Entrevista a Per Wiberg

‘Aunque sea compleja, la música debe ser fácil de entender para el oyente ‘

Quizás no todos conocéis a Per Wiberg por su nombre. Pero seguro que todos conocéis a Opeth, a Candlemass, a Spiritual Beggars o a Kamchatka. Y es que todas esas bandas, a parte de ser suecas, tienen un nexo en común: que tras los teclados o al bajo tienen o han tenido a nuestro protagonista de hoy. Después de casi treinta años de carrera e incontables álbumes bajo el brazo, Per se ha animado finalmente a publicar su propio disco, y lo hace con una curiosa mezcla de doom, post punk, hard rock y muchas más cosas que, personalmente, me ha dejado bastante sorprendido.

Para hablar de todo esto y mucho más, nos ponemos al teléfono con el señor Wiberg, a ver qué nos puede contar.

Español

SofN: ¡Hola, Per! Antes que nada, muchas gracias por invertir algo de tu tiempo contestando a nuestras preguntas. ¿Cómo te está tratando el invierno sueco?

Pues parece que bastante bien, está empezando a ser primavera aquí ya…

SofN: Así que no ha sido demasiado duro este año…

Bueno, vivo en Estocolmo. Si vas más al norte va a haber mucha más nieve.

SofN: Correcto. Bien, estás a punto de publicar Head Without Eyes, que va a ser tu disco de debut en solitario, y la primera pregunta es obvia. Después de treinta años de carrera musica, ¿por qué has decidido lanzarte a por tu carrera en solitario precisamente ahora?

No es que me despertara un día y tomara la decisión de hacer un disco en solitario. He tocado con muchas bandas a lo largo de los años y siempre he escrito música. Normalmente, lo que hago pertenece a una de las bandas con las que toco, pero escribí algunas cosas que sonaban un poco diferentes, y al cabo de un tiempo decidí que podría intentar hacer un tipo distinto de disco con ellas. Así que estuve madurando la idea durante un tiempo, pero cuando empecé en serio sentí que era lo correcto.

SofN: Entonces, ¿escribiste las canciones que podemos escuchar en Head Without Eyes específicamente para el disco, o se trata de cosas que has ido escribiendo a lo largo de los años y que, como dices, no acababan de encajar en ninguna de tus bandas habituales?

La primera canción que escribí es la primera del disco, que se llama «Let the Water Take Me Home». Obviamente cuando la escribía ya veía que iba a ser algo distinto y que no iba a encajar en ninguna de las bandas con las que estaba tocando. Así que la dejé durante un tiempo, y más adelante escribí algo más que me pareció que funcionaría bien con esa canción. Así que ahí estaban las dos, como invitándome a empezar algo. Y al cabo de poco el continuar por ese camino y completar algo con esos temas se convirtió en algo natural.

SofN: El disco suena definitivamente distinto a todo lo que hemos escuchado de ti antes. Es oscuro, es sombrío y es hipnótico… Tiene un montón de patrones repetitivos y drónicos, pero no le faltan tampoco las melodías y los pasajes pegadizos. Está en algun lugar entre el doom, el ambience, el hard rock, el post punk y un montón de cosas que incluyen, incluso, voces femeninas con un aire trip hop. Es bastante inclasificable. ¿Cómo lo definirías con tus propias palabras y cómo llegaste a esta amalgama de influencias?

Creo que mencionaría todo lo que acabas de mencionar (risas). Hay una buena cantidad de ingredientes ahí, y lo único que decidí es que la mayoría de la música en la que he participado a lo largo de los años y por la que la gente me conoce está basada en riffs, en riffs de guitarra. Creo que con este disco intenté hacer algo distinto y trabajar más con estados de ánimo y con las letras mezclándose con la música. Es oscuro y a veces muy pesado, pero también es suave. No he intentado categorizarlo demasiado, porque hay demasiadas influencias, pero creo que la mayoría de cosas que has mencionado son cosas que están ahí.

SofN: Como he dicho antes, también hay un montón de pasajes pegadizos, y es suave y melódico, pero en general no diría que es accesible en absoluto. Siendo tu primer disco y de alguna manera un experimento, ¿qué expectativas tienes con él? ¿A qué tipo de fans de tu música y de las bandas en las que has participado crees que les va a gustar más?

Me resulta muy difícil decirlo. Cuando estoy girando y tocando en directo me encuentro con mucha gente que es como yo. Por ejemplo, imagínate que vienen a ver a Spiritual Beggars, pero cuando hablas con ellos te cuentan que están interesados en un montón de géneros de música muy distintos. Así que es difícil de decir. Tal y como has mencionado, hay partes más pesadas y experimentales, pero de una forma u otra para mí era importante hacer canciones con un cierto componente pop. Así que aunque haya canciones con sonidos más experimentales o con un espíritu más complejo, sigue habiendo una melodía por encima de todo. Pero me resulta imposible decirte a quién le podria gustar, porque sinceramente no lo sé.

SofN: Ya lo veremos pues. A mí me ha gustado mucho, y ha crecido con las escuchas. No sabía que esperar de él, y me quedé un poco «wow». Aún así, me entró con relativa facilidad también.

¡Gracias pues!

SofN: Quizás no todo el mundo conoce tu nombre, pero seguro que conocen las bandas con las que tocas o has tocado. Estuviste en Opeth y sigues con Spiritual Beggars, con Candlemass, con Kamchatka…. Quizás no hay mucho de Opeth en este disco, y de hecho no hay demasiado metal estrictamente, quizás por lo que mencionabas de los riffs de guitarra, pero sí que podemos ver un poco del resto de tus bandas en Head Without Eyes. ¿Qué elementos de las bandas en las que participas o has participado te han inspirado para crear tu propia música en este disco?

Creo que la parte de Candlemass es bastante obvia (risas). Hay algunas partes muy doom en el disco, y están totalmente inspiradas en el doom y el doom metal con el que crecí y que aún me encanta, esa música tan pesada. Aunque creo que con los arreglos, este disco tiene un aire un poco más, alternativo, por así decirlo, ¿no te parece?

SofN: Sí, quizás sí.

Pero aún está ese rollo doomy en el fondo. Y supongo que si tenemos que mencionar a Kamchatka siempre hablaremos del blues, y sin duda algunas de las partees más blues y también muchas líneas vocales han estado inspiradas por ellos. En lo referente a Spiritual Beggars, creo que es una banda que escribe canciones simples y fáciles de entender, no sé si me explico. Es importante que el oyente entienda la canción, y creo que el haber trabajado con Mike en Spiritual Beggars ha influenciado mi manera de escribir en el sentido que quiero tener algo ahí que atrape al oyente.

SofN: Muy bien. Supongo que no tendremos la oportunidad de escuchar estas canciones en directo, ¿verdad? ¿O estás considerando la idea de juntar una banda y hacer algunos conciertos?

Esta es la intención, absolutamente. No tnego nada que confirmar aún pero sí que puedo decir que mi ambición es la de tocar las canciones de este disco en directo.

SofN: Oh, genial. ¿Y qué vas a tocar sobre el escenario? ¿Qué instrumento?

Creo que esta vez será una pequeña mezcla (risas). Imagino que tanto teclados como guitarra.

SofN: Muy bien. Hablemos un momento de Spiritual Beggars. El patrón habitual en la carrera de Michael Ammott es el de alternar un disco de Arch Enemy con uno de Spiritual Beggars. El año pasado tuvimos disco de Arch Enemy… ¿podemos esperar algo nuevo de los Beggars pronto?

No este año, en todo caso, ya que tanto Mike como Sharlee estan muy ocupados girando con Arch Enemy, y así seguirán durante el resto del año. Espero que podamos juntarnos el año que viene para grabar.

SofN: ¿Y la idea es hacerlo antes del próximo disco de Arch Enemy?

Bueno, para serte sincero no sé qué planes tienen ahora mismo con Arch Enemy, a excepción de que estarán girando durante todo lo que queda de año. Pero me imagino que sí.

SofN: Muy bien. Hablando precisamente de Arch Enemy, el último disco es el primero de muchos en el que no apareces en los créditos como teclista. ¿Es verdad que no tocaste? ¿Cómo es eso?

En el último disco Jens Johansson toca todos los teclados. Creo que sencillamente estábamos ocupados en otras historias, pero no es muy importante. Siempre es divertido cuando me piden que les ayude, pero si no lo hacen también está bien.

SofN: Bueno, supongo que nunca has sentido a Arch Enemy como tu banda, solo un lugar en el que ayudar a veces… ¡Tienes demasiadas bandas para sentir como tuyas igualmente! (risas)

(risas) No, no es mi banda. Estoy contento de ayudar si me lo piden, pero eso es todo.

SofN: Hace un momento me contabas que te gusta el doom y el death desde siempre, pero basándome en el global de tu carrera, te imagino más como un rockero que como un death metalero. Precisamente, dejaste Opeth en el momento en que estaban dejando atrás el death metal para abrazar algo más hard rockero y puramente progresivo, algo que ya podíamos presagiar al escuchar el último disco que grabaste tú con ellos, que fue Heritage. No quiero entrar en detalles de por qué dejaste la banda ni nada de eso a no ser que tú quieras, pero ¿te sabe un poco mal el hecho de no haber podido participar en esta nueva etapa de la banda? Quizás estoy totalmente equivocado, pero parece una época más acorde a tus gustos y, además, con una presencia más protagonista de los teclados.

No, no estoy triste en absoluto. Estoy muy contento por ellos y porque puedan seguir haciendo la música que quieren hacer. Para serte sincero, siempre me ha gustado la vertiente más death metal de Opeth, y esos fueron los Opeth de los que me enamoré y me convirtieron en fan de la banda antes de tocar con ellos. Siempre me gustaron. Te tengo que confesar también que no he escuchado todos sus últimos discos de principio a fin. He escuchado alguna cosa, ya que sigo viendo a los chicos a menudo, y no es que no seamos amigos. Seguimos siendo buenos amigos. Al contrario de lo que piensas, no me gusta demasiado esta especie de rock progresivo que hacen ahora (risas)

SofN: (risas) ¡Ostras! ¡Mis asunciones estaban totalmente equivocadas pues! (risas) Ahora mismo no tienes ninguna banda en la que tocar death metal, ¿verdad? Ni tan siquiera metal…

No, no la tengo.

SofN: ¿Y lo echas de menos?

Bueno, no lo hecho de menos pero me gustaría volver a tocarlo, claro. Me encanta tocar metal. En realidad me encanta tocar casi cualquier tipo de música. En todas las bandas en las que he estado lo he hecho por el amor a la música. Me gusta el blues rock que hacemos con Kamchatka, me gusta el hard rock setentero que hacemos con los Beggars, el doom de Candlemass. He estado tocando algunos shows con Tiamat, y me encantan estos tíos. Mi único problema siempre ha sido que para tocar en una banda necesito tener algun tipo de relación con la música que hacen, tiene que ser algo que me guste. Porque si tocara solo por dinero hay muchas cosas con las que me resultaría más fácil enriquecerme.

SofN: Sí, claro. Volvamos por un momento a Opeth, ya que Opeth es, seguro, una de las bandas que más amo en el mundo. Estuviste en la banda durante ocho años y grabaste tres discos con ellos. ¿Cuáles fueron los momentos más álgidos y más miserables, tanto musical como personalmente, de esa época?

Creo que hubo un montón de momentos álgidos. Me gustó mucho poder estar en una banda que gira mucho, y realmente giramo mucho durante los años que estuve con ellos. Me gustó porque sea cual sea el subgénero del metal o del rock o como quieras llamarlo, sigue siendo rock, y creo que la mejor manera de disfrutar del rock es en directo. Así que me gustó el hecho de ser, y aún lo soy, un músico que tocaba mucho en directo. Me gustaba mucho Opeth porque me gustaba la idea que Mikael tenía sobre la importancia de tocar en directo. Eso fue genial.

Empecé tocando en la banda en 2003, y a partir de entonces la banda creció y se vlvió más popular, lo que es fantástico. Tuvimos la oportunidad de tocar en sitios increíbles y de visitar un montón de lugares maravillosos. Es genial que haya tanta gente de América Latina, de Japón, de Australia o de cualquier lugar de Europa que quieran que vayamos a su país a tocar. Creo que, de por sí, eso es lo mejor de todo, la posibilidad de visitar tantos lugares. En cuanto a lo peor, obviamente perdí interés en el tipo de música y en la banda, pero aunque eso no es para nada divertido, nos arreglamos para solucionarlo de una forma más o menos decente. Ahora tienen un chico genial, Joakim Svalberg, tocando los teclados, y siguen siendo una banda magnífica, asi que creo que todo fue para mejor.

SofN: Cambiando de banda de nuevo, hace unas semanas nos visitaste con Kamchatka, en lo que es la última ocasión, de momento, en la que te hemos visto en Barcelona. Aunque personalmente no fui a ese concierto, me han contado y hemos escrito que fue un gran concierto, con mucha energía, que impresionó a algunos de mis colegas. ¿Cómo fue la gira, especialmente vuestros conciertos en España, y cuáles son los planes de futuro de la banda?

Fue solo la segunda vez que visitamos España con Kamchatka. La primera fue en noviembre de 2014 si no me equivoco, y creo que esta vez ha sido mejor. Había más gente en los conciertos, las salas han sido geniales y nos lo pasamos muy bien. Para serte sincero, no sabíamos exactamente qué esperar en esta ocasión, ya que no hemos sacado nada nuevo en muchos años, pero fue genial tocar en España. También tocamos en Madrid, pero la mayoría de los conciertos fueron en la mitad norte. Fueron muy bien y nos gustaría venir más a menudo. La sala en la que tocamos en Barcelona, el Rocksound, tiene una energía que encaja con la música de Kamchatcka a la perfección. Es uno de esos pequeños clubs en los que tan pronto como cruzas la puerta te entran todas las ganas de ponerte a tocar rock (rias)

SofN: Correcto (risas). El Rocksound tiene esa energía, ciertamente. ¿Y cuáles son tus otros planes como músico en este 2019? ¿Tienes otros proyectos en mente? ¿Qué te gustaría ver cuando vuelvas la vista atrás a finales de año?

Saldrán unos cuantos discos en los que estoy involucrado. Obviamente, ahora es el turno de mi disco en solitario, y después es hora de juntar una banda para poder hacer algunos conciertos. No creo que implique girar intensamente, pero realmente me gustaría hacer unos cuantos conciertos este año. También habrá un nuevo álbum de la banda llamada King Hobo

SofN: Oh, wow! ¿En serio? ¿Sacais un nuevo disco?

Sí. Con Thomas de Kamchatka y Jean Paul de Clutch.

SofN: Sí, sí. Pero no me esperaba eso. ¿Hace más de diez años que sacasteis el primero, ¿no?

Sí, exactamente. Habrá un segundo disco y lo publicaremos a principios de verano. Y si tenemos suerte, viviendo en puntos opuestos de la tierra, quizás nos juntamos y damos algunos conciertos, pero eso depende en gran parte de lo que estén haciendo Clutch. Veremos lo que ocurre, pero si podemos tocar, tocaremos. A parte de eso, con Kamchatka creo que necesitamos escribir, así que el plan es escribir y grabar nuestro próximo disco.

SofN: ¿Y eso saldría este año, el siguiente…? ¿O quién sabe?

Hmmmm… si tenemos suerte, este año. Pero a veces las cosas tardan más de lo que esperamos (risas). Si fuera yo el que tuviera todo el poder de decisión, saldría este año seguro, pero no lo tengo, así que…

SofN: Correcto, lo entiendo (risas). Después de tantos proyectos en los que has estado involucrado, tanto a tiempo completo como en calidad de invitado, cubriendo tanta variedad de estilos y de energías, ¿hay aún algun camino musical que tengas especiales ganas de explorar y que aún no lo hayas hecho?

Sí, y tanto. Sin duda. Creo que cuanto más tocas y cuanto más variado sea lo que tocas, más cosas llegas a descubrir. Escucho un montón de música de estilos muy distintos, y cuando escuchas mi disco creo que es obvio que hay muchísimas influencias distintas. Me llaman mucho la atención el free form, el improv y ese tipo de cosas, ya que escucho mucha música dentro de esos estilos y también asisto a muchos conciertos. Eso es algo que me gustaría explorar más. No sé muy bien como, también te lo digo, pero me gustaría hacerlo, preferentemente con gente acostumbrada a hacer ese tipo de cosas, porque así aprendes mucho más sobre como aproximarse a un estilo así y cómo debes enfocarte mentalmente y a nivel de atención para que ocurra.

SofN: Muy bien. ¡Te deseo suerte con eso! El año pasado cumpliste cincuenta años, y treinta de ellos (sino más) los has dedicado a la música, colaborabdo en incontables bandas y discos. Imagino que en todos esos años has tenido que tomar un montón de decisiones importantes. Con la perspectiva del tiempo, ¿de cuáles estás más orgulloso, cuáles crees que tenías que haber tomado antes, y dónde crees que la cagaste?

Creo que tenía que haber grabado este disco en solitario mucho antes. Pero claro, entonces no habría sonado como suena ahora, y estoy contento con ello, así que hay pros y contras con todo. No sé si «orgulloso» es la palabra adecuada, pero estoy muy contento de haber dicho sí a formar parte de Spiritual Beggars cuando me lo propusieron, porque disfruto mucho con ellos, me encanta lo que hacen y me ha abierto un montón de puertas como músico. Estoy también muy orgulloso de los años que estuve tocando en Opeth. Fue una época fantástica y me lo pasé muy bien, pero quizás debía haber dicho que quería dejar la banda un poco antes.

SofN: Tenía esta pregunta antes pero, por algun motivo, ahora veo que me la he saltado. ¿Crees que este disco, Head Without Eyes, será el principio de una carrera en solitario más o menos estable en la que profundizar en ese estilo en particular? ¿O más bien lo ves como algo más ocasional en donde dejar ir algunas ideas que no encajen en tus otras bandas?

Definitivamente es algo que voy a continuar haciendo. Es muy difícil para mí aventurar en qué estilo. En parte depende de su a la gente le gusta o no. He disfrutado mucho haciendo este disco, así que no creo que pase mucho tiempo hasta que salga un segundo. Pero por ahora solo me queda esperar y desear que a la gente le guste e intentar juntar a una banda para ver qué logramos hacer. Pero estoy seguro que habrá más música bajo mi nombre, por decirlo así.

SofN: Bueno, nos acercamos al final de la entrevista… Si de entre todos los álbumes que has grabado tuvieras que escoger solo tres, ya sea porque crees que son los que mejor te definen, o de los que guardas un mejor recuerdo o, sencillamente los que más te gustan, ¿cuáles escogerías y por qué?

De los Beggars escogería Mantra III. Primero porque obviamente fue el primero para mí, pero también porque me sigue gustando mucho. Me gusta su energía y el hecho de que a veces es un poco raro. Me encanta. Creo que también escogería The Search Goes On, de Kamchatka, porque aunque he tocado la guitarra y el bajo muchas veces en otras bandas, nunca ha sido en bandas conocidas que hicieran muchos conciertos, así que para mí fue y es importante tocar el bajo en un disco de una banda que existe de verdad, y además estoy muy contento con el disco. Y diría que de Opeth escogería Watershed. Creo que es probablemente mi disco favorito de los que estuve.

SofN: Es un álbum precioso.

Sí, me gusta mucho ese álbum. Creo que hay algunas de las cosas más pesadas, como «Heir Apparent», que me encanta, pero también momentos muy bonitos. También me gusta mucho la producción, creo que suena realmente bien.

SofN: Fantástico. Pues esto es todo. Muchas gracias de nuevo por tu tiempo, y te deseo lo mejor con la salida del disco. Espero que la gente lo entienda y le sorprenda, al menos, tanto como a mí.

¡Gracias!

SofN: Bueno, ¿y te veremos tocando con Candlemass en Barcelona este verano?

Probablemente no, porque Leif está de vuelta al bajo. Depende de como se sienta, pero de momento está bien. Soy fan de la banda, asi que me encanta tocar el bajo con ellos. Veremos lo que ocurre pero vamos a decirlo así: espero que no (risas)

SofN: (risas) Perfecto, lo entiendo. Bueno, la próxima vez que vengas pues (risas). De nuevo, un placer hablar contigo y te deseo todo lo mejor.

Muy bien, muchas gracias. También ha sido un placer para mí.

SofN: ¡Adiós!

¡Adiós!

English

SofN: Hi Per! First of all, thank you very much for spending some time answering these questions for us. How is the swedish winter treating you?

It’s seemingly fine, it’s starting to become spring in here actually.

SofN: So it hasn’t been very harsh…

Well, I live in Stockholm, so obviously if you go north it’s gonna be a lot more snow.

SofN: Right. Well. You are about to publish Head Without Eyes, which will be your debut solo album, and the first question is obvious. After thirty years of musical career, why did you decide to go solo precisely now?

It’s not like I woke up one day and made the decision that now I’m gonna make a solo album. You know, I played with quite a few bands through the years and I always write music. Usually the music belongs to one of the bands that I play with, but I wrote some stuff that was a little bit different, and after a while I decided that I would be trying to make a different kind of album with this. So it sort of grew on me for a little while, but then when I got going it felt like the right thing to do.

SofN: So are the songs for Head Without Eyes not written specifically for the album? Or you have been putting stuff together that has been accumulating over the years and, as you mention, you didn’t have an outlet in your other bands?

The first song that I wrote was the first song on the album, which is called «Let the Water Take me Home». Obvioulsy when I wrote it I felt that this was going to be different and it wouldn’t fit in any of the bands that I played with. So I just left it for a while, and after some time something else came up that I thought it would work well together with this song. So I had those there, like a start. But after a while it came natural to continue on that path and put somelthing together.

SofN: The album sounds definitely different from everything you’ve done so far. It’s dark, it’s somber and hypnotic… Has lots of dronic and repetitive patterns, but still plenty of catchy hooks and lots of melodies. It’s somewhere between doom, ambience, hard rock, post punk… and has several several things including trippy hoppy female vocals. It’s somehow unclassifiable. How would you define it yourself and how did you come up with this amalgama of stuff?

I think I would mention all the stuff that you just mentioned. (laughs) There are quite a few ingredients there, and the only thing that I decided was that most of the music that I played through the years and most of the music that people know me for has been riff based, it’s all based on guitar riffs. I thought with this album I was trying to do something different and working a little bit more with moods and the lyrics working together with the music as well. It’s dark and sometimes very heavy, but it’s also very mellow. I haven’t tried really to categorize it, because there are so many influences, but I think that most of the stuff that you mentioned is stuff that would fit.

SofN: As I said before, there are also plenty of catchy hooks, and it’s mellow and melodic, but in general is nowhere close to accessible, as it is heavy and droney, in a way. Being your first album and being somehow of an experiment, what expectations do you have with it? What fans of your musical career do you think will be more keen to like it?

It’s very difficult for me to say. When I am touring and playing live you meet a lot of people that are just like me. Let’s say that, for example, they come to see Spiritual Beggars, but you talk to them and they are interested in lots of different genres of music. So it’s difficult to tell you. As you mentioned, there’s like droney parts and the more experimental parts but it was still important to me to make them popper songs. So even if there’s some experimental sounds and moods or whatever, there’s still a melody on top of everything. But it’s really difficult to say which ones would like it, because I really don’t know.

SofN: We’ll see then. I actually liked it very much, and it grew on me on each new listen. I didn’t really know what to expect from it, and I was like «wow», and it came across relatively easily anyway.

Thanks!

SofN: Well, maybe not everybody know your name, but surely they know the bands you play or you’ve played with. You played in Opeth, you are playing in Spiritual Beggars, Candlemass, Kamchatka… There’s maybe not so much of Opeth in this album, and actually there’s not much metal strictly, somehow, maybe because of what you mentioned about the riffs, but we can actually see a little bit of all the other bands in Head Without Eyes. What elements from those bands have inspired you the most to create your own music?

I think the Candlemass part is pretty obvious (laughs). There are some doomy parts on the album, and that’s absolutely inspired by the doom and the doom metal that I grew up with and I still love, that heavy kind of music. I think with the arrangements of this album, maybe it turns out to be a bit more… hummm… I don’t know how to call it, maybe a bit more alternative, would you agree?

SofN: Yeah, maybe, yeah.

But there’s still the doomy vibe in the bottom. And I guess if we mention Kamchatka, we are always gonna mention blues and definitely some of the bluesy parts and also the vocal lines have been inspired by them. And also, if we are gonna mention Spiritual Beggars as well, then I think that they have been writing very easy to understand songs, if you know what I mean. It’s important for the listener to understand the song, and I think that working with Mike in Spiritual Beggars have sort of influenced my writing, in a sense that I want to have something to draw the listener in.

SofN: Very good. Well, I guess of course that we won’t be able to listen to those songs live? Or are you considering the idea of putting a band together and play some gigs?

That’s the ambition, absolutely. I don’t have anything to confirm at the moment but I can say that is definitely the ambition to play live on this album.

SofN: Oh that’s great. And what would you play on stage, what instrument?

I think this time is gonna be mixed (laughs). I think it will be both keyboards and guitar, I guess.

SofN: Very good. Let’s talk for a moment about Spiritual Beggars. The usual pattern in Michael Ammot’s career is to alternate an album of Arch Enemy with one of Spiritual Beggars. Last year we had an album from Arch Enemy, so are we to expect new music from the Beggars soon?

Not this year, because they are very busy touring with Arch Enemy, and they will be so for the rest of this year. So hopefully we can get together next year to do something.

SofN: And the idea is still to do it before the next Arch Enemy album?

Well, to be honest I don’t know what plans do they have with Arch Enemy, except that they are gonna be touring all through this year. But I guess so.

SofN: Ok! Well, talking precisely about Arch Enemy, last album is the first one in a long array of them where you are not credited playing either keyboards or mellotron. Is it true you didn’t play it? And how come?

In the last album Jens Johansson played the keyboards. I think we were just busy on different stories, but it’s not a big deal, you know. It’s always fun when they ask me to do stuff, but if they don’t ask me that’s fine too.

SofN: Well, of course you never really felt it like your band I guess, just somewhere you helped with… you have too many bands to feel as yours, anyway! (laughs)

(laughs) No, it’s not my band. I am just happy to help if they ask me to.

SofN: You mention that you like doom and death from the old days, but based on your overall career I picture you more like a rocker than a death metaller. But precisely, you left Opeth at the same time that they were leaving behind death metal to embrace a more hard rocky progressive sort of feeling, something that we could already foresee by listening to the last album you recorded with them, which was Heritage. I don’t want into details on why did you leave or anything like that unless you want to, but do you feel a bit sorry somehow for not having been able to participate in that new era of the band? I mean, maybe I am mistaken about it, but it’s an era that seems more suited to your taste and the stuff you’ve done, as well as more keyboard-driven also.

No, I am not sad at all. I am really happy for them, that they can continue with the music that they wanna play. To be honest, I’ve always liked the death metal part of Opeth. That was the Opeth that I fell in love with, because I was a fan of the band before I started playing with them. I always liked that band. I have to say that I haven’t heard all their later albums from start to finish. I’ve heard here and there because I still hang out with the guys in the band, so it’s not like we are not friends, we are still good friends. Opposite than you think, I am not so into that kind of progressive rock that they are doing now (laughs)

SofN: (laughs) Ok! So my assumptions were truly mistaken! (laughs) You don’t have any death metal outlet, actually not even a proper metal band where you playing now, isn’t it?

No, I don’t.

SofN: And are you missing that somehow?

Well, not missing it, but I would absolutely like to play it again. I love playing metal. In fact I love playing almost all kinds of music. All the bands that I’ve been in it’s for the love of music. I like the blues rock that we do with Kamchatka, I like the seventies hard rock that we do with the Beggars, the doom of Candlemass. I’ve been playing some shows filling in for Tiamat, and I really like the guys. My only problem has always been that if I have to play with bands, it has to be a kind of music that I have some relation with, it has to be stuff that I like. Because if I would play only for money it’s definitely a lot of things that would be easier to make money with.

SofN: Yes, definitely. Going back to Opeth for a moment as Opeth is for sure one of the bands that I love the most in the whole world. You were with them for eight years and you recorded thtee albums with them. What were the highs and lows, both musically and personally, from that era?

I think lots of highs. I liked being in a touring band that tours a lot, and we definitely toured a lot during the years that I played with the band. I liked that because I think that regardless of what subgenre of metal or rock or whatever you wanna call it, is still rock music, and I think the best way to enjoy rock music is to listen to it live. So I liked the fact that I was, or still am, a musician that played live. I liked Opeth a lot because I liked Mikael’s idea that was important to play live. That was reay cool.

I started playing with the band in 2003 and then the band grew and became more and more popular, and that’s fantastic. We got to play some really really amazing venues and we got to visit lots of fantastic places as well. It’s pretty great that people from South America, Japan, Australia or all around Europe want us to come and play. I think that, in itself, is the best thing ever, to get to visit so many places. As far as worse goes, obvioulsy I lost interest in the type of music and in the band, and obviously that’s not any fun, but we managed to solve it in a decent way. Now they have a great guy, Joakim Svalberg, who’s playing keyboards these days, and they are a great band, so I think it was for the better.

SofN: Changing bands again, a few weeks ago you visited us with Kamchatka, which was the last time we’ve seen you in Barcelona. Even though I personally didn’t go to that show, I’ve been told and we’ve written that ot was a great concert, full of energy, that impressed my colleagues. How did the tour go, specially the spanish part, and what are the future plans for the band?

It was only the second time we been to Spain with Kamchatka. The first time was in november of 2014 I think, and I think this time was better. There were mre people at the shows, the venues were great and we had a really good time. To be honest, we didn’t know really what to expect this time, because we haven’t made a new album in many years, so we had a really good time playing in Spain. We played in Madrid but most of the shows were in the northern part. It was great, and we would like to come back and play more often. The venue we played in Barcelona we already played once before, the Rocksound, it’s a cool place that fit Kamchatka’s music very well. Is one of those little clubs that when you walk into the club you get that feeling that you wanna play rock (laughs)

SofN: Right (laughs). Rocksound definitely has that vibe. And what are your other plans as a musician for 2019? Do you have any other projects in front of you? What would you like to see when you turn your head back at the end of the year?

There will be a few releases that I am involved in. Obviously my solo album now, then it’s time to get a band together and play some shows. I don’t think it’s gonna be heavy touring, but we’d definitely like to play some shows this year. There will be a new album release with a band called King Hobo.

SofN: Oh, cool! Really? Are you putting up a new one?

Yes. With Thomas from Kamchatka and Jean Paul from Clutch.

SofN: I didn’t expect that. It’s more than ten years since the first one, isn’t it?

Yes, exactly. There will be a second album and that will be released early this summer. And if we are lucky, living in different sides of the earth, we can get together and play some shows, but that depends a lot on how Clutch are doing. We’ll see what happens, but if we can play, we will play. A part from that, with Kamchatka I think we need to write new music, so the plan is to write and record new music.

SofN: Will that be coming up this year, next year? Or who knows?

Hummmm…. if we are lucky, this year. But sometimes things take more than we expect (laughs). If I was the one to decide, it would be released this year, absolutely, but I am not, so…

SofN: Right, I understand (laughs). So after so many projects you’ve been involved in, both as a full time musician or as a guest, with so many different styles and energies, is there still any musical path that you are eager to explore and you haven’t done yet?

Yes, definitely. Absolutely. I think the more you play and the more different stuff you play the more things you discover. I listen to a lot of different kinds of music, and when you hear my album I think it’s pretty obvious that there’s so many influences and so on. There’s the free form and improv and these things, cause I listen to a lot of this kind of music and I go to a lot of those kind of gigs as well. That’s something that I’d really like to explore more. I don’t know how really, but I would like to do it, preferably with people that are used to do that type of stuff, because then you learn a lot more on how to approach that kind of music and what kind of mindet and focus you need to make it happen.

SofN: Cool. Good luck with it then. Well, last year you turned fifty, and for almost thirty of those years you’ve been dedicating to music (probably even before), collaborating in countless bands and albums. I aimagine that in all these years you had to take plenty of important decisions. With the perspective of time, which one are you most proud of, which ones do you think you should have taken earlier and with which ones you think you screwed up?

I think I should have done this album way earlier, the solo album. But then again, it’ wouldn’t have sounded like it sounds now, and I ‘m happy with it, so there’s pros and cons with everything. I don’t know if proud is the right word, but I’m very happy that I said yes to be a part of Spiritual Beggars when it happened, because I enjoy being with them a lot, I really like the music and opened a lot of doors for me as a musician. I am also prooud of the years that I played with Opeth. Those were fantastic years and I really liked it, but maybe I should have said to I wanted to leave a little bit earlier.

SofN: I had a question from before but for some reason I skipped it. Do you imagine that this album, Head Without Eyes, will be the beginning of a stable solo career following this particular style, or you see it more like an occasional outlet to let go of some ideas that you can’t fit in other bands?

It’s definitely something that I am gonna continue doing. It’s really difficult for me to say in what style. It kind of depends if people like it or not. I really enjoyed making this album, so I don’t think it’s gonna take too much time until there’s gonna be a second one. But I can just hope that people will like it and I will try to put the band together and see what to make of it. But there’s definitely gonna be more music with my own name, so to speak.

SofN: Well, we are almost at the end of the interview… if you had to choose three from all the albums you recorded, either because they are the ones you think define you the most, or the ones you hold dearest or simply you like them the best musically, which ones would they be and why?

From the Beggars I’d say Mantra III, because it was the first one, obviously, for me, but I still like that album very much. I like the energy on it and it’s a little bit quirky at times, and I like that. I think The Search Goes On, with Kamchatka, because even though I played lots of bass and guitar in other bands, it hasn’t been live known bands, so it’s important to me to play bass in an album with a band that existed, and I am very happy about that album. I would say that with Opeth, I would pick Watershed. I think that’s probably my favourite Opeth album of the ones that I played on.

SofN: It’s a beautiful album.

Yeah, I like that album, I think it’s some of the heaviest stuff, like «Heir Apparent», which I love, but’s also some really beautiful moments in there as well. And I like the production too, I think it sounds really good.

SofN: Awesome. Well, that’s all. Thank you very much again for your time, and I wish you the best with the release of your new album. I hope people get it and are surprised, at least, as much as I did.

Thanks!

SofN: So, will we see you playing with Candlemass in Barcelona this summer?

Probably not, because Leif is back playing bass. It depends on how he feels, but so far so good. I am a fan of the band, so I do love to play bass with them. We will see what happens but let’s put it this way: I hope not. (laughs)

SofN: (laughs) Right, I understand. Well, next time you come then (laughs). Again, it was a pleasure to talk to you and I wish you all the best.

Ok, thank you so much. It was a pleasure for me too.

SofN: Ok, bye bye.

Bye bye!

Avatar
Sobre Albert Vila 692 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.