse como único guitarrista y que nadie le hiciese sombra. Y siempre la relación con él fue muy conflictiva. Los últimos tiempos de la formación de Legion con el cuarteto inicial era una discusión tras de otra en el local de ensayo. Y eran tiempos en los que estábamos a un nivel muy alto como grupo. Cuántos desearían llegar a este nivel… Eso no lo valoraron ellos, pero es que en el fondo sólo teníamos dos discos editados. Ellos querían ganar más dinero y vivir de la música, y eso es muy difícil…

Decidieron dejarlo y Kisko optó por hacer un estilo totalmente diferente a lo que hacíamos con Legion. Con el tiempo volvimos a ser amigos y me regaló un disco que sacó, y era pop rock. Él estaba decidido a venderse para ganar dinero, pero… no le salió nada bien. Si escuchas el disco vas a entender el por que no le salió bien… Y luego hemos mantenido una relación cordial. Pero él era un poco especial… Y luego por afinidades políticas me bloqueó de sus redes sociales. No sé nada más de él. Cuando uno está en un grupo de música siempre sueña en tener éxito, ser famoso y ganar dinero, pero lo principal es pasarlo bien y tener buen rollo disfrutando cuando tocas, y con Julián y Marc volvió a ser así.

Para el Labyrinth of Problems os vais a Florida para grabar con Tom Morris como productor en los Morrisound Studios. Allí estaban Deicide preparando su segundo trabajo y… ironías de la vida: lo titulan Legion. ¿Qué pasó allí?

Jónatan: La verdad es que no sabemos si su idea era titular así a su disco o si les moló el nombre de nuestra banda… eso sólo lo saben ellos. Pero sí fue una casualidad, el disco se tituló Legion.

Quimi: Nos conocimos en Tampa porque estaban grabando en el estudio de al lado, y lo bueno es que coincidimos en una fiesta de cumpleaños: la mía. Ellos estaban invitados y nos invitaron a un concierto suyo en Tampa. Y evidentemente estaban súper-influenciados por nosotros (risas). Absorbidos por nuestro poder metálico… (más risas).

Jónatan: Creo que eso no fue así, para nada! (risas).

Quimi: Nos conocimos todos allí, eran muy buena gente… eran muy normales, como suelen ser los músicos… Más allá del chiflado de Glen Benton que llevaba una cruz invertida grabada en la frente, pero bueno, cada uno tiene sus cosas…

Jónatan: Pero no se le veía, la llevaba maquillada.

Quimi: Yo se la vi, a ver, es pequeñita, pero volviendo al título de su disco… yo creo que les gustó nuestro nombre.

Pero a ver… me dices que los Deicide los músicos en general son normales, pero Benton, que va a tu fiesta de cumpleaños, lleva una cruz invertida grabada en la frente como si fuera una vaca. Me parece una historia genial. Con el feedback que me habéis dado se me ocurre preguntaros si el nombre del tercer disco Labyrinth of Problems, quizá estuvo inspirado en los muchos problemas que había en el seno de la banda…

Quimi: Yo creo que sí, evidentemente. Estaba influenciado por todo lo que había sucedido con la anterior formación. Y también es un título que da mucho que pensar y reflejaba por lo que habíamos pasado como banda, con Pep (en paz descanse) y con Kisko. A ver que opina el filósofo del grupo: Jónatan

Jónatan: En parte sí, podría ser… Pero también yo soy una persona de las que le da muchas vueltas a todo, y la juventud es una época complicada de la vida. Y cuando tienes hijos te das cuenta de ello. Ves cosas de las que no te acordabas de tus tiempos de juventud. Entre los 20 y 24 años es un periodo en el que te estás ubicando en la vida y te haces muchas preguntas… pero también en el ambiente del grupo podría haber influido de alguna manera en el nombre.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 872 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.