Entrevista a Gene Hoglan, batería de Testament: ‘Si hubo algo que mató al thrash en los noventa fue el death metal’

Si tuviéramos que hacer una lista de los mejores baterías del panorama extremo, casi seguro que todos pondríamos a Gene Hoglan en ella. El tejano no solo tiene un currículum envidiable a nivel de bandas (Dark Angel, Death, Strapping Young Lad o Testament) y colaboraciones ocasionales (Opeth, Behemoth, Anthrax, Old Man’s Child…) sino que cualquiera que entienda un poco de esto lo tiene en un pedestal por haber sido un innovador en la técnica del instrumento y en seguir, disco a disco, intentando darle una vuelta de tuerca más a esto de la batería.

Cuando me puse al teléfono con él para hablar de Testament y de algo más que ya os desvelaremos cuando sea el día ya sabía todo eso. Lo que no sabía es que el tío tenía un palique impresionante y que, de la misma manera que cuando se lanza a por patrones aparentemente imposibles tras los parches, Gene habla con una tranquilidad, una articulación, un reposo y una pausa que también son dignas de elogio.

Más allá de aquello que nos queda pendiente y que dejaremos para más adelante, aquí hablamos extensamente de thrash, del nuevo disco de Testament, de Death, de Strapping, de la batería como instrumento, del panorama underground y de lo que se nos ha ido ocurriendo. Un tío simpático y carismático con tanta clase en el cara a cara (o en este caso, el boca a oreja) como encima de un escenario. ¡Vamos allá!

Español

¡Albert! ¿Cómo estás?

¡Señor Gene Hoglan! Estoy muy bien, disfrutando de un descanso soleado aquí en la terraza. ¿Y qué tal tú?

¡Genial! Antes que nada, déjame que te pida perdón por el cambio de día y que te agradezca la paciencia. Al final tuvimos que hacer una sesión de fotos que no estaba preparada y que me hizo levantar un poco la ceja. Pero vaya, ya lo hicimos y todo fue bien.

Oh, no te preocupes para nada, me va igual de bien hoy que ayer. Te agradezco a tí que hagas un espacio en medio de la gira para contestar a mis preguntas.

¡Todo un placer para mí!

Ok, vamos allá pues. Ahora mismo estáis embarcados en la gira «The Bay Strikes Back» junto a Exodus y Death Angel. ¿Dónde estáis hoy y cómo está yendo la cosa de momento?

Hoy estamos en Wroclaw, en Polonia. Tocamos en una pista de hockey hielo muy guapa y va a ser un concierto brutal. De hecho, todos los conciertos han ido fantásticamente bien hasta ahora, con un montón de sold outs y con la gente aparentemente feliz al final de cada noche. Ésta es la primera vez que estas tres bandas giran juntas. Hemos girado con Exodus y hemos girado con Death Angel, pero parece que las tres juntas no lo habían hecho nunca, asi que está muy bien que pase por fin. Todos somos amigos desde hace más de treinta años, así que todo es super tranquilo, nos llevamos perfectamente y nos lo estamos pasando genial. De momento está siendo todo un éxito e imagino que lo que queda de gira va a ser igualmente maravilloso.

Eso suena muy bien. Por título y por bandas implicadas, esta gira es una especie de homenaje a la escena thrash metal que salió de la Bay Area a principios de los ochenta, y tal y como mencionas cuenta con tres de las grandes bandas clásicas que nacieron allí entonces. ¿Qué podemos esperar de estos conciertos? ¿Cómo ves que la relación entre todos vosotros ha evolucionado a lo largo de los años?

Sí, existe una relación de muchos años entre todas las bandas, y cada una de ellas ha podido disfrutar de sus propios éxitos. Por ejemplo, Death Angel llega a esta gira después de haber logrado una nominación para los Grammy. ¡Genial, eso es increíble para Death Angel! ¡Así me gusta, chicos! Exodus tiene a Gary Holt otra vez en sus filas, así que ahora son más grandes y más agresivos que nunca. Han estado muy bien sin Gary, pero tenerlo de vuelta es tremendo y todo el mundo está muy feliz con ello. En lo referente a nosotros, hemos decidido darle una vuelta de tuerca al repertorio que tocamos, descartar unas cuantas de las canciones que ya hemos tocado un millón de veces e incorporar algunos cortes menos habituales.

Así que en algunos momentos nuestro concierto puede no ser tan inmediato como los de Exodus o Death Angel, que salen ahí fuera y te matan con toda su tralla, pero se trata de algo muy bonito para nosotros porque hace que tengamos que concentrarnos mucho más al tocar canciones que ni los demás chicos ni yo hemos tocado nunca en directo. Algunas sí que las han tocado, pero llevan veinte o veinticinco años olvidadas. Hemos estado buceando por las profundidades de un par de discos y ha sido bastante divertido. Yo estoy especialmente contento porque tocamos «Fall of the Sipledome» de The Gathering, que es una canción que me flipa y que creo que es una de las mejores que han hecho nunca. Dave Lombardo hizo un trabajo impresionante en ese tema, así que yo estoy obligado a hacerlo también cada noche. Es realmente divertido.

La gira está siendo genial, todo el mundo se lleva muy bien. Nos conocemos desde hace muchos años y no creo que nunca haya habido historias de egos entre estas bandas. O por lo menos lo que es seguro es que no hay ninguna ahora. Esta siendo una pasada, tío. Somos todos viejos amigos que se han juntado para pasarlo bien, y cuando nos encontramos después de los conciertos se producen momentos muy bonitos y muy agradables conversando tranquilamente con tus hermanos de estas otras bandas. Todo está yendo genial a todos los niveles.

Perfecto. Acabas de abrir un par de hilos que me gustaría seguir después, pero antes de ir hacia allí déjame que cierre el tema Bay Area por un momento. Por supuesto, durante esos primeros años tú no estabas en Testament, pero supongo que eras más o menos parte de la escena por tu trabajo en Dark Angel aunque la banda fuera de L.A. Y no de San Francisco.

Correcto.

Imagino que había una conexión fuerte de todas maneras.

La había, efectivamente.

¿Y cómo recuerdas esos años y vuestra vida entonces? ¿Erais conscientes de que estabais cambiando la forma del metal para siempre?

No creo que tuviéramos ese tipo de consciencia en ese momento, y eso es algo que el tiempo y la historia ha puesto de manifiesto. Entonces solo éramos unas cuántas bandas intentando escribir música que nos molara. Había algunas en la Bay Area metidas en sus cosas, otras en Los Ángeles con lo nuestro…. Solíamos subir a tocar allí y ellos bajaban a tocar a L.A., hacíamos conciertos juntos y había una buena camaradería entre ambas escenas. Por supuesto, nuestra escena en Los Angeles era mucho más conocida por el cock rock y el postureo, así que yo ya solía subir a la Bay Area a ver conciertos incluso antes de estar en Dark Angel. Era un viaje fácil de solo seis horas en coche, así que solía subir allí el fin de semana en caso de que no pasara gran cosa en Los Angeles. Así que subía a ver a Megadeth o a Exodus o a cualquiera que estuviera tocando ese día.

No sé si aún vives por esa zona, pero de ser así, ¿cómo es la escena metálica ahora y cómo ha cambiado a lo largo de los años?

Ahora vivo en San Diego, que está más o menos a dos horas y media al sur de Los Angeles, y por ello te tengo que admitir que no estoy muy metido en la escena actual de L.A. ni de la Bay Area. Me suelo involucrar bastante en cualquier escena en la que estoy, sea cuál sea la ciudad en la que viva. Ya sea San Diego, Los Angeles, la Bay Area, Vancouver o Florida cuando estaba con Death. Intento sumergirme en la escena local, conocer a las otras bandas y todo eso. Últimamente he estado muy ocupado y no he sido capaz de seguir al tanto de lo que se hace en Los Angeles, pero intento apoyar la escena de San Diego tanto como puedo y bajar a menudo al Brick by Brick, que es el mayor club de metal que tenemos aquí en este momento. Ahora ese club pertenece a los chicos de As I Lay Dying, pero ha estado ahí desde hace años.

De hecho, toqué allí con Death cuando se llamaba The Spirit y toqué allí con Strapping cuando ya habían cambiado el nombre a Brick By Brick. Recientemente, hace cinco o seis años, los chicos de As I Lay Dying lo compraron y creo que han hecho un trabajo increíble con él, programando un montón de bandas nacionales y dando soporte de verdad a la escena. Limpiaron el espacio, instalaron un nuevo equipo de sonido y todo eso, así que aprecio mucho que hayan invertido tanto esfuerzo y tiempo en él. Pero vaya, que estoy mucho más involucrado en la escena de San Diego que en la de Los Angeles o la Bay Area.

Vamos a seguir ahora ese hilo que abrías antes y que no es otro que el nuevo disco de Testament que saldrá a principios de abril. De una forma u otra, os da la oportunidad de girar sin nada que presentar, e imagino que esto os puede hacer escoger ir a por un greatest hits al completo o bien, tal y como has mencionado, explorar la posibilidad de tocar algunas gemas escondidas en vuestra discografía. ¿Cómo llegasteis a esta decisión y os resististeis a rendir un homenaje total al pasado tal y como el nombre de la gira puede sugerir?

Bueno, creo que los repertorios de Testament a lo largo de estos años han sido un homenaje constante al pasado, con gran cantidad de canciones antiguas. Siempre hemos tocado un par de cortes del nuevo disco que estemos presentando, pero por lo demás está lleno de clásicos. El nuevo disco, Titans of Creation, sale el 3 de abril, de aquí algo más de un mes. Un par de meses antes de que empezara esta gira Chuck Billy se puso en con el resto de la banda y nos pidió a cada uno de nosotros que le dijéramos diez o quince canciones que nos gustaría tocar y así ver si coincidíamos en muchas. ¡Incluso empezamos a trabajar en material de Demonic! De momento aún no hemos tocado nada y las pruebas de sonido están siendo un poco atropelladas, así que no sé si llegaremos a tocarlo, pero personalmente aprecio mucho que los chicos estén dispuestos a tener en cuenta canciones como «Demonic Refusal» o «The Burning Times».

De todas maneras, tenemos un nuevo tema que se llama «Night of the Witch» y que ya está en todas las redes. En esta gira nos centramos en esta canción, que parece recibir una respuesta bastante decente por parte del público. El nuevo disco de Testament es una pasada, muy sólido. Es un gran álbum y creo que a los fans de la banda lo van a disfrutar de verdad. No sólo suena genial, sino que incluso diría que es la mejor mezcla que Andy Sneap ha hecho nunca. En mi opinión ha realizado un trabajo genial y ha conseguido que suene realmente inmenso, así que cuando llegue la hora de salir de gira otra vez, en Estados Unidos a mediados de abril, el disco ya habrá estado ahí fuera un par de semanas y podremos tocar tres o cuatro canciones nuevas. O las que escoja la banda.

Quizás el repertorio puede variar un poco respecto a ésta en la que estamos hora, pero al verla un poco como una gira de bonus, hemos aprovechado para experimentar un poco. Podemos disfrutar de una pequeña gira por Europa antes de que salga el disco, podemos probar como funciona la nueva canción en directo y tenemos la oportunidad de tocar algunas canciones que no hemos tocado ya un millón de veces. Desde el punto de vista de la banda esto es muy disfrutable, ni que sea para poder ejercitar un poco nuestros cerebros. Tenemos que estar realmente despiertos sobre el escenario para clavar esas canciones que no hemos tocado desde hace siglos. Veremos cómo será el siguiente setlist, pero este es muy sólido y a mí me gusta mucho. Tiene algunos cortes poco habituales y estamos disfrutando realmente de tocarlo.

Y una cosa que es genial es que los chicos que deciden en Testament les han dado cincuenta minutos a Death Angel y una hora a Exodus, de manera que los dos pueden ofrecer lo mejor de si mismos. Muchas veces sí eres el primer telonero tienes media hora, y si eres el soporte principal cuentas con cuarenta minutos y gracias. Pero aquí Death Angel toca cincuenta, Exodus una hora y nosotros una hora y media. Todo el mundo será feliz y esto es de lo mejor de esta gira. Todos podemos tocar y disfrutar sin tener que correr y descartar algunas de nuestras mejores canciones.

Suena genial. La semana que viene estaréis en Barcelona y ahí tendré la oportunidad de verlo seguro.

¡Gracias!

Claro. Bueno, hablemos un momento del nuevo disco de Testament, que aún no he tenido la oportunidad de escucharlo más allá de “Night of the Witch”. Así que tendré que confiar un poco en tus palabras.

Claro.

¿Qué vamos a poder encontrar en este disco y cuáles son las principales similitudes y diferencias entre él y los dos últimos en los que has tocado, Dark Roots of the Earth y The Broterhood of the Snake?

Vayámonos un álbum atrás hacia The Brotherhood of the Snake. Creo que este nuevo disco se distingue un poco de aquél en lo referente al thrash brutal y más rápido que rápido. Este álbum, en mi opinión, no es tan inmediato con el thrash, pero los riffs y las canciones desbordan calidad. Los chicos de la prensa que lo han escuchado y nos dan opiniones rápidas dicen que es el mejor álbum que hemos sacado nunca. Eso es muy bonito, y yo también creo que es un gran disco.

Una cosa que creo que es distinta en este disco es que Chuck Billy canta de forma mucho más melódica. Pero melódico al estilo de Chuck Billy y de Testament. No es algo comercial, sino que está orientado a tener líneas de voz muy potentes. No hay solo gritos ni guturales, sino que Chuck está poniendo toda su voz a trabajar en este disco y creo que suena realmente bien. Hay un montón de cosas pegadizas aquí, pero pegadizas en el buen sentido, no en ese que es asqueroso ni hortera. Es melódico pero es a la vez muy heavy… creo que muchos fans de Testament se van a llevar una sorpresa agradable. Verán melodía pero creo que van a quedar impresionados.

Otra cosa que cambia respecto a The Brotherhood of the Snake es que me involucré en el proceso de composición desde el primer momento. Durante la preparación de ese pasado disco estaba super ocupado y tenía un montón de proyectos en mis manos, así que me resultó imposible estar en las sesiones de composición con Eric. Por eso él usó un batería increíble como es Alex Bent, que ahora toca en Trivium. Él fue el batería para las maquetas de The Brotherhood of the Snake y creo que hizo un trabajo impecable a la hora de capturar lo que Eric estaba buscando. Yo no tuve problema en recrear lo que Alex hizo, pero esta vez no he querido tener los mismos retos que tuve entonces. Así que creé todas las partes yo mismo desde el cero y las maquetamos para ver si a Eric le gustaban para incluirlas en el disco, editar a medida que avanzábamos y poner y sacar riffs para ver cuál era la mejor manera de organizarlo, tanto en el estudio como antes de entrar en él.

Así, la mayoría de las partes de batería me resultaron muy cómodas de tocar ya que las escribí yo mismo y no me vi obligado a imitar lo que alguien hizo imitándome a mí. Fue un proceso bastante sencillo, la verdad: la grabación fue realmente bien y todo el mundo está tocando al máximo de sus capacidades. Alex, por supuesto, tiene algunos solos espectaculares. ¡Hay un par de canciones compuestas enteramente por Alex en este disco! ¡Y son buenísimas! Alex ha hecho un gran trabajo con esas canciones. Por eso y muchas otras cosas creo que estamos ante un muy buen disco y que los fans de Testament van a estar contentos con él. ¡Buen trabajo, tíos!

Hoy en día tienes a bandas como Testament, Overkill, Kreator o Exodus en un estado de forma excelente. Sé que el próximo disco de Exodus, con Gary componiendo de nuevo, va a ser super potente. Todas estas bandas que llevan activas desde hace un montón de tiempo lo están petando. Overkill está sacando discos increíbles, sencillamente brutales. Kreator están haciendo lo mismo. ¿Testament? En un estado de forma genial. Cada disco es mejor, más duro y más heavy. Y eso es fantástico. Hay otras bandas en nuestro género que también intentan escribir buenos discos pero que no siempre les sale tan bien. Están en la mitad de su carrera y sacan discos que hacen que te rasques un poco la cabeza, pero todo el mundo está intentado ser lo más heavy posible y eso está bien. Y creo que a la gente le va a gustar mucho Titans of Creation.

Tengo muchas ganas de escucharlo, la verdad. Acabas de mencionar la buena forma de bandas como Overkill, Kreator, Sodom o vosotros mismos. Creo que todas estas bandas, al igual que Death Angel, Dark Angel y muchas más que nacieron en los ochenta, han seguido un patrón similar, muy común en bandas de metal de esa época, y especialmente de thrash metal. Empezaron gozando de un gran éxito y mucha inspiración creativa en los ochenta, pero en los noventa muchas de ellas se separaron o, las que lograron sobrevivir, vivieron una especie de crisis de identidad que les llevó a flirtear con otros estilos o géneros con éxito más bien bajo. Con la llegada del nuevo siglo vimos la reunión de muchas de estas formaciones, un resurgencia en popularidad y un retorno a las raíces que ha acabado por desembocar en la atmósfera de popularidad que vemos hoy. Tal y como dices, Testament, Kreator u Overkill viven uno de los mejores momentos de su carrera, tanto a nivel de estudio como de directo. ¿Estás de acuerdo con lo que he ido exponiendo? ¿Cómo explicas este patrón?

Creo que tú lo has explicado perfectamente bien, hermano. Tienes toda la razón. En los ochenta los niveles de creatividad fueron elevadísimos, pero en los noventa muchas de esas bandas sufrieron una crisis de identidad. Y eso ocurrió porque el peso que tenían que llevar encima era demasiado grande para muchas de ellas, y eso les llevó a separarse. Unos años más tarde, la resurgencia del interés en el thrash original supuso todo un éxito, y ahora estamos en un punto en nuestras carreras en el que podemos hacer ambas cosas.

Y eso es lo que Testament está intentando a día de hoy: no estamos solo diciendo que The Legacy fue la leche y que deberíamos grabar otro Legacy, sino que intentamos avanzar mientras mantenemos la energía y el espíritu de esos días. Tenemos más de treinta años de experiencia a nuestras espaldas escribiendo música y tocando nuestros instrumentos, así que hemos mejorado mucho nuestras habilidades e incrementado nuestra sabiduría, algo que sería de tontos no usar. Nuestros riffs pueden seguir siendo pegadizos, y de hecho así son siempre los riffs de Eric, un tío que tiene la habilidad de escribir este tipo de riffs que enganchan a la gente. Este es uno de los puntos fuertes del disco… ¡es rifftástico! Hay un montón de riffs brutales en lo nuevo de Testament… ¡y a mucha gente le va a encantar!. Pero esa resurgencia de popularidad del género ha hecho que muchos aficionados jóvenes se acerquen al thrash. Chicos que llevan las mismas pintas que nosotros llevábamos hace 35 años, con cazadoras vaqueras, chaquetas de cuero, camisetas de bandas, parches….

Mini-bigotes… (risas)

Sí, sí (risas). Tienes que intentar que crezca… poco a poco (risas). Pero las primeras filas están llenas de jóvenes a los que notas que lo flipan, y me gusta ver que bandas como Testament y las demás somos conscientes de ello, que no podemos dar nada por supuesto y que tenemos a toda una nueva generación de aficionados que se pueden quedar o se pueden ir codo con codo con los fans de siempre, aquellos que hemos visto durante treinta años en todas nuestras bandas. Porque ¿sabes? Después de tantos conciertos podemos reconocer las caras de mucha gente, y hay fans que han estado ahí durante diez o veinte años. ¡Y aún luchan para ponerse en primera fila!

Pero lo más importante es que creo que todo el mundo es bastante feliz. Los fans de toda la vida pueden decir que somos una banda que les gustaba cuando eran jóvenes y que les siguió gustando durante esa crisis en los noventa que todos tuvimos que vivir. Pero aún así, aquí tienes una banda como Testament que fue capaz de pasar por los noventa con algunos discos maravillosos… Los noventa nos trajeron Demonic, The Gathering… ¡y esos son grandes discos! ¡Low! Vamos, Low es una pasada.

Sí, a mi también me encanta Low.

A mí me gusta mucho Demonic. Aún hoy me parece un discazo. Y la habilidad que ha tenido la banda para crecer y evolucionar alcanzando un plano superior de éxito y de credibilidad musical me parece increíble. En esta gira estamos teniendo un montón de sold outs, y hoy estamos tocando en un puto pabellón de hockey hielo. Estoy seguro que la venta de entradas está yendo genial y Polonia siempre es un gran lugar en el que tocar. Tengo la sensación que Testament va a continuar haciendo discos magníficos indefinidamente, y creo que los fans lo van a disfrutar y van a seguir viniendo a los conciertos porque nuestro catálogo es más y más sólido cada día y porque saben que van a escuchar un puñado de clásicos, sí, pero también un montón de material nuevo y excitante. Y con suerte el material nuevo le va a tocar la patata a alguien que se acabe comprando el disco.

Es un testamento a la fuerza del metal y una prueba de que el metal está en la sangre de todos y cada uno de nosotros. Muchas veces, en los conciertos, vemos a un padre y a un hijo. Y el padre está ahí todo orgulloso pensando que este es mi hijo y lo llevo a mi primer concierto porque él también es un metalero. ¡Bien hecho, papá metálico! Tú sí que estás educando bien a tus hijos, porque los podrías perder en el hip hop, en la música electrónica o en todos esos estilos que están de moda hoy en día. Pero estos tíos están educando a sus hijos para ser también metaleros, y eso es genial para tener una generación tras otra e ir rejuveneciendo la audiencia, lo que es muy necesario.

Bueno, quizás antes el metal era mucho más popular entre las masas que ahora, pero sinceramente creo que ahora está más fuerte que nunca. De hecho, cuando las bandas clásicas vienen a tocar a Barcelona lo hacen cada vez en recintos más grandes. Claro que el metal está muy lejos de los focos mediáticos y que nadie, fuera de nuestro mundillo, parece saber nada de ello, pero a mí me parece en una situación muy sólida. Tú lo has vivido desde dentro durante todos estos años, así que no sé qué piensas sobre ello.

Estoy totalmente de acuerdo contigo. En los ochenta el metal era underground y contábamos con toda la comunidad de intercambio de cintas y con fans entregadísimos en el underground. Esa era nuestra internet y llegamos a crear una muy buena red. Lo que fue muy interesante es que los chicos que solían llevar los fanzines a principios de los ochenta son lo que luego empezaron a trabajar en las primeras discográficas independientes como Combat, Megaforce, Mausoleum, Osmose y todas ellas. Y muchas salieron de fanzines porque la gente que estaba allí ya tenían una oreja preparada para identificar lo que molaba, así que las bandas sobre las que escribían en sus fanzines son las que acabaron firmando para sus sellos. Pero creo que me estoy desviando totalmente de la pregunta, así que por favor formulala de nuevo y me voy a centrar en ella. (risas)

(risas) No te preocupes, está todo bien. Sólo comentaba que en los ochenta y a principios de los noventa el rock y el metal eran fenómenos de masas y ahora no lo son pero que aún así el estilo vive un momento magnífico.

Sí, absolutamente. Y así es como nuestra internet de esos viejos tiempos, la escena de intercambio de cintas, se ha convertido en la internet que conocemos hoy, en la que cuentas con la inmediatez de tener tu facebook o tu youtube, con gente grabando los conciertos y subiéndolos a sus canales de Youtube al mismo día siguiente. Debo admitir que incluso yo mismo voy a pegarle un ojo a youtube cuando llevamos unos cuantos conciertos de cualquier gira porque así tengo la oportunidad de mejorar mis actuaciones. Miro cosas como por ejemplo el tempo. A veces me doy cuenta que tocamos cierta canción demasiado lenta, así que le metemos una marcha más. O a veces tocamos super rápido, llevándonos por delante todo el groove de la canción. La razón por la que miro esos vídeos son sobretodo los tempos, y así aprendo qué funciona y qué no. Lo mismo que cuando antes solíamos filmar los conciertos aunque luego fuera todo un reto poder verlos. Tienes que poder enchufar el aparato en algún sitio, juntarte con el resto para verlo y todo eso. Ahora es tan fácil como ir a Youtube y ahí tienes tu concierto de ayer por la noche, con lo que inmediatamente puedes ver cómo funcionaron ciertas canciones y si los tempos son correctos.

Y estoy de acuerdo en que la escena metálica es más fuerte que nunca. Lo que te digo es mi opinión porque yo soy bastante underground en general, pero si bien es cierto que cuando el metal se convirtió en mainstream y la MTV empezó a programar bandas más heavies ayudó a que algunos grupos fueran más populares durante un tiempo, a mí me parece bien que se mantenga mayormente en el underground. Me parece bien que el boca a oreja sea la principal manera de conocer bandas, ya que se trata de la forma más sólida para ganar popularidad. Cuando alguien intenta imponerte una idea… no sé, mucha gente, y yo soy uno de ellos, odiamos que desde los medios se nos intente forzar una opinión. “Esta banda mola y debería gustarte”. ¡No me líes, que yo quiero desarrollar mis propios gustos!

Cuando te mantienes en el underground tienes a amigos de otras ciudades que te sugieren esta u otra banda, y como respetas su opinión acabas escuchando a esa banda y te das cuenta que muchas veces tu amigo tiene razón. ¡Esa banda mola! Pero eso no me lo está diciendo ni la MTV ni los medios. Es mi amigo, en cuya opinión confío, quién me lo está diciendo. Y así es como el metal ha ganado siempre popularidad y ha sido capaz de mantener su fuerza. Es verdad que hubo una época en los noventa que estuvo un poco más así-así, pero no creo que fuera un gran problema. Todos sabíamos que iba a volver, y tampoco creo que el metal muriera en los noventa.

A mucha le preguntan sí el grunge mató el thrash metal. ¡Pues claro que no! ¡Pero si el grunge estaba basado en el thrash metal! Siempre he pensado que gente como Nirvana estaban a un paso de ser una banda de thrash. Quizás pensarás que es una afirmación un poco rara, pero al final acabas por descubrir que efectivamente eran genuinos fans del thrash. Recuerdo que mi bajista en Strapping Young Lad, Byron Stroud, había sido amigo de Kurt Cobain y me decía que Kurt era quién le había descubierto el Darkness Descends de Dark Angel. ¡Lo sabía! Escuchando sus riffs me parecía que les tenía que gustar el thrash por fuerza. Tienes punk, tienes a Sabbath y tienes thrash metal en muchas de esas bandas.

Así que no creo que el grunge matara al thrash en absoluto. De hecho, si hay algo que ayudara a matarlo durante ese breve periodo de tiempo en los noventa fue el death metal, que recibió el testigo del thrash para que pasara a ser la nueva música más extrema que había. ¡Y entonces el grindcore fue aún más extremo! Creo que la gente quería más y más, llegó al máximo que podían con el thrash y necesitaron algo más intenso aún. Y aquí vienen Deicide, Morbid Angel, Death, Obituary… y después Napalm Death y Carcass con la brutal escena grindcore… No quiero hablar de que el thrash ha vuelto porque creo que nunca se fue, pero si está viviendo una nueva edad dorada creo que es porque entre todos lo estamos haciendo bien. Ahora no tienes a los medios diciéndote que lo nuevo de Testament mola y debería gustarte, sino que cada uno de los fans está tomando sus propias decisiones. Ahora puedes acceder a cualquier banda que has escuchado o sobre la que has leído al momento…. déjame ir a Spotify, a Youtube, a iTunes y lo encontraré rápidamente.

Y esto es como el intercambio de cintas de antes con la única diferencia que lo tienes todo en la punta de los dedos, así que puedes hacer con ello lo que quieras. Oyes de tal o cual banda, le pegas una escucha y te gustan o no te gustan. Pero el acceso está ahí y eso ayuda mucho. No es lo mejor para los bolsillos de las bandas en absoluto, eso ya te lo digo, y por ello todos hemos aprendido a ser como cucarachas y encontrar distintas maneras de sobrevivir. Si las ventas de discos no son lo que eran, buscaremos la manera de continuar con nuestras carreras. Y no lo hacemos solo por los fans, sino también por nosotros mismos.

Creo que cuando te gusta una banda porque la encontraste tú mismo o la has descubierto junto a otros amigos se crea un vínculo que va a durar mucho tiempo (quizás siempre), mientras que si son los grandes medios quiénes te lo explican parece que se trate un poco más de una moda. Y las modas vienen y van y son rápidamente reemplazadas por otras modas….

Claro, absolutamente.

Hemos hablado sobre esa crisis que vivió la escena thrash en los noventa, pero creo que tú pudiste escapar bastante de todo ello entrando primero en Death y después uniéndote a una de las bandas más excitantes e innovadoras de los noventa como es Strapping Young Lad. ¿Cómo fue para ti la transición entre tocar thrash metal clásico y acabar en una banda tan distinta como ésa?

Creo que fue una transición relativamente fácil para mí. Acabamos de decidir acabar con Dark Angel, y aunque en el fondo de mi mente tenía la sensación que ese pequeño hiato podía durar bastante tiempo, no dejaba de ser algo temporal. Porque incluso entonces, cuando nos disolvimos en 1992, imaginé que debíamos darle a la banda cinco o diez años para respirar, pero que después volveríamos más fuertes que nunca. Porque así es como funciona la industria: todo es cíclico y se puede ver fácilmente. Al cabo de unos años seguro que hay un resurgimiento, y aún hoy estamos en plena subida, que ha sido larga y potente. Y eso ha permitido la vuelta de Dark Angel, aunque eso es otra historia.

Cuando disolvimos Dark Angel fui capaz de transicionar hacia Death con bastante rapidez. Sé que estaba hablando con Borivoj Krgin, el tío de Blabbermouth.net que me estaba ayudando a encontrar un cantante para mi proyecto post-Dark Angel. Él me llamó un día y me dijo que había estado hablando con Chuck y que Chuck estaba buscando un nuevo batería. ¿Os gustaría tener una charla? Chuck y yo habíamos sido amigos durante mucho tiempo, pero hubo un momento entre 1989 y 1990 en el que Dark Angel y Death no se llevaban muy bien en la prensa, así que pensé que era extraño pero interesante que Borivoj me preguntara eso.

¿Quieres que hable con Chuck? Está bien, pero la última vez que habíamos hablado fue, digamos, un pelín contenciosa. Pero bueno, yo me apunto a todo, así que efectivamente Chuck y yo nos pusimos en contacto y tuvimos una gran conversación, la primera en dos o tres años. Y fue como una extensión de nuestra última buena conversación hablando sobre metal, bandas y este tipo de cosas. Nos sentimos bastante bien, así que decidimos empezar a trabajar en Individual los dos juntos. Y la transición fue bastante fácil.

Muchas veces lo he comentado en el pasado, y creo que ahora, con la muerte de nuestro buen amigo Sean Reinert, se convierte en algo aún más evidente. Cuando escuché por primera vez Human, el disco acababa de salir y yo estaba en una fiesta en casa de unos amigos. Entonces alguien sacó el LP, lo puso y cuando acabó recuerdo girarme hacia el chico que se sentaba a mi lado y decirle “¡Joder! Me alegro que nunca tenga qué tocar eso!” (risas)

(risas)

Y cómo no, al cabo de un año ahí estoy ensayando exactamente eso con Chuck. Sean fue un batería absolutamente inspiracional, y su estilo son una influencia pivotal en los propios Death. Cuando entré en la banda lo primero que hice fue exclamar “¡Tíos, vosotros hicisteis Human!”. Es un disco impresionante. Así que no intentamos hacer otro Human, pero todas las avenidas estaban ahora bien abiertas. Las opciones a nivel de batería eran infinitas, así que le dije a Chuck que iba a componer lo mío, que iba a estar muy influenciado por Human y por el estilo de Sean y que me fuera diciendo qué le parecía. Y a medida que iba teniendo cosas me decía que le encantaba todo y que podía tocar encima de ello sin ningún problema. Él me había enviado una maqueta adorable en cinta con algunos de los riffs de Individual, y en primera instancia yo la escuché y empecé a pensar patrones en mi cabeza.

Luego nos juntamos, lo tocamos juntos y le encantó. Firmó todo lo que había escrito y le pareció que era muy técnico y que encajaba muy bien con lo que él quería. Así que, esencialmente, esos fueron los mismos ritmos que acabaron en el disco. Así es como se construyó Individual, con una influencia clara de Human en el sentido que asumí que podía tocar lo que quisiera en la batería. Los riffs de Chuck eran geniales, y aunque resultó sonar muy distinto a Human se trata de otro disco brutal en mi opinión. Disfruté mucho de participar en él y a todos nos impresionó que lo acabáramos tan rápido y con tanta facilidad.

Y para mí, el poder tocar con Steve di Giorgio fue todo un regalo. Él y yo éramos grandes amigos desde antes de Death, en la época Dark Angel / Sadus. Entonces ya habíamos hecho un montón de conciertos juntos en la Bay Area, pero el hecho de poder acabar de formar una hermandad de por vida a través de los años en Death fue genial. Steve y yo éramos buenos colegas antes, pero el hecho de estar en Death los dos juntos creó un vínculo absoluto de la sección rítmica. Y me siento muy afortunado de poder tocar con él a día de hoy en Testament.

Fantástico. Has estado en bandas como Testament, Strapping Young Lad, Deathklok o Dark Angel y también has formado parte tanto en estudio como en directo de muchos otros proyectos como Opeth, Old Man’s Child y muchos más. No voy a preguntarte qué es lo mejor que has hecho nunca, pero sí qué es lo que consideras que son los proyectos o discos más excitantes en los que has trabajado y, de forma similar, aquellos que te han dejado un poco insatisfecho.

Vamos a ver. Lo que me viene a la mente de forma inmediata es cuando Devin y yo estábamos construyendo el disco City juntos, lo grabamos y pudimos conocer a Byron y a Jad de Strapping. Encajamos con mucha facilidad y nos convertimos rápidamente en una pequeña pandilla de tíos que pensaban parecido. City fue un disco realmente excitante, y especialmente en esa era, estar en Strapping fue algo genial. Entonces éramos un poco chulitos, como puedes ver cuando abres el libreto del CD y lees eso de “Ey, gilipollas. Que te jodan a ti y a tu música de mierda”. Me encanta, porque después escuchas City y sientes que es un disco que explora cosas que nunca antes se habían explorado y que lleva la música a un nuevo nivel. Totalmente abrasivo, pero a la vez precioso y pegadizo. Intentamos que este espíritu nos acompañara durante toda la vida de Strapping, y a veces lo logramos y otras no tanto. Pero en conjunto mi tiempo en Strapping fue muy excitante.

También me encanta Deathklok. Es igualmente muy excitante y me encanta hacer música con esta banda porque todo el show alrededor de Deathklok es increíble, con toda la perafernalia y la pantalla gigante detrás mostrando la animación mientras nosotros lo sincronizamos todo a la perfección. Es un asalto a los sentidos y me flipa. La batería es brutal y super intensa, algo que me mantiene en forma. Ni que fuera solo por eso ya me encantaría tocar en Deathklok. A día de hoy me lleva alrededor de un mes prepararme para un concierto o una gira de Deathklok porque en ninguno de mis otros proyectos tengo que tocar el doble bombo con la intensidad que lo hago aquí. Toco el doble bombo en todos mis proyectos, por supuesto, pero para poder tocar esto tienes que estar muy fuerte. Hicimos un concierto hace un par de meses y no tenemos nada en agenda, pero aún y así sigo ensayando el set de Deathklok para mí mismo y para mantenerme en forma. Y entonces vengo a Testament y puedo tocar “Fall of Sipledome” sin ningún tipo de problema.

Es como una canción infantil para tí…

Sí, casi. (risas). Pero muchos de los proyectos que me parecen más divertidos y excitantes no son muy conocidos. Por ejemplo, hace como veinte años (¡Jesús!) tuve un proyecto en Vancouver que se llamaba The Almighty Punchdrunk y con el que grabamos un disco llamado Metal For Them Asses que probablemente puedes encontrar en Youtube pero no en Spotify o en iTunes. El disco dura como media hora, pero a mí me resultó muy excitante y, entonces, resultó ser bastante novedoso. Nadie tocaba thrash metal de esa manera y a nosotros nos salió realmente bien. De hecho, Punchdrunk fue una influencia bastante grande en Strapping, porque era una banda conocida en la zona y, si lo escuchamos bien, hay mucho de ella en Strapping. Incluso Devin mencionó que quería una especie de aire a Punchdrunk cuando componíamos “Skepsis” para el disco Alien. Y yo, claro, encantado de la vida con ello.

Hay otra banda de Vancouver que sí que puedes encontrar en Spotify y iTunes que se llama Mechanism. Fue un proyecto muy excitante para mí y ahí toqué la mayor locura de batería que había tocado hasta entonces. El disco se llamaba Inspired Horrific y hay un montón de metal del bueno ahí. El vocalista es Chris Valagao de Zimmers Hole, que para mí es uno de los mejores cantantes de la historia del metal. También tocar precisamente en Zimmers Hole fue siempre muy divertido. Lo cierto es que he tenido mucha suerte de poder hacer todo lo que he hecho. ¿Llegar a tocar con Opeth? Eso fue impresionante. Me encanta la música de Opeth y amo a Mike, que creo que es un tío genial. Disfruté mucho de ello. Por desgracia, también tuve que hacer algunos conciertos con Anthrax porque Charlie Benante tuvo que ausentarse unos días, así que subí a echarle una mano, pero las circunstancias no fueron alegres.

Estás considerado uno de los mejores baterías de la escena extrema y también un innovador y un pionero a la hora de introducir muchas técnicas que ahora se usan extensamente. Me gustaría saber cuánto ensayaste de joven para llegar a este nivel, qué haces para mantenerlo a día de hoy (ya me has comentado sobre Deathklok) y, aunque quizás es complicado para tí contestarlo, qué crees que te hace distinto de todos los demás baterías.

Bueno, hmmm. Supongo que lo que hace que todos los baterías seamos diferentes unos de otros es nuestra mente. En mi caso, supongo que se trata de mi mente y de como la aplico hacia la parte física de tocar la batería. Todos podemos tocar super rápido con el doble bombo o hacer redobles inmensos, pero lo que yo intento es que mi mente musical esté a disposición de la canción. Por eso una banda como Testament no suena como Death, Strapping o Deathklok. Siento que las canciones de Testament tienen su propia aproximación, y por ello me parece que meterle demasiadas cosas no es apropiado ya que quita el foco de algunas de las cosas que Testament intenta transmitir con su música.

Me acuerdo de cuando sacamos City y cuando sacamos Demonic. Ambos discos salieron bastante cerca en el tiempo y mi último disco antes que ellos fue Symbolic. Y la gente estuvo super decepcionada con como tocaba Hoglan en Strapping y en Testament. Ya sé que no suena como Symbolic, y eso me hizo realmente pensar si es que me había pasado en ese disco. Porque claro, lo escucho a posteriori y veo que lo toco absolutamente todo ahí, no hay ni un segundo de relajación.

Bueno, pero lo que haces ahí es increíble…

Bueno, sí, eso espero (risas). Pero en Strapping hay mucho espacio y en el Demonic aún más. Y la gente pensaba que si había hecho lo que había hecho en Symbolic, ahora tenía que hacerlo en todos los discos, pero eso no es lo que pedían esas canciones. El Gene Hoglan que conocéis de Death no es lo que piden las canciones de Testament o de Strapping. Claro que podría haberlo hecho, pero necesito que lo que hago sirva a las canciones, y eso no siempre significa llenar todos los huecos posibles con golpes y redobles.

Testament tiene su propia aproximación y aquí intento entender la visión de Eric Peterson y como quiere que suene la batería, y creedme que lo que quiere no es Symbolic. Lo mismo con Strapping y con todo lo demás. Siempre he querido individualizar mucho mi manera de tocar. Deathklok tiene su propio estilo y ahora que he participado en tres o cuatro discos de Testament puedo ver como también Testament tiene un estilo distinto al de los otros proyectos en los que estoy metido. La batería de Dark Angel no suena como la de Testament, por ejemplo.

El proyecto que tengo con mi mujer Laura Christine es lo más intenso que estoy haciendo ahora mismo y ni tan siquiera tenemos aún un nombre para el proyecto. ¡Pero ella es la que me aprieta! Dice: “¡Joder Hoglan! ¡Tienes dos pies, así que úsalos! Métele un poco más de doble bombo aquí, cabronazo!”. Y yo le digo… “humm… gracias por eso”. “No voy a ponértelo fácil como la mayoría de tus otras bandas, tío. ¡Ponte a trabajar!”. Así que esta es mi vida en casa, tío…

Por eso pienso que todos los baterías son obviamente únicos a su propia manera, y cómo aplicamos nuestras habilidades mentales es lo que nos diferencia a unos de los otros. Como he dicho, todos podemos tocar partes rápidas y todos podemos tocar partes complicadas, pero es como compones y como haces las transiciones lo que marca la diferencia. ¿Se te ha ocurrido un redoble que desemboca en el estribillo con total naturalidad? ¿O te limitas a un “brrr-rrrr” común y aquí tienes el estribillo?

Intento tener en cuenta este tipo de aproximación, un poco como nuestro querido y recién partido Neal Peart ha hecho siempre. Si escuchas a Neal puedes darte cuenta de que cada sección justo antes de los estribillos recibe su propio tratamiento especial. La primera puede ser un poco simple, la segunda se construye sobre la primera y la tercera entrada justo antes del tercer estribillo es toda una cosa por sí sola. Neal siempre tuvo esa aproximación a la hora de componer y yo intento tener también eso en mente para que mi batería siempre sea interesante.

¡Perfecto! Vamos pues con la última pregunta de esta primera parte de la entrevista. He leído en bastantes sitios que ya hace tiempo que estáis trabajando en algunas canciones para un nuevo disco de Dark Angel que sería el primero en casi treinta años. ¿Es eso cierto? ¿Para cuándo crees que podríamos esperar ese disco?

Hemos estado escribiendo casi siempre, y recuerdo que cuando nos reunimos por primera vez yo tenía un montón de tiempo en mis manos, y ese es uno de los motivos por los cuales fuimos capaces de escribir mucho para Dark Angel. Empecé a componer de inmediato y sé que Jim tenía un par de canciones en las que había estado trabajando y que sonaban totalmente a Dark Angel. Luego las escuché y dije “¡joder! Esto es buenísimo!”. Y lo que he compuesto yo también es genial. Pero a partir de ahí tuvimos que parar y empezar a programar cosas.

Al principio pensábamos que íbamos a escribir este nuevo disco de Dark Angel super rápido, pero cuando llevábamos un tiempo en ello tuve unas cuantas historias personales que me obligaron a dejar de concentrarme en componer y a dedicar mi tiempo libre a otras cosas. Claro que voy a continuar grabando discos, girando y estando metido en mil proyectos, pero ocurrieron un montón de cosas en mi entorno familiar que necesitaban de mi atención. Mi padre murió y algunas cosas se complicaron a raíz de ello, así que todo eso tomó mucha de mi capacidad de concentración.

Además, mi agenda con Jim Durcan de Dark Angel no es fácil, ya que desde que dejó la banda a finales de los ochenta ha desarrollado una carrera increíble fuera de la industria musical que le toma gran parte de su tiempo. Yo también estoy girando muy a menudo y Jim y yo trabajamos mejor cara a cara, cuando ambos tenemos una guitarra en la mano y podemos improvisar algunos riffs. Entonces y puedo saltar a mi batería electrónica, ponerle algunos ritmos y grabarlo todo. Pudimos estar un tiempo juntos antes de esta gira y creo que volveremos a hacerlo cuando la gira acabe, de forma que podremos continuar componiendo.

La verdad es que estamos intentando que lo nuevo de Dark Angel sea lo más intenso, energético y brutal que hemos hecho nunca, pero ninguno de nosotros va a correr. Y la gente puede decirnos “Tíos, hace cinco años que habéis empezado a escribir… no estáis corriendo en absoluto”. Y lo entiendo y aprecio vuestra paciencia, pero eso no significa que vaya a sentarme con Jim durante una semana y aparecer con un montón de nuevas canciones y listos para entrar al estudio. No. Tenemos que tener un control de calidad sobre nosotros mismos y no vamos a publicar algo solo por el hecho de publicarlo.

Una vez más, aprecio la paciencia de todo el mundo y sé que hemos estado hablando de este disco durante mucho tiempo, pero llegará cuando tenga que llegar. Intentaremos que eso sea mejor antes que después y estamos trabajando con el objetivo de publicar un disco. Después de eso quién sabe qué nos depara el futuro, pero por el momento nos queremos concentrar en la composición. Y por eso hacemos algunos conciertos aquí y allí pero no estamos totalmente ahí fuera girando con canciones de hace treinta años. Queremos sacar un disco para así tener opciones de girar, salir ahí fuera y tocar en todos sitios. Está en camino y estamos trabajando en ello.

Wow! Eso ha sido una entrevista larga de verdad y me ha encantado toda.

Excelente, a mí también.

(risas) Pues bien, muchas gracias de nuevo por tu tiempo, tu pasión y el detalle. Te deseo lo mejor para esta noche y para el resto de conciertos de la gira. ¡Nos vemos la semana que viene en Barcelona!

Muchas gracias Albert. Aprecio tus palabras, hermano. ¡Adiós!

¡Adiós, hasta pronto!

Si hay alguien que aún no ha tenido suficiente, deciros que nuestra entrevista no acabó aquí, sino que aún tenemos una media hora más que usaremos para otro artículo que ya veréis cuando llegue el momento y que, eso sí que os lo avanzamos, trata sobre Death. ¡Muchas ganas de tenerlo listo!

English

Albert, how are you!

Mr. Gene Hoglan! I am very well, enjoying a sunny break in my terrace. What about you?

Cool, man! First of all, I appreciate the reschedule, thank you very much for that! We had an unscheduled photoshoot that I was like, oh jesus. But we got it all together and all is well.

Very good, it was not a problem for me at all. Thank you for making some space in the middle of the tour to answer my questions!

My pleasure!

Ok, so right now you are embarked on the «The Bay Strikes Back Tour» along with Exodus and Death Angel. Where are you today and how is the tour going so far?

Today we are in Wroclaw, Poland. We are playing this cool hockey arena here and it’s gonna be a really killer show. All the shows have been doing great so far, with lots of sell outs and crowds seeming to be very happy at the end of the night. This is the first time all three bands have toured together. We’ve been out with Exodus and we’ve been out with Death Angel, but the three of us together this is apparently the first time that ever happened, so that’s pretty cool. We are all friends for over thirty years so it’s just a super mellow chill tour, everybody is super cool together and having a great time. It’s been a super success so far and I imagine that the rest of it is gonna be equally as successful and awesome.

That sounds great. This tour is showcasing the thrash metal scene that came out from the Bay Area in the early to mid eighties, and as you mentioned it features three of the most classic bands born there and then. What can we expect from these shows? How has your relationship evolved from then to now, both as musicians and as individuals?

Yeah, there is a thirty-plus years of relationship with everybody, and everybody has had their own successes. For instance, Death Angel is coming into this tour being recent grammy nominees. Great! That’s awesome for Death Angel. Way to go, guys! Exodus has Gary Holt back in the camp, so Gary is out with Exodus and they are mightier and meaner than ever. They’ve been great without Gary but having Gary back it’s the key and everybody is super happy with that. And we decided to revamp the setlist, toss out a bunch of songs that we’ve done a million times in the past and we brought in some other cuts. So sometimes our set might not be as immediate as, you know, Exodus coming out and killing you with a bunch of songs and Death Angel doing the same thing.

But it’s really nice for the band because it really makes us focus on concentration, because we are playing a bunch of songs we’ve basically never played live or that myself I’ve never played live. Or some of these songs have been twenty or twenty five years not being played. We are diving into a few deeper cuts from a couple of records, so that’s pretty fun. For me, we get to play «Fall of Sipledome», from The Gathering, and I love that Testament song. I think is one of their strongest tunes ever. Dave Lombardo killed it on that song, so I’ve got to kill it every night too and that’s really fun.

The tour is been great, everybody is getting along and you have these years long relationships and I don’t think it has never been any egos between any of the bands. There’s definitely none here. It’s been great, man. Everybody is just old friends having a good time, and the hangs after the shows are fun, just chilling with your bros from these other bands and all that. So it’s a really good time all over the place.

Great. You just opened a couple of threads that I’d like to follow later, but before moving on I would like to keep with the Bay Area for a moment. You were not in Testament those first years, of course, but I guess you were more or less part of the scene because of your work with Dark Angel even if the band was not from San Francisco but from L.A.

Correct

And I guess it was a connection anyway.

Indeed.

How do you remember those days and how was the scene and the life back then? Were you conscious that you were doing something that was changing the shape of metal forever?

I tell you I don’t think there was that sort of consciousness at the time. That was something that time and history displayed. We were just a bunch of cool bands trying to write cool music. Some guys up in the Bay Area doing their thing and us down in L.A. doing our thing. We get to go up there and play, they came down here and played, we played shows together… there was definitely a comradely between the L.A. Metal scene and the Bay Area metal scene. Of course, our L.A. scene was definitely more known for the cock rock poser music, and I was going up to the Bay Area and catching shows on my own before I was even in Dark Angel. It was an easy drive of just six hours to run up there, so I went up to catch a show on the weekend because it was not much happening in L.A. this weekend. So let’s go up and see Megadeth or Exodus owe whoever would be playing up there. That was pretty cool.

I don’t know if you now live around that area still, but if so, how is the metal scene now and how has it changed over the years?

I now live in San Diego, which is about two and a half hours south of L.A. And I must admit that I am not as acutely aware of the L.A. Scene, because I do get myself involved in every scene that I am in, whatever town I am living in, whether it’s San Diego, L.A., Vancouver for a dozen years or the Bay Area when I was doing Testament 25 years ago, Florida when I was out doing Death… I try to immerse myself in the local scene and get to know all the other bands and stuff. I have just been so busy and I haven’t been able to keep super tabs on what the L.A. Scene is doing, but I try to support the San Diego scene as much as I can, head down to the Brick by Brick club, which is San Diego’s mostly metal club.

That club is owned by the guys from As I Lay Dying now, but the Brick By Brick Club has been there for years. I played there with Death when it was called «The Spirit» and I played there with Strapping when it turned already into the Brick By Brick. Recently, about five or six years ago, the guys from As I Lay Dying bought the Brick By Brick and I think they’ve done an amazing job with that little club, bringing a lot of cool national acts and really supporting the scene. They cleaned up the place, they brought in a new P.A. System and all that cool stuff, so I appreciate the guys from As I Lay Dying for putting as much time into it as they have. So I am more involved with the San Diego scene than I am with the L.A. One.

Now I will open the next thread that you already opened before. Testament will release its new album at the beginning of April, so somehow it feels that you are touring with nothing new to present. I guess this gave you the chance to either go for a full greatest hits tour or, as you mentioned, grab some hidden gems that you hardly ever played. How did you approach that and resist to pay a full homage to the old days as the tour name itself calls for?

Well, I believe that Testament‘s setlist over the years has been a homage to the old days, with lots of old tracks. You play a couple of tracks of the latest album but then you dive in to a lot of the classics. The new album comes out on April 3rd, Titans of Creation. It’s a little over a month from now, but we got together through an email thread a couple of months before the tour started. Chuck reached out to everybody and asked each of us for ten or fifteen ideas of songs and then let’s see if there are a lot of the same songs in everybody’s lists, so let’s concentrate on those. We even started working on some Demonic material for this tour! We haven’t played any of it yet and the soundchecks have been a little busy and rushed, so I am not sure if we are gonna get to the Demonic stuff, but I personally appreciate the fact that the other guys were open to check it out. We rehearsed songs like «Demonic Refusal» and «The Burning Times» a little bit.

However, we do have a brand new track out, which is called «Night of the Witch» and is all out there on the interwebs. We focus on that song on this tour, we play it and seems to be going over pretty decently. Actually the new Testament album is super killer, super solid. Is a great record and I think Testament fans are really gonna enjoy it. It sounds great and I believe it’s Andy Sneap‘s best mix, that’s my personal opinion. He did a great job on the record and it sounds massive and really awesome, so when it comes to the next tour, which will be in the United States and will start mid to late April, the album would have been out for a couple of weeks and I am sure we will be playing three or four songs of the new record, or however many the band chooses.

That setlist might vary a little bit from this one, but we are just throwing out some stuff since this is just some kind of extra bonus tour. We get a little tour of Europe before the album comes out, we get to feature the new song and we get to play some songs that we haven’t played a million times. That’s enjoyable for the band standpoint, just getting to stretch our brains a little bit. We really gotta be awake on stage to be able to nail these songs that we haven’t played in forever. We’ll see what the next setlist is, but this one is pretty strong. I think it’s pretty cool. It has some deeper cuts and we are really enjoying playing it.

One thing that I think is really cool is that the folks in charge in Testament gave Death Angel a fifty minute set and Exodus a sixty minute set. I thought that was cool because each band gets to stretch out just a little bit. A lot of times if you are the opening act you get a half hour set, and if you are the direct support you get forty minutes. But here Death Angel will play fifty, Exodus will play one hour and we will do one hour and a half. Everybody will be happy and this is one thing that is pretty good about this tour. Everybody gets a nice hearty set instead of being rushed through it.

It sounds great. You will come next week to Barcelona and I will be there to see it and enjoy it myself.

Thanks!

Of course. Let’s talk for a moment about Testament’s new album, which I haven’t had the chance to listen to yet. So I will have to trust your words a little bit on it.

Sure.

What will be able to find in this record and what will be the main differences and similarities between this one and the other ones you’ve played, Dark Roots of the Earth and The Broterhood of the Snake?

Let’s take it back one album to The Brotherhood of the Snake. This album differs a little bit from that in terms of the brutal faster than fast thrash element. This album is, in my opinion, not quite as immediate with the thrash. But the riffs and the songs are super quality. Those folks in the press that are hearing it and give quick off the calf reviews to the band just that this is our best album. That’s very nice and I think it’s a very strong album, and one way that it kind of differs from some of the recent ones is that for instance, Chuck Billy is very melodic on this album. But in a kind of Chuck Billy / Testament kind of melodic. It’s not silly radio melodic, it’s just good powerful vocal line. It’s not just yelled and it’s not death metal growled. Chuck is putting his voice to work on this record and it sounds really good. There is a lot of catchy stuff in this record, but catchy in a cool way, not like that catchy that is just gross. It’s not cheesy, it’s just cool, melodic, heavy… I think a lot of Testament fans will be pleasantly surprised. They will see melody but they will also be stoked about this.

Another thing that differs about this album as opposed to The Brotherhood of the Snake is that I got involved in the writing process from the get-go. On the last album I was super duper busy and I had a lot of other projects rolling at the time, so I was not available for the writing sessions for Eric. And he used an amazing drummer, Alex Bent, who now plays for Trivium. That was his demo drummer for The Brotherhood of the Snake and he did a great job capturing what Eric was looking for. For me to recreate afterwards what Alex was doing worked out ok, but for this album I wanted not to have the same challenges that we had then. So just let me create the parts from scratch, then we will demo and if you like what I am doing, Eric, it will go on the record and edit it as we go, putting riffings in and out to see what worked best, both beforehand and also in the studio. For the most part, the drums for me were very comfortable to play because they were the parts and the licks I wrote and I didn’t have to cover somebody else who was covering me. It was a pretty smooth process, the recording went really well and everybody is playing at the top of their game, everybody is killing it. Alex, of course, is got amazing leads. Alex has a couple of Alex songs on the record. Flat out Alex songs… and those songs are killer! Alex did a great job, those songs are really good.

So that’s why I think that this is a pretty strong effort and I really think that Testament fans are gonna be all thumbs up on this. Nice work, dudes! And you got bands like Testament, like Overkill, like Kreator, Exodus… I know Exodus‘s next album, with Gary back writing, is gonna be super strong and powerful. All these bands that have been around for so long are killing it. Overkill are just putting out killer records, just slamming albums. Kreator the same thing. ¿Testament? At the top of their game. Each album is getting better and stronger and heavier. And that’s pretty good. There are other bands in our genre that try to write strong albums too but they not always turn up that well. There are albums that kind of make you scratch your head a little bit. They are in the middle of their career but, ¿you know?… everybody is trying to be super heavy!

That’s all pretty cool and I think people will definitely be stoked with Titans of Creation.

I am looking forward to listen to it, definitely. Talking about what you just mentioned, I think that all three bands on this tour, as well as Dark Angel and many other bands that were born in the classic thrash era like Overkill or Kreator have followed a kind of similar pattern that I think is pretty common for many eighties metal bands, and specially thrash metal ones. They started with massive success and an overflow of creative inspiration in the eighties, but in the nineties many of them either disbanded or the ones that remained alive suffered some sort of an identity crisis, sometimes flirting with new styles and genres, but normally experiencing a low to moderate success. But with the new century we saw the reformation of many of the old bands, a resurgence in popularity and a return to the roots that lead to the current success that we live today. As you mentioned, bands like Kreator, Overkill or Testament are in one of the best moments of their career, both in studio and in terms of live performances. If you agree, how do you explain this pattern?

I think you explained it pretty well there, brother. You are totally right. In the eighties, super creative, but in the nineties a little bit of identity crisis for a lot of these bands. That’s because a lot of that weight was overwhelming for some bands and had to break up. And then the resurgence of interest in the old grass roots thrash was a total success. And now we are in a point of our care where we can kind of do both, and this is one thing I think Testament is doing. They are not just saying that The Legacy was a killer record and so let’s write another Legacy.

They are not trying to do that, they are trying to keep moving forward but still maintain the spirit and the energy of the early days. You’ve got thirty plus years of experience of writing and playing your instrument behind you, improving your skills and your wisdom. So let’s utilize all that. Your riffs can be still catchy, and Eric writes great riffs. He’s got a knack for writing a catchy riff, they are very cool and very engaging. And that’s one thing about the new album. It is riffstastic! A lot of killer riffs in the new Testament. And a lot of people are gonna be like «Kick ass!». But having that resurgence of interest brought a lot of young fans up here. Lots of guys that look exactly like we did 35 years ago. You got the denim jackets, the leather jackets, you got the thrash metal t-shirts, you got the patches…

The small moustache… (laughs)

Yeah, yeah (laughs) You are trying to grow it… getting it there (laughs). But the front row is just covered with young dudes that are super into it, and that’s cool to see bands such as Testament and all the others that are acknowledging that. Thinking that we can not take this for granted, that we’ve got a younger fanbase together with the old stand byes, guys that we’ve seen for thirty years in all of our bands. All the fans that we know, because you know, we can recognize a lot of our fans. I have seen you over the last ten or twenty years! And you are still in the front row, bro!

But the most important thing is that I think everybody is pretty happy. The old school guys can say that this was a band that they liked when I was young, through the nineties identity crisis that everybody kind of went through. And here is a band like Testament that was able to come through the nineties with slamming stuff… I mean, the nineties brought Demonic, The Gathering… that’s pretty badass! Low! Low is an awesome record.

Yes, I love Low myself, really.

I love Demonic, I love Demonic… so I am like… «kick ass!!». And just being able of moving forward and attaining a higher plane of musical credibility and success is amazing. We are having many sold out shows this tour, and today we are playing in a damn hockey arena here in Poland. I am sure the ticket sales are amazing and Poland is always a great place to play. I have a feeling that Testament is just gonna keep making killer records, and I believe that the fans are gonna enjoy it and they will come up to the shows as Testament has a really strong catalog.

Let me gonna down there and I’ll hear some classics along with some cool new stuff. And hopefully I will get turned on by the new stuff and I will buy the record. It is a testament to the strength of metal and how metal is in your blood. There’s so may times you see a father and a son. This is my son and I am bringing him to his first show because he is a metalhead too. Way to go, metal dad! You are raising your young ones right, cause you could lose your kids to hip hop, electronic dance music or all these other kind of cool musics that are out there. But these guys are raising their kids to be metalheads and thats pretty cool, so you got generation upon generation. They keep restocking the audience, so that’s pretty good.

Well, maybe before metal was much more mainstream than it’s now, but I think now is as strong as ever. Actually, when classic bands come to play in Barcelona, they do it in bigger venues than ever. I mean, metal is totally away from the media and nobody outside the underground scene seems to know anything, but I feel it quite strong from where I see it. I don’t know how do you feel about it since you’ve been living it from the inside all these years.

I agree totally, you know, because back in the mid-eighties it was underground and we had the tape trading community and the underground fans. That was our internet, and we had a good network. What’s really cool is that all the guys who ran the fanzines in the early to mid eighties are all the guys that then started to work on the record labels. So they came in into the independent record labels, the Combats and Megaforces, Mausoluem, Osmose and all the cool ones. And a lot of those guys were from all the fanzines that were out. And that’s because they already had an ear for what is cool, and that’s why the bands they would write about in their fanzines are the ones who got signed up and started doing things. And I see that I am starting to deviate totally from the question, so repeat it please for me and I will get back to it.

(laughs) No, no. It is all good. I was just saying that in those late eighties or early nineties rock and metal were pretty mainstream and now it’s not, but in a way I think it is stronger than ever somehow.

Absolutely. I agree, and that’s where our internet of the time, the tape trading scene, now has become the internet. You’ve got the immediacy of your Facebooks and your Youtubes, with people there filming the shows and putting them up on their Youtube channels. Hell, I got to admit that I go to Youtube a few shows into the tour. I feel like checking them because I wanna improve my performance. I look at stuff like tempo, for example. Sometimes I am like «wow! We are playing this song waaay to slow!». So let’s speed this one up. And other times we play it waaaay too fast, cutting the groove right out of it. I look for tempos when I am looking at Youtube stuff and I am learning and seeing what works. Just like, back in the day, you used to film your own shows even though it was always kind of challenging to be able to watch them. You gotta be able to plug it in somewhere, watch and all that shit. Now you just go to Youtube and there’s our show from last night, so I can see immediately how certain songs work and if the tempos are good.

Now I do agree that the metal scene is stronger than ever. This is my opinion because I am a pretty underground guy, but I think that when metal started going mainstream and MTV started playing a lot of the heavier acts… I don’t know, it helped the popularity of the bands but I am ok if it’s underground. I am ok if it’s word of mouth, because word of mouth is the strongest way to get popularity. When it’s been force-fed to you… a lot of people like myself don’t like to be force fed or told anything by the media. This band is cool, you should like this band. I want to make up my own opinion and when it is underground and you are working with word of mouth from your friends in other towns. Hey man, I am checking out this band and you should check it out too. You respect your friend, you respect your friend’s opinion, you listen to that band and your friend is right. This band is cool! MTV isn’t telling me that, the media isn’t telling me that. My bro, whose opinion I trust, is telling me that.

That’s how I think metal has gained popularity and has retained its strength. For a minute there in the nineties it got a little squirly and that’s fine. We know it was gonna return though, and I don’t think metal died in the nineties. A lot of people get asked if grunge killed thrash metal. No shit! Grunge was based in thrash metal. I always thought that the grunge guys like Nirvana were just one step away from being a thrash band. People might think that’s and odd statement, but then you find out that they really were thrash metal heads. Genuinely. I remember that my bassist from Strapping Young Lad, Byron Stroud, was friends with Kurt Cobain. And he was like «Kurt was the guy who turned me into Darkness Descends from Dark Angeli».And I was like «I knew it!«. I could tell by their riffs that they dug thrash metal. You got the punk, you got the Sabbath and you got thrash metal in a lot of those bands.

Therefore I don’t think grunge killed thrash metal at all, and if anything, death metal helped kill thrash metal for that little point in the nineties when the batton was passed fro thrash metal being the heaviest music ever to death metal being the new heaviest. And then grindcore even heavier! I think people just wanted something heavier, like they went as far as they could with the thrash stuff and they needed something more intense. So here comes you Deicide, your Morbid Angels, Death, Obituary… and then Napalm Death and Carcass with the grindcore scene, which was killer. And now, if thrash is… I don’t wanna say back because I just don’t think thrash ever really left, but if thrash is experiencing another spotlight on it I think it’s being done correctly these days. You don’t have the media telling you that the new Testament is cool and that you should like it, but rather fans making up their own decision. Now the access of whatever band you’ve heard you’ve heard of or you are reading about… let me go to Spotify, let me go on Youtube, let me go on iTunes or let me go find their stuff really quickly.

And that’s like the tape trading scene back then, only now you have it at your fingertips, so you can make do of it however you want. You check up this band, you hear them out and you like them or don’t like them. But the access is there and that is what’s helpful. It doesn’t help you in the pocket book as a band at all, and that’s one thing where bands have learned to be cockroaches and to figure out a way to keep surviving. If album sales are not what they were, we’ll figure out a way to keep our careers rolling. And we keep doing this not only for the fans but for ourselves too.

I think that when you like a band because you found it yourself of you discovered it together with friends it will create a strong bond with it that will last a long time if not forever, whether if media is telling you what to like that’s more like a fashion. And fashions come and go and are being replaced by the next fashion…

Absolutely.

We were talking about those highs and lows within the eighties and nineties thrash scene, but I feel that you could escape it quite a lot by joining Death on the first place and later by joining one of the most exciting and innovative metal bands in the nineties as was Strapping Young Lad, a really groundbreaking band. How was for you this transition from playing classic thrash metal to end up in a band as different as Strapping Young Lad?

Well, that was a relatively easy transition for myself. It was a month after we just decided to put Dark Angel away, and in the back of my mind I had the feeling that this little hiatus of Dark Angel could go on for a while, but was still temporary. Because even back then, in 1992, when we just dissolved, I was thinking that we should give this five years or ten years, and it would be back stronger than ever. That’s just the way the industry works. It’s all cyclical and it’s easy to see. A few years into it sure enough there is a resurgence, and we are still undergoing this resurgence. And it’s been a long, lengthy and hearty one, which is awesome. And it’s allowed for Dark Angel to return, but that’s a different story.

When we disolved Dark Angel I was able to kind of transition into Death relatively quickly. I know that I was speaking with Borivoj Krgin, who runs Blabbermouth.net, and he was helping me look for a vocalist for my post-Dark Angel project. And he called me up one day and said he had been talking with Chuck, and that Chuck was looking for a new drummer. Would you guys be interested in having a chat? Chuck and I had been friends for a long time and there was a moment in 1989 through 1990 when Dark Angel and Death weren’t getting along in the press very well, so I thought it was strange but interesting that Borivoj called me and asked me that. Do you want me to talk to Chuck? Last time Chuck and me chatted was, you know, a little contentious. But I am up for anything, and sure enough Chuck and I got in touch with each other and we had a great conversation, the first one after two and a half or three years. And it was a kind of extension of our last cool conversation talking about metal, talking about bands and that sort of stuff. And it felt pretty good, so Chuck and I decided to start working on the Individual album together. And this transition felt pretty easy.

I have said this many times in the past, and now with the passing of our dear friend Sean Reinert it makes it even more poignant I guess. When I first heard the whole Human, the album just came out and I was in this house party. Somebody brings in the LP, puts it on and at the end of the record I remember turning to the guy next to me and I am like «Goddamn, I am glad I will never have to play this stuff!» (laughs)

(laughs)

Sure enough, about a year later there I am jamming the stuff with Chuck. Sean was such an inspirational drummer and his drums were an absolute influence on Death itself. When I came in I was just like «Man, you guys just did Human!». That’s a ball crushing killer record. So we didn’t try to repeat Human, but the avenues were now wide open. The options are plenty in terms of drum composition, so I said to Chuck that I was going to do my own thing and this would be very influenced by Human and by Sean and let’s see how that grabs you. And he said that every beat I was writing was killer and that he could play over everything without a problem. I had an adorable demo tape that he’d sent to me, and adorable riff tape with the Individual stuff, and I just listened to it and put patterns together in my head.

Then we got together and jammed them, and he thought it was great. I am down with everything you’ve written and it’s pretty cool and pretty technical. They were all essentially the same beats that ended up going on the record, so that was my initial mindset for the Individual approach and Chuck was all thumbs up with it. And that’s how Individual came about, with a hearty Human influence on the «we can play anything on the drums» kind of approach. Chuck‘s riffs were really cool and it was a different sounding record than Human, but it was stills killer record. I really enjoyed it and we were stoked that this was able to come together as quickly and easily as it came.

And for me, getting to work with Steve DiGiorgio on the album, since he’s been one of my best pals since the pre-Death days, from the Dark AngelSadus days when we did a lot of shows together back in the Bay Area, and really forming a lifelong brotherhood through the Death area was awesome. Steve and I were good buds before, but just being in Death together created a total brotherhood of the rhythm section kind. That’s why I am fortunate to play with Steve now in Testament. I am stoked.

Ok, fantastic. So you’ve been in bands like Testament, Strapping Young Lad, Deathklok or Dark Angel and you’ve been also part both in the studio or in the stage of many other projects like even Opeth, Old Man’s Child and many more. I am not gonna ask what’s the best things you’ve done, but what do you consider to be the most exciting projects that you’ve worked in and, in the same way, the ones that left you a little bit unsatisfied.

Well, let me see. Immediately what comes to mind is when Devin and I were putting the City record together, we tracked that and we got to meet and know Jad and Byron from Strapping. We became a little click, you know, a little good gang of dudes that were all like minded. City was really exciting and Strapping Young Lad was super exciting specially around that City era, when the band was really cocky. Even if you open up the sleeve of the city CD or album, just right across the middle of the record it says «Hey assholes, fuck you and your shitty music». I love that, because then you listen to City and I felt it was groundbreaking and absolute next level exciting music. So abrasive but catchy and beautiful and all that. We kind of tried to keep that vibe going for Strapping the whole time and some times we succeeded and some times not so much. But overall my time with Strapping was super exciting.

I also love Deathklok. It is super exciting too and I love making Deathklok music because the entire show that goes along with Deathklok is so amazing. The entire show we put together, with the giant screen behind us with the animation, and we sync everything up super tight with that animation. It is an assault on the senses and I love that. The drumming is brutal, intense and it keeps my chops up. I love playing Deathklok for that regard because it keeps my chops up, that’s it. It takes me about a month to prepare now for one Deathklok show or a tour because a lot of my other projects aren’t just so double bass assaulting as Deathklok is. I play a lot of double bass on all my projects, of course, but you really need to keep your chops up before you even start rehearsing with Deathklok. And Deathklok played a show a couple of months ago, but even after that, and there is nothing else on the books for Deathklok, I still go back into my rehearsal space and play along with the Deathklok set just to keep my chops up and for myself. And then I can come out with Testament and play a song like «Fall of Sipledom» with no problem at all.

It’s just a kids school tune for you then…

(laughs). Yeah, there you go. But a lot of my fun and exciting projects sometimes are not that well known. I had a project in Vancouver, for example, about 20 years ago (Jesus!) called The Almigthy Punchdrunk and we did put an album called «Music for Them Asses» that you can probably find in Youtube but not on Spotify or iTunes. The whole album is like a half hour long but that was pretty exciting music and kind of genre-breaking at the time. Nobody was playing thrash metal like that and it was really cool. Actually, Punchdrunk was a huge influence on Strapping, cause Punchdrunk had been around doing their thing and I heard a lot of Punchdrunk in Strapping, and even Devin, when we were writing «Skepsis» for the Alien album, mentioned that he would like to have a kind of a Punchdrunk feel. And I am «Ok! I am ready to go with that!».

Then there’s another band from Vancouver that you can find on Spotify and iTunes that is called Mechanism. That was a pretty exciting project for me and that was my craziest drumming on an album to date. Their album was called Inspired Horrific and there is some pretty mighty metal on there. The vocalist is Chris Valagao from Zimmers Hole, and Val is one of the best metal vocalists in the history of metal, so that’s cool. Played with Zimmers Hole, which was always a lot of fun. I am very fortunate to do the stuff I have. Getting to play with Opeth? That was an absolute highlight! I love Opeth‘s music and I love Mike, who I think is a fantastic guy. That was very cool and I really enjoyed that. Unfortunately I had to do some shows with Anthrax because Charlie needed to step away for a few days, so I jumped in to do some Anthrax stuff here and there. And that’s always cool man.

You persoally are regarded as one of the best drummers in the extreme scene and also an innovator and pioneer for certain drumming techniques. I’d like to know how much did you use to practice to reach such a level, which are your routines these days to keep in shape (as you mentioned with Deathklok), and even though it might be difficult for you to answer, what do you think it makes you a different drummer than the rest.

Well, hummmm. I suppose that the one thing that makes all drummers individualized from other drummers is their minds. My mind, and how I apply my mind towards the physical part of actually playing the drums. We can all play and we can all play fast double bass or big fat rolls all over the place, but I try to apply my musical mind by serving the song, and that’s why a band like Testament does not sound like Death or Strapping or Deathklok. I feel that Testament‘s songs have their own approach you should probably take. You don’t wanna have too much business going on because that kind of takes again from what Testament is trying to put forth in their music.

Jesus, I remember when we put out City and we put out Demonic. Both albums came pretty closely together and my last record before that was Symbolic. So people was so disappointed in the drumming from Hoglan on Demonic and they were disappointed in the drumming on City from Hoglan. And I know it might not sound like Symbolic and I was the first one to wonder if I overplayed on Symbolic or what. And of course, I listed to it afterwards and I played everything on that record, there is no relaxation or space anywhere.

Well, but that drumming is awesome.

Well, yeah, hopefully (laughs). But in Strapping, lots of space, and in Demonic from Testament, whole lots of space. But people were thinking that if I did all that stuff on Symbolic, I should do that on every record. And that’s not what the songs called for. It doesn’t call for a Gene Hoglan style for Testament or Strapping, not the Gene Hoglan that you now know from Death. The music doesn’t call for that. I still could do that, of course, but I need to serve the songs, and they don’t have to be filling all gaps and everything. Testament has their approach and here I am trying to have Eric Peterson have his vision met for what he wants the drums to sound like and that does not require a Symbolic type of approach. Same with Strapping and same with everything. So I’ve always liked to individualize my drumming. Deathklok has its own style of drumming and now that I’ve been on three or four Testament records I can see that here there an own kind of style that differs from other projects that I do. Dark Angel‘s drums don’t sound like Testament drums.

My project with my wife Laura Christine is the most intense drumming I am doing right now and we don’t even have a name for the project. But she is the one who pushes me! She says «Fuck you Hoglan! You’ve got two feet, so use them! Get some double bass going on here mo’fucky!». And I am like «I appreciate that…». And she goes «I am not going to take it easy on you like many of your other bands, man! Get to work dude!». So that’s my home life, man.

That’s why I think all drummers are obviously unique in their own way and is how we apply our mental skill what makes us different from each other. Like I said, we can all play the fast stuff and we can all play the intricate stuff, but is how do you compose and how do you transition what makes a difference. Do you come up with a fill that lays into the chorus real nice? Or do you just do some standard like «brrr-rrrr» and then here is the chorus? I try to consider that sort of approach, you know, kind of like our dearly departed Neal Peart.

If you listen to Neal‘s approaches you can see how each little section right before the chorus gets its own little special treatment. The first one might be a little simple, the second one will be built upon the first one and the third little fill before the third chorus will be its own thing. Neal always had that approach with his compositions and I try to keep something like that in mind too, and keep the drums pretty engaging.

Ok! And I will go for the last question of this first part of the interview already, because I read somewhere that you had been working in some songs for a new album of Dark Angel, which would be the first one in almost thirty years. Is that true? When shall we expect an album then?

We have been writing and I remember that when we first got back together I had a lot of time on my hands. That’s actually one of the reasons why we were able to do a lot of Dark Angel stuff. I started writing immediately and I know Jim had a couple of songs which he’s worked on for a little bit and sounded totally Dark Angel. Then I heard them and I was like «Goddammit! These are great!». And my new stuff is killer too. So then, scheduling started occurring.

At the beginning we were thinking that we would get this Dark Angel new record written so fast, but a little bit into it I had a few personal things that occurred and had to take my scope of concentration and my free time. Of course I am gonna be recording albums, doing this, doing that and touring with all these bands, but there is a lot of personal stuff around my family that happened and need care. My dad passed away and thinks got complicated after his passing, so that took a lot of my concentration in a way.

And my schedule back with Jim Durcan from Dark Angel is not easy, because after he left Dark Angel at the end of the eighties he developed an amazing career for himself aside of the music industry, so that has taken up a lot of his available time. And I am on tour a lot, you know, and Jim and I work best together when we are just face to face, we both got guitars and we jam some riffs. Then I’d jump right into the electronic drum kit that I got, drop down some drums on it and track some stuff up. We got to get together right before this tour started and I think we are gonna get together right after this tour to keep on writing.

We are just trying to write the most intense, energetic and kick ass Dark Angel material ever, but neither of us are going to rush it. And people are gonna be like, «dude, it’s been five years, you are not rushing anything». And I get that and I appreciate your patience, but that doesn’t mean that I am gonna sit with Jim for a week and come up with a whole new bunch of songs ready to go. No. We gotta quality control ourselves and we are not gonna release something just for the sake of doing it.

Again I appreciate everybody’s patience and I know we’ve been talking about this album for a long time, but it’s gonna come when the time is right. We are trying to make that time be right sooner than later and we are working towards the goal of getting one record out. Who knows what the future is after that but we at least are concentrating on the writing portion. And that’s why we do some shows but we are not flat out there touring on thirty year old albums. We wanna put a new album out so we have the option to tour, go out and hit the road. So there you go: it’s coming and we are working on it.

Perfect! Wow, that was a long interview and I loved it all.

Excellent! Me too.

(laughs) So thank you very much for your time, your passion and your detail. I wish you the very best tonight and the rest of the shows in the tour. I will see you in Barcelona next week

Thank you very much, Albert. I appreciate that, brother. Bye, bye!

Bye, bye!

Avatar
Sobre Albert Vila 793 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.