Entrevista a Johannes Eckerström, vocalista de Avatar

‘Hemos aprendido a tratar cada nuevo disco como si fuera el último’

Los suecos Avatar empezaron su carrera, hace ya más de quince años, como una banda más de death metal melódico en su Göteborg natal. Poco a poco se han ido apartando de esos orígenes, tomando su propio camino y, con ello, creciendo un poco más a cada disco. Ahora su propuesta es tirando a inclasificable, y con su último trabajo, Avatar Country, han alcanzado un nuevo pico de popularidad que les ha llevado a encabezar sus propias giras de medio formato y de tener presencia en muchos festivales alrededor del mundo. Este mismo fin de semana estarán en el Resu y en el Rock Fest, y por ello nos hemos puesto al teléfono con su elocuente vocalista y líder Johannes Eckerström para hablar un poco de todo en esta muy interesante entrevista.

Español

¡Hola, Johannes! Antes que nada, quiero darte las gracias por invertir algo de tu tiempo contestando estas preguntas para nosotros. ¿Qué tal estás? He visto que hoy estáis tocando en Nimes, ¿verdad? Un lugar precioso.

Sí, correcto. Tocaremos en el Festival de Nimes junto a Slipknot esta noche. Es un lugar de puta madre y hace un calor que te cagas (risas)

Pues espérate a que vengas por aquí este fin de semana… ¡Vas a ver lo que es calor! (risas)

Sí, sí, lo sé. Por eso voy a venir un par de días antes y me tomaré unas pequeñas vacaciones en tu país en vez de irme a casa antes de esos festivales.

Buena idea, así te acostumbras.

Sí, ¡eso espero!

Bueno, ya te entrevistamos hace cosa de un año y entonces hablamos extensamente sobre vuestro país, la casi-inmortalidad y sapiencia de vuestro rey y todas esas cosas, así que si no te importa esta vez vamos a mantener la conversación en unos términos más terrenales.

Sí, totalmente. Me parece perfecto porque ya estamos llegando al final del ciclo de Avatar Country, así que es tiempo de transformación y de convertirnos en algo diferente. Algo muy diferente, la verdad.

Muy diferente, muy bien! Hablaremos de ello en un ratito, pero antes quiero hacer un pequeño repaso en perspectiva de Avatar Country. Me da la sensación que este disco ha sido vuestro boom definitivo a nivel de popularidad, y de golpe os habéis convertido en uno de las nuevas niñitas de los ojos de la escena metálica a nivel mundial. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué crees que podemos encontrar de especial en este disco para que esto pasara?

Es difícil de decir. Tengo la sensación que hemos experimentado un crecimiento gradual, la verdad. Supongo que somos más grandes ahora de lo que lo éramos antes, sí, pero creo que ha sido un crecimiento paso a paso. Al principio de este ciclo aún estábamos recogiendo los frutos de lo que habíamos logrado anteriormente con Feathers & Flesh. Creo que una razón por la cual este crecimiento ha sido más visual o explícito ahora tiene que ver con la naturaleza del disco mismo. Cómo explicarlo… Por ejemplo, cuando hablamos la otra vez decíamos que habíamos hecho un disco sobre el País de Avatar, sobre el Rey y todas esas cosas. Al final, ha acabado siendo un disco y un periodo muy relacionado con nosotros, nuestra relación con nuestros fans y su relación con nosotros. Y gracias a ello hemos estrechado mucho esta relación, porque cuando dejamos ir la idea del País de Avatar lo hicimos sin avisar, y la gente se apuntó al carro de esta idea loca inmediatamente. Quisieron hacer este viaje con nosotros desde el primer momento. Así que creo que ha sido un tema muy potente y muy intenso que ha hecho que nuestros fans fueran especialmente vocales sobre ello. Creo que se tata de una parte muy importante de este creciemiento. Pero sí, estoy seguro que ahora somos más grandes que antes. Bueno, de hecho sé que lo somos (risas)

(risas) Claro, si no lo sabes tú… (risas) Bueno, y ahora que habéis girado extensivamente y que, como dices, estáis ya al final del ciclo de de Avatar Country, ¿qué canciones de este álbum crees que se van a convertir en futuros clásicos de Avatar y van a permanecer en vuestros repertorios para siempre jamás?

Sinceramente, todas ellas. Aunque quizás no todas a la vez (risas). Estoy muy satisfecho con la respuesta que reciben todas ellas. Claro, «Statue» fue un éxito brutal e inmediato. Eso fue increíble y se convirtió en la canción con la que abrimos nuestros conciertos, «Harvest» siempre ha funcionado muy bien…. En general la respuesta es muy buena. De todas maneras, estoy especialmente satisfecho con «King After King», porque tomó un tiempo que la gente la acabara de entender, y ahora que la estamos tocado más a menudo siento que se ha convertido en algo único, ya que es una canción con un significado especial.

Hay un tipo de metal que me gusta mucho pero que me cuesta mucho usar a la hora de componer. Esto de los Reyes, los Señores y todas esas cosas…. bueno, eso no es en lo que creo en absoluto (risas). O cuando la gente habla de Jesucristo… yo no puedo hacerlo, ya que no soy nada religioso. Más bien lo contrario. Pero la estética de Manowar, Helloween y todas esas bandas me parece genial. Me encantan las bandas que hacen eso. Y el hecho de tener nosotros este elementos de comedia y hacer un disco sobre nuestro rey me dio la oportunidad de usar un lenguaje que me gusta mucho. Se suponía que iba a ser algo divertido, pero entonces apareció una cierta emoción que no fue especialmente planeada, y para la que no habíamos encontrado un sitio anteriormente.

Así que es interesante que algo que al principio tenía que ser divertido y que luego tenía que ser una especie de tributo o carta de amor al heavy metal y al power metal, acabó siendo algo que me movió a un nivel más profundo. Esta canción es especial, pero puedo imaginarme como todas estas canciones pueden volver al setlist en algun momento a lo largo de los años.

Es muy interesante lo que dices sobre las palabras y el lenguaje. Yo tampoco soy partidario de la monarquía ni nada de eso, pero está claro que es un lenguaje y una retórica muy potente y muy identificativa con una cierta idea. Y en vuestro caso, claro, lo habéis usado para crear vuestro propio mundo, con lo que irremediablemente te ha convertido en patriota. Qué poderoso que es el lenguaje, ¿verdad?

Sí, exacto. Soy anti-religioso y no creo que sea sano demasiado nacionalismo, pero el lenguaje de propaganda de ambos es muy poderoso.

Muy bien. Últimamente habéis estado publicando un disco nuevo cada par de años. Teniendo en cuenta que Avatar Country salió a principios de 2018, ¿estáis trabajando ya en su sucesor o habéis estado demasiado ocupados en la carretera durante este periodo?

La verdad es que estamos ya bastante metidos en la creación de nuestro nuevo disco, sí. Tan pronto tenemos el master de un álbum en nuestras manos, es imposible empezar a pensar en donde vamos a ir a partir de ahí. Y en lo que sea que acabe conviertiéndose ese disco, es algo totalmente fuera de nuestro control. Normalmente las primeras ideas para nuestros nuevos trabajos aparecen bastante temprano, pero al principio cada uno de nosotros escribe de forma individual. Al cabo de más o menos un año de haber empezado con el proceso es cuando empezamos a trabajar en ello de forma más seria. Un año presentando un disco y viviéndolo día a día. Entonces es cuando nos sentamos todos juntos, nos enseñamos unos a los otros lo que hemos estado haciendo, y empezamos a colaborar de verdad.

Así que si eso ocurre más o menos un año después de haber publicado el disco, y como bien dices Avatar Country salió hace ya un año y medio, haciendo las matemáticas significa que estamos ya bastante avanzados en el proceso. Y cada vez que lo hacemos es importante, tanto para mí como para la banda, el mantenernos en continuo movimiento, encontrar nuevos retos y desarrollar lo que sea que nos digan nuestras voces interiores, asegurándonos de que no nos repetimos a nosotros mismos. Grabamos Avatar Country con un propósito y una idea muy clara, con la intención de hacer una comedia. Es aún temprano para mí para decir qué va a pasar exactamente con nuestro nuevo trabajo, y de hecho no voy a saberlo del todo hasta que lleve medio año en el mercado, pero definitivamente no va a ser cosa de risa. Eso sí que lo sé.

Tengo muchas ganas de escucharlo. En todo caso, para hacer la espera más llevadera, este año habéis publicado vuestro primer disco en directo, que fue grabado el verano pasado durante el Download Festival en París. ¿Por qué ahora y por qué ese concierto en particular?

Antes que nada, hay una serie de razones prácticas. La primera de todas es que el Download París nos dio un escenario muy bueno y una hora magnífica, también en cuanto a longitud. Para ser un festival, nuestro concierto fue bastante largo. Eso fue una parte importante, pero también está el hecho de que Francia es uno de esos países que se ha portado especialmente bien con nosotros desde hace ya unos cuantos años. Además, no es que sea solo un concierto en Francia, sino que se trata del Download Paris, uno de esos festivales a los que la gente viaja, de forma que teníamos público de todo el mundo. Estas fueron básicamente las razones por hacerlo allí.

¿Y por qué ahora? Bien, siento que es una de esas cosas que encaja bien con la narrativa que se ha desarrollado a través del disco, una historia entre nosotros y nuestros fans y nuestra relación con ellos. Siempre había tenido muchas reservas respecto a hacer un disco en directo. Me compré el Made in Japan en vinilo cuando era un adolescente, y no se me ocurre ningún motivo por el cual alguien querría escuchar otro disco en directo que no sea ése (risas). Eso es lo que pensé, sinceramente, durante mucho tiempo. Pero ahora nos pareció lo correcto el documentar este momento concreto en el tiempo, poniendo la voz de nuestro público allí también. Tener un pantallazo de dónde estamos en ese verano en particular, en medio de todo. Sencillamente, ahora tenía sentido.

¿Y cómo os preparáis por un show así? ¿Saltáis al escenario con pensamientos o ideas distintas de lo normal? ¿Estáis pensando que os están grabando profesionalmente y que cualquier cosa que hagáis o que digáis, y especialmente tú como frontman, estará ahí para siempre y será escuchada una y otra vez, o sencillamente no pensais en nada de esto?

Sí, intenté con fuerza evitar todo eso, ya que lo que se supone que tiene que pasar es que has dado tantos conciertos que solo quieres ser lo que se supone que debes ser cada vez que te subes al escenario. Pero ese día hubo una tensión especial en el ambiente, ya no solo por el hecho de grabarlo sino también porque teníamos la sensación de que era un momento especialmente importante y uno de los shows más grandes de nuestra carrera hasta entonces. Había un montón de expectativas altísimas, más producción de lo habitual y todo eso, que a lo largo del día nos pusieron más nerviosos y ansiosos. Pero la idea es que una vez saltas al escenario tienes que olvidarte de todo eso y pensar que has hecho este mismo show muchas y muchas veces. Sabemos quien somos y estamos aquí para disfrutar de lo que hacemos, así que intenté evitar pensar en ello lo máximo posible. Incluso pensar en que un concierto puede ser más importante que otro, ya que cada concierto necesita ser especial. Y de hecho, normalmente los shows más divertidos son aquellos de los que nadie espera nada especial. Ya sabes, cuando tocas en una ciudad a la que no llegan muchos conciertos, una sala pequeña con poca gente. Normalmente este tipo de situaciones generan una enegía especial que hace que todo sea extra divertido.

Estoy totalmente de acuerdo, los conciertos en sala son lo mejor. Pero este fin de semana, lejos de estar en salas pequeñas, tocaréis por primera vez en dos de nuestros mayores festivales: el Rock Fest en Barcelona y el Resurrection Fest en Galicia. La verdad es que, personalmente, aún no os he visto nunca en directo, y me muero de ganas de hacerlo ya que muchísima gente a mi alrededor me ha comentado que en el escenario pocos os tosen. Así que bueno, por fin os podré ver. ¿Qué puedo esperar, y o cualquiera que no os haya visto antes, de vuestro concierto?

Supongo que hemos dado un paso hacia una expresión más cruda de lo que es Avatar a día de hoy, quizás porque nos estamos preparando para el nuevo paso de la banda. Dejando esto de lado, hummm… (risas) debería decir que va a ser un show de metal que vais a flipar.

¡Eso es lo que dice todo el mundo!

Me lo puedo imaginar (risas). Pero esa es la intención, ese es el plan. Supongo que cualquier banda de metal aspira a eso. En nuestro caso, te puedo decir que ponemos todos nuestros esfuerzos en que sea así. Queremos que lo que hacemos importe. Siento que hemos venido a España desde hace muchos años, pero solo recientemente parece que el motor ha empezado a moverse de verdad, y siento que aún nos queda mucho por demostrar. Dicho esto, creo que en todos los países del sur de Europa la gente tiene un tipo de personaliad especial. Tenéis la sangre más caliente, al igual que los suramericanos. Siempre que tocamos en el sur hay una cierta intensidad que respetamos mucho, y nos gustaría que nuestra sangre también estuviera ardiendo.

Sí, creo que se trata de una gran oportunidad para que aún más gente os conozca. De hecho, seguro que voy a convencer a algunos novatos como yo para que vean vuestro concierto. Pero bueno, ahora te voy a contar una cosa que no te va a gustar, y ya hemos hablado antes de ello: En Barcelona hace un calor que flipas y vais a tocar a las 14:35 (risas)

(risas) Sí, lo sé (risas). Como digo voy a pasar un par de días en la costa este española. Estaré en la playa y espero que me sirva para acostumbrarme al calor. Pero bueno, hemos vivido este tipo de conciertos en el pasado. Una vez tocamos en Eslovenia y estábamos bastante por encima de los treinta gradas, quizás incluso más cerca de los cuarenta. Tocamos con el sol de cara, sin sombras para escondernos ni tiempo para beber. Recuerdo bajar del escenario, sentarnos ahí y sentir como nuestras vísceras y nuestros estómagos se removían, calientes como si los hubieran cocinado. Algo nada sano, la verdad, pero en realidad hemos dado muchos conciertos muy calurosos a lo largo de los años. No sé, me gusta el reto (risas). Creo que una parte muy importante de lo que hace que el metal sea metal de verdad es que implique una cierta intensidad física, y la desesperación que viene con ese tipo de calor extremo puede ayudar a ello. Teniendo en cuenta que quizás hace más calor año tras año por culpa del calentamiento global, mejor que nos acostumbremos a ello (risas)

Ya te digo. Y por supuesto en vuestro caso es aún pero, con esos ropajes tan apretados que llevais, el maquillaje, etc… no es que podáis saltar arriba y abajo en pantalones cortos y una camiseta de tirantes….

(risas) Estamos tan acostumbrados que ya no nos damos ni cuenta, pero claro, cada vez que diseñamos nuestro vestuario estamos en Suecia en invierno. Y pensamos «¡sí! Esto es genial». Pero entonces vamos a tocar a California, a España o a Italia y decimos «oh mierda» todas y cada una de las veces (risas)

(risas) Lo entiendo perfectamente. Mucha gente os podría considerar seguramente una banda más o menos nueva porque habéis florecido relativamente tarde, o al menos ésta es la sensación que tengo desde España, donde habéis venido a tocar unas cuantas veces abriendo para bandas como Obituary y otras, pero lo haciais como banda bastante pequeña, y más o menos de repente os habéis convertido en grandes, también aquí. Pero vuestra carrera tiene ya casi quince años, así que no sois ningunos novatos. Supongo que durante este tiempo habéis tenido que tomar muchas decisiones, tanto musicalmente como a nivel de negocio. ¿De cuáles de esas decisiones estás más orgulloso, cuáles crees que deberíais haber tomado antes y cuando crees que sencillamente la cagásteis?

Te puedo decir la decisión más importante que jamás hemos tomado. Como dices, ya llevamos bastante tiempo en esto, y empezamos bastante jóvenes, a los quince o a los dieciséis años. Aprendimos a tocar estando ya juntos, y ha sido una curva de aprendizaje muy pronunciada. Normalmente, mucha gente empieza con una banda que acaba desapareciendo, y luego creo un nuevo proyecto que es con el que tienen éxito. Pero nosotros siempre nos mantuvimos juntos, y estoy muy orgulloso de ver que seguimos aquí tras sobrevivir todas las etapas de nuestras vidas. Sobrevivimos la pubertad y la adolescencia, sobrevivimos el intentar crecer como personas y ahora estamos en la treintena y la gente está casada y todas esas cosas. Hemos sido capaces de gestionar todas esas transiciones vitales, y Avatar está sobreviviendo nuestro crecimiento como personas.

Hemos tenido épocas complicadas, eso también te lo digo: alrededor de los 25 hubo un año en el que no íbamos a ningún sitio, estábamos en ese punto en el que trabajábamos en las canciones pensando demasiado en lo que la gente iba a pensar de ellas. Solo queríamos tener éxito, y la música se resintió de ello. Teníamos unas cuantas canciones y acabamos descartándolas todas. Finalmente aprendimos lo que significa el componer para nosotros mismos, el ser quien queremos ser y el confiar en que si nosotros sentimos algo por esa música, alguien más ahí fuera puede sentirlo también. Y créeme que a día de hoy componemos solo para nosotros mismos y tratamos cada disco como si fuera el último. ¿Si éste fuera a ser nuestro último disco para siempre, qué nos gustaría poder decir? Como si no tuviéramos nada que perder. ¿Y sabes qué? Entonces te das cuenta que ocurre siempre que no tienes nada que perder. Solo es una banda, lo peor que puede pasar es que te tengas que ir a casa y trabajar de otra cosa. Y no hay ningun problema, hay muchos grandes trabajos.

Así, la única manera de que lo que hacemos importe de verdad es que a nosotros nos importe de verdad, y eso está relacionado con el sentimiento y la pasión que pones en lo que creas. El resto de cosas no son importantes. Esa decisión fue básica, la de ser leales a lo que creíamos y aprender de verdad lo que eso significa. Porque al principio creíamos saberlo, pero éramos muy jóvenes y aún estábamos buscando muchas cosas. Ahora hemos aprendido que seguir buscando está bien, que de hecho es genial. El arte es una búsqueda continua, intentar expresar algo que no puedes expresar de otra manera. Si supieras como hacerlo, podrías escribir las instrucciones. Sencillamente confiamos en el proceso. La mejor decisión que hemos tomado nunca es la de tratar cada disco como si fuera el último.

Creo que tendré que escucharme esta respuesta con atención, ya que creo que lo que dices es muy interesante. Y de hecho es algo aplicable a la mayoría de ámbitos de nuestras vidas.

Sí, es cierto.

Muy bien. Vosotros vivís en Göteborg, y por tanto fuisteis testigos directos de toda la escena melodeath que creció allí a principios y mediados de los noventa. De hecho, vosotros mismos empezásteis como una banda de death metal melódico, pero os desviasteis de las normas estrictas del género bastante pronto. ¿Cómo recuerdas esos días adolescentes en Göteborg?

Cuando tienes una banda, siempre te puedes imaginar que vas a crecer y ser grande. Especialmente cuando eres joven. Creo que a nosotros nos ayudó muchísimo el hecho de ser de Göteborg, porque somos de una generación posterior a todas esas bandas. Crecimos rodeados de bandas que triunfaban y de historias de éxito. Eso nos ayudó a creer que nosotros también podíamos lograrlo, porque se trataba de gente que se parecía a nosotros, hablaba como nosotros y vivían en el mismo lugar que nosotros. Pero aún así, estaban viajando alrededor del mundo haciendo aquello que nosotros también queríamos hacer.

Lo interesante ahora, de todas maneras, es que esas cosas ya no parecen estar focalizadas en una sola ciudad, sino repartidas por todo el mundo. La música es más global que nunca. Hace poco estuve en Helsinki para el Tuska Festival. No fui con la banda, solo como aficionado, y estuve viendo a Jinjer de Ucrania, que es una de mis bandas contemporáneas favoritas. También estaban Alien Weaponry de Nueva Zelanda o The Hu, una banda jodidadmente genial de Mongolia. Hay bandas de todos sitios, y la escena… no lo sé, la escena es global, la escena está conectada, la escena está alineada de una manera que la simple idea de que exista una escena de Göteborg, una escena de Florida o una escena de la Bay Area es algo casi del pasado. Y creo que es genial. El metal es algo global a día de hoy.

Tienes razón. Hace poco hablé con Mikael Stanne de Dark Tranquillity, y me contó que casi todos los miembros de esas bandas como In Flames, At the Gates o ellos mismos siguen viviendo en Göteborg. Personalmente estuve en vuestra ciudad un par de veces hace diez o quince años, y aún pude sentir esa aura de death metal melódico alrededor de los círculos metálicos de la ciudad. Ahora estais vosotros, está Graveyard y muchas otras bandas de muchos estilos distintos. Dices que la escena ahora es global, y es cierto, pero como es Göteborg hoy y como ha cambiado en los últimos veinte años?

Cuando el melodeath floreció nosotros éramos fans adolescentes, y por supuesto pensamos que era genial que todas esas bandas fueran de la misma ciudad que nosotros. La mayoría de ellas eran de este lugar llamado Billdal, un pequeño suburbio justo al lado de Göteborg, y muchos de ellos jugaban en el mismo equipo que mi cuñado, por ejemplo. Es un mundo muy pequeño. Pero si te tengo que ser sincero, no sé como está ahora, porque la escena de verdad no son esas bandas que han estado ahí desde hace años, porque ellos ya son globales. La escena es lo que los más jóvenes estan haciendo, lo que hacen los adolescentes. Y no sé nada sobre esa escena a día de hoy. Ya te he dicho que creo que la escena hoy es más global, que está alineada de manera que hay una escena que comparte ideas y gustos pero que incluye bandas de todos los rincones del mundo, porque están constantemente conectados y se inspiran los unos en los otros. Lo que es hoy Göteborg no lo sé. La escena es el concierto en el centro juvenil o en un garage underground. Ahí es donde ocurre la magia.

Muy bien. Vamos acabando ya. Últimamente habéis estado girando con Devin Townsend en Estados Unidos y ahora estais ocupados con los festivales de verano. ¿Cuáles son vuestros planes para el resto del año?

Bueno, después de los festivales volveremos a Estados Unidos durante un mes abriendo para Babymetal, y luego haremos cosas de las que no te puedo hablar ahora mismo (risas). Antes ya hemos dicho que estamos componiendo nuevo material, y por ahí va la cosa. Tenemos aún que planear lo que vamos a hacer en el futuro, así que aún no lo sé. Oficialmente, sé donde voy a estar cada día hasta principios de octubre.

Perfecto! Bueno, pues eso es todo. Muchas gracias por tu tiempo. Te veo con tu maquillaje derritiéndose el sábado en el Rock Fest. (risas)

Sí, que así sea! (risas)

(risas) Disfruta de los días de playa y buena suerte con el festival esta noche.

Gracias, nos vemos en Barcelona.

English

Hello Johannes! First of all, thank you very much for spending some time answering these questions for us. How are you going these days? I see that today you are playing in Nimes, isn’t it, in a beautiful venue indeed.

Yeah, correct. We are playing this Festival de Nimes with Slipknot this evening. Is fucking cool and pretty fucking hot (laughs)

Well, you wait until you come here this weekend and you’ll see what’s hot (laughs)

Yeah, yeah, I know. That’s why I am gonna go down earlier and have some vacation in your country the days before, instead of going home now inbetween.

Good idea, this way you will get used to it.

Yeah, I hope so.

Ok, we interviewed you already about a year ago and then we spoke extensively about your country, about the near-inmortality and the wisdom of your King and all related stuff, so this time we will keep the conversation in more earthy themes, if it’s ok with you.

Yeah, absolutely. It fits very well because we are hitting the tail of our Avatar Country cycle, so it’s time to transform and move into something different, something actually very different.

Very different, ok! We will talk about it in a moment but let’s have first a little overview still on Avatar Country. I feel that this album has been your definitive boom in terms of popularity, and now you’ve suddenly become one of the new darlings of the metal scene. Do you agree with that? If so, what do you think was special or different in this album for this to happen?

It’s hard for me to say. I feel like it’s been still a gradual growth, honestly. I guess we are definitely bigger now than we were before, but I think it’s been growing step by step. At the beginning of this cycle we were still reaping the benefits of what we had achieved prior with Feathers & Flesh. I think one way where that growth has been more visual or clear to see has to do with how this album was. How do I put it? For example, when we talked last time we said that we did an album about the King, about Avatar Country and all those things. It ended up being very much an album or an album cycle that was about us, our relationship to our fans and their relationship to us. And this has been an incredibly bonding period, because when we dropped the Avatar Country idea we did it without warning, and people were on board this crazy idea inmediately, they wanted to make this journey with us. And therefore it became a very strong bonding theme that made our fans become more and more vocal about it. I think that’s a huge part of it. But yeah, I am sure we are bigger now than before. Well, I know we are (laughs)

Now that you’ve toured them extensively and now that, as you said, you are already at the end of the cycle, which songs of this album do you think will remain future classics of Avatar that will be kept in the setlist forever?

Honestly, all of them, but maybe not all at once (laughs). I am very pleased with the response that they all get. Of course, «Statue» became a runaway success inmediately, and that was amazing to the point that it became the concert opener, «Harvest » always worked well for us… It’s so good in general, I am so pleased however with «King after King», because it took sometime for the audiences to get that, but we started playing it live more extensively this year and I feel it became very special because it’s a song that had a special meaning. There is a certain type of metal thay I really like but I struggle to really use in my own writing. This thing about kings and lords and all that stuff… well, that’s not what I actually believe (laughs). Or when people in bands can do that about Jesus Christ. I can’t do it myself, I am not religious at all. More like the opposite of it actually. But I feel that the esthetics of Helloween or Manowar or anything between those is great, I really like when bands do that. So because we have this comedic element and because it was about our king, it was something that gave me the opportunity to use a language that I liked a lot. And it was supposed to be funny, but then it became a certain emotion that wasn’t really planned or was hard to find room for before. So it’s interesting that something that first it was supposed to be funny, then it was supposed to be a heavy metal and power metal tribute or love letter, at the end it ended up being something more deeply moving. That’s a special one, but I can see all of these songs returning to the setlist over the years.

It’s very interesting what you say about the words and the language. I don’t believe either in monarchy or anything like that, but of course it’s a language and a rethoric that’s so identifying with a certain idea. And in your case, of course, you used it to create your own world and made you be a patriot for it. How powerful is the language, isn’t it?

Yeah, exactly. I am anti-religion and I don’t think nationalism is a healthy thing to have too much, but the propaganda language is still so powerful.

Very good. Well, lately you have been releasing an album every couple of years, and considering that Avatar Country is from early 2018, are you working already on its follow up or you’ve been to busy on the road during this period?

No, we are really pretty deep into working out new stuff. The thing is that basically what happens is that as soon as we have the master product of an album in our hands, the day after you can not start thinking already where do you want to go next. Whatever that album end up being is already out of our system and our control. The first initial ideas many times come pretty early, but at the beginning people write individually. Then after a year usually into the process is when we start working seriously on it, a year into touring the album or living with it. Then it’s when we kind of start sitting down together and show each other what we all have to start collaborating for real. So that’s usually around one year after, and like you said Avatar Country came more than one year ago, so doing the maths, we are pretty deep into it. And every time that we do so it’s important for me and important for us as a band to always be on the move, to find a new challenge and develop whatever our inner voices say, making sure that we are not repeating ourselves. We did Avatar Country with a very clear purpose and idea, with the intention to make it a comedy. And it’s early for me to say what the next album will be, and I actually won’t really know until it’s been out for half a year anyway, but it’s definitely gonna be no laughing matter this time. This much I know.

I will be looking forward to it. This year you published also your first live album, which was recorded last summer in Paris, in the Download Festival. Why now and why that show in particular?

Well, there are some practical things about it. First of all, Download Paris gave us a very good stage and time slot, also in terms of length. For being a festival set it was quite an extensive show. That was part of it, but also France is one of those countries that has been very very good to us for quite a few years now. But on top of that is not only a show in France, but it’s Download Paris, which is one of those festivals that people travel to, in a way that we have people from all over the world there. So those were the reasons on why doing it there. And why now, well, I feel that’s one of these things that fits well with this narrative that kind of developed in this album, a story between us and our fans, our relationship with them. I had always been hesitant to the idea of doing a live album. I got Made in Japan in vinyl when I was a teenager, and I don’t see any reason why I would never listen to any other live album (laughs). And that’s what I thought for a long long time, but it just felt right to document this particular moment in time and to put the voice of the crowd there as well. To have a snapshot of where we are at that particular summer in our lives in the middle of it all. It just made sense.

And how do you prepare for a live recording like that? Do you jump on stage with a different mindset in some way? Do you have in mind that you are being professionally recorded and that whatever you do or say, specially you as a frontman, will be there forever and will listened to over and over or you don’t think about it?

Yeah, I tried really hard to avoid that, cause what’s supposed to happen is that you have done so many shows that you just want to be what you are supposed to be every time you go on stage. But then there was a special tension in the air that day, because we had the feeling of being a particularly important moment and one of our biggest shows of our career this far. There were a lot of high expectations, more production and stuff like that, which through the day made us more anxious and nervous, but the whole idea is that once you go on stage you have to let it go and remember that we have done this show many times now. We know who we are and we are here to enjoy what we do, so I tried to avoid thinking about it as much as I could. Even one show being more special than another, as every show needs to be special. And usually the most fun shows are those ones that no one thinks anything special about, you know, when you play a small town that doesn’t get many concerts coming through, and maybe even a smaller crowd. This usually generates a special energy that makes it this extra fun.

I am totally agree, small club shows are totally the best. But this weekend you will be again in Spain to play actually two of our biggest festivals: the Rock Fest in Barcelona and the Resurrection Fest in Galicia. The fact is that I peronally never seen you live yet, and I am really looking forward to do it, as so many people around me has said that you are one of a kind on stage. So finally I will be able to see you this weekend in Barcelona. So, what can I or whoever else that has never seen you before expect from your show?

We are taking a step I guess towards some more raw expression of Avatar right now, just because we are preparing to enter the next phase of the band. That aside, hummm…. (laughs) I should say «oh! It’s gonna be a kickass metal show»

That’s what everybody says (laughs)

Yeah, I guess. (laughs) And that is the intention, that is the plan. That’s actually what any metal band should aim for. But yeah, we are really putting our effort to do so, and we really want to make this matter. I feel like we’ve been going to Spain for many years now, but it’s just only recently when I really feel like the engine has started to move properly, so I still feel we have a lot to prove. With that being said, I think that all south european countries, the audience and the people have a certain special personality. You have a warmer blood, like the mexican fans and the south american ones. So it’s a certain intensity that the crowd usually give you when playing further south, and we want to respect that but make sure that our own blood is on fire too.

And I think this weekend is an excellent opportunity to get even more people to know you, and I will definitely grab some newbies like me to check you out. But well, I’ll tell you somelthing that you won’t like, and we spoke about it just before: it’s fucking hot in Barcelona and you will play at 14:35. (laughs)

(laughs) Yeah, I know. (laughs). Like I say I’m gonna hang out on the east coast of Spain for a couple of days. I will stay on the beach and hopefully get used to it. But well, we have had these shows before. We were in Slovenia and it was way way over thirty, actually closer to forty degrees, and we played in direct sunlight, with no shadow to hide and no time to drink. I remember being off the stage and we were just sitting and feeling our guts. Our insides and our stomachs were just warm, like cooked and definitely not healthy at all. So we’ve done it before, we’ve had so many super hot shows over the years. And I don’t know, I like the challenge (laughs) Actually it’s a very important part of what makes metal metal to me. It has to be something of physical intensity, and the desperation that comes with that heat can sometimes help. Considering that might be extra hot every year due to global warming we shall better get used to it. (laughs)

And of course in your case is even worse, because you have those tight stage antics, you have the make up… it’s not like you can jump around with baggy shorts and a singlet….

(laughs) We are so used to that because we do it all the time, but of course every time we design our clothes we are up in Sweden in the winter. And we are like «yeah! These are great». And then we go and play California, Spain or Italy.. We are like «oh crap» every single time. (laughs)

(laughs) Right. Even though many people would consider you a newish band as you’ve been quite a late bloomer, or at least that’s my sensation coming from Spain, where you’ve come several times opening for bands like Obituary and others, but then you were quite little and kind of suddenly you’ve become big, here also. But you’ve been around for almost fifteen years now, so you are no rookies. In that time I guess you had to take many decisions, both musically and businesswise. Which ones of those decisions are you most proud of, which ones do you think you should have taken earlier and when do you think that you simply screwed up?

Well, I can tell you the most important decision we have made. As you said, we’ve been around for a long time and we also started pretty young, at fifteen or sixteen years old, and we learned how to play this music together, it was a big learning curve. And usually many people have that first band, which then disappears and they make a new band. And that is the one with success. But we stayed together, and I am proud to see that we are all still here after surviving all these different stages in our lives. We survived puberty, we survived trying to grow up and now we are in our thirties and people are married and all these things. We are handling these transitions in life and Avatar is surviving us growing up.

We had rougher years definitely: in our mid twenties there was a year that we weren’t going anywhere, we were getting to the point that we were working on our songs thinking too much on what other people would think about it. We just wanted to be successful and the music suffered. We had a batch of songs like that that we decided to throw away and we finally learned really what it means to write for yourself, to be who you wanna be and to trust that if you feel something for the music someone out there will feel the same. Now we truly write only for ourselves, and we treat each album as the last one. Like if this was to be our last album ever, what would we want to say now. Like if you had nothing to lose. And then you realize that it’s always that you have nothing to lose. It’s just a band, you know, you can go home. You can go home and get a job, you know. And that’s fine, there are many great jobs.

Therefore the only way that what we do can truly matter is if we make it matter, and that has to do with you feeling for what you are creating and having passion about it. And everything else ends up being bullshit. And that decision, to stay true to those ideals and really learning what that meant, because you think you know at the beginning but we were so young and still searching for so many things. And now we have learnt that searching is fine, searching is great. Art is searching, trying to express something that you can’t in other ways. If you knew how to say it properly you could write down instructions, but art is about trying to say something that can not find other ways to express. And we just trust the process. Yeah, so best decision ever has been to treat every album as it was the last one.

I will have to listen on that answer, because I find it truly interesting, really. And definitely is a way of thinking that can be applied to almost everything in life. Great.

Yes, it’s true.

Ok, you live in Göteborg, and you witnessed the melodeath blooming in the city. You also started as a melodeath band yourselves but you moved away from the strict constraints of the genre pretty early. How do you remember those days as a teenager in Göteborg?

Well, if you are in a band, you can always imagine what you will become. And specially when you are young, you are like «of course we are gonna make it». And I think for us it helped so much that we were from Göteborg, because we were one generation later from all those other bands and they were bands and success stories we were surrounded by. That helped us believe that we could do this, cause they are people that looks like us, talks like us and they live where we live. And they are out in the whole world doing it. And if they can maybe we can do it too. So that helped a lot, but now I am interested in the fact that this doesn’t seem to be focused on one city, but rather seems to be going away a lot. Music is more global than ever.

I was in Helsinki now for the Tuska Festival, and I was not with the band but just as a fan, and I was watching for instance Jinjer from Ukraine, which is one of my favourite contemporary bands. Then we have Alien Weaponry from New Zealand or The Hu, who are this fucking awesome band from Mongolia. There are bands from everywhere, and the scene… well, I don’t know, the scene is global, the scene is connected, the scene is aligned in a way that the idea of a Gotëborg scene, the Florida scene, the Bay Area thrash metal scene, Birmingham… you know, all those ways of looking at it are going away. And I think it’s great. Metal is global for real now.

You are right. I spoke not long ago with Mikal Stanne from Dark Tranquillity and he told me that almost everyone from those old bands like In Flames, At the Gates or themselves still live in Göteborg. I had been in your city a couple of times ten or fifteen years ago, and I could still feel that melodeath aura kind of around the metal circles of the city. Now you have yourselves, which have deviated a lot from the genre, you have Graveyard and many other bands from a lot of different styles. You mention that the scene is global, and it’s true, but how is Göteborg today and how has it changed in the last twenty years?

Again, when the melodeath really bloomed we were teenage fans, and we of course thought it was so cool that all those bands were from where we were from. Most of them were actually specifically from this place called Billdal, which is a suburb right next to Göteborg, and many of them played in the same football team than my brother in law. It’s a small world. But I don’t really know how it is right now, because the real scene are not these bands that have been around for so long, because now we are out in the world, you know.

The actual scene is what the youngest ones are doing, what the teenagers are doing. And I don’t know anything about that scene today. Again I still believe that the scene is more global, that is aligned in a way that there is a music scene that has similar ideas and taste but can comprise bands from all over the world because they are connecting with each other and learning and being inspired from each other. So what is like today, I wouldn’t know for that reason. The scene is the youth center concert, the scene is the underground basement, that’s were that kind of magic happens.

Cool, yeah. Well, to wrap up already, lately you’ve been touring the States with Devin Townsend and now you are busy with the summer festivals. What are your plans for the rest of the year?

Well, after the summer festivals we are going back to the States for a month opening for Babymetal, and then we are doing stuff that I can tell you about now (laughs). But we did talk about how we are writing new stuff and I can tell you that much. We have to make our plans about what we are going to do in the future, so we don’t know from then. The official timeline is that until early october I will know where I will be every day.

Perfect! Well, very good. So that’s all. Thank you very much for your time, and I’ll see your make up melting on stage on saturday (laughs)

Yeah, and melt it shall (laughs)

(laughs) Enjoy the couple of days in the beach and good luck with the festival tonight.

Thank you, and see you in Barcelona!

Avatar
Sobre Albert Vila 678 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.